eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > afr > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 241 al 260 
AsuntoAutor
Revista Al Filo de CAI - Ce
ACTIVIDAD CHAMÁNI Centro d
FE DE ERRATAS DE F Centro d
Talleres chamánico Centro d
Reprogramación de Centro d
Lección de Esoter Centro d
Revista Al Filo de CAI - Ce
Novedades en Turis Centro d
Curso Presencial d Centro d
Temascales y talle Centro d
Boletín - Actualiz CAI - Ce
Temascal y chamani Centro d
Temascal y chaman Centro d
Sobre "Hombres de Centro d
"Más Allá del Umb Centro d
Tarot y limpieza Centro d
Libro"Autodefensa Centro d
¿Chamanismo femen Centro d
Temascal y chaman Centro d
Edgar Vargas Olve Centro d
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Al Filo de la Realidad

Mostrando mensaje 247     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AFR] Revista Al Filo de la Realidad Nº 196
Fecha:Martes, 5 de Mayo, 2009  11:50:02 (-0300)
Autor:CAI - Centro de Armonización Integral <afreditor @.....com>


_________________________________________________________________________
  OCULTISMO                       OVNIs                   PARAPSICOLOGÍA 
 
           Año 9                      5 de mayo de 2009                    N° 196         
AL FILO DE LA REALIDAD
"Disiento con lo que dices, estoy en total desacuerdo con ello,
pero defendería con mi vida tu derecho a decirlo". Voltaire.
 
((( Fundada el 10-5-2000 )))
                                                                                                                  
                                                                                                                 
 
* Desde Paraná (Entre Ríos, Argentina)
para 8.602 suscriptores (auditado por eGrupos)
en todo el mundo *
 
 


 
En este número de AFR:
 
  • EL PUCARÁ DEL MISTERIO
        por Gustavo Fernández
  • PARAPSICOLOGÍA Y OVNILOGÍA: ¿SON ÉSTAS PROFESIONES?
        por Miguel Jordán
  • PROJEKT HUEMUL: LA GLOBALIZACIÓN TIENE ESAS COSAS
        por Jorge Guaraglia
 
 

 
AL FILO DE LA REALIDAD ES UNA REVISTA QUINCENAL DE DISTRIBUCIÓN GRATUITA POR EMAIL QUE INCLUYE LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO.
 
Suscripción   (ALTA): http://www.eGrupos.net/grupo/afr/alta
¿Cambio de dirección? Efectúe la Suscripción con la nueva dirección y luego la Desuscripción con la antigua.
Importante: Agregue "afreditor@gmail.com" a su libreta de direcciones o lista blanca, así no tendrá problemas para recibir futuros envíos.


Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad están disponibles en formato PDF.
Pueden accederlos en
Archivos Forteanos Latinoamericanos y también en nuestro grupo en Wuala.


 
PODCAST
para escuchar en línea
o descargar en formato mp3
 
AL FILO DE LA REALIDAD
El encuentro con lo desconocido.
 
Conduce: Gustavo Fernández
 
 
Visítenos en el Earth Music Network:
 
 

 
MÁS RECURSOS GRATUITOS:
 
CDs y DVDs
  • DVD "OVNIs sobre las Torres Gemelas"
  • Todo el material periodístico original, sobre el cual se realizó el libro homónimo, para que usted pueda chequear con sus propios ojos los documentos que fundamentan nuestras teorías.
  • CDAudio Armonización Indo-tibetana (solicitar más información sobre los CDs).


Encontrará otros sitios web, listas de correo de discusión, boletines, cursos, comercios, etc. destinados a estas temáticas en nuestra sección de Enlaces.

 
 
 
EL PUCARÁ DEL MISTERIO
 
 
 
    Ya en nuestro número 190 de "Al Filo de la Realidad" describimos pormenorizadamente las instancias que llevaron al descubrimiento de un centro ceremonial indígena (de aquí en más, el "pucará") casi a los pies del Uritorco, en la cordobesa localidad de Capilla del Monte. Más precisamente, dentro de los lindes del predio conocido como "Pueblo Encanto", el mismo en el cual se encuentra un simbólico castillo del cual diéramos cuenta en nuestro número anterior. Es entonces el sentido de esta nota profundizar en su conocimiento, invitar a todos a quienes les sea posible conocerlo y participar de sus misterios aún vigentes, y avanzar en el descubrimiento del uso metafísico que los antiguos habitantes del lugar (de etnia indefinida, toda vez que algunas estimaciones arqueológicas lo datan en... ¡8.000 años! de antigüedad) le daban al mismo.
 
    En primer lugar, pese a que ya hemos señalado en su oportunidad el relevamiento realizado por profesionales de la Arqueología, es importante señalar que, como muestra el documento abajo inserto, con fecha 8 de abril de este año la Legislatura de la Provincia de Córdoba, en base a los antecedentes reunidos, lo ha señalado como sitio de interés provincial. Restan sin duda muchos estudios a realizar desde todos los ángulos posibles, tanto desde el que propone la metodología académica tradicional como el arcano conocimiento esotérico en general, y al caminar sobre sus muros se tiene la sensación de estar literalmente a horcajadas de un descubrimiento, no sólo histórica, sino espiritualmente trascendental.
   
 
 
    Una mirada rápida y superficial haría pensar sólo en un caprichoso conglomerado de rocas. Lo que no es extraño, toda vez que tanto la erosión milenaria como la propia orografía de la región predisponen a esta apreciación. Aún más: el centro geográfico de nuestro país carece, hasta donde sabemos, de construcciones de este tenor, por lo que la presunción originaria de una formación natural podría verse sustentada. Pero es sólo eso, una apreciación. Sus terrazas de tierra consolidada con muros afirmados en rocas, en abierta semejanza con un "ziggurat", la remodelación ad hoc que los originarios han hecho de piedras preexistentes, la mejora arquitectónica de sus taludes y terrazas y, aún más, las particularidades orientativas y funcionales de algunos detalles asombrosos abren las puertas a más preguntas que respuestas. Quisimos entonces, en esta producción fotográfica realizada en una de nuestras numerosas incursiones al lugar, acercarles evidencia gráfica que estimule nuevas reflexiones e indagaciones.
 
 
 
Vista general del acceso al "pucará"
 
 
    En primer plano, lo que parece una réplica a escala del "intihuatana", el "amarradero del Sol", del cual todos quienes hayan visitado Macchu Picchu guardarán un encantado recuerdo. La tradición de depositar una piedra a su pie, en respeto a la Pachamama, pidiendo su permiso para ingresar al lugar, es revitalizado día a día por quienes se acercan al lugar.
 
