eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > afr > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 141 al 160 
AsuntoAutor
Boletín - Viaje co Centro d
Revista Al Filo de Centro d
Revista Al Filo de Centro d
Boletín - At. Usua Centro d
Boletín - Podcast Centro d
Boletín - Consulta Centro d
Boletín - Podcast Centro d
Boletín - Viaje a Centro d
Boletín - Algunas CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - AFR Nº 5 CAI - Ce
Revista Al Filo de CAI - Ce
Boletín - Atención CAI - Ce
Boletín - Semana S CAI - Ce
Boletín - Comienza CAI - Ce
Lección de Esoteri CAI - Ce
Boletín - Nuevo Cu CAI - Ce
Boletín - Conferen CAI - Ce
Revista Al Filo de CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Al Filo de la Realidad

Mostrando mensaje 159     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AFR] Revista Al Filo de la Realidad Nº 180
Fecha:Sabado, 22 de Marzo, 2008  23:28:04 (-0300)
Autor:CAI - Centro de Armonización Integral <afreditor @.....com>


 
 
_____________________________________________________________________________________________________
OCULTISMO                                         OVNIs                                      PARAPSICOLOGÍA
 
      Año 8                            Domingo 23 de marzo de 2008                        N° 180            
AL FILO DE LA REALIDAD
"Disiento con lo que dices, estoy en total desacuerdo con ello,
pero defendería con mi vida tu derecho a decirlo". Voltaire.
 
((( Fundada el 10-5-2000 )))
                                                                                                                     
                                                                                                                      
 
* Desde Paraná (Entre Ríos, Argentina)
para 8088 suscriptores (auditado por eGrupos)
en todo el mundo *
 
 
 
 
En este número de AFR:


— NUEVAS REFLEXIONES SOBRE FOTOGRAFÍAS PSÍQUICAS
    Aportes para un abordaje neurobiológico de las mismas
    por Gustavo Fernández


— EL VIAJE COMO TRANSFORMACIÓN
    por Analía Martínez Suárez


— LA TECNOLOGÍA PERDIDA DE LA ATLÁNTIDA
    por Débora Goldstern


— NOTICIAS (Recomendamos su lectura antes que nada, para no perderse eventos).



 
AL FILO DE LA REALIDAD ES UNA REVISTA QUINCENAL DE DISTRIBUCIÓN GRATUITA POR EMAIL QUE INCLUYE LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO.
 
Suscripción     (ALTA): http://www.eGrupos.net/grupo/afr/alta
Desuscripción (BAJA): http://www.eGrupos.net/grupo/afr/baja
¿Cambio de dirección? Efectúe la Suscripción con la nueva dirección y luego la Desuscripción con la antigua.
Importante: Agregue "afreditor@gmail.com" a su libreta de direcciones o lista blanca, así no tendrá problemas para recibir futuros envíos.


Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad están disponibles en formato PDF y pueden accesarlos en Archivos Forteanos Latinoamericanos.


 
PODCAST
para escuchar en línea
o descargar en formato mp3
 
AL FILO DE LA REALIDAD
El encuentro semanal con lo desconocido.
Conduce: Gustavo Fernández
 
 
Visítenos en el Earth Music Network:
 
 

 
MÁS RECURSOS GRATUITOS:
 
     Estos y otros recursos gratuitos disponibles en www.alfilodelarealidad.com.ar .
Para solicitar más información por email cliquear en los enlaces y enviar el mensaje vacío (lo que importa es el asunto):
 
CDs

Encontrará otros sitios web, listas de correo de discusión, boletines, cursos, comercios, etc. destinados a estas temáticas en nuestra sección de Enlaces.




NUEVAS REFLEXIONES SOBRE FOTOGRAFÍAS PSÍQUICAS
Aportes para un abordaje neurobiológico de las mismas



escribe: Gustavo Fernández



    Si tratamos que las investigaciones paranormales puedan ser aceptadas de una vez en el ámbito académico, es fundamental que no sólo no nos vistamos con el oropel de la Ciencia: también (y mucho más) que reflexionemos científicamente. Y este reflexionar científico no necesita de títulos académicos, de doctas palabras y claustros universitarios. Ya lo escribí una vez: sólo de respetar las reglas del conocimiento científico. Pero, aun más honesto e importante que ello, tener la humildad del científico (verdad de Perogrullo: pocos científicos la tienen) que, al decir de Einstein,
“dudan en el desayuno de lo que creían firmemente durante la cena de la noche anterior”.

