eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > afr > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1 al 20 
AsuntoAutor
Boletín - Novedade CAI - Ce
Revista Al Filo de Alberto
Boletín - Podcast, CAI - Ce
Boletín - Solicitu CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - ÚLTIMOS CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Revista Al Filo de CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - ¡Feliz N CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Calendario 2007 pa CAI - Ce
Especial - Los Mis CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Revista Al Filo de CAI - Ce
Boletín - Campaña CAI - Ce
Boletín - Campaña CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - Campaña CAI - Ce
Boletín - Platafor CAI - Ce
 << -- ---- | 20 sig. >>
 
Al Filo de la Realidad

Mostrando mensaje 2     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AFR] Revista Al Filo de la Realidad Nº 159
Fecha:Domingo, 19 de Noviembre, 2006  13:25:39 (-0300)
Autor:Alberto Marzo \)pod\( <afreditor @.....com>

 
 
___________________________________________________________________________
OCULTISMO                                         OVNIs                                      PARAPSICOLOGÍA
 
Año 7                            Domingo 19 de noviembre de 2006                        N° 159            
AL FILO DE LA REALIDAD
"Disiento con lo que dices, estoy en total desacuerdo con ello,
pero defendería con mi vida tu derecho a decirlo". Voltaire.
 
((( Fundada el 10-5-2000 )))
                                                                                                                      
                                                                                                                      
 
* Desde Paraná (Entre Ríos, Argentina)
para 7301 suscriptores (auditado por eGrupos)
en todo el mundo *
 
 
 
En este número de AFR:
 
— FENÓMENOS PARANORMALES: ¿QUÉ LOS CAUSA?
     por Moisés Garrido
 
— PERÚ: EL INCIDENTE CHULUCANAS
     por Dr. Anthony Choy
 
— ¡BONGIOVANNI... DALE NOMÁS, DALE QUE VA, QUE ALLÁ EN EL HORNO SE VAMO’ ENCONTRÁ!
     por Gustavo Fernández
 

 
Nota del Editor:
 
A partir de este número, esta lista de correo ya no estará más hospedada en eListas, sino en eGrupos, por lo que muchos enlaces en números anteriores quedarán inactivos.
 
Los diferentes materiales que antes alojábamos en eListas estarán alojados en eGrupos lo antes posible.
 
Los mensajes anteriores a este número de AFR no estarán disponibles en la web ni tampoco por email automatizado, pero pueden solicitarlos por email cuando necesiten leer artículos anteriores, usando el enlace que siempre está arriba a la derecha, donde dice "Técnica", o al final de la revista en "Formas de Contacto". No atenderemos pedidos del tipo "envíenme todo".
 
Estamos preparando un nuevo sitio web donde iremos subiendo los 158 números anteriores. Este número 159 y sucesivos quedarán en el archivo automáticamente, como ha sido siempre.
 
También me permito sugerirles que se registren en eGrupos visitando http://www.egrupos.net/signUp.html para así no sólo poder gestionar sus suscripciones, etc., sino también aprovechar mejor las nuevas posibilidades que ofrece eGrupos, y de las cuales nos vamos a ocupar más adelante.
 
Por último, pueden ayudarnos a difundir nuestro podcast (enviando el aviso de más abajo a sus contactos o listas de debate donde participen) y también ayudar a divulgar el podcasting en general, agregando al remitente de su correo electrónico estos 5 caracteres: )pod( . He modificado el remitente de este boletín para que tengan un ejemplo. Así estarán diciendo a sus contactos que ustedes también escuchan podcasts. :-)
 
¡Saludos y Gracias!
Alberto Marzo
Editor de AFR
 

 
 
Al Filo de la Realidad
ahora también tiene un
PODCAST
(AUDIO)
para escuchar on-line
o descargar en formato mp3.
 
Suscríbase ya:
 
Visítenos:
 
 

 
AL FILO DE LA REALIDAD ES UNA REVISTA QUINCENAL DE DISTRIBUCIÓN GRATUITA POR EMAIL QUE INCLUYE LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO. TAMBIÉN ES UN PODCAST SEMANAL EN EL EARTH MUSIC NETWORK.
 
Suscripción     (ALTA): http://www.eGrupos.net/grupo/afr/alta
¿Cambio de dirección? Efectúe la Suscripción con la nueva dirección y luego la Desuscripción con la antigua.
Importante: Agregue "afreditor@gmail.com" a su libreta de direcciones o lista blanca, así no tendrá problemas para recibir futuros envíos.
 

 
 
FENÓMENOS PARANORMALES:
¿QUÉ LOS CAUSA?
 
 
 
 
    Mucho se viene especulando desde mediados del siglo XIX acerca de la fuerza que originan los fenómenos paranormales. Desentrañar su naturaleza ha sido el objetivo de los primeros metapsiquistas, pero también sigue siéndolo de los modernos parapsicólogos. Y aún el debate sigue abierto, a pesar de que hay un consenso casi general para aceptar que la mente inconsciente es el epicentro de estos hechos. Siendo así ¿habría alguna zona cerebral implicada? ¿Qué tipo de energía psíquica es la que se libera? ¿Podemos conectar mentalmente con otras realidades?...
 
Un misterioso fluido
 
    Las teorías mesmerianas sobre el ‘fluido magnético’ —una especie de radiación fisiológica humana— ejercieron una gran influencia en algunos científicos del siglo XIX a la hora de identificar la energía potenciada por los médiums para producir diversos fenómenos como los que pronto se harían frecuentes en los velatorios espiritistas de la época, tras popularizarse la conocida historia que protagonizaron las hermanas Fox en Hydesville (Nueva York), en 1847.
 
    El químico Reichenbach escribiría varios tratados refiriéndose a una fuerza natural presente en la materia que bautizó en 1852 con el nombre de ‘od’. Esa ‘fuerza ódica’ podía llegar a ser vista por los sensitivos, quienes aseguraban que de la punta de sus dedos —tras sentir una especie de picazón— irradiaban extraños efluvios que se propagaban por el aire. El doctor Baréty continuó en 1880 con las investigaciones iniciadas por Reichenbach, asegurando que dicha ‘fuerza néurica’ —como él prefirió llamarla— brotaba, no sólo de los dedos, sino también de los ojos y de la boca. El coronel francés Albert de Rochas también se interesó por este extraño fluido y en 1891 publicó un libro titulado ‘Les fluides des magnétiseurs’ donde se hacía eco de los experimentos realizados al respecto con sujetos hipnotizados, aunque fue incapaz de pronunciarse sobre su naturaleza.
 
    Más precisos fueron quizás los experimentos magnéticos llevados a cabo por el físico Karl F. Zöllner y el anatomista y psicólogo Ernst H. Weber con el médium norteamericano Henry Slade. En su célebre ‘Tratado de Parapsicología’, René Sudre nos cuenta lo siguiente:
“En una experiencia hecha con dos brújulas, una grande y una chica, encerradas en globos de vidrio, Zöllner y Weber sostuvieron sobre la mesa las manos abiertas de Slade, a treinta centímetros de las brújulas. Las agujas oscilaron, la más chica con gran rapidez, y luego comenzaron a girar, la segunda con más lentitud y como si estuviera influida por un movimiento de la mesa. Una aguja de tejer, desprovista de magnetismo, se volvió magnética cuando Slade (siempre con las manos sostenidas por los experimentadores) la mantuvo unos instantes sobre una tablilla debajo de la mesa. Se creó un fuerte polo sur, sin polo norte en el otro extremo”.
 
    Al alcanzarse los primeros años del siglo XX, diversas investigaciones realizadas con médiums como Eusapia Palladino y Stanislawa Tomczyk sirvieron para descubrir también los supuestos efectos eléctricos del ‘fluido vital’. Destacables en este sentido fueron los experimentos efectuados por el profesor polaco Julián Ochorowicz, empleando para ello galvanómetros. Ante él, Stanislawa era capaz de cerrar una corriente galvánica entre dos electrodos situados a varios milímetros de distancia o desviar la aguja de un galvanómetro hasta cincuenta grados. Por su parte, Eusapia descargaba un electroscopio cargado con una placa de ebonita con sólo acercar sus dedos a escasos centímetros. Esa radiación podía incluso atravesar pantallas metálicas con una fuerza de penetración superior que la de los rayos X, como comprobó el ruso Yurievitch. Al actuar en forma rígida, las radiaciones emitidas por el efluvio fueron bautizadas por Ochorowicz con el nombre de ‘rayos rígidos’. René Blondier, profesor en la Universidad de Nancy, sugería que eran producidos por el sistema nervioso humano, al igual que el Dr. Chevillard quien afirmó que “los fenómenos llamados espiritistas no son más que manifestaciones inconscientes de acción magneto-dinámica del fluido nervioso”. El psiquiatra italiano Ferdinando Cazzamalli, por su parte, encontró cierta analogía entre dicho fluido y las ondas electromagnéticas atenuadas de longitud variada.
 
    En su imprescindible obra ‘Los Fenómenos de la Mediumnidad, el médico alemán Albert von Schrenck-Notzing, uno de los metapsiquistas más destacados de la época, decía sobre estos efluvios que “son de naturaleza física, rectilíneos (...) Son hilos más o menos elásticos, rígidos, casi siempre invisibles, que pueden no sólo poner en movimiento, sino también elevar en el aire objetos colocados en el campo mediumnímico (...) Su acción varía y depende de la influencia ejercida por la ideoplastia inconsciente...”.
 
    Asimismo, se realizaron experimentos para detectar los efectos mecánicos del ‘fluido humano’. Se inventaron aparatos para tales pruebas como el magnetómetro, el estenómetro o el biómetro. Los resultados parecían confirmar la existencia de un fluido que podía ser exteriorizado por el médium. En ocasiones, el fluido impresionaba placas fotográficas sensibles, y en otras, se condensaba para producir fenómenos de materialización, como el ectoplasma, una sustancia viscosa de contornos indefinidos que se moldea hasta adquirir a veces rasgos humanos, para luego ser reabsorbida de nuevo por el médium. El físico y premio Nobel Sir William Crookes, que ya desde 1870 venía investigando a fondo y rigurosamente las manifestaciones mediúmnicas (ectoplasmia, raps, fotogénesis, telecinesia, levitación, etc.), sometiendo a numerosas pruebas a médiums como Florence Cook y Daniel D. Home, comenzó a hablar de ‘fuerza psíquica’. “Desde el comienzo de mis investigaciones comprobé que el poder que producía esos fenómenos no era una simple fuerza ciega, sino que había una inteligencia que la dirigía o por lo menos que la acompañaba. Es a esa fuerza a la que he dado el nombre de psíquica”, postuló Crookes.
 