 
         
    Caminando por sus pasillos, llaman la atención, en primer lugar, los extraños orificios que se distribuyen en sus muros, en el propio pucará y aun en otras agrupaciones rocosas de las cercanías. Regulares, evidentemente artificiales (la roca es granito sólido, que en el arcaico proceso de enfriamiento no toleraba "burbujas" que pudieran producir oquedades naturales) son magníficos exponentes de estas afirmaciones. En primer lugar, las perforaciones no son perpendiculares al exterior: se doblan, ascienden o descienden en curvas inverosímiles para cualquier broca moderna. Por otro lado, el sedimento de "limonita" (que le da el característico color naranja a estos orificios) producto de la deposiciòn y oxidaciòn natural de los elementos a través del tiempo, es el elemento crucial que permite fechar su antigüedad.
 
 
    
 
    
 
 
 
    
A la izquierda, una vista de muros y terrazas.
A la derecha, parte del muro de acceso a una galería o pasillo.
 
 
         
 
       
Grandes bloques y rocas menores para afirmar la mampostería
hablan a las claras de una ciclópea tarea de construcción.
 
 
 
    
Izquierda: vista del declive de las terrazas. Derecha: el Uritorco.
 
 
    
 
Izquierda: allá, a la distancia, la energética zona de Los Mogotes,
hacia una de cuyas significativas "piedras bola" apuntan los pies del reclinatorio descripto más adelante.
A la derecha: en el punto más alto del pucará, pequeñas albercas con drenaje posiblemente usadas
para estudios o rituales vinculados al movimiento de los astros en el cenit.
 
 
 
    
 
Izquierda: parece un sofá cama, lo llamamos "el reclinatorio". Con facilidad una persona de talla normal
puede reposar allí quedando su cuerpo perfectamente orientado en el sentido Este-Oeste y ver,
entre sus pies, una de las destacadas "piedras bola" de Los Mogotes.
 
Derecha: obsérvense los cortes en escuadra de distintos bloques.
 
 
 
  
 
Dos imágenes de cortes cuadrangulares y fundamentos basales
de construcciones secundarias ya desaparecidas.
 
 
  
 
Las fotografías de arriba exponen uno de los fenómenos más interesantes del pucará. Quizás ignorado por los estudiosos ortodoxos, guarda para los conocedores de las energías sutiles un matiz poco usual. Se le llama "la clínica". En esas oquedades es posible reclinarse y si a corta distancia y desde distintos ángulos se vocalizan mantrams, se percibe un efecto armonizador (si se emplean mantrams, claro). En una ocasión sometimos como conejillo de Indias al propietario del lugar, nuestro amigo Carlos Lusianzoff, haciéndole recibir el sonido profundo y ancestral de una caracola de "concheros" mexicanos (el bueno de Carlos estuvo cerca de una crisis cardíaca). Es importante señalar que investigadores y practicantes de artes terapéuticas y chamanismo ya están empleando habitualmente este lugar para efectuar sesiones de sanación y armonización, según se ha informado, con resultados impresionantes.
 
 
         
Arriba: en las proximidades emergen del suelo lo que parecen restos de otras construcciones, ya depredadas o devastadas.
En varias de ellas, algunas oquedades remiten a "la clínica" y posibles usos secundarios o complementarios hoy olvidados.
 
Abajo: junto a "la clínica", y como evidencia circunstancial de su factura humana, señalamos y documentamos este orificio. A diferencia de otros, éste es de sección rectangular, de unos diez centímetros de profundidad, quizás empleado para adosar artificialmente a la roca una extensión de la construcción o algún elemento, efigie, ídolo o herramienta ritual o ceremonial.
 
 
 
    Es obvia la recomendación, reiteramos, de acercarse al lugar, recorrerlo y experimentarlo por sí mismos. De hecho, en mi caso particular, lo he sumado a los centros energéticos y de poder en los que habitualmente recalo con mis grupos en las salidas al terreno y viajes de aprendizaje. Es el testimonio de todos y todas ellas, al presente, totalmente conscientes no sólo de las energías del lugar sino del efecto catárquico y transformador de unos minutos de exposición a las mismas, el mejor referente que me estimula a seguir profundizando, humildemente, en sus secretos y conociendo y aprendiendo (o debería decir mejor: aprehendiendo) sus enseñanzas.
 
 

 
 
PARAPSICOLOGÍA Y OVNILOGÍA:
¿SON ÉSTAS PROFESIONES?
 
 
 
 
 

    Muchas veces se reciben consultas y comentarios en cuanto a si la Parapsicología así como la Ovnilogía (ufología) son o no profesiones. En este sentido quisiera explayarme un poco más. Yo considero a la Ovnilogía así como a la Parapsicología dos profesiones, porque en el sentido técnico de la palabra, los que la realizamos con esfuerzo dedicando tiempo precioso a estos temas incluso dejando de lado vacaciones y otras cosas, sí la sentimos una profesión y no un hobby (ver en http://es.wikipedia.org/wiki/Pasatiempo – Pasatiempo puede referirse a un puzzle, juego de ingenio, conocimiento del lenguaje, resolución de problemas espaciales, etc., habituales en muchos periódicos y revistas de información general). En cambio en Wikipedia (sólo a modo de ejemplo) aparece para http://es.wikipedia.org/wiki/Profesión ..."ya que existe una frontera difusa entre lo que es una ocupación y una profesión" y sigue "el uso común del concepto tiene diferentes acepciones, entre ellas: empleo, facultad u oficio que cada uno tiene y ejerce públicamente. Las profesiones son ocupaciones que requieren de un conocimiento especializado, una capacitación educativa de alto nivel, control sobre el contenido del trabajo, organización propia, autorregulación, altruismo, espíritu de servicio a la comunidad y elevadas normas éticas".

    Por eso, resumiendo, la Ovnilogía así como la Parapsicología (como toda otra ciencia, pseudociencia o protociencia) es una actividad, en la cual uno "emplea" su tiempo y sus capacidades (o sea, la "facultad", inteligencia, dones, etc.) y conocimientos. Por ello deja de ser un pasatiempo para transformarse en una especie de oficio o trabajo. En este sentido, podemos decir que estas actividades (las nuestras) son en algunos casos profesiones en sí. Este oficio uno lo ejerce privada y públicamente y como en cualquier otra profesión usamos conocimientos especializados para poder discriminar los objetos de estudio entre sí y para ello existen clasificaciones distintas y métodos para discriminar, contrastar o diferenciar. Para ello se necesita algún tipo de mínima capacitación educativa, sea de alto nivel o no, pero al menos una capacitación progresiva y en especial adaptativa puesto que existen ciertos conocimientos de fenómenos contra los cuales se contrasta el caso estudiado, y el saber discriminar en el contexto de los OVNIs y lo paranormal es una aplicación de conocimientos (o sea una adaptación) de herramientas y de cosas que se conocen para verificar si existe alguna coincidencia con fenómenos conocidos así como si existen diferencias importantes en cuanto a calidad y cantidad para decidir si el fenómeno estudiado corresponde a una naturaleza u otra (análisis inter-disciplinario) y cuando ya se le ha adscrito dentro de un grupo determinado de una naturaleza específica, decidir a cuáles de todos los grupos pertenece dentro de esta familia de casos (análisis intra-disciplinario).