    Allá por el año 2000 publiqué en el N° 9 de “Al Filo de la Realidad” un trabajo titulado “La Fotografía Psíquica entre la Parapsicología y los OVNIs”(para solicitar por email, clic y enviar), donde elaboraba una teoría que intentaba ser explicativa sobre el porqué ciertos objetos o entidades aparecen sí en las fotografías y no son observables, simultáneamente, a simple vista. Aún, por supuesto, rescato muchos de esos fundamentos y, por cierto, creo que una parte importante de los casos pueden ser comprendidos desde esa óptica. Pero fiel al enunciado einsteniano y al Principio de Economía de Hipótesis, quiero devolver su lugar al espíritu de William de Occam y proponer otra aproximación, más sencilla en términos de economía y simplemente eficaz (o eficazmente simple).

    Y la plantearía así: “la cámara registra lo que el ojo no ve porque este último está limitado por prejuicios y preconceptos”.

    O para ponerlo de otra forma: vemos (aprehendemos, comprendemos) aquello que encuentra correlatos comparativos en nuestra experiencia. Como en el caso de las ilusiones ópticas, donde a partir de un estímulo externo, real, interpretamos la “percepción” de maneras erróneas. La percepción siempre deforma la realidad. Si las cosas en el mundo exterior fueran realmente como las percibimos, las vías del ferrocarril realmente se unirían en el horizonte, tal como lo percibimos cuando parados en una vía férrea miramos en lontananza. Pero, claro, sabemos no sólo que los rieles no se unen, sino que ni siquiera existe el horizonte. Así, algunas ilusiones son ejemplificadoras:

ilusión óptica: paralelas verticales


    Aquí, las líneas verticales parecen deformarse, uno creería que si las extiende lo suficiente terminarían por interseccionar. Y, sin embargo, estas líneas, como pueden ustedes fácilmente comprobar, son
paralelas.


ilusión óptica: La Gioconda


    No se requiere mucha imaginación: “vemos” la Mona Lisa. Pero la misma, realmente, no está allí, sólo engrosamientos de las líneas negras. Es nuestro recuerdo asociativo el que busca desesperadamente en la memoria una imagen comparativa. De hecho, una persona que jamás hubiera visto a la Gioconda y de hecho, ningún retrato femenino con las manos cruzadas sobre el regazo, sólo reconocería lo que es: líneas dispersándose de un foco común.

[Comentario del Editor: Creo que este ejemplo no vale. No son simples líneas que nosotros asociamos como un cuadro famoso, sino que las líneas fueron manipuladas por el autor a propósito, para formar la imagen que nosotros reconocemos.]


ilusión óptica: geometría1



    En esta, los cuadrados A y B parecen claramente de distintos colores, ¿no?.

    No.


    Si no, fíjense ahora:

ilusión óptica: Geometría2



    Otra vez: nuestra mente nos “obliga” a crear este contraste.


[Comentario del Editor: Los colores de las casillas que están en cruz con respecto a la B no son del mismo color que la casilla B. Esas casillas son del color de la casilla A. Por lo tanto las casillas A y B no son del mismo color.]




O más aún:

ilusión óptica: feesbie


    Hay dos “freesbees”, uno negro, en el aire, y otro amarillo... ¿en el aire también? Eso parece, y hasta afirmaríamos que este último proyecta su sombra en el césped. Pero la sombra, de hecho, es del platillo negro y el amarillo está posado en el suelo.


    En el siguiente ejemplo hay dos círculos concéntricos formados por pequeños rombos. Acérquese a la pantalla y luego aléjese para observar cómo parece que se mueven.


ilusión óptica: rueda que parece girar




    En el siguiente caso, traten de contar los puntos negros:

ilusión óptica: puntos negros


    Si se fijan bien, no hay ningún punto negro. Todos son blancos.

La percepción es el primer proceso cognoscitivo, a través del cual los sujetos captan información del entorno; la razón, de esta información usa la que está implícita en las energías que llegan a los sistemas sensoriales y que permiten al individuo animal (incluyendo al hombre) formar una representación de la realidad en su entorno.

(...)

El proceso de la percepción, tal como propuso Hermann von Helmholtz, es de carácter inferencial y constructivo, generando una representación interna de lo que sucede en el exterior a modo de hipótesis. Para ello se usa la información que llega a los receptores y se va analizando paulatinamente, e información que viene de la memoria tanto empírica como genética y que ayuda a la interpretación y a la formación de la representación.

Mediante la percepción, la información recopilada por todos los sentidos se procesa, y se forma la idea de un solo objeto. Es posible sentir distintas cualidades de un mismo objeto, y mediante la percepción, unirlas, determinar de qué objeto provienen, y determinar a su vez que es un único objeto. (Wikipedia)


    Es decir: la organización de la información recibida por la percepción se subordina a las estructuras neuropsicológicas preexistentes. Sin embargo y por definición, no puede haber “percepción objetiva” y, por ende, reconocimiento, si el evento percibido no encuentra parámetros.