    El ya aludido Schrenck-Notzing se oponía a la entonces tan en boga hipótesis espiritista, al aclarar que todos estos hechos dependen en el último análisis de los fenómenos psíquicos que se desarrollan en el subconsciente del médium. “El misterio de la fenomenología psicodinámica de que son capaces estos sujetos no reside en la naturaleza de seres extracorporales hipostasiados —concluye el médico alemán— sino más bien, en una transformación desconocida hasta hoy de las fuerzas biopsíquicas del organismo del médium”.
 
 
Definiendo términos
 
    La Metapsíquica —madre de la moderna Parapsicología— siguió acumulando evidencias a favor de la existencia de fenómenos que contradicen las leyes físicas conocidas hasta el momento. Fenómenos que siempre se producen en presencia de una o varias personas. La auténtica precursora de la investigación metapsíquica fue la Sociedad de Investigaciones Psíquicas de Londres, creada en 1882. Uno de sus fundadores, el filósofo Frederic W. H. Myers ideó el término ‘telergia’ (tele=lejos; ergon=acción), para designar la energía mediúmnica e inconsciente causante de tales fenómenos. Este nuevo vocablo fue aceptado por la mayoría de investigadores que estaban en desacuerdo con la creencia de que estas manifestaciones podían ser causadas por la acción de entes desencarnados.
 
    Asimismo, se habló de ‘bio-electricidad’ para definir de alguna forma la peculiar naturaleza de la telergia, al depender ésta de la voluntad del dotado y al ser sus efectos semejantes a los de la electricidad estática. En su libro ‘Las Fuerzas Físicas de la Mente, el veterano parapsicólogo Oscar González Quevedo nos presenta una interesante pista a modo de pregunta sobre esa cualidad bioeléctrica de la telergia: “¿En este sentido de analogía con la electricidad, se comprendería mejor el olor a ozono frecuentemente percibido durante los fenómenos, y por qué los fenómenos son más fáciles (o menos difíciles) en una temperatura entre 20 y 25 grados centígrados y con aire seco? ¿Todo análogo a las condiciones que favorecen los fenómenos electrostáticos?”...
 
    Los parapsicólogos soviéticos aceptaron de muy buen grado la teoría electromagnética para explicar fenómenos como la telepatía (conocida por ellos con el nombre de ‘bio-información’). El neurólogo W. Bechterew estaba convencido de que la información de un cerebro podía ser transmitida a otro cerebro mediante ondas similares a las radioeléctricas. Uno de sus discípulos, el doctor Leonid C. Vasiliev, catedrático de Fisiología en la Universidad de Leningrado —quien se convertiría en uno de los principales investigadores de lo paranormal en la antigua U.R.S.S.— estudió a fondo las capacidades parapsicológicas de la célebre Nina Kulagina. Él estaba convencido de que sus sorprendentes facultades psi se debían a una desconocida energía física emitida por el cerebro.
 
    De hecho, algunos científicos soviéticos aseguraron en los años setenta haber captado fotográficamente dicha bioenergía mediante la llamada Cámara Kirlian —un generador que utiliza corrientes eléctricas de alta frecuencia— inventada por el matrimonio Semyon y Valentina Kirlian. En su libro ‘Las Probabilidades de lo Imposible’, la doctora Thelma Moss, especialista en fotografía kirlian, afirmaba: “Como resultados de estos estudios preliminares, creemos que estamos obteniendo pruebas palpables de que existe un flujo de energía, de una interacción entre los seres humanos y aquello que les rodea”. De todas formas, la fotografía Kirlian no goza actualmente de demasiada credibilidad, al ponerse en duda que lo registrado sea realmente una radiación o campo de fuerza desconocido emitido por el ser humano.
 
    Aunque sigue siendo defendida por los parapsicólogos más tradicionales, la idea de una poderosa energía psicobiofísica exteriorizada por la mente humana encuentra cada vez más adversarios. El prestigioso psiquiatra y parapsicólogo Ramón de Aguilar afirma que dicha hipótesis da lugar a confusiones conceptuales inadmisibles, como pensar que existe en el inconsciente un ‘estanco’ o depósito especial cargado de dicha energía: “Rechazamos la existencia de una energía ‘estancada’; afirmar tal cosa es un disparate mayúsculo. ¿Cómo puede darse a un estado de conciencia la capacidad de almacenar algo? La conciencia es un estado, no un lugar”, asegura el citado especialista.
 
 
El extraño factor ‘psi’
 
    No obstante, la hipótesis energética para explicar la fenomenología paranormal ya se vio eclipsada en la década de los treinta del pasado siglo, cuando irrumpió en escena el biólogo norteamericano Joseph B. Rhine, considerado tiempo después el padre de la Parapsicología moderna. En 1934 aparecía publicada su célebre monografía ‘Extra Sensory Perception’, en la que detallaba los experimentos cuantitativos y estadísticos realizados por él y su esposa Louise E. Rhine en la Universidad de Duke (Carolina del Norte) con estudiantes que aparentemente no tenían ninguna facultad mediúmnica. Sus fructíferas investigaciones sobre la ESP (Percepción Extrasensorial) y la PK (Psicokinesis) atrajeron a numerosos científicos de diversas disciplinas hacia el campo de la incipiente Parapsicología, lográndose que finalmente ésta se abriera un hueco en el mundo académico al ser aceptada en 1969 por la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias.
 
    Rhine propuso el término ‘psi’ —vigesimotercera letra del alfabeto griego— para designar la fuerza o fuerzas psíquicas que intervienen a la hora de producirse una actividad paranormal. La función ‘psi’ no es compatible con la idea de una transferencia energética, al ser ‘psi’ de naturaleza extrafísica, puesto que aunque demuestra que existe interacción entre una mente subjetiva y un mundo objetivo, “son contactos que tienen lugar sin ningún intermediario físico conocido que sirva de estímulo o instrumento. Son también operaciones que se producen sin ninguna forma conocida de relación con el tiempo, el espacio y la masa”, observa Rhine. Y así es. La señal telepática, por ejemplo, puede transmitirse a cientos o miles de kilómetros y su efecto no disminuye en función de la distancia, como ocurriría tratándose de ondas radioeléctricas por ejemplo (tengamos muy en cuenta, por otra parte, que el campo electromagnético existente en las periferias del cerebro, generado por sus propios procesos eléctricos, es debilísimo para explicar las enormes distancias en las que a veces opera la ESP; por eso, Hans Berger, inventor de la electroencefalografía, consideró que es imposible explicar la telepatía en base a las ondas EEG). La telepatía experimental también ha funcionado colocando a uno de los sujetos dentro de una cabina construida con planchas de plomo, para impedir el paso de las ondas electromagnéticas. La precognición —uno de los fenómenos psi más desafiantes de la Parapsicología— mucho menos puede explicarse con la hipótesis energética, ya que al proyectarse hacia el futuro se traspasa la barrera del tiempo. En cuanto a las facultades psicokinéticas, se ha comprobado que no resultan tampoco anuladas por obstáculos materiales o cámaras aislantes de todo tipo de ondas físicas (como la Jaula de Faraday), por tanto, la PK no parece que responda de ninguna manera a las leyes de la mecánica. “La extraña capacidad de la percepción extrasensorial y de la psicokinesis para trascender los límites ordinarios del tiempo y del espacio crea problemas a quienes defienden modelos explicatorios basados en la energía”, advierte el parapsicólogo Stanley Krippner.
 
    Así pues, y a tenor de las pruebas acumuladas, el factor psi parece estar limitado única y exclusivamente por aspectos de tipo psicológico. “Los factores psicológicos sí que influyen poderosamente sobre la manifestación de ESP, así como el ánimo del sujeto, su actitud hacia el experimento y las condiciones experimentales”, señala el parapsicólogo checo Milan Rýzl. En este sentido, podemos destacar respecto a los experimentos psi realizados en laboratorio que los resultados pueden verse influenciados si el sujeto en estudio es creyente o, por el contrario, escéptico en la existencia de las facultades ESP. La doctora Gertrude Schmeidler descubrió que aquellos estudiantes que creían en la ESP obtenían resultados muchos mejores que aquellos que la negaban. Éstos, incluso solían obtener puntuaciones por debajo del azar (algo que se llamó ‘efecto de fallo psi’). Además, y como sostiene el parapsicólogo Hans Bender, en experiencias telepáticas, la relación afectiva entre ‘emisor’ y ‘receptor’ es muy importante, y en todas las formas psi lo es la relación con el experimentador. También han obtenido mejores resultados en los experimentos psi aquellas personas que son extrovertidas, vitales y de fuerte resonancia afectiva.
 
    Por otra parte, se ha comprobado que determinados ‘estados modificados de conciencia’ propician la manifestación de las facultades psi. Cuando disminuye el grado de conciencia hasta alcanzarse el llamado ‘nivel alfa’ (entre 8 y 14 Hz) —como ocurre bajo hipnosis, estando relajado, practicando meditación o durante el placentero estado de duermevela— se logran resultados muy significativos en las pruebas ESP y PK. Asimismo, en momentos de gran tensión emocional, en situaciones trágicas o en el umbral de la muerte suelen tener lugar fenómenos de naturaleza extrasensorial.
 
 
‘Psi’ y cerebro
 
    La función psi hemos de entenderla entonces como una singular facultad mental latente en el ser humano y que no está basada en principios físicos conocidos, debido precisamente a su propia naturaleza extrasensorial. Mediante esta facultad inconsciente, es posible extraer información del mundo exterior sin emplear los órganos sensoriales o ejercer una acción sobre la materia sin intermediario físico alguno. Por ahora no se ha detectado un órgano implicado en la función psi, sin embargo el Dr. Rhine llegó a considerar que “en alguna parte del organismo debe haber incluso lo que en cierto sentido podría llamarse una localización, un lugar más identificado con psi que cualquier otro. Eso no quiere decir que tenga que existir un órgano receptor específico o una zona determinada del cerebro; en realidad, localización puede significar algo así como centro de recepción o punto de convergencia, no necesariamente una estructura anatómica completa o un conjunto de tejidos especializados, Sea que existe un puerto de entrada localizable o que resulte imposible hallar alguno, el conocimiento de ese hecho ha de revestir la mayor importancia”.
 
    Por su parte, el neuropsiquiatra español Ricardo Puncernau, autor de la rigurosa obra ‘Parapsicología Científica’, afirma que “por los estudios y observaciones e incluso experimentaciones, realizados hasta hoy, parece probable que estos fenómenos se producen de preferencia en el subconsciente, cuyo substrato orgánico o neurólogico sería el cerebro profundo o cerebro interno. De todas formas no hemos de perder de vista que el encéfalo o más ampliamente el sistema nervioso trabaja como un todo, por lo que no descartamos la importancia y la influencia del cerebro superior, y de su interacción con el resto del cerebro”.
 