    Esta profesión muchos no la podríamos llevar a cabo si es que no tuviésemos cierto control sobre el contenido del trabajo y si además no supiéramos tener un mínimo de organización propia. Es cierto que nos cuesta autoregularnos porque no tenemos el ejemplo clásico y universal de algún investigador conocido o referente del tema pero lo intentamos en el camino. En relación al altruismo creo que queda a criterio de cada uno, porque algunos tratamos de servir a la sociedad con nuestros estudios mientras que otros (aún tan profesionales como nosotros) tienen un altruismo deformado, viendo en la ovnilogía y la parapsicología modos de servirse de la gente. He aquí que el espíritu de servicio a la comunidad varía entre grupos de investigadores y por ello es que siempre nos toparemos con un problema subjetivo y a veces incluso muy objetivo que se relaciona con las normas éticas, cosa que es de mi interés pues por aquí va uno de los meollos del problema de nuestra profesión ya que una persona que no tiene ética le da lo mismo pasar a llevar la confidencialidad de un caso o incluso le da lo mismo que el caso no sea investigado (ni menos derivado a otro colega) con el sólo propósito de apropiarse de los casos, sin tener la consideración de que en algunos casos los potenciales testigos necesitan una ayuda (como en el caso de los abducidos o de los que viven "visitas de dormitorio" o los que viven experiencias de "tiempo perdido" (http://es.wikipedia.org/wiki/Tiempo_perdido).

    En el fondo, lo más extraño de la Parapsicología y la Ovnilogía es el hecho de que son en parte profesiones autodidactas, pero eso no es razón para no considerarlas de manera correcta y seria. Eso no significa que todo el que se llame parapsicólogo u ovnílogo (ufólogo) efectivamente cumpla con estas condiciones para que se le considere un parapsicólogo profesional u un ovnílogo profesional. El problema aquí es que casi no existen escuelas que permitan formar a este tipo de profesionales, y peor aún, no hay cómo evaluarnos entre nosotros pues no existen objetos patrones de referencia, es decir, por ejemplo en la física que se dedica al estudio de las masas existen masas patrones (en Paris, Alemania e Inglaterra) que son referencias de lo que se conoce como kilogramos o gramos (unidades de las dimensiones físicas) pero en la ovnilogía no existe aún un OVNI patrón o un fenómeno paranormal patrón que uno pueda pedir a algún laboratorio para poder calibrar los dispositivos de medición, y del mismo modo tampoco existen patrones o muestras de OVNIs o fenómenos paranormales que se puedan adquirir en un supermercado o en un museo para tener cierta aproximación perceptiva más adecuada. Aquí hablamos en general de experiencias o encuentros con entidades inteligentes autónomas o independientes, o experiencias con fenómenos desconocidos, o experiencias en estados alteraos de conciencia (incluyendo la percepción). Por ello es que no se puede cumplir la condición de replicabilidad del fenómeno, pero eso no significa que no exista un fenómeno o una manifestación desconocida real e independiente.

    Por otro lado, además, con todo lo mencionado sobre las condiciones de una profesión tenemos que considerar que al igual que en toda ciencia, existen ciencias especializadas, o sea, en la Ovnilogía existe la ovnilogía científica que por así denominarlo, considera el estudio de pruebas y/o evidencia científica bajo el método científico estricto (el que se usa para poder analizar las pruebas objetivamente físicas aunque no siempre replicables en laboratorio). Aparte existen otras ovnilogías, así como especialidades dentro de la Parapsicología. Cada una cubre una necesidad o se basa en el desarrollo de una actividad en base a ciertos condicionamientos que la naturaleza del fenómeno inusual investigado impone y no al revés, como algunos piensan, de meter al fenómeno en el cuadro limitante que ofrece el método, cosa que siempre lleva a los típicos problemas de considerar al fenómeno OVNI y paranormal materias concretas a ser "analizables" por el método científico, lo que de hecho es así aunque muchas veces el mayor problema está en la replicabilidad del fenómeno y de las condiciones. Hay que aprender a dimensionar el fenómeno y entender el fondo inteligente de éste antes de suponer aquella idea errónea de que si no se puede aplicar el método científico entonces el fenómeno carece de interés, y algunos incluso hasta llegan a decir que por este asunto el fenómeno no existe. ¡Faltaba más!

    Ahora bien, si aceptamos lo que dice ese artículo de Wikipedia en cuanto a que "generalmente se acepta que una profesión es una actividad especializada del trabajo dentro de la sociedad, y a la persona que la realiza se le denomina: profesional" entonces nos queda claro que entre los ovnílogos y los parapsicólogos los hay profesionales y los hay no profesionales. Aquí la pregunta que siempre surge es: ¿Cómo lo hace un profesional que se dedica a tiempo semicompleto o completo, para poder sobrevivir? ¿Cómo se financia esta profesión? Yo creo que aquellos que somos o nos autoconsideramos (autoreferentemente a veces) profesionales de estas materias, consideramos que uno se hace cada vez más profesional cuando ocurren una serie de sucesos y experiencias y asimilaciones:

1) Sabemos que el tema es cierto, real, verdadero, sea por experiencias propias que nos permiten verificar al menos para nosotros mismos que el fenómeno (un caso particular digo yo) es real, o en caso de no haber vivido una experiencia se cree en ella porque nuestra inteligencia y capacidad cognitiva e intuición nos indican que efectivamente algo tiene que haber de real en este tipo de experiencias sea que se trate de un auto-fenómeno (por ejemplo una experiencia perceptiva como las así denominadas "alucinaciones" con explicación en base a un trastorno orgánico o psicofisiológico, o las autoinducciones y trances, etc.) o experiencias inducidas por agentes externos (consumo de psicotrópicos, influencia de campos electromagnéticos, reacción inusual ante la presencia de entidades desconocidas, etc.). Por ello, lo importante de los verdaderos profesionales no está tanto en si el fenómeno que están estudiando (que consiste en varios casos y no sólo uno necesariamente) sea más o menos cierto desde la hipótesis que ellos consideran como más probable, sino en el hecho de no dar el caso por aclarado sólo porque hasta la fecha no se cuentan con todos los conocimientos o pruebas necesarias para aclararlo, cosa que por lo general es un asunto que requiere de mucho tiempo y no una sola visita como algunos suponen. Por ello hablo de la vocación, de sentirse llamado a seguir investigando casi como que uno estuviera convencido de que lo que hace es correcto y no sólo eso, sino que es necesario y que incluso en algunos casos, vidas humanas dependen de los resultados de nuestras investigaciones, como por ejemplo en el caso de personas "poseídas" o "personas que viven episodios de alucinación" o personas que "están dentro de una secta coercitiva" o "personas que están siendo sujeto a experimentaciones biológicas prohibidas", hasta casos mucho más simples como por ejemplo una experiencia alucinatoria producto de la ingesta de algún alimento en descomposición o con algún alcaloide alucinatorio, o que el cuerpo del testigo esté en un estado psicofisiológico alterado que le ha llevado a ver esas cosas (producto de un aura epiléptico, un cáncer, etc.).