    Tomemos el caso de los “orbs”, un fenómeno que, de hecho, se ha “disparado” en la última década. Si se tratara de defectos de las cámaras, fallas en el revelado (en el caso de las películas químicas), reflexiones del flash sobre gotas de rocío, etc., habrían aparecido desde siempre. Y, como demostraremos en otros trabajos, es un fenómeno típicamente contemporáneo, demostrando una vez más que el “fenómeno X” (por llamarlo de alguna forma) inteligente y exterior a la Humanidad, va mutando a través el tiempo: hadas y duendes en el pasado, espíritus y ectoplasmas victorianos, OVNIs en el siglo XX, agrogramas, orbs...

    Así que, simplemente —las grandes verdades siempre son sencillas— podemos proponer que eventos extraños son fotografiados y filmados (está claro: hay malinterpretaciones, hay fraudes, pero no es de ese porcentual de lo que estamos hablando) porque las cámaras no están condicionadas por la experiencia previa (o la falta de ella). Lo que nos arroja de bruces a otra apasionante discusión: en el común de la gente, ¿se están multiplicando las experiencias místicas, las visiones preternaturales porque la humanidad está “enloqueciendo” (es un eufemismo, claro) o porque, por aplicación hipotética del sheldrekiano campo morfogenético, estamos “abriéndonos”, es decir, capacitándonos para admitir —y entonces, ver— lo que antes nos era incognoscible?

    Sin duda, es ocasión propicia para que los especialistas en Neurofisiología evalúen, por caso, si existen modificaciones sensibles en aquellas estructuras de interpretación de la percepción entre quienes vivencian estas experiencias y quienes no, como baremo de una eventual e hipotética evolución mutativa.





    Nota de la Dirección: El artículo que ustedes se aprestan a leer fue escrito por una de las integrantes del último grupo que llevé, en febrero pasado, a los centros energéticos de Capilla del Monte. Publicaré en próximos números un par de trabajos míos, analizando la riquísima fenomenología que vivimos allí y muchas anécdotas. Sirvan, empero, estas líneas de Analía como reflejo de un espontáneo sentir y con ello mi agradecimiento a todos los participantes (Beatriz Castro, Olga, Florencia Domenech, Isabel Insfrán, la propia Analía Martínez Suárez, Mónica Ascona, Sandra Rabar, Betty Hessel, Amelia Lescano, José Luis Aso, Oscar Ciarrocca y mi inigualable amiga y coequiper de travesías Cristina Doporto).

Gustavo Fernández
 

 

EL VIAJE COMO TRANSFORMACIÓN




    Para alguien como yo, de costumbres 100% urbanas y cuyo entrenamiento físico diario no supera las cuatro o cinco cuadras que me llevan a abordar el colectivo de ida y vuelta a mis tareas cotidianas, se podrán imaginar que emprender una aventura como la que voy a narrarles a continuación adquiere el cariz de desafío personal.

    Verán, hace unos días --con motivo de mis vacaciones anuales-- decidí viajar, tanto para cambiar un poco de paisaje como para despejar la mente y renovar los sentidos algo atrofiados de tanta computadora y city porteña (alguien me dijo alguna vez que cambiando la escenografía, cambia la obra, entonces, qué mejor que hacer una viaje para ver nuestra vida desde otra perspectiva).

    Así que allí iba yo, con muchas ganas de descansar, la maleta llena de ignorancia, pensando que se trataría de un "viajecito" por las sierras del Valle de Punilla, sol, bastante naturaleza y mucho descanso mental y físico.

    Nada más alejado de la realidad.

    Para empezar, los lugares que visitaríamos poco tenían que ver con los acostumbrados circuitos de turistas y sí con los reales lugares sagrados que habitaron los indios comechingones en los albores del tiempo.

    Y tan sagrados son estos lugares, que tienen en ellos mucho de iniciáticos ya que al visitarlos la realidad ordinaria no vuelve a ser la misma ni la vida se vuelve a mirar con los mismos ojos. Tienen esos lugares algo de magia, de secreto perdido en el tiempo y recorrerlos remite en mucho a la esencia tribal, a saber que siempre habrá una mano amiga cuando arrecie la incertidumbre y sintamos temor de atravesar algún cruce o emprender el ascenso por escarpadas pendientes.

    ¿Y por qué hablo de iniciatico? Porque considero que si hacemos un parelelismo con nuestras vidas podemos observar cuántos cruces y pendientes atravesamos y cuánto mejor si podemos pedir ayuda y recibir una mano amiga, dispuesta a no dejarnos caer, pero tampoco a dejarnos allí contemplando la vida desde una vidriera.