    Destacables son, en este sentido, los estudios realizados por el grupo de investigación catalán ‘Hipergea’, integrado por médicos, científicos y parapsicólogos. En 1984, sacaron a la luz un informe en el cual afirmaban que: “Creemos que el oxígeno de las neuronas talámicas es el factor desencadenante del fenómeno psíquico-paranormal. En estado de concentración estas células motivan una reacción bioquímica, por medio de una descarga eléctrica en base a una mayor proporción de Na y K, transformando el oxígeno en Ozono (...) Las neuronas talámicas en cierto momento de concentración mental del individuo, ocasionan esta transformación bioquímica, enviando a través de sus axones y las dendritas más gruesas y ramificadas, la carga energético-paranormal”.
 
    Pero aún no hay nada confirmado. Poco sabemos todavía sobre la naturaleza y finalidad de la función psi, pese a existir miles de casos espontáneos de ESP en todo el mundo y haberse probado su existencia en numerosos experimentos de laboratorio. Y hasta que no conozcamos completamente sus bases neurológicas y biológicas, y sepamos si se trata de una facultad emergente que se desarrolla de forma gradual o más bien de una forma arcaica de comunicación, resultará difícil formular una hipótesis global de psi.
 
 
La conexión cuántica
 
    “Cuando llegamos al nivel atómico, el mundo objetivo del tiempo y el espacio ya no existe, y los símbolos matemáticos de la física teórica sólo se refieren a probabilidades, no a hechos”, aseguraba Werner Heisenberg, uno de los padres de la Física Cuántica. ¿Podría ser psi una interacción entre procesos mentales y procesos cuánticos externos? Así lo cree el físico Evan Harris Walker, llegando a desarrollar incluso una estructurada ‘Teoría Cuántica de Psi’. Pero ya los parapsicólogos de vanguardia venían observando desde hacía tiempo determinados modelos enunciados por la Física Cuántica —cuyo objeto de estudio es el mundo de las partículas subatómicas— que no sólo avalarían, de alguna manera, la existencia de ciertos fenómenos psi, sino que incluso arrojarían algo de luz sobre su paradójica naturaleza. Por eso, en 1974, la ‘Parapsychological Foundation’ de Nueva York celebró en Ginebra (Suiza) un congreso bajo el título ‘Física Cuántica y Parapsicología’ en el que participaron físicos de renombre. “La colaboración incipiente entre parapsicólogos y físicos es el indicio de una fase nueva interdisciplinaria de la investigación parapsicológica”, anunciaba por entonces el prestigioso parapsicólogo Hans Bender.
 
    En principio, la función psi desafía las leyes mecanicistas planteadas por la física clásica. Pero no lo hace con las leyes indeterministas de la teoría cuántica, que no se rigen por la causalidad sino por la probabilidad, y que rompen con la imagen que teníamos hasta ahora del tiempo, el espacio y la masa. “Si se permite a la física cuántica violar las ‘leyes de la naturaleza’ tal como fueron concebidas por los físicos clásicos, la ESP puede reclamar también el mismo derecho”, escribe Arthur Koestler en ‘Las Raices del Azar’.
 
    No es de extrañar, pues, que fenómenos como la telepatía, la precognición y la psicokinesis hayan llamado la atención de algunos físicos teóricos como Brian Josephson, Jack Sarffati, Michael Talbot o Fritjof Capra, que han llegado incluso a aventurarse en la investigación parapsicológica, ante la perplejidad de sus colegas más conservadores. El mundo microscópico que nos revela la Mecánica Cuántica es tan imprevisible, perturbador y borroso como el mundo de los fenómenos paranormales. Los dos mundos se burlan de nuestro sentido común. Y curiosamente, en ambos, la conciencia parece jugar un papel fundamental. Los físicos teóricos han buscado sin éxito determinadas ‘variables ocultas’ que sirvan para describir el sistema cuántico y resolver el problema de la medición. Algunos de ellos, como Eugene Wigner, han pensado que quizás haya que buscarlas en la propia conciencia humana: “Los físicos descubrimos que es imposible dar una definición satisfactoria de los fenómenos atómicos sin hacer referencia a la conciencia”. Si el principio cuántico implica a la mente de una manera esencial, encontramos nuevamente en ello un nexo con lo paranormal... “Al fin y al cabo, un conjunto de ideas que otorgue un papel importante al observador que realiza las mediciones y un posible papel a la conciencia de dicho observador parece abrir las puertas a los fenómenos psíquicos”, apuntan los psicólogos Hans J. Eysenck y Carl Sargent.
 
    Es más, los axiomas esenciales de la mecánica cuántica, según el físico Costa de Beauregard, exigen que se produzcan fenómenos psíquicos... El ‘Principio de Incertidumbre’ de Heisenberg, por ejemplo, determina que cuando observamos el mundo subatómico ya estamos alterándolo, por el mero hecho de su observación. El observador se convierte así en participante. En base a este postulado, ¿resulta descabellada la acción de la mente sobre la materia estudiada por la Parapsicología?... En absoluto. Es más, los numerosos experimentos psicokinéticos llevados a cabo por el físico alemán Helmut Schmidt, empleando ‘Generadores de Sucesos Aleatorios’ (basados en la desintegración radioactiva del estroncio-90), han permitido detectar esta aparente vinculación entre lo psi y lo cuántico. “La idea de que la PK actúa solamente sobre procesos aleatorios parece intelectualmente atractiva y coherente con los experimentos que estamos realizando. Quizás apunta a una profunda relación entre la PK y la teoría cuántica”, sostiene Schmidt.
 
    Otro modelo teórico perteneciente a la Mecánica Cuántica, y que ya ha sido confirmado experimentalmente, es la ‘Paradoja E.P.R.’ (iniciales de Einstein, Podolsky y Rose), según la cual, dos partículas elementales que han estado alguna vez correlacionadas formando un único sistema, aunque sean separadas una de otra miles de kilómetros mantendrán una conexión no causal y seguirán transfiriéndose información de forma instantánea. ¿Esta misteriosa comunicación a distancia no recuerda en cierta manera la transmisión telepática?... De hecho, la idea de que existan partículas de energía psíquica, semejantes a los neutrinos, actuando como portadoras de la señal telepática, no resulta disparatada para ciertos científicos. El astrónomo V. A. Firsoff las llegó a bautizar con el nombre de ‘mindones’, mientras que el matemático Adrian Dobbs, prefirió denominarlas ‘psitrones’. Estas hipotéticas partículas trasladarían la información psi de una mente a otra, e incluso por sus velocidades hiperlumínicas, podrían traspasar las barreras del tiempo, explicando así fenómenos como la precognición.
 
    Como vemos, es tal la conexión entre el mundo cuántico y las facultades psi que, en algunos círculos especializados, ya se ha comenzado a hablar de ‘Parapsicología Cuántica’. Pero es posible que la respuesta final a los fenómenos psi se encuentre más allá del universo del quantum...
 
 
Mente holográfica
 
    ¿Y si hemos de buscar el origen de los fenómenos psi en una realidad transpsíquica, como sugería Carl G. Jung?. Podría tratarse teóricamente de un dominio extraespacial y extratemporal en el que tienen lugar acontecimientos anómalos, o dicho de otro modo, donde residiría la información paranormal. Nuestra mente, a modo de sintonizador, establecería conexión con ese ‘campo psi’, que estaría más allá del marco de referencia causal de nuestra realidad material. De hecho, muchos físicos teóricos sugieren que en el nivel subatómico la realidad posee una dimensión adicional. Un nivel más profundo de la realidad en el que todo está interconectado, y que el profesor de Física Teórica David Bohm llamó ‘Orden Implicado’. Según este novedoso enfoque teórico, ya no podemos entender el universo como una máquina, sino como un gigantesco holograma multidimensional, donde pasado, presente y futuro existen simultáneamente. Es más, el físico Michael Talbot señala que “según Bohm ve la cuestión, si cada partícula de la materia se interconecta con todas las demás, el cerebro mismo puede ser visto como infinitamente interconectado con el resto del universo”. Puede incluso que la conciencia esté también estructurada de forma holográfica, como afirma el destacado neurofisiólogo Karl Pribam.
 
    Este ‘paradigma holográfico’ —según el cual el cerebro es un holograma que interpreta un universo holográfico— nos podría aclarar muchas dudas sobre la naturaleza de los fenómenos psi. “Si existe lo paranormal —dice el propio Bohm— sólo puede entenderse mediante su referencia al orden implicado, puesto que en ese orden todo está en contacto con todo lo demás y, en consecuencia, no hay ninguna razón intrínseca para que lo paranormal sea imposible”. El filósofo Sam Keen, otro explorador de la conciencia holográfica, aclara por su parte que “lo que llamamos ESP y experiencia paranormal cabe que no sean más que nuestra inmersión en las dimensiones atemporales que constituyen la estructura holográfica de nuestras mentes”. En un universo en el que todo está íntimamente interconectado, ya no hace falta que la información viaje de un punto a otro. La información sería, por tanto, la sustancia última de la realidad, de acuerdo al ‘modelo holográfico’. Entenderíamos así fenómenos como la telepatía, la clarividencia o la psicokinesis. Serían sucesos que, al trascender el tiempo y el espacio, no son transmitidos, sino que son simultáneos y están en cualquier parte. “Nada necesita ir de aquí para allí porque en esa esfera no existe ningún allí”, dice el hológrafo Eugene Dolgoff para referirse a la función psi.
 
    Los físicos Harold Puthoff y Russell Targ, del Stanford Research Institute (SRI), investigaron durante la década de los setenta a psíquicos que experimentaban con la llamada ‘visión remota’. Al no depender este fenómeno de ningún factor energético conocido, concluyeron que debía de guardar relación con el nivel de interconexión cuántica. Los experimentos ESP realizados por los parapsicólogos Stanley Krippner y Charles Tart, también encuentran en el ‘modelo holográfico’ su explicación más plausible.
 
    Pero no sólo desde la Física se habla de otros niveles subyacentes de la realidad que están más allá del espacio y del tiempo. Desde la Biología, Rupert Sheldrake —entusiasta del paradigma holístico— nos habla de los ‘campos morfogenéticos’ (campos-M), que serían regiones no materiales de influencia que actúan a través del tiempo y el espacio, y que, mediante un proceso que él llama ‘resonancia mórfica’, moldean la forma, el desarrollo y el comportamiento de los organismos. Según esta sugerente teoría —ya experimentalmente demostrable— la memoria no se ubicaría en el cerebro, sino que es inherente a la naturaleza. Todo parece apuntar a que los sistemas naturales heredan una memoria colectiva de todas las cosas anteriores de su misma clase, sin importar lo lejos que puedan estar ni el tiempo transcurrido desde que existieron. Para este notable bioquímico de Cambridge, los fenómenos psi tienen plena cabida en su modelo teórico: “Son muchas las pruebas anecdóticas de la existencia de la telepatía, son muchas las personas que dicen haberla experimentado, y ha sido detectada en muchos experimentos parapsicólogicos. Estas pruebas son muy discutidas, principalmente porque desde el punto de vista científico convencional, la telepatía, como los otros presuntos fenómenos parapsicológicos, es teóricamente imposible. En cambio, en el contexto de la resonancia mórfica, es teóricamente posible”.
 
