eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > afr > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 301 al 320 
AsuntoAutor
31 de octubre:Tema Centro d
31 de octubre:Tem Centro d
Actualización de B Centro d
Actualización de Centro d
AUTODEFENSA PSÍQUI Centro d
Revista Al Filo d Centro d
Recordatorio: 31 Centro d
Recordatorio: Cap Centro d
Actualización de B CAI - Ce
Actualización de Centro d
Actualización de Centro d
Recordatorio: Cap Centro d
Actualización de Centro d
Lección de Esoter Centro d
Actualización de Centro d
Actualización de Centro d
Autocontrol Mental Centro d
Nueva lista de CHA Centro d
Recordatorio: Nue Centro d
Revista Al Filo d Centro d
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Al Filo de la Realidad

Mostrando mensaje 306     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[AFR] Revista Al Filo de la Realidad Nº 199
Fecha:Jueves, 15 de Octubre, 2009  20:33:07 (-0300)
Autor:Centro de Armonización Integral <gusfernandez21 @.........ar>


 



_________________________________________________________________________
  OCULTISMO                       OVNIs                   PARAPSICOLOGÍA 
 
           Año 10                     15 de octubre de 2009                    N° 199    
AL FILO DE LA REALIDAD
"Disiento con lo que dices, estoy en total desacuerdo con ello,
pero defendería con mi vida tu derecho a decirlo". Voltaire.
 
((( Fundada el 10-5-2000 )))
                                                                                                                  
                                                                                                                 
 
* Desde Paraná (Entre Ríos, Argentina)
para 8.633 suscriptores (auditado por eGrupos)
en todo el mundo *
 
 

 
En este número de AFR:
 
  • ORBs: ¿SIMPLES CONFUSIONES O EVIDENCIAS DE LO PARANORMAL?
        Por Gustavo Fernández
  • TEMASCAL: SANACIÓN Y TERAPÉUTICA, y su presencia en tierras australes
        Por Gustavo Fernández          
  • NOTICIAS
  • II Encuentro Argentino de Luz y X Encuentro Iberoamericano de Luz, Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina
                    

 
 
AL FILO DE LA REALIDAD ES UNA REVISTA QUINCENAL DE DISTRIBUCIÓN GRATUITA POR EMAIL QUE INCLUYE LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO.
 
Suscripción   (ALTA): http://www.eGrupos.net/grupo/afr/alta
¿Cambio de dirección? Efectúe la Suscripción con la nueva dirección y luego la Desuscripción con la antigua.
Importante: Agregue "afreditor@gmail.com" a su libreta de direcciones o lista blanca, así no tendrá problemas para recibir futuros envíos.


Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad están disponibles en formato PDF.
Pueden accederlos en
Archivos Forteanos Latinoamericanos y también en
nuestro grupo en Wuala.


 
PODCAST
para escuchar en línea
o descargar en formato mp3
 
AL FILO DE LA REALIDAD
El encuentro con lo desconocido.
 
Conduce: Gustavo Fernández
 
 
Visítenos en el Earth Music Network:
 
 

 
MÁS RECURSOS GRATUITOS:
 
CDs y DVDs
  • DVD "OVNIs sobre las Torres Gemelas"
  • Todo el material periodístico original, sobre el cual se realizó el libro homónimo, para que usted pueda chequear con sus propios ojos los documentos que fundamentan nuestras teorías.
  • CDAudio Armonización Indo-tibetana (solicitar más información sobre los CDs).


Encontrará otros sitios web, listas de correo de discusión, boletines, cursos, comercios, etc. destinados a estas temáticas en nuestra sección de Enlaces.

ORBs:

¿Simples confusiones o evidencias de lo paranormal?

Escribe Gustavo Fernández

 

 

            A esta altura de los acontecimientos, se hace casi innecesario describir qué es un ORB. Pero vale intentar una sencilla, si no definición, cuando menos descripción como punto de partida para aportar unas reflexiones que de ninguna manera buscan ser concluyentes. Digamos entonces que llamamos “orbs” a unas máculas luminosas, siempre esféricas, que aparecen en fotografías de aparente distinto tenor y se supone no susceptibles de explicar en términos convencionales.