2) Descubrimos que a pesar de que el tema es real aunque difícil de lograr vivirlo por cuenta propia (a no ser por ejemplo los trances inducidos), existe en el mundo una campaña de desprestigio grande que toma tantas horas que si estas se hubiesen ocupado para investigar adecuadamente los casos se habría llegado a algunas conclusiones a favor y otras en contra, pero nunca completamente en contra. De hecho uno descubre que existe cierta capacidad ociosa o interés mórbido de algunos escépticos y creyentes en validar o denostar estos fenómenos. En parte creo que aquí hay un círculo vicioso que enferma a las personas y las envicia en cuanto a orientarse y objetivizar al tema OVNI y al tema paranormal de una manera casi similar a una consideración emocional, como si se tratase de seres angelicales benignos o seres endemoniados, o en su defecto testigos que sufren de locuras y crean a estas entidades.

    Este afán por defender incluso casos que uno sabe que son difíciles de comprobar por parte del creyente. En este sentido doy como ejemplo el caso Roswell, un caso lejano en el tiempo, lejano en espacio con respecto al lugar de origen y de emplazamiento actual de investigador así como en cuanto a la suciedad y espectacularidad que se le ha dado al caso. Pero lo que más me sorprende es que mucha gente se queda estancada en pocos casos que podrían ser falsos o inexistentes o con una explicación totalmente distinta a la que ellos esperaban o creían (tanto para los creyentes como para los escépticos) aunque las argumentaciones de ambos lados pudieran ser más o menos correctas o acertivas. Esto me indica que mucha gente se basa en casos ajenos y no en casos propios y he allí según yo la raíz del problema del apasionamiento en cuanto a la defensa de casos de fenómenos particulares (basados en supuestos hechos e interpretaciones), no necesariamente de fenómenos propiamente tal.

    Ahora bien, otro de los puntos críticos es el hecho de que como en toda profesión se necesita no solamente aprender sino que también enseñar a las otras generaciones y eso implica la necesidad de la existencia de una escuela de oficios (o escuela de artes u oficios) y eso implica que teóricamente deberían impartirse cursos. El problema acá es que estamos hablando de cursos basados en suposiciones o en repetición de testimonios, o en exhibición y análisis de evidencias empíricas (fotos, videos, etc.) o en explicación de los fenómenos a contrastar con los fenómenos estudiados, o en entender el proceso de la percepción (todo parte con el hecho de que un testigo dice haber visto algo que él define de cierta forma que a la vez los investigadores lo asociamos a un fenómeno distinto), pero nunca tenemos el fenómeno de fondo en la mesa; aunque sí podemos tener aproximaciones de ella como ocurre en profesiones tales como la filosofía, o la religión, por ejemplo, que en el fondo no sólo hablan de cosas aunque a veces recurran a abstractos o conceptos, sino que aluden a la existencia de otras inteligencias así como de sus fenómenos asociados. Pero el mayor problema es que técnicamente hablando, en relación a algunos fenómenos o experiencias estamos hablando de encuentros de testigos con estos seres desconocidos y todo ello conlleva en parte a una interpretación en donde la componente más importante es la espiritual, ya que estos seres no se suponen sólo inteligentes ni en parte autónomos sino que además espíritu, o con un espíritu que al igual que a los seres humanos y los animales, nos diferencia y nos individualiza a cada uno. Este aspecto espiritual es el que hace que nuestra profesión esté relacionada en cierto modo con consideraciones espirituales (no necesariamente religiosas pero no las niega tampoco como hipótesis).

    Pero a continuación, creo, no puede dejar de surgir la siguiente pregunta: ¿Podemos cobrar por desarrollar una profesión en la cual estamos tomando en consideración a almas, a seres? ¿Acaso no somos nosotros los que aprendemos cosas trascendentales para nosotros mismos a través de las experiencias y la misma investigación de la existencia de estos seres, que en parte nos hace entender que nuestro modelo de la realidad en cuanto a seres inteligentes es mucho más amplio y rico que el que suponemos o que incluso negamos? ¿Acaso la existencia de estos seres no nos sirve en parte para tener una nueva verificación de la existencia de un ser que los creó a ellos al igual que a nosotros, a saber DIOS, en el cual muchos creemos? Yo no estoy queriendo decir necesariamente que seamos sacerdotes o una especie de ello, pero ¿podemos cobrar a otros por estar nosotros mismos descubriendo cosas esenciales de la vida? Obviamente la pregunta de fondo es quizás que no deberíamos cobrar, pero el punto es, ¿cómo mantener nuestro oficio y nuestra actividad siendo que hay mucho aún que investigar al igual que en cualquier otra ciencia, aunque en el fondo ya se llegó a un tope claro aunque inalcanzable pero sí real? ¿Acaso muchos de nosotros no queremos tener además familias y poder sostenerlas como cualquier otro investigador o profesional, como por ejemplo un médico o un artista o un carpintero?

    Por ello es que yo tendría cuidado en criticar la búsqueda natural por parte de algunos colegas (como por ejemplo el caso de los hermanos Roldán) en cuanto a buscar una "profesionalización" (por no decir "conversión o status serio socialmente hablando") de nuestra actividad, lo que obviamente no puede dejar de considerar las clases, sea que se haga a nivel universitario o a nivel idealista filosófico a la manera de Platón o incluso a través de medios virtuales como los que ofrecen internet. ¿Acaso no existen ya esos cursos, pagados o gratuitos? El gran problema obviamente es el hecho de saber quiénes pueden impartir clases o conocimientos siendo que no podemos saber la calidad de conocimiento que nuestro colega puede realmente tener. ¿Cómo sé yo si por ejemplo algunos colegas no han vivido una experiencia falsa, como asumen algunos escépticos en cuanto a las autosugestiones o los fenómenos convencionales mal reconocidos (incluso ilusiones) o interpretados desafortunadamente? ¿Cómo sé yo si la base de las experiencias de ellos y los consecutivos análisis y asimilaciones que progresivamente ellos han realizado, no están basados en una consideración de un fenómeno que no es el que suponemos por "OVNI" y/o "paranormal"? ¿Quién define qué es paranormal o qué es OVNI? Asimismo, ¿quién define lo que no es OVNI así como lo que no es paranormal? ¿Acaso se puede, seria y objetivamente hablando, llegar a saber efectivamente qué es lo que una persona vivió en un momento y en un lugar y en unas condiciones en las que nosotros mismos no hemos sido testigos simultáneos?