    A la Parapsicología todavía le queda mucho camino por recorrer para hallar la verdadera naturaleza de los fenómenos psi. Sin embargo, el objetivo no parece estar demasiado lejano, gracias al apoyo multidisciplinar que está recibiendo en las últimas décadas, sobre todo desde el campo de la Física moderna, que con sus innovadores y excitantes postulados, cobra sentido la existencia de hechos que hasta hace bien poco parecían transgredir las leyes de la naturaleza. Como aseguraba el físico Michael Talbot, “siempre habrá en ciencia nuevas perspectivas que descubrir”. Los fenómenos paranormales, sin lugar a dudas, son una de ellas...
 

 
 

 
 
Primer encuentro en el Perú de un equipo de televisión norteamericano con Inteligencias Superiores No Humanas
 
PERÚ: EL INCIDENTE CHULUCANAS
 
 
 
 
 
 
    A mediados del 2.004, Rodolfo Cárdenas, productor general del Canal Univisión de Denver, Colorado, Estados Unidos de Norteamérica, se comunicó conmigo a Lima. “Dr. Choy, estamos haciendo un especial sobre el Fenómeno Ovni y nos hemos enterado acerca de sus investigaciones”, afirmó dicho ejecutivo de televisión. Aunque estadounidense de fundación, la Cadena Univisión es junto con su competencia, Telemundo, la más importante organización televisiva de habla hispana en el país del norte. De hecho sus transmisiones, que se ven de costa a costa, están cobrando creciente importancia, debido a la cada vez más gravitante presencia de la comunidad latinoamericana, tanto demográfica como políticamente, en Norteamérica. Habría que recordar que la comunidad latina ya desplazó a la  afro-americana como primera minoría, que la inmigración crece imparable de manera geométrica y que las últimas elecciones presidenciales se decidieron en La Florida, estado mayoritariamente hispanoparlante. “Sí, como no”, respondí curioso, “¿qué es lo que quieren saber?” . “Deseamos conocer sus investigaciones sobre el fenómeno Ovni en el Perú, para lo cual nos hemos puesto en contacto con una corresponsal de nosotros en Lima, para que coordine con Ud. la nota”. Así empezaba esta historia que me llevaría hacia un inolvidable encuentro con lo desconocido.
 
 
“No voy a arriesgar mi reputación”
 
    Al poco tiempo, Cárdenas me llama: “Hay problemas. La Corresponsal en el Perú, acaba de llamarnos, diciendo que no puede hacerse cargo de esta comisión, pues ella está especializada en asuntos más importantes sobre la realidad peruana y bueno, ella dice que no puede caer en el ridículo, al asumir temas tan poco serios, que podrían incluso poner en riesgo su reputación en el medio periodístico”. A pesar de este revés, Univisión seguía interesada. Así, me comunicaron que habían decidido enviar un equipo periodístico desde Denver, para hacerse cargo del tema.
 
    En un primer momento, me dijeron que sólo vendrían a Lima a entrevistarme. Les dije que todo estaba muy bien, pero que pensaba que mucho más importante sería que viajaran conmigo a Chulucanas, y más en concreto, a las inmediaciones del Cerro Pilán, al que de acuerdo a mis investigaciones había llegado a llamar “el epicentro de todos los misterios”, pues ese es el lugar, que desde el 2001, se había convertido en uno de los lugares de mayor cantidad de avistamientos ovni a nivel mundial. Secamente, me dijeron que ellos no tendrían ningún problema en viajar allá, pero que tenía que asegurarles dos cosas. “Sí”, les dije, “¿cuáles?”. "La primera, que vamos a enviar junto con los periodistas, un equipo completo con sofisticadas cámaras de televisión, especialmente acondicionadas, para grabar objetos a distancia y con poca o ninguna luz, valuado en $ 60,000”. Cárdenas agregó, con esa voz firme de noticiero matutino “¿nos asegura Dr. Choy, que nada le va a pasar al equipo?”. Entonces pensé, Chulucanas es una ciudad pequeña, ubicada a más de 1.800 Km al norte de Lima, en el departamento de Piura, que en realidad es bastante tranquila, como la mayoría de las ciudades norteñas, pero nosotros estaríamos internados en aislados caseríos, en donde pernoctaríamos varias noches. Y uno nunca sabe, si en cualquier suburbio de Lima, la gente roba y hasta mata por diez soles, pensé que quizás lo único que podría garantizar nuestra seguridad era mantener un estricto anonimato. Así estaríamos más o menos inmunizados de ladrones, policías corruptos y oportunistas autoridades. “Sí”, les respondí, “viajen, no hay problema”.
 
     “¿Cuál es su segundo requisito? , les dije. “Bueno”, me respondió don Rodolfo Cárdenas con su entrenada bonhomía. “Que la periodista que vamos a enviar es mujer... y está embarazada”. Ahí sí me preocupé. Chulucanas es una ciudad pequeña, tiene hasta hospital propio, pero nosotros no iríamos allí, sino a olvidados villorios, a más de 40 minutos de distancia, a los cuales sólo se accede a través de destartalados mototaxis, que transitan polvorientos caminos, con poblaciones que no tienen electricidad y beben agua de pozos. Dicho sea de paso, gente que viene sufriendo una terrible sequía de más de 4 años y donde la pobreza es tan endémica como la amabilidad y dulzura de sus habitantes. Si en medio de la profunda oscuridad de las chacras, a la periodista se le ocurría adelantar su parto... bueno, ahí sí, sólo habría que esperar a que venga  E.T. el extraterrestre, con su bicicleta voladora, para sacarnos del lugar.
 
    “No hay problema”, le dije sorprendiéndome a mí mismo. “Nada va a pasar. Los espero en el Perú”.
 

 
 
Rodolfo Cárdenas, productor general del Noticiero
de UNIVISIÓN COLORADO
 
 
    Así, en el más absoluto perfil bajo, llegaron el 4 de agosto de 2004 la reportera española de origen canario María Rozman, acompañada del Jefe de Camarógrafos de Univisión Colorado, el mexicano Jesús Medellín. La Rozman era una joven periodista muy talentosa, que al poco tiempo de ingresar a la Cadena, le habían dado comisiones muy importantes, a las cuales había respondido con solvencia. “¡Felicidades por la pancita!”, le dije al recibirla. “¿Ud. cree que veremos ovnis?”, me preguntó a quemarropa. “Bueno, no es como ir al cine, vamos a la función de las siete y ¡zas! empieza la película. Pero estoy seguro de que vuestro largo viaje no será en vano”.
 
    Al día siguiente muy temprano, decidí llamar a mis amigos de la zona, para que me informaran si habían visto algo raro en los últimos días. “¡La verdad es que a los benditos hace tieeeempo que no se les ve!”, me dijeron o mejor dicho me cantaron, con su típico dejo norteño. Preocupado, me dije, “ya que llegamos hasta aquí, sigamos adelante”.
 
    En los días siguientes los periodistas me expresaban sus temores; me pedían información de la zona, de sus carencias, de sus peligros. Yo, seguía recordando a la corresponsal limeña y su “yo no trato temas tan poco serios”. La misma actitud general de la intelectualidad y de la comunidad científica peruana. Ese aire de arrogancia, tan poco intelectual, tan escasamente científico.
 
 
 
El Equipo de Univisión en Chulucanas: La Reportera María Rozman
y el Jefe de Camarógrafos de Univisión Colorado, Jesús Medellín,
en plena filmación del Ovni que estuvo siendo grabado durante 55 minutos.
 
    Los animé. No sé por qué desde el principio sentía que no solamente íbamos a viajar, sino que debíamos viajar. María me contó algo que me sorprendió. “Hemos recibido información de que hay un equipo ruso que ha llegado también a la zona, con la misma intención que nosotros. Y que en estos momentos ya están en las inmediaciones del Pilán”. Ignoraba completamente dicha información. Pero no me sorprendía. Desde que había revelado a los medios de comunicación peruanos lo que sucedía casi cotidianamente en Chulucanas, los pobladores me comentaban que con alguna frecuencia, ellos veían a extrañas personas de aspecto extranjero, caminar por las inmediaciones del cerro Pilán e incluso pernoctaban en su cima, con intenciones desconocidas.
 
 
Arribando al misterio
 
    El 6 de agosto llegamos a uno de los caseríos más cercanos al misterioso promontorio, en medio de una profunda y poco auspiciosa  noche sin estrellas. Era el poblado de Piura La Vieja y eran las 8:30 de la noche. Una rica sopa hecha a fogón de leña, nos recibió, siendo la Sra. Chepa, una incansable mujer, que de alguna manera es el motor de ese soñoliento pueblo, nuestra entrañable anfitriona. Nos instaló en su casa, y nos llevó a los desvencijados dormitorios. A la española, le llamó la atención los velos suspendidos encima de las camas. “¿Y esto para qué es?”. “Ah”, le dijo la Chepa “son mosquiteros, para que pueda dormir tranquila”. Más adelante, en tono de confesión, me dijo, “bueno Anthony, para ti nomás, la verdad es que esos velos no son para ningún  mosquito. Es para que los murciélagos no la masquen. Pero no le digas nada. La pobre se va asustar.”
 
    Estábamos en lo mejor de la sobremesa conversando quedamente sobre los misterios y desventuras de la zona, sumergidos en la luz mortecina de las lámparas a querosene, cuando escuchamos un grito de afuera, de la plaza frente a la casa. “¡¡¡Dr. Choy, alli están, allí están!!!”.
 
    Hemos salido lo más rápido que hemos podido, jalando a duras penas nuestros equipos, cuando todos vimos una pequeña luz amarillenta, que iba de norte a sur, lentamente en dirección al cerro Pilán. Todos tratábamos de ver, porque aunque lejana, se le podía distinguir. La cámara de ellos no la captaba. La Luz se puso encima de dicha colina y en instantes, desapareció.  Los relojes marcaban las 9 en punto de la noche.
 