 

            Cuando digo “no convencionales” abro el debate a dos ideas predominantes: que se trata de algún tipo de “entidades”, o, de una forma quizás ambigua pero no exenta de significado, “energías”. Y cuando digo “convencionales”, me remito a las dos explicaciones que los refutadotes de estas presencias suelen enarbolar: que, o bien son rebotes del flash sobre gotas de humedad, de rocío, suspendidas en la atmósfera, o bien son partículas de polvo en la lenta de la cámara.

 

  

 

Ejemplos de Orbs enviados por nuestros lectores.

 

            Hay un hecho si se quiere cronológico que no debe ser desestimado: los orbs empiezan a multiplicarse a partir de la difusión de la fotografía digital. El hecho es tal vez casual, tal vez no. Por cierto, aún hoy el valor de una cámara digital, por lo menos en las economías tercermundistas, no las hace tan accesibles como, históricamente, lo han sido las cámaras de rollo de película. Pero a esto se contrapone el hecho inevitable que la gratuitidad de las mismas –uno no debe enfrentar el proceso, en ocasiones oneroso, de revelado y copiadeo en papel, que obligaba en un pasado aún no remoto a seleccionar la cantidad de copias con las que finalmente terminábamos reuniéndonos- hace que el fotógrafo improvisado obtenga centenares de tomas cuando antes, en el mejor de los casos, sólo hacía unas decenas de exposiciones. Cualquier viaje turístico hoy en día suele implicar que el  viajante se reúna en su computadora, al final del mismo, con una cantidad enorme de imágenes, cuando antes, insisto, pensábamos dos veces antes de disparar el obturador. Este crecimiento exponencial de registros, lógicamente, aumenta en la misma proporción la posibilidad de obtener imágenes extrañas.

 

            Se ha sostenido –no sé si con razón- que ello se debe a que la cámara digital es más sensible que la cámara de película, y que ambas lo son respecto del ojo humano. En alguna ocasión, en el contexto de un estudio sobre “fotografías psíquicas”, mencioné que esto no era necesariamente así, en ese entonces con referencia a eventuales, sólo eventuales, películas de extrema sensibilidad, que no ocurría con la empleada comúnmente tanto en fotografías turísticas como familiares. Y expusimos la presunciòn que la explicación podría radicar en otra parte: la acción psicokinética del mismo operador sobre la emulsión química de la placa, en funciòn de la percepción inconsciente de “algo” presente en la ocasión o el lugar.

 

            Pero no nos introduzcamos ahora en esos terrenos umbrosos. El hecho incontrastable es que la era de la fotografía digital, desde principios de los 90, ha traído asparejado un incremento en la captura de estos registros, los Orbs. Y más adelante sugeriré una hipótesis alternativa para esta eventualidad cronológica.

 

            Por lo pronto, centremos nuestra atención en las explicaciones “convencionales”. En efecto, ¿son susceptibles de ser explicados los Orbs como rebotes del flash en gotas de humedad o en partículas de polvo?

 

            Y mi presunciòn es que no.

 

            ¿La prueba?. De mi amplio archivo, permítaseme presentar estos ejemplos. La primera fotografía corresponde a una experiencia personal en un temascal. Como se verá, en la bruma del lugar, no aparece ningún orb. Dado el alto índice de humedad ambiental en el mismo, debería aparecer pletórico de aquellos. Y no, no aparece ninguno, cuando esa hipótesis debería en ese marco ser justificada. En otras palabras, si la presencia de orbs se debiera a reflejos del flash en gotas de humedad, toda fotografía de temascal debería estar inundada de ellos. Y esto ocurre sólo en contadas ocasiones.