    Creo que el tema es complejo, y uno no puede llegar y dudar ni creer "completamente" en lo que a los otros colegas les ha pasado para que ellos hayan llegado a desarrollar su vocación por estas temáticas hasta estas instancias. Creo que aquí juega un rol importante la intuición, el saber que sin decirle nada a los demás en relación a lo que uno ha vivido personalmente en cuanto a este tipo de experiencias, el otro colega no lo podrá siquiera adivinar ni suponer, no sólo en cuanto a fenómeno vivido sino en cuanto a su presentación, comportamiento, variación, secuencias, intensidades, mensajes directos o indirectos advertidos, etc., vale decir, lo que conforma la riqueza fenomenológica de cada caso. Creo que pueden haber muchas publicaciones en el mundo que resumen estadísticamente la calidad y cantidad de cada caso, pero las experiencias paranormales (entre ellas las OVNI) no son tan obvias ni repetitivas ni clásicas como comprarse una botella de Coca-Cola, es decir, cada experiencia tiene su aspecto especial, su variedad, no necesariamente porque sea distinta a otras experiencias sino porque la componente subjetiva, el modo de percibir y reaccionar ante la presencia de algo desconocido, varía de un testigo a otro.

    Por ello creo que por mucho que sí tenga sentido la creación de una difusión de estos temas casi a nivel de escuela profesional, no obstante será muy difícil ponerse de acuerdo a menos que en nuestra agrupación y gremio (inexistente) hayan ciertas convenciones, reuniones, y modos de compartir la investigación así como el trazado de ciertos propósitos (aunque finalmente muchos de estos no se cumplan necesariamente). Obviamente los que sabemos que el tema de fondo no hay cómo concretizarlo porque en los casos genuinos no corresponde a un producto generable o a un fenómeno replicable en laboratorio, sino a la simple y llana existencia de seres desconocidos, o al menos ya no tan desconocidos pero poco accesibles a una gran parte de la sociedad, incluso a grupos sociales más reducidos como la misma familia del testigo. Reconocer esto, tenerlo en consideración y valorarlo como tal es quizás una de las cosas que más nos ayude a la hora de descubrir las limitaciones naturales que nuestra actividad, profesional o no, nos impone.

    Ahora bien, la búsqueda de una profesionalización de estas ciencias no implica necesariamente la consideración única de teorías o explicaciones paranormales puesto que las explicaciones más racionales también tienen que ser consideradas ya que así como no todo caso es paranormal, tampoco todos los casos tienen explicaciones racionales; si no, esta profesión no habría existido nunca. Creo que un ejemplo a seguir por parte de una escuela o variante de colegas en la búsqueda de nuestra ansiada pero quizá por ahora imposible profesionalización sea ver cómo se han desarrollado las profesiones y las escuelas de psicología, filosofía, sociología, religión y otras ciencias no 100% concretas en donde no se estudian objetos y fenómenos físicos solamente por el método científico.

    Yo creo que en parte la Parapsicología así como la Ovnilogía-Ufología (como rama de la Parapsicología) efectivamente se enseña (de manera directa --clases-- o indirecta --por mensajería de correo--) y se hace a veces de manera inconsciente aunque no siempre con un modo sistemático como algunos pretenden. Incluso hay gente que enseña estas materias sin haber experimentado necesariamente alguno de esos fenómenos pero lo importante es que así como en la Filosofía o en la religión o en la Psicología se habla de hechos, episodios o experiencias con algo, con una realidad sea cual sea, aun así a veces es necesaria la imaginación y creo que en muchas profesiones abstractas la imaginación es parte sustancial de sus actividades. Por eso no critico a los investigadores que aún no hayan vivido lo que ellos hubieran querido definir verdaderamente como una experiencia inusual genuina.

    Personalmente entiendo el punto de vista que algunos proponen en cuanto a que seguiremos siendo meros observadores de experiencias ajenas, pero la gran diferencia que marca a unos investigadores de otros, y que en parte genera la diferencia entre lo profesional y lo "no tan profesional", radica en el hecho de que algunos salimos al encuentro del fenómeno, sea en primera persona (experiencias personales con estas fenomenologías, esto es autotestigos) o en segunda persona (a través de otros testigos) o en tercera persona (lo que otros dicen de otros). En este sentido, algunos no queremos ser sólo observadores pasivos sino que en muchas ocasiones vamos en busca de personas que hayan vivido este tipo de experiencias aun sin ellos saber qué es lo que vieron o que sus experiencias pueden ser clasificadas dentro de una clase de fenómenos u otra.

    Respecto a la existencia de una lógica ufológica, creo que habría que definir qué es lógica pues este concepto tiene acepciones a veces diametralmente opuestas, según qué sea lógico para uno o qué sea lógico para otro, pero claramente la palabra "lógica" es muy relativa según el contexto en el cual se la use y considere como herramienta ordenadora de sucesos. En este sentido me pregunto si es que se puede usar el concepto de lógica tradicional en casos de las experiencias de "abducción" o de "tiempo perdido". Aparte de las experiencias de los testigos, una de las fuentes más importantes con que cuenta cada investigador, ciertamente las filmaciones y/o fotografías también son un elemento de investigación, y para cada prueba, indicio o huella se necesita la participación de distintos investigadores, muchas veces incluso no ovnílogos o no parapsicólogos, pero profesionales en sus campos específicos.

 

 

PROJEKT HUEMUL:
LA GLOBALIZACIÓN TIENE ESAS COSAS
 

 

 

Nota de Gustavo Fernández: Hace algunas semanas, tuve la oportunidad de ver el documental de The History Channel, "Projekt Huemul", donde la excusa de relatar las vicisitudes de un físico alemán llegado a Argentina tras la Segunda Guerra Mundfial era la ocasión de extenderse sobre la "vía de escape" que el entonces gobierno de Juan D. Perón le brindó a los nazis. Casi apenas horas después, intercambiamos algunos mails con mi amigo, el periodista y documentalista Jorge Guaraglia, de la hermana República del Uruguay (si quieren una muestra de su trabajo, vean el "trailer" que preparara para el libro "El Código Blanes", de Marciano Durán). Jorge es además y a mi criterio, uno de los estudiosos más conspicuos de las actividades nazis en Sudamérica, y responsable de buena parte del material sobre el cual elaboré el trabajo "El experimento Filadelfia de los nazis", en AFR Nº 164. Ambos coincidimos, sin ponernos demasiado conspiranoicos, en que muchas cosas no "cerraban" de este documental, y de allí a proponerle que volcara por escrito sus reflexiones hubo un solo paso, que di. Acotaré, eventualmente, algunas consideraciones propias, y al leer no olviden ustedes que no se trata de una nota orgánicamente concebida como tal, sino como un "ping pong" de reflexiones varias.

 

    La globalización tiene esas cosas, nos permite algo impensado para las personas de mi generación, cosas tales como enviar una carta o una foto por teléfono al otro lado del mundo, o como nos pasó a Gustavo Fernández  y a mí: compartir un mismo programa de televisión en dos países diferentes (no hace tanto que mirábamos un solo canal y en blanco y negro).