    Empezamos a discutir, tratando de definir, qué era lo que habíamos visto. Podía ser cualquier cosa. Un avión, un helicóptero, un cometa, una estrella fugaz. Todas las explicaciones se le aplicaban. Hasta la ausencia total de silencio. Si era un avión, la distancia sería tan grande, que el rumor de los motores no llegaría hasta nosotros. Sólo que había algo extraño. La extraña persistencia, ya de acuerdo a anteriores relatos, en siempre parar encima del Cerro Pilán e intempestivamente... desaparecer.
 
    Los periodistas luego de grabar algunos testimonios de los pobladores y hacer tomas de apoyo, decidieron instalar sus equipos en la misma plaza, frente a la casa. Si había otro avistamiento, esta vez no los volvería a pescar desprevenidos. María, muy profesional, abriendo sus enormes ojos castaños, practicaba las entradas a su nota. Jesús Medellín, ajustaba su cámara.
 
 
“Ahí están los hijos de su madre”
 
    Eran las diez en punto cuando en el cielo, como a 45 grados sobre el horizonte aparece de nuevo una luz similar a la anterior, en el mismo sitio y haciendo el mismo recorrido. ¡No la capta mi cámara!, ¡no la capta mi cámara! gritaba desesperado el mexicano. Todos los que estábamos allí, unas veinte personas, gritábamos azorados tratando de ubicar la lejana luz, que en esa noche cerrada a ratos parecía desaparecer. Fuera lo que fuere, estaba debajo del techo de nubes. Y nuevamente al llegar encima del Pilán... ¡zás! desapareció. Es así que el mismo fenómeno, el mismo recorrido, el mismo punto de desaparición se suscitó dos veces más, a las 10:15 p.m. y a las 10.30 p.m.
 
    La Cámara no grababa nada. Y eso, no podíamos entenderlo. Si nuestros ojos podían divisarlo, la potente cámara, con mayor razón, debería captarlo. El camarógrafo estaba desalentado. Tan lejos viajar...
 
    Nuevamente nos enfrascamos en otra discusión. Yo aventuré, no muy convencido, que podría ser una avioneta o algo por el estilo que, al llegar a un punto ( la cima del Pilán) daba la vuelta y empezaba a volar en círculos. Por eso que aparentemente parecería que habíamos visto tres objetos, cuando en realidad, era el mismo avión que estaba regresando. Lo que pasaba es que desde nuestra posición aparentaba que aparecía y desaparecía. Esa explicación no convenció a nadie. La verdad, que a mí tampoco. Pero es que si no era eso, ya no quería ni pensar lo que los periodistas estarían empezando a creer.
 
    La noche empezó a hacerse larga y muy fría. Yo estaba preocupado por María, por su estado. Pero ella, de buen talante, me decía que sigamos esperando. Un gélido vientecillo diluyó sus palabras en la oscuridad.
 
    Poco a poco la conversación se fue apagando, en la misma medida que el cielo empezaba a despejarse. Entonces lentamente, descorriendo una fantasmal y deshilachada cortina, una preciosa luna llena hacia una inesperada aparición.
 
    Ateridos de frío, callados, en el ambiente flotaba una melancólica frustración. María dijo: “Yo vi algo, no sé qué fue, algo muy raro”. Medellín agregó: “voy a hacer algunas tomas de apoyo”. Era su manera de decir, adelante, guardemos el equipo y vayámonos a dormir.
 
    El camarógrafo había decidido grabar a la luna llena, en aquella noche piurana y llena de algarrobos. Cuando en eso ve algo raro. “Anthony” me llama, “dime qué es eso que está allí”. “¿Dónde?”. “¡Allí, debajo de la luna!”, me habla, con una voz que empezaba a ponerse ansiosa.
 
    Entonces vimos una especie de lucero muy potente. Lo primero que pensé fue en Venus, o en Marte; digamos. Sí, eso era. Eso debía ser... hasta que empezó a moverse.
 
    “¡Síguelo, síguelo con la cámara!”, le espeté. La luz empezó a subir lentamente en forma diagonal, atravesando la luna y colocándose ahora encima de ella. "¡Grábala , grábala!", le dije a Jesús. "¡Desde hace ratos, mano...!", me respondió excitado.
 
    "¡María, qué hora es!", le dije a la española ."¡La 1:33 de la mañana!”.  La 1.33, la 1.33 repetía mentalmente. Es entonces que empezó el show.
 
 
Un imposible electrocardiograma
 
    El silencioso objeto empezó a hacer evoluciones de arriba abajo, de izquierda a derecha, como si fuera un imposible electrocardiograma, en el infinito papel de una lechosa noche. Luego paraba. Lentamente volvía a bajar. Después a subir. Hacia movimientos aberrantes, sin ton ni son. Alguien dijo que es como si tratara de escribir algo con sus imprevistos vaivenes. Mi improvisada hipótesis del avioncito dando círculos, se fue, la verdad, al carajo. ¿Qué diantre era eso?
 
    María empezaba a grabar. “Es 6 de agosto de 2004, estamos en un perdido caserío al norte del Perú, frontera con el Ecuador...”. “...Ante nosotros un extraño objeto de origen desconocido, en estos momentos, no sabemos qué es...”“No lo puedo creer, ya van más de cuarenta minutos, y el objeto sigue bailando delante de nosotros...”.
 
    Jesús trataba de no perderlo, porque el objeto hacía saltos bruscos que lo sacaban fuera de cuadro. Es en ese momento, que en otra zona del cielo, que no estaba enfocando la cámara, apareció por breves segundos un objeto alargado, como si fuera un fluorescente blanco, que velozmente desapareció. “¡¿Lo viste María, lo vieron chicos?!”, gritaba eufórico. Todos decían afirmativamente.
 
    Nuestro desconcierto era un río caudaloso.
 

 
                Extraño Objeto videograbado el 25-10-01                     Inmenso ovni aparentemente triangular (150-200   
                frente al Cerro Pilán. A los pocos minutos                        metros de longitud) flotando en completo silencio  
                    se filmó su aterrizaje (autor Iván Iza)                            durante dos horas y media encima de la procesión
                                     Chulucanas - Perú                                      del Señor Cautivo de Ayabaca. Chulucanas, 13-10-01
 
    Mas había algo que yo no entendía. La Cosa era así: cuando la noche estaba llena de nubes, totalmente cerrada, nosotros divisamos un objeto, en los primeros avistamientos de esa noche, a simple vista, que la cámara con toda su potencia no captaba. ¿Por qué nosotros sí y la cámara no?. Por otro lado, si nosotros lo veíamos es porque no estaba muy lejos. De ser así, entonces me repetía ¿¡ por qué la cámara no lo grababa!?.
 
    Pero eso no era todo. Cuando apareció este último objeto, esta vez la manifestación no la veíamos, pero al revés, la cámara sí, plenamente lo capturaba. ¿O era que esta vez la luz estaba más lejos?. Pero precisamente la constatación de este hecho, le daba más misterio a lo anterior. Cuando el objeto estaba cerca, la cámara no lo captaba. ¿Y cuando estaba lejos sí?
 
    A menos que en todo este asunto, para nada tenía que ver el factor distancia. Siempre estaba cerca, al alcance de nuestros ojos. Pero de alguna manera en determinados momentos se hacía invisible a la sofisticada cámara. En otras, a nuestras miradas.
 
    Pero aquí no paraba lo inexplicable. Cuando la noche estaba totalmente oscura, en teoría, debería ser propicia para grabar el fenómeno. Y más bien sólo se grabó cuando el cielo estaba más claro, más “lechoso”, más difícil de grabar, en una noche de luna llena.
 
    Otra cosa. Cuando el camarógrafo quería grabarlo, cuando lo “buscaba” (en la zona en que todos estábamos mirando) la cámara no lo grababa, el fenómeno era elusivo. Pero, cuando horas después, ya Jesús desistió de grabar, cuando creía que ya nada iba a aparecer, cuando estaba captando, desalentado, la espléndida luna, este fenómeno, pudiendo aparecer en cualquier parte de la inmensa bóveda celeste, justamente se presentó en ese pequeño sector del cielo, adonde apuntaba su cámara. No en otro sitio. Precisamente allí. Es por eso que Jesús pudo darse cuenta de que estaba.
 
    Yo pensaba, cuántas veces esos objetos podrían estar allí y no verlos. Los vimos porque contábamos con equipos especiales. Así, no es que el fenómeno no exista. Sino que, la mayor parte de las veces, no tenemos la tecnología suficiente. Pero incluso, en muchas ocasiones, la mayoría, tampoco dependía de la tecnología. Lo que estaba sucediendo esa noche apuntaba a  que a veces existía una “voluntad” de hacerse visible. En otras no. Había una decisión que actuaba, con criterios desconocidos para nosotros. Pero estas digresiones me llevaban, ineluctablemente, a algo muy difícil de aceptar.
 
 
Eso, que teníamos ya por largos 55 minutos, era inteligente.
 
    Mis pensamientos se ven interrumpidos por las exclamaciones del mexicano que señala que, de repente, la cámara empezaba a marcar “batería baja” a pesar de que momentos antes estaba a la mitad de su capacidad. Inexplicablemente, se estaba agotando.
 
    El Objeto que estaba como un saltapericos, empieza a irse en forma diagonal. En el instante en que el objeto sale del cuadro de la cámara, al perderse en el infinito, la cámara se apaga totalmente. La Batería estaba muerta. Y entonces nos damos cuenta de algo muy extraño. El Evento se había grabado en 3 cintas de 33 minutos, a pesar de tener puras cintas de 60 minutos. Nuevamente el número 33.
 
    Yo miraba la cara de asombro de ellos. No podían explicarse la inusual muerte de las baterías. Pero los notaba inmensamente satisfechos.
 
    Minutos después, los encontré callados, pensativos. Los periodistas, que sabían poco o nada del Fenómeno Ovni, que sólo vinieron a cumplir profesionalmente una tarea a un lejano país, esa noche al terminar el evento, se sentían muy extraños. Les pregunté qué les pasaba. “Siento que esta noche ha sucedido algo muy inusual en mi vida, que no me lo esperaba, y que estoy segura de que no lo olvidaré”, dijo la española. Y tú, Jesús, le pregunté: “Es como si durante toda mi vida, hubiera estado buscando respuestas a muchas preguntas, y esta noche siento, no sé por qué, que las he empezado a responder”.

 
 
El autor de la nota con el equipo de Univisión, en instantes del avistamiento.
6 de agosto de 2004, hora 1:33 a.m. Lugar: frente al Cerro Pilán, Chulucanas, Perú.
 
    Cuando miraba la extraña luz, haciendo insólitas circunvoluciones en el cielo, sentía que la escena la había visto antes. ¿La había vivido antes? ¿La había leído? ¿Un déjà vu?
 