 

 

            El segundo ejemplo fue obtenido con uno de los grupos que me acompañan frecuentemente a la conocida zona de Capilla del Monte, Argentina. Meditando frente al cerro Uritorco, una integrante del grupo toma, como se observa, dos imágenes exactamente iguales, con pocos segundos de diferencia. Aquí mi razonamiento se aplica a ambas teorías: ¿varía tanto las condiciones de humidificación del ambiente entre un registro y otro que aparecen "gotas de humedad" en un caso y en otros no?. Y también, ¿”desaparece” mágicamente la partícula de polvo –ya que la lente no fue limpieza- entre un momento y otro, si ésta fuera la explicación?.

 

 

 

            Un problema muy distinto es explicar el porqué aparecen. Una hipótesis dice que lo es en virtud de ciertas condiciones naturales, digamos espirituales, de la persona fotografiada. Empero, en muchos casos me han acercado fotografías tomadas en condiciones, digamos, muy poco “espirituales”, por ejemplo, fiestas pletóricas de alcohol y tabaco. Salvo que sea un tirón de orejas de entidades de otros planos, se hace difícil suponer que esos contextos sean los propicios para manifestaciones preternaturales. Por otro lado, la hipótesis que se trata de los “lugares”, es decir, puntos geográficos particularmente energéticos, nos hace preguntarnos porqué, en esos mismos lugares, aparecen unas veces sí, y otras no. Tal vez la respuesta esté en el punto medio: ciertos lugares, en presencia de ciertas personas, generan una respuesta, vaya a saberse por ahora si inteligente o no, manifestable en la presencia de fenómenos anómalos no visibles a ojo desnudo.

 

            Dije líneas arriba que el dato cronológico no es menor. Y arriesgo aquí una tercera hipotética explicación, que me obliga, empero, a una explicación previa.

 

            A cualquiera que estudie históricamente la evoluciòn de los fenómenos anómalos y su registro por la humanidad, no se le escapará que en cada época parece haber un fenómeno dominante de lo paranormal: espíritus, dioses y demonios en la antigüedad, manifestaciones espiritstas y ectoplasmáticas en el siglo XIX, extraños “monstruos” criptozoológicos en las primeras décadas del siglo XX (“yetis”, “nessies” y más), ovnis a partir de la década del 40, duendes y gnomos a partir de los 80, agrogramas y… orbs en los 90…. Los fenómenos se superponen, sí, y hay apariciones documentables de ovnis centenares de años atrás y los “espíritus” hacen algunas de las suyas aún hoy, pero lo que impacta en el inconsciente colectivo, insisto, en distintas épocas, es una fenomenología dominante. Esto es perceptible dentro del propio fenómeno OVNI: la naturaleza de los objetos descriptos en los 50 ya no es la de los registrados en la actualidad. El OVNI de los 60 presentaba aspectos muy “mecánicos”: escalerillas, ventanillas en formas de “ojos de buey”, toberas de escape, residuos radiactivos… Años después, se “metamorfosea” en algo más “etéreo”: luces proteiformes, deesmaterializaciones, bilocación. Aún más, una “evolución” similar sufren sus supuestos tripulantes. En los cincuenta, los “tripulantes” parecen escapados de una tira de Buck Rogers, usan cortas capas a la espalda (¿alguien me puede contar para qué diablos sirve una capa en el espacio?), cascos como de cuero pegados al cráneo. En los 60, llega el tiempo de los “arios”. Altos, rubios, con trajes brillantes y escafandras (como nuestros incipientes astronautas) botas y guantes hasta el codo de colores brillantes. Empero, la moda evoluciona, y en los 70 visten túnicas, con un inevitable aire “hippie”. En los 80, llegan los “grises”: sin duda imbuidos de una mística reaganiana, son silenciosos, esquivos, de intenciones turbias, empecinados en experiencias genéticas. Ya en los 90, entran a paso redoblante de una manera impersonal como la que más: canalizaciones y mensajes salvatíferos, la inasibilidad de los visitantes de dormitorio… Por cierto, en todo momento podemos encontrar uno que otro caso de otra categoría pero (repasen la casuística) parecen estar agrupados estadísticamente según la época.