Algunos lugares

Los Terrones y la búsqueda del equilibrio

   
Muchos de ustedes conocerán --y si no es así se los recomiendo ampliamente-- un lugar que forma parte de la geografía de la provincia de Córdoba (Argentina) llamado "Los Terrones" donde pueden observarse numerosas formaciones rocosas que, erosionadas por el viento, semejan diversas formas: El Camello, El Barco, El libro, etc.

    Hasta allí llegamos el grupete de intrépidos y yo (a esta altura creo que se habían dado cuenta de que no encajaba precisamente en el conjunto) y comenzamos el ascenso. Pasamos por belllísimos lugares, atravesamos rocas, subimos no sin esfuerzo, y llegamos a un lugar paradisíaco y sagrado donde, según cuentan, daban a luz las mujeres comechingones, un lugar de infinita y sagrada belleza donde afortunadamente en esta época del año se hallaba bañado por una cascadita natural que lo hacía aún más mágico.

    En lo que a mí respecta, me senti allí renacer, sentí la energía de la Diosa latiendo en ese lugar y bañarme en esas aguas fue un "volver a nacer", un volver al Útero de La Gran Madre, un re-comienzo sintiendo que la Diosa me recibía nuevamente en sus brazos.

    Ustedes se preguntarán por qué hablé de equilibrio. Verán: resulta que yo, que a esta altura del partido creí no temerle a nada, me vine a dar cuenta a mis años de que me resultaba casi imposible pasar una piedra si no tenía una pared o baranda donde apoyarme, y allí andaba yo, por esos predios arcaicos bendiciendo al creador del ascensor y jurando que la próxima vez que me tocara andar por el Microcentro lo haría con una sonrisa, y que las próximas vacaciones las pasaría en Mar del Plata, es más, en "La Bristol" atestada de gente y que siempre se me ha asemejado a La Estación Liniers con arena, y rogando muy por lo bajo no pasar por pendientes y ripios, pero nada, quien comandaba el grupo estaba empeñado en llevarnos por cuanto terreno escarpado encontraba, así que me dije:

    Tenés tres opciones:
1. Hacerte la fuerte y hacer como si nada sucede con amplias posibilidades de caerte
2. Quedarte donde estás rumiando el fracaso de no seguir la travesía, o
3. Hacerte cargo y pedir ayuda (esta última era de todas la que más me costaba considerar, tan acostumbrada a ser siempre yo quien brinda ayuda, después de todo, me dije, de eso trabajo).

    Pero en fin... debo confesarles que prácticamente no hizo falta. Al primer obstáculo ante el cual quedé paralizada había dos personas del grupo para ayudarme a atravesarlo... y así lo superé... y lo crucé... ése y otros más. No sin temor, pero sintiendo que con cada cruce, con cada desafío, dentro mío se iban cayendo corazas y curiosamente, lejos de sentirme debilitada, me descubrí fortalecida, sabiendo que ya no tenía que ocultar ni demostrar nada, que si tenia miedo no sólo nadie me juzgaría por ello sino que además encontraría gente que me ayudaría a atravesar el momento y lo que es aún mejor: de a poco y paso a paso me atrevería yo misma a un paso más.

    He aquí por qué en un comienzo de este derrotero en que he decidido poner en palabras lo vivido, les hablé de tribu, dado que la tribu es quien contiene, quien da una mano, pero no desde el asistencialismo sino desde la firme convicción de que la ayuda pasa por posibilitarte dar más de una misma, sin dejar de caminar, seguir subiendo, andando caminos sabiendo que siempre hay un lugar para mostrarse sin disfraces ni juicios, un lugar donde atreverse a mostrar temor sabiendo que el otro encontrará la manera de mostrarte que aquello a lo que tanto le temes sólo es cuestión de saber pisar las piedras correctas al paso adecuado, sólo es cuestión de conocer el camino y animarse a caminarlo y... como en la vida ... quienes caminan antes van siendo luces donde mirar el próximo paso a dar... al propio ritmo...

    Y cómo contarles que después de todo lo vivido, agradezco a la Diosa y al Universo todo haber encontrado a estos guerreros maravillosos, sin quienes no hubiera estado completo el viaje de Regreso a mi propia esencia y gracias a quienes me fue posible desperezar mi Amazona Interior, en la certeza de que vendrán nuevos caminos y aquí estaré, pronta a recorrerlos... con menos corazas y tal vez... un poquito mas sabia.

    Ah, me olvidaba decirles, cancelé los pasajes a La Costa y a cambio comenzaré el entrenamiento en camino de montaña, por si acaso alguna vez pueda ser yo quien ayude a otros a subir.

    Infinitas Gracias y hasta la próxima cima...
 

Los Mogotes

Los Mogotes


Los Terrones

Los Terrones



Ongamira

Ongamira, asiento y vivienda de comechingones hace 7.000 años.