    Miré el objeto, miré a la gente, miré el arenal y entonces, estremecido, me empiezo a dar cuenta de algo. Le pregunto a la española . “¿Tu eres María, verdad? “Por cierto... ¡y de Canarias!”. “¿Y tú eres Jesús, verdad?”. “¡Jesús Medellín, un servidor...! ¡y de Zacatecas!”. “Ah, caramba”, les dije. “Aquí están Jesús y María, pero falta José para formar la Sagrada Familia. Y yo, por cierto que no soy Pepe por ningún lado”. “No, no, no, pos Anthony”, me dice el camarógrafo. “¡Yo soy José Jesús Medellín”!.
 
    Entonces súbitamente recordé dónde había visto todo esto. Allí, en esa noche bizarra, ahora tan lejana, estaban José, Jesús y María, viendo el lucero de Belén... en medio de la noche y del desierto.
 
    Y para mayor abundamiento, María... estaba embarazada.
 
    Me quedé en silencio, como la noche que crecientemente nos rodeaba. Los que estábamos allí; de Perú, de México y de Islas Canarias, los lugares donde estadísticamente más avistamientos de ovnis se han dado en los últimos tiempos, alzamos los ojos al infinito y nos quedamos un rato largo... vigilando los cielos...

Anthony Choy
Navidad de 2005.
 

 
Ovnilogía

 

Una vuelta de tuerca (otra más, y van...) a la Multinacional de la Ovnilogía

 

 

¡BONGIOVANNI... DALE NOMÁS, DALE QUE VA,

QUE ALLÁ EN EL HORNO SE VAMO’ ENCONTRÁ!”[1]

 

 

escribe: Gustavo Fernández

(el chiquilín que miraba de afuera[2])

 

 

 

    Qué duda cabe. Entre contactados, canalizadores y mesiánicos apocalípticos hay gente que, con razón o sin ella, cree a pie juntillas lo que afirma. Si carentes de afecto, desequilibrados en otros órdenes de sus vidas o fervientes y sinceros creyentes de que sólo la salvación llegará por ovni, son respetables en honor a la psicodiversidad. Pero también pululan muchos de los otros.

 

 

Que el mundo fue y será una porquería,

ya lo sé;

en el quinientos seis

y en el dos mil también[3]

 

 

    Cuando a mediados de este año falleciera el contactado histórico Eugenio Siragusa todos quienes pululamos por la Web, especialmente en el ámbito de foros dedicados a estas disciplinas, nos sorprendimos tanto con la noticia como por el portavoz del mensaje: en efecto, fue, cuando menos en muchas de las listas hispanoparlantes, la gente de Giorgio Bongiovanni quienes daban la infausta nueva, a la par de aprovechar la ocasión para proclamar al mundo que, más allá de distanciamientos en su momento, él —Bongiovanni— sería quien portaría la antorcha de Eugenio por decisión y elección de éste antes de morir.

 

    A esta altura de la vida, y pese a ser no sólo conocedores sino comunicadores en su momento del “break” entre Giorgio y Eugenio (algo que el primero siempre buscó ocultar o disimular), no nos hubiera sorprendido quizás una tardía reconciliación, que cosas más insólitas, vamos, hemos visto en el mundo de los contactados. Pero debemos a la perseverancia de nuestro amigo, el investigador Tomás Latino (etdelsol2003@yahoo.com.ar) haber hallado que no solamente Siragusa no “perdonó” a G.B, sino que, mucho menos, lo designara su “heredero espiritual” como éste quiere hacernos creer. Y, ya que estamos, Tomás nos acerca algunas muestras del negocio multinacional del italiano.

 

    O sea, por si no queda claro: Bongiovanni miente otra vez, vende una imagen a la sombra de su “maestro” fallecido —e incapacitado, salvo por vías “espirituales”, o el Tablero Ouija, de desmentirlo— y todo es funcional a generar dividendos.

 

que siempre ha habido chorros[4],

maquiavelos[5] y estafaos[6],

contentos y amargaos[7],

valores y dublés[8],

pero que el siglo veinte es un despliegue

de maldá[9] insolente

ya no hay quién lo niegue;

vivimos revolcaos[10] en un merengue

y en un mismo lodo, todos manoseaos[11].

 

 

    Cuando comencé a pulsar estas informaciones en un par de listas en las que colaboro, no dejé de observar, obviamente, la reacción molesta de algunos colisteros. Gente de “Nomsiamosoli”, al fin y al cabo, me enrostraban no ver las “grandes obras” que en servicio a la comunidad este señor prestaba. Razonamiento que nace de la buena fe y la ingenuidad pero peligroso, muy peligroso. Decir que más allá de las cosas objetables hay que ver los beneficios, es similar a la expresión popular, referida a los políticos de turno, cuando se dice “éstos también roban pero por lo menos hacen algo”. Cuando el delito se ve morigerado por una “buena acción”, estamos sólo a pasos de perder de vista todos los principios.

 

    “Buenas acciones”, además, discutibles. Giorgio Bongiovanni mantiene, en dos puntos de la República Argentina, sendos “comedores infantiles”. También, en sus páginas pueden ver ustedes un amplio proyecto de inversiones futuras en pro de las comunidades carecientes de este país. Muy loable, gracias. El tema es que estamos ya hartos de “fundaciones”, “iglesias”, “congregaciones” que mediante “comedores infantiles” —sin, muchas veces, controles sanitarios, nutricionistas, etc.— se capturan subsidios, donaciones o directamente, excenciones impositivas. Esto —sin hilar demasiado fino— cuando no, lisa y llanamente, se “lava” dinero. Bien, no estamos diciendo que sea el caso de este grupo. Pero visiten sus páginas, en www.funima.org.ar/inicio, observen las “obras” realizadas y fíjense a cuánto asciende la recaudación —en euros— a la que, “amorosamente”, los invitan. Y anímense a abrir sus billeteras, luego. Esto, a pesar sin duda de que allí hay gente realmente honesta que toma distancia cuando ve algo turbio. Por algo, al pie, se lee el siguiente comentario: Funima aclara que por diferencias conceptuales respecto de la solidaridad, del amor al prójimo y de la lucha por la justicia esta Fundación se ha desvinculado totalmente de la asociación italiana L´Arca della Nuova Alleanza”.

 

    Pero, ¿cómo?. Acaso no era ésta la asociación benéfica que el mismo Siragusa propiciaba en vida?. Si el “brazo ejecutor solidario” de Bongiovanni (Funima) dice tener diferencias respecto a la solidaridad, el amor al prójimo y la lucha por la justicia, ¿éstos son delincuentes?. ¿Qüi custodiet ipsos custodios?

 

 

Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio, chorro[12],
generoso, estafador.
Todo es igual; nada es mejor;
lo mismo un burro que un gran profesor.
No hay aplazaos[13] ni escalafón;
los inmorales nos han igualao[14].

 

 

Negocios, más negocios

 

    Digamos que usted es un periodista de lo paranormal. Alguien que lícitamente quiere dedicarse full time a la investigación objetiva y no tendenciosa, libre de prejuicios, de estas disciplinas pero, claro, de algo hay que vivir. Así que decide profesionalizarse y buscar alternativas para amortizar sus gastos generando recursos desde adentro de estas filas. Escribe libros, produce videos, brinda conferencias de entrada paga. Hasta allí, todo bien. Usted ofrece y el libre juego de la oferta y la demanda determina el resultado.

 

    Pero ahora supongamos que usted reivindica el rótulo de investigador objetivo y, paralelamente, cierra tratos comerciales con quienes abusan de la credulidad pública. ¿Dónde habrá quedado su objetividad y seriedad?.

 

Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que si es cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón.

 

 

    Oh, qué sorpresa. No sólo se agradece en las páginas de Bongiovanni a Maussán (Jaime) sino también http://entijuana.blogspot.com/2006/02/jaime-maussan-y-giorgio-bongiovanni.html Jaime Maussan regresa a Tijuana para dar una video conferencia acompañado de Giorgio Bongiovanni el italiano que a sus 25 años fue estigmatizado.


Entrada: $ 250.00 y 200.00 m.n.

50% en descuentos autorizados.

 

    Claro que pueden ustedes repasar el artículo “¿Hacia una multinacional de la Ovnilogía?” (publicado en AFR N° 71), o recorrer estos enlaces:

Seminario Internacional de Espiritualidad:
Adhesión $ 5.000.-(Chile)

http://www.ohani.cl/giorgio_bongiovanni.htm

 

www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=192577

...¡y hay más!

 

    En la siguiente dirección, más sobre la venta de videos por el mundo que obviamente le dan muchas ganancias (En el site: la imagen del cassette de la derecha: "UFO X FAKTEN"), http://www.om-esoterik.at/cgi-gin/shop.pl?modus=code&thema=DVD&ID=63274&info=j&bild=j “sponsoreado” por el canal Infinito:

 

Nota del Editor:

Al momento de esta publicación el enlace de esta foto estaba roto,

pero se lo puede ver con el mismo chaleco en esta otra fotografía.

 

 

    Pero finalmente, la perla. Nuevamente el doctor Orazio Valenti tiene que difundir una entrevista de Eugenio Siragusa concedida poco antes de fallecer, donde ratifica su indiferencia y distanciamiento con este grupo:

 

http://www.edicolaweb.net/nonsoloufo/not_001s.htm

 

"No estoy más interesado en Nonsiamosoli y todo aquello que divulga..."

Una reciente afirmación del contactado Eugenio Siragusa, de la cual ha dado testimonio el Dr. Orazio Valenti.

 

Entrevista telefónica de "Nonsoloufo" al Dr. Orazio Valenti:

 

Nonsoloufo: Me siento en el deber de responder a los numerosos visitantes en relación a las preguntas relacionadas con la incomprensión desde hace algún tiempo atrás entre el contactado Eugenio Siragusa y el estigmatizado Giorgio Bongiovanni.

 
 
Que falta de respeto,
que atropello a la razón;
cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón.

 


Para ayudaros en esto, no estando yo en condiciones de hacerlo, he efectuado algunas preguntas al Dr. Orazio Valenti, amigo de 30 años de Eugenio Siragusa, del cual es biógrafo, habiendo escrito tres volúmenes, de momento divulgados solamente en parte en este Sitio.

 

De una entrevista de enero de 1998, efectuada por el periodista Maurizio Baiata, a Eugenio Siragusa, hemos visto que la relación entre Siragusa y Bongiovanni se había oficialmente interrumpido desde hace tiempo. He aquí la respuesta del Sr. Siragusa: "Sí, porque no estoy de acuerdo con la comercialización de la Verdad, ya que le he enseñado que la Verdad no se vende ni se compra".