 

            Mi idea es entonces la siguiente. Imaginemos una o unas (singularidad o pluralidad no hace al fondo de la cuestión, no ahora) inteligencias que desean, por razones sobre las que cada uno especulará a gusto, influir sobre la evoluciòn de la conciencia humana. Supongamos que esas inteligencias necesitan imprimir una orientación determinada a las creencias colectivas, y adoptan como método la manifestación de fenómenos individuales y colectivos que, multiplicados por los años y por el impacto mediático, van construyendo “arquetipos” en el imaginario colectivo. Pero, como es lógico, pasado un tiempo, por repetición y acostumbramiento, su efecto comienza a disiparse. Entonces, es necesario generar nuevas fenomenologías que refuerzen las creencias, nuevas manifestaciones que por su atipicidad pongan la discusión, el debate, el asombro y la extrañeza otra vez sobre el tapete. Cuando comenzamos a acostumbrarnos a los ovnis, cuando, insisto, ya eran parte del folklore, aparecieron los círculos en las cosechas. Cuando éstos comenzaron a ser tan comunes que hasta se transformaron en una actividad artística en su imitación (con concursos y todo), aparecieron los orbs. Y en definitiva, seguimos haciéndonos preguntas, seguimos polemizando apasionadamente, seguimos sin encontrar respuestas definitivas…. Porque así lo diseñan esas Inteligencias, sabedoras que si encontráramos las respuestas, cesaríamos en las búsquedas. Y esto no es ocioso: hace tiempo que uno, yo cuando menos, aprendió que lo im portante no es encontrar las respuestas sino hacer las preguntas correctas. Y la avalancha de preguntas y repreguntas que lo Desconocido viene generando en la humanidad a través del tiempo lleva a una necesaria conclusión: que la evoluciòn del pensamiento humano no hubiera sido la misma de no hacernos sentido a indagar, tanto tiempo, empujados por los golpes a la puerta que lo Desconocido viene haciendo.



TEMASCAL:
Sanación y Terapéutica
y su presencia en tierras australes
 

 

 

         A lo largo de numerosos artículos en “Al Filo de la Realidad”, he descripto la naturaleza y fines de la práctica del temascal, el baño de vapor indígena tan habitual en Norte y Centroamérica, y sus propiedades. Estas líneas no tendrán entonces como fin ser didácticas sobre el mismo (a quien le interese, le recuerdo que en nuestro blog, “Al Filo de la Realidad”, secciòn “Descargas” tienen a su disposición el e-book gratuito “Un ensueño entre serpientes y jaguares” donde, amén de mis andanzas en tierras mexicanas, relato el tema con más extensión) sino reflejar algunas observaciones y experiencias personales, con el confesado propósito de estimular a quien no haya realizado aún la experiencia a participar en una.

 

         Debo comenzar, sin embargo, por una pequeña cita para mí reveladora. En mis conversaciones con especialistas en tierras del Ánahuac, ellos me referían, constantemente, su certeza que el temascal, insisto, como baño de vapor terpéutico y místico, supo extenderse alguna vez por todo el continente americano, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Empero, si bien pueden hallarse evidencias en el actual territorio de Estados Unidos y América Central,  no me había sido posible, hasta ahora, detectar indicios entre nuestros pueblos originarios de Sudamérica, al punto que alguna vez llegué a pensar que tal vez era sólo un rumor, una expresión de deseos.

 

Pero no.

 

         Y el grato hallazgo ocurre precisamente entre uno de los pueblos menos conocidos –y tal vez por eso- más enigmáticos del actual suelo argentino: los comechingones (1), habitantes de la provincia de Córdoba. Más precisamente, en el Valle de Punilla. Más aún, con intensa presencia en las regiones de Capilla del Monte, Ongamira y alrededores. No creo que sea casual esto; la inluctable relaciòn energética entre esta regiòn y Tepoztlán, en México (y que he descripto en “Ecos chamánicos entre Tepoztlán y Capilla del Monte”, ver haciendo click aquí) da otro sentido a la repetición, en estas tierras australes, de prácticas tan difundidas entre los pueblos toltecas y otros.