LA TECNOLOGÍA PERDIDA DE LA ATLÁNTIDA

Ciencia Imposible




    Cuando Platón habló sobre la Atlántida en sus célebres diálogos Timeo y Critias, hace ya más de 2.500 años, lejos estaba de imaginar la polémica que se iba a desatar con su escrito. Pensar que el viejo filósofo sólo hizo referencia a una sociedad utópica en su descripción del mítico continente, es desconocer una realidad, en la cual Platón se revela como un iniciado de primer orden, versado en antiguos misterios, herencia de conocimientos olvidados. Admitiendo este punto, y aceptando que Platón fue educado en estas escuelas esotéricas, algunas de las cuales sobreviven en la actualidad, se puede comprender entonces la tremenda verdad que se esconde tras el enigma de la Atlántida.

La Atlántida  Como todo buen iniciado, Platón sólo reveló una parte de la historia [1], omitiendo pasajes comprometedores que aún no podían darse a conocer al público. Un relato fragmentado, donde la verdad y la leyenda se mezclan por igual, fue la forma en que el sabio griego realizó la transmisión, velando información que los siglos posteriores recién comenzaron a mostrar.[2]

    Una de las primeras escuelas esotéricas en romper el hermetismo sobre la Atlántida, fue la Sociedad Teosófica, fundada en 1878 por la estudiosa de origen ruso Helena Petrovna Blavatsky. En su obra cumbre, La Doctrina Secreta, compuesta por seis volúmenes, Blavatsky legó pista sobre el misterioso continente, aunque manteniendo reserva sobre algunos puntos en particular. Sin embargo, considerando el año en que La Doctrina Secreta fue publicada (1884), la visión de una Atlántida tecnológica, casi de ciencia ficción no deja de sorprender.

El gran rey y sus vimanas    “Y el Gran Rey de la Faz Resplandeciente, el jefe de todos los de de faz amarilla, se entristeció al ver los pecados de los de faz negra. Envió él sus vehículos aéreos (Vimanas [3]) a todos los jefes hermanos (jefes de otras naciones y tribus) con hombres piadosos dentro diciendo: Preparaos. Alzaos vosotros hombres de la Buena Ley, y cruzad a la tierra mientras (aún) esté seca. Los Señores de la tempestad se aproximan. Sus carros se aproximan a la Tierra. Solamente una noche y dos días más vivirán los Señores de la Obscura Faz (los hechiceros) en esta tierra paciente. Está ella condenada y tienen que hundirse con ella. Los señores inferiores de los Fuegos (los Gnomos y los Elementales del Fuego) están preparando sus Agnyastras mágicas (armas de fuego construidas por medio de la Magia. Pero los Señores de mirada Tenebrosa (“Mal de Ojo”) son más fuertes que ellos (los Elementales), y éstos son los esclavos de los poderosos. Están ellos versados en el Astra (Vidya, el conocimiento mágico más elevado). Venid y usad los vuestros (esto es, vuestros poderes mágicos, para contrarrestar los de los Hechiceros).

    Que los Señores de la Faz resplandeciente (los adeptos de la Magia Blanca) hagan que los Vimanas de los Señores de la Obscura Faz pasen a sus manos (o posesión), a fin, de que ninguno (de los Hechiceros) pueda escapar por su medio de las aguas, evitar las Varas de las Cuatro (Deidades Kármicas) y salvar a sus perversos (secuaces o pueblos). Que los de Faz Amarilla envíen sueños de sí mismos (¿mesmerismo?) a los de Faces Negras. Que aun a ellos (los Hechiceros) se les evite el dolor y el sufrimiento. Que todos los hombres a los Dioses Solares aten (paralicen) que dependen de los Dioses Lunares, para que no sufran y escapen a su destino. Y que los de rostro amarillo ofrezcan su agua de vida (sangre) a los animales parlantes[4] de los de Faz Negra, para que no despierten a sus amos. La hora ha sonado, la negra noche pronto está”.

    Analizado el pasaje citado[5], encontramos a unos atlantes versados en tecnología aérea, que a su vez mezclaban conocimientos del orden psíquico con artes mágicas. Esta combinación resultó explosiva, y probablemente con el tiempo los condujo a la destrucción, como relatan casi todas las crónicas esotéricas al carecer, según decían, de avances en el orden moral. Para Blavatsky no había duda de que esta raza dominó además de la Aeronáutica otras ciencias, como la Meteorología, Metrografía, Geomancia, Física, Química, Alquimia, Mineralogía, Geología y Astronomía. Pensar que una cultura que se atribuye su existencia a una era pre-glacial pudo lograr tal grado de desarrollo, es contradecir la historia misma, siendo rechazada y catalogada como fantasía. Sin embargo, las fuentes que inspiraron a Blavatsky en su visión controversial de los atlantes, provienen de manuscritos de origen hindú, algunos de los cuales fueron introducidos en Occidente durante ese período, para consternación de los académicos de la época.