 

He comenzado la entrevista con Valenti:

¿Cuándo ha nacido esta diferencia entre Eugenio Siragusa y Giorgio Bongiovanni?

 

Valenti: Puntualizo que por comercialización, Siragusa no entiende solamente ganancia, sino el simple y formal giro del dinero. Para responder a la pregunta, desde 1992/93 ha sido iniciado un alejamiento progresivo de la metodología operativa, degenerando siempre más en la toma de posición de Bongiovanni que sigue llamando a Siragusa "padre espiritual".


Se me ha autorizado a tomar conocimiento de una conversación telefónica del 12 de Julio de este año. Había ido a buscar a Eugenio Siragusa y lo he encontrado en medio de una conversación con Bongiovanni. Aunque aquella vez como era normal, el aparato telefónico estaba abierto a todo volumen. Siragusa por enésima vez recordaba a Bongiovanni —que en los últimos años no se había atenido a los consejos recibidos por la Señora cuando en Fátima le había conferido los estigmas, pidiéndole de divulgar el tercer secreto de Fátima— de no hacerse el ovnílogo y de no comercializar los argumentos de estudio. Con las eventuales ayudas caritativas, ir personalmente a comunicar los consejos y advertencias celestes; de lo contrario quedarse en casa para estar cerca de aquellos que lo visitaban y seguirlos amorosamente.

 

De hecho en el coloquio que Bongiovanni tuvo con el Maestro Jesús el 30-12-89, Éste le dijo: "El viaje a Rusia será el último y a tu regreso, Roma será la última ciudad donde el programa será cumplido. No tengas temor hijo mío, seré yo y el Padre a través de Juan que conducirán tu camino. Tu tarea es la de permanecer con los señalados de la tribu de Juan y anunciar el evento de la justicia... Una sola voluntad podrá cambiar este programa de testimonio, aquella del Genio Universal, la cual y de eso eres conciente, se manifiesta hoy en el espíritu de Juan...".


En el coloquio del 31-12-90: "Es muy cierto cuanto ha dicho el Consolador prometido por la Luz Creante de ocuparte, junto a tu hermano gemelo, sólo y exclusivamente de los llamados y de todos aquellos que sienten la llama interior y que se acercan para transformarse en tales. Tu misión hacia la humanidad es el signo que te ha sido concedido para divulgar, pero eso se ha terminado definitivamente. Aún quedan la construcción de las Arcas... Si en la humanidad hay hombres y mujeres que desean transformarse en llamados, serán acercados a ti".

 

 
Mezclaos con Stavisky,
van Don Bosco y la Mignon,
don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín.
Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remaches
ves llorar la Biblia junto a un calefón.
 
 
    Olvidando las directivas de la Madre Celeste y del Maestro Jesús, en el teléfono (siempre en la llamada del 12 de julio n.d.r.***) Bongiovanni insistía en querer convencer a Siragusa de que su trabajo divulgativo estaba en todos los quioscos y que le enviaba por correo todo aquello que hacía, pero Siragusa le recordó: "No estoy más interesado en Nonsiamosoli y en todo aquello que divulga. He buscado de hacerte comprender que te estabas equivocando y tu has continuado. ¿Qué cosas quieres hablar de otros mundos si el hombre no quiere conocer su propia naturaleza? ¿Y para qué sirve que todos lean si después son peores que antes? ¿Para qué sirve divulgar a millones de personas si perseveran en no poner en práctica los mandamientos del Padre?".

 

    Luego Siragusa colgando el teléfono, me dice: "Quiere a toda costa convencerme de lo que está haciendo, mientras que hace ya tiempo que nuestros caminos se han separado. Seguramente está mal aconsejado por las personas que especulan sobre él".

 

Nonsoloufo: Quizás él piensa que no sea solamente una cuestión metodológica, que no sea más que otra diferencia sustancial.

 

Valenti: Es ampliamente demostrable. Por ejemplo, mientras Siragusa sostiene que la cruz en la frente es signo de la Justicia del Padre, Bongiovanni, en uno de sus últimos mensajes del ser que define como Jesús, afirma que el signo en la frente representa la Gloria de Cristo.

 

Entre otras, hay contradicciones evidentes en el comunicado del 26-1-98 de Bongiovanni: "Si no fuese sido crucificado, no existiría nada, ni el Planeta, ni la humanidad, ni Juan, ni ninguna naturaleza viviente. Los estigmas son el signo de la pasión y del Amor del Sol Crístico".

Mientras el Maestro Jesús el 13-10-89: "Hijito no tengas temor con estos estigmas, signo de justicia, no más signo de sufrimiento y de perdón...". Y ahora el 24-11-89: "Mi nuevo rostro no es aquel que habéis visto hace 2000 años. No estoy más en la cruz, soy la Justicia del Padre, la Espada que elimina la obra diabólica del hombre de la Tierra...".

Y esto diría Jesús: "Yo decidiré el día y la hora del cambio, no me repliques". Esto obliterando lo dicho por Jesucristo que: "Ni a mí ni a ti nos es dado conocer el día o la hora, sólo a mi Padre que está en los Cielos". Quizás todo parezca un proceso hecho para confundir, sustituyendo la configuración de la autoridad del Hijo por la Autoridad del Padre y si el actual Bongiovanni escribe de haber venido para dividir, bien que lo creemos...

 

Nonsoloufo: Entre otros, Giorgio Bongiovanni está divulgando los estudios del prof. Bellia, pero ¿qué relación puede haber con el mensaje extraterrestre?

 

Valenti: Si, Bongiovanni escribe que uno de los cuatro rayos de su estigma es el testimonio a favor de la antropocracia o gobierno del hombre. En esta publicación se habla de estructuras económicas basadas sobre la propiedad privada, de cultura financiera y actividad empresarial contra el sufrimiento de la incultura materialista. Señalo entre otras, una frase digna de hacerse notar: "El dinero es la extensión de la propia personalidad". Con todo el respeto por el Prof. Bellia, que ciertamente encontrará soluciones humanas para el mejoramiento del marasmo en que vivimos, debo recordar que Giorgio Bongiovanni poseería conciencia ya sea del camino que ha elegido la humanidad, pero más bien otro con el cual las civilizaciones superiores nos dan el ejemplo y nos enseñan a eliminar cada concepto de propiedad privada y de dinero.

 

También refiriéndose al tercer mensaje de Fátima, en el que dice: "si la humanidad se arrepiente", la alternativa, sería la antropocracia?

 

 
Siglo veinte cambalache
problemático y febril;
el que no llora, no mama,
y el que no afana[15] es un gil.

 

 

Nonsoloufo: He visto que esta escisión es oficial desde hace un año; por qué Bongiovanni mantiene impreso, en el propio trabajo divulgado, el símbolo de Siragusa con el águila, las siete estrellas, el alfa y el omega?

 
 
Dale nomás, dale que va,
que allá en el horno se vamo a encontrá.
No pienses más, echate a un lao[16],
que a nadie importa si naciste honrao[17].

 

 

¿Quieren más?

 

    Lean a Miguela Lecha. Por suerte, se desenvuelve excelentemente bien con el castellano. ¿Y quién es?, preguntarán ustedes. Simplemente: la viuda de Eugenio Siragusa. ¿Qué más podemos agregar nosotros?.

 

 

 

 

 

Que es lo mismo el que labura[18]

noche y día como un buey

que el que vive de los otros,

que el que mata o el que cura

o está fuera de la ley.

 

 

 

Referencias:

 

[1] Las líneas luego del apellido Bongiovanni remiten a uno de los más populares tangos: “Cambalache”, de Armando Discépolo, una feroz crítica que habla por sí misma de la bastardización del sistema dominante. “Que allá en el horno”, refiere al Infierno. “Se vamo’encontrá” es la deformación “lunfarda” (argot de Buenos Aires) de la expresión “nos vamos a encontrar”.

[2] Remite a otro tango: “Cafetín de Buenos Aires”.

[3] Estas inserciones corresponden a la letra del citado tango “Cambalache”

[4] Ladrones

[5] Maquiavélicos

[6] Estafados

[7] Amargados

[8] Marginales

[9] Por “maldad”

[10] Revolcados

[11] Manoseados

[12] Ladrón

[13] Aplazados

[14] Igualado

[15] Afanar = Robar

[16] Lado

[17] Honrado

[18] Trabaja

 
 

 
 
Nota del Editor de AFR: Al final de este spam, algunos comentarios. Téngame paciencia. :-)
 
 
========= INICIO DEL SPAM =========
 
From: alcyone ediciones <alcyone.info@yahoo.com.ar>
Date: 21-oct-2006 18:27
Subject: Re: más vendido en el mundo "CONTÁCTANDONOS con los ARTURIANOS"
POR MOTIVO DE LA CANTIDAD DE LIBROS PEDIDOS, desde España, Mexico, Venezuela, EE.UU. latinoamericano, Chile, Brasil, Ecuador, Uruguay etc.
 
Hemos logrado un trato con el correo abaratando el costo de los envíos al exterior de Argentina, conseguimos mejor precio, para brindarle la mejor manera de que obtenga su libro.
Gracias y disculpen los inconvenientes.
Precio para territorio Argentino: $20 + $15 de envío = $35
 
Para paises limitrofes con Argentina: libro $20 + envío $46 = $ 66 pesos arg, $21,5 dolares
        America y Mercosur libro $20 + envío $56 = $76 pesos argentinos, $24.5 dolares
        Resto del Mundo libro $20 + envío $59 = $79 pesos argentinos, $25.5 dolares
 
Giros por: Western Unión, giro telegrafico, o bancario a nombre de:
 
CLAUDIO JORGE MBAYED    DNI 12137664
Mario Bravo 942 timbre 3 (1175) ( Suc.de correo 13) Buenos Aires   Argentina

Atte.
Ediciones Alcyone
 
Presentación del libro más vendido en el mundo:
Ahora PARA EL MUNDO DE HABLA HISPANA.
 
Ediciones Alcyone
 
 
Conectándonos con los Arcturianos
por David K. Miller.
      
Sólo en raras ocasiones llega un libro que contiene el potencial para cambiar la conciencia de nuestra cultura  planetaria. Muchos han hablado sobre el proceso de la ascensión, pero muy pocos realmente entienden qué es. ¿Quién realmente está   allí? ¿Adonde estamos yendo nosotros?  ¿Cuales son nuestras opciones?  ¿Que tiene que hacerse para preparar este evento?  ¿Todos están ascendiendo al mismo lugar?  ¿Que le pasó a la cuarta dimensión?  ¿Cómo podemos entender la quinta dimensión?  ¿Como se percibe?  ¿Cómo opera?  ¿Quienes son los seres de quinta-dimensión? ¿Cómo viven ellos?
 