    En eso estábamos sin saberlo cuando Gustavo me escribe para saludarme y mail va, mail viene, me pregunta si había visto el documental sobre el Proyecto Huemul (El Cuarto Reich en Argentina) que se dio hace unas semanas en The History Channel, ambos concordamos en que era una pena que se hubiera gastado tanto dinero para obtener tan poco sobre el proyecto que titulaba la obra. Con Gustavo nos conocemos, y sabedor de mis modestas investigaciones sobre algunos temas vinculados a los mencionados en el documental, me pidió una reflexión para su revista.


    Es difícil sintetizar años de trabajo en una pequeña nota, y trataré de hacerlo sin entrar en detalles por la crítica en sí sino basados en hechos extensamente documentados en obras al alcance de todos como pueden ser las de Uki Goñi o Jorge Camarasa, excelentes autores sobre la temática nazi de post guerra en el Río de la Plata.


    El documental en sí me pareció una melange extraña de temas, todos menos los que se esperaba por el título que se trataran; se habla extensamente sobre Perón (mi visión sobre el mismo es tan negativa que prefiero no entrar en comentarios) se habla poco sobre Richter(1) y se termina tratando de encadenar esos hechos con los luctuosos atentados de la década del noventa, a todas luces actos esos totalmente desvinculados del objeto del documental; en síntesis, no sólo como investigador sino como persona con cierta experiencia en temas audiovisuales pocas veces ví tanto esfuerzo para tan poco resultado.


    Centrémonos en dos temas, la fuga de cerebros nazis hacia Argentina y la posibilidad de que Richter hubiera tenido éxito.

    Hay una pésima canción que dice “...si la historia la escriben los que ganan eso quiere decir que hay otra historia...”; el adjetivo no es arbitrario, eso es lo que suele creerse y se cree tanto que se llega a desvirtuar totalmente un hecho según el sesgo de quien lo analice. Mi país es un claro ejemplo de ello: la Historia es una sola, no existen dos historias: lo que existe es la manipulación y eso lo hacen los hombres, no la Historia.


    En una nota realizada por un reconocido historiador argentino a Jorge Antonio --personaje muy cercano a Perón-- donde personalmente confirmaba que sabía  el verdadero nombre de Eichmann cuando le dio trabajo en su fábrica, (¿que tiene que ver eso con el tema que nos convoca? Mucho, todos lo sabían, acaso alguien puede creer que cuando Perón se entrevistaba con Menguele (2) no sabía quién era y creía que era el doctor "Gregor" como él mismo lo dice, eso es dudar de la propia inteligencia de Perón, que aunque nefasto no era ningún tonto. Ése es uno de los meollos de esta historia: creer que Perón fue embaucado por Tank (3), trayendo un científico loco, que a ese científico loco se le dio todo, hasta una delegación de poder presidencial (acción inconstitucional si las hubo) en isla Huemul (en el lago Nahuel Huapi, frente a la paradisíaca San Carlos de Bariloche, en la sureña provincia de Río Negro) y que todo eso aconteció por la ingenuidad de Perón y su desconocimiento en temas científicos es tan pueril que no vale la pena analizarlo.


    Si Richter tuvo éxito parece lo menos importante a estas alturas, el sólo motivo que pensara en ello hace sesenta años ya lo convierte en un adelantado a su época. Richter nunca habló de éxito, habló de indicios y si ello fue real o se debió a errores de medición quedará entre los misterios de esta historia, creer que  Estados Unidos iba a permanecer impasible a que alguien desarrollara la bomba en su patio trasero es no conocer cómo se movieron siempre los intereses norteamericanos; desacreditar a Richter tiene todos los indicios de haber sido una típica maniobra de inteligencia y la manera más rápida de acabar con el tema sin  fricciones diplomáticas.


    No hay que buscar lejos para ello: le pasó a  Tesla, una mente superior, un científico como pocos en la historia sólo comparable con un Einstein o un Newton. Le pasó lo mismo con la diferencia de que Tesla fue tan genial que no pudieron desacreditarlo del todo; la corriente alterna que hoy llega a todos los hogares del mundo es sólo uno de sus logros, no sería malo acordarnos de Tesla cada vez que encendemos la luz, prendemos la televisión o encendemos el auto, todos ellos tienen elementos basados en los descubrimientos de Tesla y otros han sido tan rigurosamente guardados que aún hoy son top secret. Para mencionar sólo alguno de ellos: la posibilidad (realizó experimentos al respecto) de distribuir corriente eléctrica sin cables, por aire y a cualquier distancia, un genio como pocos, un olvidado de la ciencia.


    Volviendo al documental, el mismo insiste sobre la sanidad mental de Richter pero nada dice por ejemplo de cosas sintomáticas como por ejemplo de qué vivió Richter en Argentina durante los siguientes cuarenta años sin que nadie lo molestara hasta que murió en el noventa y uno, y muchos otros detalles más, que hubieran dado más luz a la historia. Tampoco explica  por qué esfuerzos como el Pulqui II quedaron por el camino, ni quién intervino para ello.


    Como desarrollo de la idea de Richter, podemos decir que aun hoy no existe la fusión nuclear operativa en nuestro planeta; se están haciendo investigaciones pero hay quienes hablan de que un reactor de fusión en caliente, es decir, usando plasma (no confundir con fisión ni con fusión en frío) no estaría listo antes de cincuenta años. Ya Fleischmann y Pons fueron desacreditados en todo el mundo en el año 1989 por este tema. Acá hay demasiados intereses en juego como para ello.


    Pero es bueno saber que existen científicos que no son dogmáticos; al respecto cito un fragmento del artículo publicado en Astroseti, de Justin Mullin, traducido de "Cold Fusion Back >From the Dead", (c) 2004 IEEE. Este artículo fue publicado por primera vez en la edición de agosto de 2004 de IEEE Spectrum, que cita en parte: (sic) “... en 2002, unos cuantos científicos de la Armada pensaron que había llegado el momento de arrojar el guante en desafío. Un informe en dos volúmenes titulado “Aspectos térmicos y nucleares del sistema Pd/D2O”, incluía una solicitud de mayores fondos por parte de Frank Gordon, jefe de navegación y ciencias aplicadas del centro de la Armada. “Ya es hora de investigar estos fenómenos de modo que podamos obtener beneficios del saber acumulado por los científicos. Ya es hora de que las agencias de financiación del gobierno inviertan en esta investigación”, escribió. El informe llegó al DOE pero parece que causó poco impacto.