Libro: Un habitante de dos planetas    Casi diez años después de la publicación de La Doctrina Secreta, vio la luz un curioso libro: "Habitante de Dos Planetas" o "la División del Camino", por Phylos[6] el Tibetano, entidad que reveló conocimientos sobre la Atlántida a un joven escritor Frederick Spencer Oliver oriundo de Monte Shasta, EE.UU., siendo considerado una de las primeras obras canalizadas. Teniendo en cuenta esta última particularidad, se podría descartar rápidamente su lectura obviando el material como fuente de estudio, pero a pesar de estos obstáculos Habitante de Dos Planetas contiene información que merece atención, aunque con recaudos. Veamos:

    “Los Poseidanos encontraron que en el reino más allá del magnetismo habría todavía más fuerzas de pulsación, superior y más intensas; fuerzas operadas por la mente. Y la mente viene de nuestro Padre, así como la fuerza creadora habidas y por haber” // “He dicho que los Atlantes reconocían que la Naturaleza en su totalidad era la Deidad exteriorizada. Su filosofía afirmaba que su fuerza se movía, no en líneas rectas sino en círculos; es decir, que siempre retornaba al mismo lugar. Si el dinamismo que estaba operando en el universo actúa en progresiones circulares, entonces un aumento de vibración infinito posible para la Substancia Única sería un concepto insostenible. Debe haber un punto en el círculo donde los extremos se encuentran y recorren el camino otra vez, y esto lo encontramos entre la catocidad y el magnestismo. Así como la vibración trajo la substancia al reino de la luz, también debe sacarla. Esto es lo que hace, la lleva a lo que los Poseidanos llamaban “Navaz, el lado de la Noche de la Naturaleza”, donde la dualidad se manifiesta, el frío oponiéndose al calor, la obscuridad a la luz, y donde la polaridad positiva se opone a la negativa, todas las cosas son antípodas. El frío es tanto una entidad substancial como el calor, y la obscuridad como la luz. Hay un prisma de siete colores en cada rayo de luz blanca; también hay un prisma séptuplo de entidades negras en la más negra penumbra; la noche está tan preñada como el día.

    El investigador Poseidano, pues, llegó a reconocer las maravillosas fuerzas de la naturaleza, las que podía manejar para el uso de la Humanidad. El secreto se había descubierto; el descubrimiento era esa atracción de esa gravitación, la ley del peso, se había puesto contra la “repulsión de la levitación”; que la primera pertenecía al Lado Luminoso de la Naturaleza, y la segunda a Navaz, el Lado de la Noche; que la vibración gobernaba la oscuridad y el frío” // “A través de esta sabiduría, fue posible para la Atlántida ajustar el peso (positividad) a la falta de peso (negatividad) tan equitativamente que no se manifestaba una “lucha”. Este logro fue muy significativo. Significaba navegación aérea sin alas o abultados tanques de gasolina, porque usaban la ventaja de la repulsión por medio de la levitación opuesta en fuerza igual a la atracción de la gravitación. Que la gravitación de la Substancia Única gobernaba y era parte de todos los reinos fue un descubrimiento que resolvió el problema de la conducción de imágenes de luz, fotos de formas, así como de sonido y calor, exactamente como el teléfono que conoces tan bien conduce imágenes de sonido, sólo que en Poseida no se requerían alambres u otro material conductor, a ninguna distancia, ya sea teléfonos o telefotos, ni siquiera en la conducción de calor”.

    Y hablamos de 1894. ¡Para pensar…!

Continuará.



Referencias:

[1] Pasaje tomado de las Stanzas de Dzyan. Piense el lector, que la autora de La Doctrina Secreta escribió esta obra a fines del Siglo XIX. En el momento de su publicación estos escritos armaron un gran revuelo, sobre todo en Europa, iniciando una polémica que aún perdura. En la actualidad no existen análisis más detallados sobre el manuscrito, teniéndose a éste como un producto hindú de viejas tradiciones y leyendas. Pero, irónicamente, la India considera a los señores de Dzyan como aquellos que vinieron de las Estrellas. Contradicciones aparte, las Estancias de Dzyan han dejado una interesante visión de la Atlántida, nombrada aquí, como el Cuarto Continente. (Annie Bessant, sucesora de H.P.B., da una pista sobre cuál habría sido el nombre de Atlántida en aquellos remotos días, que se habría llamado KUSHA). Esta visión, no sólo abarca su desarrollo espiritual, sino que incluye sus increíbles adelantos técnicos, un punto en que muchos atlantólogos estarán rotundamente de acuerdo. Los críticos más severos reprocharán y tendrán como inaceptable, la idea de un hombre viviendo en el Período Terciario, y que encima vuela en sus Vimanas por los cielos. Nuevamente el eterno enigma de cuál fue primero: ¿el huevo o la gallina? La gallina, dirán, pero ¿cómo saberlo?