Este libro explica  en cierta forma todas estas preguntas en una forma que fácilmente entendamos.  Explica cuales son nuestras relaciones con los grupos ínter-dimensionales conocidos. Lo que ellos están haciendo para ayudar a la Tierra y su gente en este crucial momento galáctico en el tiempo.  Explica cómo podemos levantar nuestra vibración ahora  y comenzar el proceso de integrar las energías dimensionales superiores en nuestro mundo de tercera-dimensión.
 
Los Arcturianos nos han dado un enfoque importante para la aceleración de la conciencia mundial.  Ellos han presentado el concepto de ascensión en grupo, a través de la creación de Grupos de 40.  Ellos también han presentado el concepto del Triángulo Sagrado, un método para la integración y unificación del pensamiento  espiritual y religioso en el planeta Tierra.
Todos aquellos quienes lean este libro, sentirán la presencia de la energía de la quinta dimensión dentro de su ser.  Serán capaces de experimentar verdaderamente una perspectiva de la consciencia de la quinta dimensión.  Esto afectará profundamente su habilidad para expandir su propia percepción de la realidad y ayudarles a participar activamente en la ascensión personal y planetaria que ya ha comenzado.
Conectando con los Arcturianos, también contiene 4 pinturas visionarias creadas por Gudrun Miller, representando la apariencia de los Arcturianos y otras escenas desde su mundo y existencia.  Esas pinturas son nada menos que espectaculares.
 
Resérvelo enviando un mail:     
 
Para paises fuera de Argentina enviar envíe su pago por Western Union o giro bancario a nombre de:
 Claudio Jorge Mbayed  DNI. 12137664 
 Mario Bravo 942 timbre 3 (1175)  suc.de correo 13    Bs. As. Argentina
 
El libro estará al publico para fin de octubre.
 
Atte. Claudio Mbayed   Ediciones Alcyone
 
========= FIN DEL SPAM =========
 
 
Comentario del Editor de AFR:
 
R2-D2    Fuera de que no me quedó claro si son "arturianos" (por el asunto) seguidores del robotito de Star Wars R2-D2 (pronúnciese "artu-ditu", y "Arturito" para los amigos) o "arcturianos" como dice el texto, pensé que estaban vendiendo la Biblia... pero no. Después pensé en algún libro de Dan Brown... pero no. :-)
 
    Yendo a la crítica: de la publicidad, no me hace comprar un libro un texto publicitario lleno de errores (hablo de los gramaticales); ni hablar del contenido, que es una ensalada de palabras y conceptos sin sentido (ya quisiera ver todo bien argumentado en el libro).
 
    Y en cuanto al libro en sí, obviamente que no puedo comentarlo si no lo leí, pero quiero creer que si hay una "salvación" o una receta para "cambiar la conciencia de nuestra cultura planetaria", el "iluminado-mensajero-elegido" tendrá la suficiente elevación vibratoria-crística-arcturiana-de-quinta-dimensión como para no venderla y sí anunciarla libremente, gratis y —obviamente— en Internet (que no hay otra forma más plural, rápida y económica.
 
    Sé que hay gente que gusta de estafar a los demás, pero a veces... creo que son pobres personas enfermas que se creen sus propios delirios. Lo que me alarma es que noto que el resto de la gente cada vez piensa menos... si es que sabe cómo.
 
Y comentario de Gustavo Fernández:
 
Ya lo dije muchas veces: todos tienen el derecho de hacerse de unos dinerillos. Pero NO de abusar en ese intento de la ética básica de la espiritualidad. Por ejemplo, que cuando uno trate de escribirle a los de Alcyone, en vez de recibir una respuesta cortés, amable, personalizada, donde la consideración comercial no esté reñida con la afabilidad espiritual, recibe... un "autorresponder" que le da solamente las instrucciones para enviar el dinero. ¿Y ésta es la gente que anticipa una nueva era?
 

 
NOTICIAS
 

 

SÍNTESIS

 

Un grupo de investigadores pampeanos comprueba que RANKELIA existe. Es una ciudad subterránea que construyeron extraterrestres llegados de Sirio y junto a científicos, aborígenes y colaboradores, trabajan por la paz.

 

La novela está ambientada en el oeste de la provincia de La Pampa, donde la baja densidad demográfica favorece las actividades de una comunidad nueva que silenciosamente trabaja por el bien de la humanidad.

 

El paisaje y la idiosincrasia de la gente se relacionan en la trama con la complejidad propia de un problema global.

 

Rankelia existe, pero... ahora está en peligro. El Pentágono y la Nasa saben de su existencia y tratan de conquistarla.

La trama es ágil y atrapante, y el final... inesperado.

 

 

PRÓLOGO

 

La pretenciosa tarea de intentar introducir al lector en esta incursión de Oscar Mario en la narrativa, me retrotrae, aun sin proponérmelo, hacia un cúmulo de vivencias personales en el oeste de La Pampa, exactamente al lugar en que él sitúa el nudo de su narrativa, el mismo que albergó los avatares de mi extensa experiencia como docente e impregnó de magia una larga parte de mi tiempo.

 

Y debo advertir al lector que esta palabra, “magia”, no es caprichosa, ni arbitraria, ni siquiera eufemística, o destinada a despertar curiosidad por una tierra que, a primera vista, no es más que una vasta llanura espinosa, hostil, feroz a veces cuando la sequía se ensaña con sus médanos, el dilatado caldenal o la arisca aridez de las bardas.

 

Realmente, para aquellos que supimos entenderlo, el oeste de La Pampa no es más que una misteriosa inmensidad a la espera de que se atrevan a explorarla y desentrañarla.

 

Muy difícilmente pueda alguien encontrar en otro lugar atardeceres más conmovedores por la transparencia de sus colores, o silencios nocturnos tan imponentes en su densidad abrumadora. Por eso es el sitio ideal para la apertura total del alma y la elevación sin fronteras del espíritu humano.

 

Muchas cosas podrán sucederle allí a quien sea capaz de mirar esta tierra como se merece. Tiene una Historia grande y desgarradora que no muchos conocen, dormida al abrigo de los montes y los médanos, esperando el despertar de las conciencias, que aunque demorado será inexorable. Tiene miles de historias pequeñas que los viejos narran todavía a orillas del fuego en las noches invernales. Y tiene un cielo nocturnal de inmensidad sobrecogedora, con miríadas de luces viejas muy quietas, y, a veces, otras más extrañas que suelen desplazarse inexplicablemente, despertando el asombro momentáneo del espectador oesteño. Momentáneo, porque la costumbre de descubrirlas no es inusual para ellos.

 

Oscar Mario, trazador incansable de periplos en pos de fenómenos de la tierra y del cielo, no podía menos que sentir por este lugar un fuerte atractivo. Identificado plenamente con él después de mucho tiempo de búsqueda y análisis en torno al fenómeno OVNI, Mario inaugura su introducción en lo literario con esta obra cuyos personajes y situaciones se ubican precisamente en el oeste de La Pampa. Tanto unos como otras están densamente impregnados por la pasión investigadora del autor y su propia cosmogonía, y a través de toda la trama conducirán al lector por el intrincado laberinto de lo posible, empujándolo a abrir interrogantes sobre este arcano inexplicable que llamamos Universo.

 

Celina Mauro

 

 

CONTRATAPA

 

La aparición de decenas de animales muertos y con extrañas mutilaciones en su cuerpo, se convirtieron en el tema excluyente de conversación a principios del año 2002. La falta de explicación por parte de entes oficiales ante un fenómeno desconocido, motivó al intercambio de información con investigadores de universidades de otros países.

 

Así, docentes de la Universidad Nacional de La Pampa se sorprendieron cuando recibieron la respuesta de colegas de los Estados Unidos que sin dudarlo afirmaron: “no es terrestre”, cuando se refirieron a las causas de las extrañas mutilaciones.

 

La Policía de La Pampa desarrolló un trabajo impecable que quedó demostrado en sus estudios de campo, aunque tampoco pudieron realizar afirmaciones contundentes, al menos a nivel oficial.

 

La Justicia pampeana también intervino y así como recibió las causas, permanecen abiertas en procura de mayores datos que permitan dar una respuesta.

 

Las autoridades del SENASA de aquella época, luego de una serie de “análisis exhaustivos” de la Universidad de Tandil, culparon al “ratón hocicudo rojizo”, una especie inexistente en toda la región. Pero si hubiera sido ese pequeño roedor el causante de las muertes... ¿por qué no implementaron una campaña en su contra?

 

Pero el misterio no terminó ahí. También se produjo el vaciamiento de gran cantidad de tanques australianos que de la noche a la mañana aparecieron vacíos y sin rastros de pérdidas. Obviamente hubiera sido muy grosero culpar también al “ratón hocicudo rojizo” de beber toda el agua, porque estaríamos ante millones de esa especie.

 

La Facultad de Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa ofreció un informe categórico: “los cortes son mecánicos”. Al menos sirvió para definir que “alguien” utilizó alguna herramienta para producir los cortes, pero... ¿quién?

 

La pregunta aún está sin respuesta. Sólo se sabe que nadie compartió la explicación ensayada por el SENASA, mucho menos los productores, conocedores del campo, tanto de noche como de día.

 

El enigma aún está sin resolver.

 

Los interesadosa en contactar al autor o solicitar ejemplares pueden hacerlo a:

CENTRO DE ESTUDIOS UFO: ceufo1983@yahoo.com.ar.

 

 


 
FORMAS DE CONTACTO:
 
Para envío de sugerencias, críticas, cartas de lectores: clic aquí.
 
Para envío de noticias, colaboraciones y
todo material susceptible de ser publicado: clic aquí.
 
Por otros motivos,
contacte con el Administrador/Editor a:
 
Para otras formas de envío o suspenderlos por vacaciones:
 

 
NÚMEROS ANTERIORES:
 
o solicitar un ÍNDICE por email,
(cliquear el enlace y enviar el mensaje vacío):
(Cuando lo haya recibido, podrá solicitar lo que sea de su interés
directamente al servidor de correo que lo atenderá automáticamente).
 
Siempre puede solicitar el último mensaje (revista o boletín)
cliqueando el enlace y enviando el email (no importa el texto ni el asunto).
 


SE PERMITE LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL
MENCIONANDO FUENTE Y ENLACE:
 
AL FILO DE LA REALIDAD
www.alfilodelarealidad.com.ar
 

 
Al Filo de la Realidad es órgano de difusión del Centro de Armonización Integral, academia privada dedicada a la investigación, difusión y docencia en el campo de las "disciplinas alternativas", fundada el 15 de octubre de 1985 e inscripta en la Superintendencia de Enseñanza Privada dependiente del Ministerio de Educación de la República Argentina, bajo el número 9492/93.
 

 
 
 
 
 





















Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service