         La cita en cuestiòn la hallé en “Relación de las provincias del Tucumán” (1582) de Pedro Sotelo de Narváez: “… acostumbran meterse en las casas debajo de tierra y muy abrigadas, a sudar, como manera de baños, y de allí salen, después de sudar mucho, a que les de el aire, aunque se enjugan dentro”.

         De hecho, un temascal. A sabiendas de la profunda mística de estos pueblos, capaces de erigir centros ceremoniales de propiedades aún desconocidas (ver aquí), es inevitable trascender la mera casualidad. Por cierto, cuando en Xochicalco, en esa verdadera “universidad del espíritu” tolteca escuché los fundamentos de un encuentro continental de sabios, allá por el 650 de nuestra era, y cuando fui reuniendo evidencias que establecían una identidad cultural entre el Tawantinsuyu y el Ánahuac, la casualidad se transforma en causalidad.

 

         Repasemos algunas de esas evidencias, no necesariamente en orden de importancia, sino como afluyen a mi recuerdo:

 

-         El calendario religioso de 260 días.

-         El uso de cuerdas anudadas como registro contable, calendárico, etc. El “Mecatl” en el Norte, los “kipus” en el Sur.

-         La “cultura de las pirámides” aterrazadas

-         La presencia del pueblo Purépecha en México, con raíces lingüísticas quechuas en su lenguaje, capaces también de construir grandes canoas para navegación “portulana” (con la costa a la vista) con las cuales, está demostrado, llegaron del Perú a México en tiempos remotos.

-         El aspecto de cráneo alargado tanto de Qurzalcoatl como de Viracocha, y la persistencia de la costumbre ritual de alargar cráneos desde el nacimiento.

-         El ciclo cósmico de 52 años.

-         Correspondencias culinarias, como los tamales (¡qué inclusive se llamaban con el mismo nombre desde épocas prehispánicas!) en la actual Argentina como en México.

 

Y ahora, también los temascales.

 

    

Una representación de cráneo alargado de Quertzalcoatl

  

Cráneos alargados prehispánicos sudamericanos

Mecatl

 

La fundamentaciòn científica de las raíces quechuas del idioma de los purépechas

Canoa purépecha

   

 

 

 

    Dicho esto, regresemos a nuestro tema de interés, hoy. ¿Cuál es la naturaleza sanadora y terapéutica del temascal?.


        
Realizo los mismos con asiduidad, como parte de las actividades de la filial argentina del kalpulli “Ahuacatitlán”, que en Cuernavaca, Morelos, México, dirige mi buen amigo Edgar Vargas Olvera. Señalo su efecto terapéutico, en lo físico, en un amplio espectro de patologías: Recomendarlo especialmente para personas con  problemas articulares, artritis, artrosis, reuma, gota, lumbago. Problemas de tipo respiratorio. Tensiones musculares. Estados depresivos. Muy recomendado para las personas con problemas renales, porque tres horas de temascal equivalen a cinco días de trabajo del riñón (eliminando impurezas a través de la transpiración). Mejora la circulación, eliminando sales en exceso. Sinusitis, enfisemas y bronquitis. Especial para personas con enfermedades auto-inmunes. Equilibra la actividad hormonal. Quema grasas, acné e impurezas de la piel. Desintoxicante. Incrementa las defensas contra las gripes. Embarazadas (exclusivamente después del primer trimestre). Muy eficiente en casos de problemas de fertilidad.

 

         Claro que hay que extremar las precauciones con personas con hipertensión, problemas cardíacos agudos.