[2] Este Phylos quien habría vivido como la personalidad de Zailem en la Atlántida, se le apareció en el transcurso de 1883 a un norteamericano de apellido Oliver, y por un periodo de tres años le reveló aspectos de la vida atlante, valiéndose para su cometido de la clarividencia y clariaudiencia. Aunque la historia relatada en Habitante de Dos Planetas transite el terreno de lo inverosímil, detalla con profusión muchos aspectos de la ciencia y tecnología atlante.

[3] Para los iniciados “tan secreto era el conocimiento de la última isla de la Atlántida, en verdad —a causa de los poderes sobrehumanos que poseían sus habitantes, los últimos descendientes directos de los Dioses o Reyes Divinos, según se creía— que el divulgar su situación o existencia era castigado con la muerte”. Esta prohibición se mantuvo hasta los comienzos del Neoplatonismo.

[4] El relato del filósofo ateniense está lleno de contradicciones: “así en Critias, dice que la llanura que rodeaba a la ciudad estaba rodeada a su vez por cordilleras de montañas, y que la llanura era suave, y nivel y de figura oblonga, extendiéndose hacia el Norte y hacia el Sur, tres mil estadios en una dirección y dos mil en la otra; la llanura hallábase rodeada por un enorme canal y dique, de 101 pies (31 m) de profundidad, 606 de ancho (188 m) y 1.250 millas de largo (2013 Km). Ahora bien; en otros sitios se expone el tamaño total de la isla de Poseidonis poco o más o menos asignado sólo a la “llanura alrededor de la ciudad”. Es evidente que una parte que se dice pertenece al gran Continente, y la otra al último resto, o sea la isla de Platón. Por otra parte el ejército activo de la Atlántida se declara como más de un millón de hombres; su armada de 1.200 barcos y 240.000 hombres. ¡Semejantes afirmaciones son por completo inexplicables al estado de una pequeña isla del tamaño de Irlanda!”.

[5] Según La Doctrina Secreta: “De la Cuarta Raza es de donde los arios primitivos adquirieron su conocimiento del conjunto de cosas maravillosas (de) el Sabha y Mayasabha (asamblea de aquellos versados por Maya el arquitecto). De ellos aprendieron la Aeronáutica, la Vimana Vidya, el conocimiento de volar en vehículos aéreos”.

[6] Decía Blavatsky, que eran “unos animales maravillosos, construidos artificialmente, semejantes en cierto modo a la creación de Frankenstein, que hablaban y avisaban a sus amos de los próximos peligros. Sus amos eran “Magos Negros”; el animal mecánico estaba animado por Djin, un Elemental, según los relatos. Solo la sangre de un hombre puro podía destruirlos”






Noticias

El nuevo libro de Martha Rosenthal

Martha Rosenthal: nuevo libro, contraportada    Desde tiempos inmemoriales, se habla seres que habitan el mundo invisible. El contacto con ellos es tan deseado como temido y se suele realizar por varios métodos, uno —el más controversial— es la canalización, proceso bajo el cual una persona, el receptor, a voluntad y transitoriamente cede su físico, para que un emisor incorpóreo se exprese a través de él. Cesión que no todos pueden ejecutar.

Martha rosenthal: nuevo libro, portada

    EMISARIOS DEL MÁS ALLÁ, mensajeros y mensajes ofrece una perspectiva audaz de lo que representa esta particular capacidad, mientras se afrontan mitos y estereotipos preconcebidos, y se aclaran conceptos que alejen temores.


    El libro plantea numerosos aspectos científicos e históricos que hablan sobre este tema, y adicionalmente, muestra diez y siete años de experiencia de la autora —Martha Rosenthal— en la enseñanza de la metodología para desarrollar lo que se conoce como función psi.

    La obra sin duda dará que hablar por el volumen de evidencias físicas y referenciales que obligan al lector a aceptar una realidad, lo real o ilusorio.