 

    Entonces, a finales de agosto, en un pequeño hotel cercano al Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT), situado en Cambridge, alrededor de 150 ingenieros y científicos se reunieron con motivo de la Décima Conferencia Internacional sobre Fusión Fría. Los asistentes a la conferencia estaban atónitos por el modo cuidadoso en que se expresaban ahora varios investigadores, anteriormente muy críticos. A lo largo de los años, unos cuantos grupos repartidos por todo el mundo habían reproducido el experimento original de Pons-Fleischmann sobre el efecto del exceso calórico, consiguiendo algunas veces incluso el 250% de la energía empleada durante el proceso...”.   "...Otros investigadores están finalmente empezando a explicar por qué el efecto Pons-Fleischmann es difícil de reproducir. Mike McKubre del Instituto Internacional de Investigación de Stanford (SRI International), en Menlo Park (California), un respetado investigador con gran influencia entre aquellos que siguen la fusión fría, cree que el efecto puede observarse con cierta fiabilidad una vez que los electrodos de paladio están rodeados de deuterio en porcentajes del 100%, un átomo de deuterio por cada átomo de paladio. Su trabajo demuestra que cuando el porcentaje baja apenas 10 puntos, hasta el 90%, sólo dos de cada 12 experimentos producen un exceso calórico, mientras que todos los efectuados a un 100% de deuterio generan el exceso térmico.”


    La fusión (fría o caliente) sería el fin de nuestros problemas energéticos y por supuesto el fin de una economía sustentada en combustibles fósiles, ¿se imaginan lo que podría pasar en el equilibrio mundial de ocurrir eso?

    La verdadera historia de la fuga de nazis a Argentina (preferiría decir al Cono Sur) recién está asomando, Menguele se casó con su propio nombre en Uruguay (4) a la vista de todos y el hijo de Eichmann fue claro cuando dijo incluso que “los peces gordos estaban en Uruguay”; sin embargo hoy, no sé por qué motivo se insiste en que Uruguay no fue refugio de criminales de guerra, ¿qué mejor refugio que el lugar donde sabían no los iban a ir a buscar?


    No tengas dudas, Perón y sus allegados sabían a quiénes traían y para qué los traían, se desprende de las propias palabras en la justificación de la declaración de guerra. No divulgo temas que otros investigadores me confían, no obstante puedo decir que a instancia de una investigadora alemana, estuve hace un tiempo en la famosa "casa de la calle Garibaldi" en los aledaños de Buenos Aires donde supuestamente vivía Eichmann (hoy es sólo un terreno baldío, testigos del lugar me dicen que uno de sus hijos que aún vive en Argentina la hizo demoler) en los tiempos de su captura.


    La teoría de esta autora es radicalmente distinta de la historia oficial y créanme que cuando van al lugar de los hechos con el libro de Isser Harel (el jefe de la misión que lo capturó, es decir la versión casi oficial de los hechos) en la mano, se dan cuenta que hay lugar para la duda acerca de que las cosas ocurrieran como lo dice el autor, estuve en el lugar, tomé medidas, tiempos, vi fotos de época  y pensar que un experto en inteligencia que se sabía perseguido haya sido capturado así realmente cuesta imaginarlo; es más creíble la versión que en realidad allí vivía su familia pero no él y que la narración de su captura posiblemente hubiera tenido algunas variantes con lo que realmente pasó.


    Como decía la investigación está en sus comienzos, yo no soy mas que un investigador dominguero pero hay autores como Burnside que han realizado un gran esfuerzo en revelar lo que el stablishment niega y hoy el periodista Abel Basti está trabajando sobre rastros muy sólidos, con entrevistas incluso a múltiples testigos que aseguran que la verdad fue otra muy distinta.


    Hay aún incógnitas más profundas en todo esto, existen antecedentes de sobra como para pensar que incluso armas más extrañas (o al menos sus diseños) como la llamada The Bell --la Campana--  pudiera haber llegado a nuestros países (5). Al respecto, el autor polaco Igor Witkowsky ha realizado un trabajo pionero y referencial donde claramente ha podido ir sacando a la luz los entretelones de esta increíble historia (sugiero leer al propio Witkowsky en "The Truth About the Wunderwaffe" y a Nick Cook en su obra "The Hunt for  the Zero Point").


    El tema del nazismo y sus consecuencias, especialmente en el campo tecnológico, ha sido suficientemente manipulado como para desvirtuarlo. No conviene a nadie decir que como botín de guerra se usó la tecnología desarrollada por un régimen criminal pero sepan que sin el aporte de científicos que trabajaron en la Alemania nazi como Debuss o el propio Von Braun, no sé si se hubiera podido llegar a la Luna. La cohetería estadounidense deriva directamente de la alemana y eso es incontrastable.


     En materia de energía atómica, otro tanto. El primero en trabajar en esos temas de fisión nuclear fue el alemán Otto Hahn, en 1938, varios años antes que Fermi desarrollara su pila atómica en la Universidad de Chicago, e  incluso se dice por ahí que los alemanes abrían desarrollando un par de explosiones atómicas de muy bajo rango de potencia en una isla en el mar Báltico. Lo cierto es que hace pocos años se comprobó que los barriles provenientes de un transbordador que fue bombardeado en Telemark en Noruega en plena guerra mundial (febrero del ´43) efectivamente contenían agua pesada.


    Ni que hablar de mencionar el  U.boot 234 que fue encontrado con bastante material, que luego de procesado habría podido servir para uso en armamentos. En este caso pasa algo parecido a lo de Richter con Heisenberg (digo parecido, no igual, obvio que no hay comparación entre ambos). Heisenberg ha sido citado generalmente como un incompetente, poco menos que un analfabeto  en materia de fisión atómica y que por eso el Reich no obtuvo la bomba a tiempo. Parece una ignorancia o al menos una falta de respeto decir eso de alguien que con su Principio de Indeterminación (generalmente mal llamado Principio de Incertidumbre) ha sido nada menos que uno de los padres de la Física Cuántica. Las conversaciones de Farm Hall, una granja plagada de elementos de escucha donde recluyeron a los científicos alemanes en 1945, recién fueron desclasificadas en la década del noventa, ¡casi medio siglo mas tarde! y encima fueron versiones, los originales nunca han aparecido hasta donde sé.


    Y a eso debemos agregar algo que no es menos importante. Los desarrollos científicos nazis no sólo disponían de mano de obra esclava sino que eran compartimentados y nadie sabía lo que el otro hacía salvo sus autoridades principales como Kammler, quien debió saber sobre The Bell y todos los demás proyectos secretos pues estaban bajo su mando. Kammler se dice que desapareció, sólo circula una foto de él por Internet, difícil de creer, lo más probable es su huida a los Estados Unidos o a Rusia negociando sus formidables conocimientos (sobre todo en logística) y sus contactos.


    Creo que analizar estos temas y llegar a LA VERDAD, sin manipulaciones interesadas, esa es la única manera de que estos hechos nunca vuelvan a repetirse, de lo contrario, si hacemos visiones sesgadas de la Historia seguro estaremos condenados a repetirla como ya ha pasado en los genocidios de Ruanda y los Balcanes, bajo la mirada de nuestra "civilizada" comunidad internacional.