 

         Pero me permito señalar dos casos puntuales. Nuestra colaboradora, Mabel Corvalán, padecía (¿padece?) una enfermedad autoinmunne: el lupus. Llega a mí hace un año y medio, consumiendo todo tipo de fármacos y emocionalmente destruida por su dolencia y los miedos obvios que ésta genera. Un año y medio después, a base de limpiezas chamánicas y temascales, ha prescindido de la medicaciòn experimentando una recuperaciòn psicológica y física notable: de costarle un esfuerzo sobrehumano el hecho simple y cotidiano de mudar de ropa (por el intenso dolor localizado en las articulaciones) llega a haber ascendido el cerro Uritorco y dos veces Las Gemelas, realizado el “Paso del Indio” en Los Mogotes y otros verdaderos esfuerzos físicos, casi deportivos, en el contexto de nuestros viajes místicos a Capilla del Monte. Sé que la enfermedad está en ella, peor sus limitaciones, dolores, postraciones, han desaparecido. (las personas interesadas en su vivencia pueden escribirle a mabelcoravalan@hotmail.com )

         La siguiente experiencia es personal. Soy alérgico a las picaduras de insectos. Un simple mosquito me ocasiona una roncha enorme y picosa. Ni hablar de abejas y avispas, que a lo largo de mi andariega vida me han obligado a tener a mano antihistamínicos y antiinflamatorios. Semanas atrás, mientras acarreaba las piedras para un temascal, por primera vez en mi vida me picó un escorpión: al intenso dolor siguió un enrojecimiento e hinchazón del dedo afectado. Reprimí el acto reflejo de pensar en acudir a un centro de salud a aplicarme el inevitable antialergénico, y decidí experimentar en mi cuerpo el efecto en este sentido del temascal. Para el momento de ingresar al mismo, mi garganta había comenzado a endurecerse y me costaba respirar. Decidí darme unos veinte minutos de margen para ver la evoluciòn. Y a la hora de estar dentro del temascal, había recuperado toda normalidad. Dos hors después, ni siquiera me dolía el dedo afectado. No es mágico, es lógico: el temascal, como dijera, es desintoxicante, la intensa sudoripaciòn hace eliminar toxinas. Y la ponzoña es una toxina. Ergo, la sudoripaciòn expulsó el veneno por los poros de la piel, con eficiencia absoluta.

 

         Buen momentos para hacernos una pregunta: ¿por qué en este mundillo de terapias alternativas, de sanaciones holísticas, de chamanismos ancestrales y hierbas sagradas, aún mucha gente que de buena fe adscribe a estas creencias sigue siendo tan dependiente de la medicina institucionalizada en forma reflja?. A ver, estoy seguro que en contingencias agudas nada mejor que un buen médico. Pero aún en otros casos, vi con estos mism,os ojos como gente que se llena la boca de Reiki, meditaciones de sanación, parapsiucología y orientalismo, lleva sus medicinas alopáticas atiborradas en sus bolsos o carteras.

         Y la explicación es sencilla: los miedos como mandatos culturales.

 

         Lo vimos con el papelón de la Gripe AH1N1. Lo vemos con la cuestiòn de las vacunas. Creo que la imposiciòn social del sistema, el dejo de “irresponsabilidad” para quien practique y sugiera una estrategia por fuera de la medicina convencional pesa demasiado. En algún artículo he debatido esto (ver mi trabajo, “¿Alternativas o complementarias?” ) y no volveré en este momento sobre el particular. Pero quiero llamar la atención sobre el principal efecto sanador de los temascales: los propios miedos.

 

         Porque el sistema inmunológico se deprime por los miedos. Porque los miedos abren ventanas en nuestra coraza energética exponiéndonos a todo tipo de perturbaciones, de las físicas y de las otras. Porque son la profecía autocumplida. Y en ese sentido, el temascal nos enfrenta con nuestros miedos, dándonos la oportunidad de enfocarlos, de reflexionar sobre ellos, de desmantelarlos por acción de la voluntad.