TALLER DE PERIODISMO ESPECIALIZADO EN ESPECTÁCULOS


Televisión – Radio – Cine – Teatro - Música

16 clases de 90 minutos semanales – lunes de 19:30 a 21 horas

Entrevistas en clase – Visitas a medios – Pasantías – Práctica intensiva

Una propuesta dinámica para adolescentes y adultos – Con o sin conocimientos previos

Aranceles MUY accesibles

COMIENZA EL LUNES 7 DE ABRIL
ABIERTA LA INSCRIPCIÓN


INFORMES E INSCRIPCIÓN:

RODRIGUEZ PEÑA 628 – TELÉFONOS 45032-9096/97/98


También por e-mail: hechosypersonajes@hotmail.com / escuelacpd@gmail.com


 


 
LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO

Disponibles para descargar en formato PDF (un solo archivo comprimido) desde:
http://www.egrupos.net/grupo/afr/ficheros

Lección EP Nº 01: Quirología Científica 1.
Lección EP Nº 02: Quirología Científica 2.
Lección EP Nº 03: Quirología Científica 3.
Lección EP Nº 04: Infografía ampliada de la mano.
Lección EP Nº 05: Infografía mejorada de la mano. Seminario de Técnicas Adivinatorias (I).
Lección EP Nº 06: Seminario de Técnicas Adivinatorias (II).
Lección EP Nº 07: Seminario de Técnicas Adivinatorias (III).
Lección EP Nº 08: La utilidad de estudiar la Sabiduría Antigua y su inserción en la “Nueva Era” (parte 1).
Lección EP Nº 09: El estético Sexto Sentido.
Lección EP Nº 10: El Árbol de la Vida.
Lección EP Nº 11: La Sabiduría de la Kabballah.
Lección EP Nº 12: Kirón, la Estela de la Sombra.
Lección EP Nº 13: La luz interior y la Noche Oscura.
Una acotación (tal vez de interés) a nuestra última lección de Esoterismo Práctico, en AFR Nº 136.
Lección EP Nº 14: El concepto de Analogía en la Práctica Esotérica.
Lección EP Nº 15: La Energía Vital Universal oPräna, su voibración y el buen empleo de estos ciclos.
Lección EP Nº 16: La ¿aniquilación? del Ego.
Lección EP Nº 17: Antakharana: El puente de comunión mística con lo espiritual.
Lección EP Nº 18: Illuminati: Inquisidores de la Nueva Era.
Lección EP Nº 19: La Transmutación Alquímica del Yo.
Lección EP Nº 20: La Psicomitología Personal.
Lección EP Nº 21: Psicomitología: Ahondando el Conocimiento de los Arquetipos Personalizados del Inconciente.
Lección EP Nº 22: Evolución Espiritual y Desengaños Afectivos.
Lección EP Nº 23: En Conexión con las Energías Telúricas.
Lección EP Nº 24: El Anillo
Manásico y el Conocimiento Akhásico.
Lección EP Nº 25: Esoterismo y Compromiso Social.
Lección EP Nº 26: Familia y Aborto: Las "Brasas Ardientes" del Esoterismo.
Lección EP Nº 27: El Hombre es su Proceder.
Lección EP Nº 28: Los Cascarones Astrales.
 
 

 
COLABORACIONES
 
Puede enviarnos artículos o noticias relacionadas con los temas de esta revista a afreditor@gmail.com (incluya en el asunto "Redacción"). Las fotografías o ilustraciones como así también los formatos pueden ser editados por cuestiones de espacio y estilo. Incluya el nombre o datos del autor (su email, si quiere ser contactado), URL de su sitio web, fuente y cualquier otra información relevante. Añada los comentarios que crea convenientes. No aseguramos la publicación ni tampoco el momento.
 
Es importante que usted se asegure previamente a redactar su artículo que su temática es, cuando menos, abordada de manera diferente a otros trabajos publicados sobre el mismo tenor (para evitar repeticiones).
 

 
FORMAS DE CONTACTO:
 
Para envío de sugerencias, críticas, cartas de lectores: clic aquí.
 
Para envío de noticias, colaboraciones y
todo material susceptible de ser publicado: clic aquí.
 
Por otros motivos,
contacte con el Administrador/Editor a:
 
Para otras formas de envío o suspenderlos por vacaciones:
 

 
NÚMEROS ANTERIORES:
 
En el caso de inconvenientes puede solicitar ejemplares por email al Editor.
 
También puede solicitar un ÍNDICE por email,
(cliquear el enlace y enviar el mensaje vacío):
(Cuando lo haya recibido, podrá solicitar lo que sea de su interés
directamente al servidor de correo que lo atenderá automáticamente).
 
Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad
están disponibles en formato PDF y
 
Siempre puede solicitar el último mensaje (revista o boletín)
cliqueando el enlace y enviando el email (no importa el texto ni el asunto).
 

 
SE PERMITE LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL
MENCIONANDO FUENTE Y ENLACE:
 
AL FILO DE LA REALIDAD
www.alfilodelarealidad.com.ar
 

 
Al Filo de la Realidad es órgano de difusión del Centro de Armonización Integral, academia privada dedicada a la investigación, difusión y docencia en el campo de las "disciplinas alternativas", fundada el 15 de octubre de 1985 e inscripta en la Superintendencia de Enseñanza Privada dependiente del Ministerio de Educación de la República Argentina, bajo el número 9492/93.
 

 
 
 
 


















Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service