 

Y yo (GF) acoto: Estados Unidos, a través de la Operación Sujetapapeles ("Paperclip") no tuvo el menor empacho en llevar decenas de científicos alemanes a su territorio, tal como también lo hicieron las huestes de Iósif Stalin. ¿Y acaso en algún momento se sugiere una orientación filonazi en Truman o la morsa de los Urales por esa decisión? Este razonamiento tan sencillo no parece haber cruzado siquiera por la mente de realizadores, guionistas, productores y entrevistados en Projekt Huemul, que se regocijan de acusar a Perón de "pronazi" por la decisión de, simplemente, competir con rusos y norteaericanos con sus mismas armas. La Historia no le fue justa, en ese sentido.


(1): Ronald Richter: físico alemán recomendado a Perón por Kurt Tank, que acunó el sueño imposible de crear "fusión atómica" en Argentina.

(2) Josef Mengele, médico al servicio del Tercer Reich, director de tenebrosos experimentos y masivas torturas y exterminios en campos de concentración. En AFR hemos publicado, en relación a este personaje, "¿Mengele aún vive?", en AFR Nº 158 (Para solicitar por email, clic y enviar).

(3) Kurt Tank, científico y aviador alemán, que cimentó en Argentina una pdoerosa industria aeronáutica, posicionándola como la principal de Latinoamérica y una de las mejores del mundo en ese entonces, en abierta competencia con EEUU, URSS, Francia e Inglaterra. El "Pulqui II", avanzadísimo caza a propulsión jet, es el mejor exponente.

(4) Y se nacionalizó paraguayo, también con su propio nombre. Aquí exhibimos copia facsimilar de su acta matrimonial.

 

 

 

(5) Éste es precisamente el punto desarrollado en el artículo "El experimento Filadelfia de los nazis".

 


 

LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO

Disponibles para descargar en formato PDF
desde:
http://www.egrupos.net/grupo/afr/ficheros

Lección EP Nº 01: Quirología Científica 1.
Lección EP Nº 02: Quirología Científica 2.
Lección EP Nº 03: Quirología Científica 3.
Lección EP Nº 04: Infografía ampliada de la mano.
Lección EP Nº 05: Infografía mejorada de la mano. Seminario de Técnicas Adivinatorias (I).
Lección EP Nº 06: Seminario de Técnicas Adivinatorias (II).
Lección EP Nº 07: Seminario de Técnicas Adivinatorias (III).
Lección EP Nº 08: La utilidad de estudiar la Sabiduría Antigua y su inserción en la “Nueva Era” (parte 1).
Lección EP Nº 09: El estético Sexto Sentido.
Lección EP Nº 10: El Árbol de la Vida.
Lección EP Nº 11: La Sabiduría de la Kabballah.
Lección EP Nº 12: Kirón, la Estela de la Sombra.
Lección EP Nº 13: La luz interior y la Noche Oscura.
Una acotación (tal vez de interés) a nuestra última lección de Esoterismo Práctico, en AFR Nº 136.
Lección EP Nº 14: El concepto de Analogía en la Práctica Esotérica.
Lección EP Nº 15: La Energía Vital Universal oPräna, su voibración y el buen empleo de estos ciclos.
Lección EP Nº 16: La ¿aniquilación? del Ego.
Lección EP Nº 17: Antakharana: El puente de comunión mística con lo espiritual.
Lección EP Nº 18: Illuminati: Inquisidores de la Nueva Era.
Lección EP Nº 19: La Transmutación Alquímica del Yo.
Lección EP Nº 20: La Psicomitología Personal.
Lección EP Nº 21: Psicomitología: Ahondando el Conocimiento de los Arquetipos Personalizados del Inconciente.
Lección EP Nº 22: Evolución Espiritual y Desengaños Afectivos.
Lección EP Nº 23: En Conexión con las Energías Telúricas.
Lección EP Nº 24: El Anillo Manásico y el Conocimiento Akhásico.
Lección EP Nº 25: Esoterismo y Compromiso Social.
Lección EP Nº 26: Familia y Aborto: Las "Brasas Ardientes" del Esoterismo.
Lección EP Nº 27: El Hombre es su Proceder.
Lección EP Nº 28: Los Cascarones Astrales.
Lección EP Nº 29: Las Costras Astrales.
Lección EP Nº 30: Las Leyes de Fernández.
Lección EP Nº 31: El ritual Tezcatlipoca
Lección EP Nº 32: El temascal guerrero y místico.
Lección EP Nº 33: Levantando el velo del conocimiento Tolteca
Lección EP Nº 34: ¡Liberen a la Diosa!
Lección EP Nº 35: ¿Cómo identificar portales dimensionales?
Lección EP Nº 36: Algunos apuntes sobre la Vida después de la Muerte.


 
COLABORACIONES
 
Puede enviarnos artículos o noticias relacionadas con los temas de esta revista a afreditor@gmail.com (incluya en el asunto "Redacción"). Las fotografías o ilustraciones como así también los formatos pueden ser editados por cuestiones de espacio y estilo. Incluya el nombre o datos del autor (su email, si quiere ser contactado), URL de su sitio web, fuente y cualquier otra información relevante. Añada los comentarios que crea convenientes. No aseguramos la publicación ni tampoco el momento.
 
Es importante que usted se asegure previamente a redactar su artículo que su temática es, cuando menos, abordada de manera diferente a otros trabajos publicados sobre el mismo tenor (para evitar repeticiones).
 

 
FORMAS DE CONTACTO:
 
Para envío de sugerencias, críticas, cartas de lectores: clic aquí.
 
Para envío de noticias, colaboraciones y
todo material susceptible de ser publicado: clic aquí.
 
Por otros motivos,
contacte con el Administrador/Editor a:
 
Para otras formas de envío o suspenderlos por vacaciones:
 

 
NÚMEROS ANTERIORES:
 
En el caso de inconvenientes puede solicitar ejemplares por email al Editor.
 
También puede solicitar un ÍNDICE por email,
(cliquear el enlace y enviar el mensaje vacío):
(Cuando lo haya recibido, podrá solicitar lo que sea de su interés
directamente al servidor de correo que lo atenderá automáticamente).
 
Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad
están disponibles en formato PDF y
 
Siempre puede solicitar el último mensaje (revista o boletín)
cliqueando el enlace y enviando el email (no importa el texto ni el asunto).
 

 
SE PERMITE LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL
MENCIONANDO FUENTE Y ENLACE:
 
AL FILO DE LA REALIDAD
www.alfilodelarealidad.com.ar
 

 
Al Filo de la Realidad es órgano de difusión del Centro de Armonización Integral, academia privada dedicada a la investigación, difusión y docencia en el campo de las "disciplinas alternativas", fundada el 15 de octubre de 1985 e inscripta en la Superintendencia de Enseñanza Privada dependiente del Ministerio de Educación de la República Argentina, bajo el número 9492/93.
 


























Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service