 

(1) Así se les ha conocido, incluso "científicamente" (y no hablemos vulgarmente) pero por cierto es un término incorrecto. Se trata de la etnia hênia - kamiarê. El término "comechingón" era usado despectivamente por sus vecinos, los "sanavirones", y7a que en el dialecto de estos últimos significa "vizcacha", en obvia alusión a la costumbre de los primeros de habitar viviendas cavadas de manera semi subterránea. Pero, aún más, el término "vizcaqcha" con esa alusiòn se incorpora a la lengua savirona tomándola del grito de guerra de los hênia - kamiarê, "¡ Kom - chimgon!" ("¡A muerte!").

 


NOTICIAS
 

RED LUZ ARGENTINA y RED IBEROAMERICANA DE LUZ

Convocan  al

II Encuentro Argentino de Luz

y X Encuentro Iberoamericano de Luz,

abierto  al mundo,

Mar del Plata 2009

27, 28 y 29 de noviembre

Argentina

Invitamos

--a otras Redes o Listas hermanas a sumarse a esta Convocatoria.

--especialmente a cada uno de los participantes que nos acompañaron en los Encuentros Iberoamericanos, Encuentro Nacional y Regionales.

--a todos los Trabajadores de la Luz, sin distinción de métodos, grupos, preferencias o nacionalidades, a que nos reencontremos en esta nueva convivencia para hacer un intercambio cordial de nuestras experiencias.

--a proponer Ponencias o Mini Talleres para integrar al Programa de Actividades que estamos conformando.

Irene  Miceli

Comisionada

 

Costo del Encuentro con alojamiento: $ 520 base cuádruple;  $ 590 base triple; $ 620 base doble.  En Grand Hotel Santa Teresita –Punta Mogotes-Mar del Plata

El hotel cuenta con habitaciones dobles y triples con vista al mar, que serán adjudicadas a las primeras personas que hagan sus reservas.

Check in día viernes 27 a las 11 hs, late check out domingo 29 a las 18 hs.

Opcional (no incluido en el costo): lunes 30 Mesa de Redes

Costo del Encuentro sin alojamiento $ 320

Costo del Encuentro para extranjeros U$S 180

 

Estas cuotas de recuperación incluyen:

- Participación en todas las actividades

- Comidas: 2 desayunos, 3 almuerzos, 2 cenas, 5 cofee break. (Las comidas incluyen agua, jugo o gaseosa en jarra, entrada, plato principal y postre)

 

Se podrá hacer la reserva depositando el 50 % en la siguiente cuenta:

 

Caja de Ahorros Banco Francés en pesos N° 156-26776/0

CBU 0170156840000002677600

Titular: Irene Miceli  Cuil/Cuit  27-11488683-7

 

Hay un 10% de descuento a los que depositen el total, antes del 20 de octubre.

Los interesados deberán solicitar informes y la Ficha de inscripción a la dirección: segundoencuentroargentino@gmail.com 



 LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO

Disponibles para descargar en formato PDF
desde:
http://www.egrupos.net/grupo/afr/ficheros


Lección EP Nº 01: Quirología Científica 1.
Lección EP Nº 02: Quirología Científica 2.
Lección EP Nº 03: Quirología Científica 3.
Lección EP Nº 04: Infografía ampliada de la mano.
Lección EP Nº 05: Infografía mejorada de la mano. Seminario de Técnicas Adivinatorias (I).
Lección EP Nº 06: Seminario de Técnicas Adivinatorias (II).
Lección EP Nº 07: Seminario de Técnicas Adivinatorias (III).
Lección EP Nº 08: La utilidad de estudiar la Sabiduría Antigua y su inserción en la “Nueva Era” (parte 1).
Lección EP Nº 09: El estético Sexto Sentido.
Lección EP Nº 10: El Árbol de la Vida.
Lección EP Nº 11: La Sabiduría de la Kabballah.
Lección EP Nº 12: Kirón, la Estela de la Sombra.
Lección EP Nº 13: La luz interior y la Noche Oscura.
Una acotación (tal vez de interés) a nuestra última lección de Esoterismo Práctico, en AFR Nº 136.
Lección EP Nº 14: El concepto de Analogía en la Práctica Esotérica.
Lección EP Nº 15: La Energía Vital Universal oPräna, su voibración y el buen empleo de estos ciclos.
Lección EP Nº 16: La ¿aniquilación? del Ego.
Lección EP Nº 17: Antakharana: El puente de comunión mística con lo espiritual.
Lección EP Nº 18: Illuminati: Inquisidores de la Nueva Era.
Lección EP Nº 19: La Transmutación Alquímica del Yo.
Lección EP Nº 20: La Psicomitología Personal.
Lección EP Nº 21: Psicomitología: Ahondando el Conocimiento de los Arquetipos Personalizados del Inconciente.
Lección EP Nº 22: Evolución Espiritual y Desengaños Afectivos.
Lección EP Nº 23: En Conexión con las Energías Telúricas.
Lección EP Nº 24: El Anillo Manásico y el Conocimiento Akhásico.
Lección EP Nº 25: Esoterismo y Compromiso Social.
Lección EP Nº 26: Familia y Aborto: Las "Brasas Ardientes" del Esoterismo.
Lección EP Nº 27: El Hombre es su Proceder.
Lección EP Nº 28: Los Cascarones Astrales.
Lección EP Nº 29: Las Costras Astrales.
Lección EP Nº 30: Las Leyes de Fernández.
Lección EP Nº 31: El ritual Tezcatlipoca
Lección EP Nº 32: El temascal guerrero y místico.
Lección EP Nº 33: Levantando el velo del conocimiento Tolteca
Lección EP Nº 34: ¡Liberen a la Diosa!
Lección EP Nº 35: ¿Cómo identificar portales dimensionales?
Lección EP Nº 36: Algunos apuntes sobre la Vida después de la Muerte.
Lección EP Nº 37: Ecos Chamánicos entre Tepoztlán y Capilla del Monte

 
COLABORACIONES
 
Puede enviarnos artículos o noticias relacionadas con los temas de esta revista a afreditor@gmail.com (incluya en el asunto "Redacción"). Las fotografías o ilustraciones como así también los formatos pueden ser editados por cuestiones de espacio y estilo. Incluya el nombre o datos del autor (su email, si quiere ser contactado), URL de su sitio web, fuente y cualquier otra información relevante. Añada los comentarios que crea convenientes. No aseguramos la publicación ni tampoco el momento.
 
Es importante que usted se asegure previamente a redactar su artículo que su temática es, cuando menos, abordada de manera diferente a otros trabajos publicados sobre el mismo tenor (para evitar repeticiones).
 

 
FORMAS DE CONTACTO:
 
Para envío de sugerencias, críticas, cartas de lectores: clic aquí.
 
Para envío de noticias, colaboraciones y
todo material susceptible de ser publicado: clic aquí.
 
Por otros motivos,
contacte con el Administrador/Editor a:
 
Para otras formas de envío o suspenderlos por vacaciones:
 

 
NÚMEROS ANTERIORES:
 
En el caso de inconvenientes puede solicitar ejemplares por email al Editor.
 
También puede solicitar un ÍNDICE por email,
(cliquear el enlace y enviar el mensaje vacío):
(Cuando lo haya recibido, podrá solicitar lo que sea de su interés
directamente al servidor de correo que lo atenderá automáticamente).
 
Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad
están disponibles en formato PDF y
 
Siempre puede solicitar el último mensaje (revista o boletín)
cliqueando el enlace y enviando el email (no importa el texto ni el asunto).
 

 
SE PERMITE LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL
MENCIONANDO FUENTE Y ENLACE:
 
AL FILO DE LA REALIDAD
www.alfilodelarealidad.com.ar
 

 
Al Filo de la Realidad es órgano de difusión del Centro de Armonización Integral, academia privada dedicada a la investigación, difusión y docencia en el campo de las "disciplinas alternativas", fundada el 15 de octubre de 1985 e inscripta en la Superintendencia de Enseñanza Privada dependiente del Ministerio de Educación de la República Argentina, bajo el número 9492/93.
 

 




Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visitar páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web. ¿A qué esperas?
es.corank.com













Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service