eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > caminando-con-jesus > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 200 al 219 
AsuntoAutor
MISA DIARIA DIA 1 caminand
MISA DIARIA DIA 1 caminand
MISA DIARIA DIA 2 P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 2 P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 3 P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 4 P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 5 P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 6 P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 7 P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 8 caminand
MISA DIARIA DIA 9 caminand
MISA DIARIA DIA 10 caminand
PDF, Con la Novena caminand
MISA DIARIA DIA 11 caminand
MISA DIARIA DIA 12 caminand
MISA DIARIA DIA 13 caminand
MISA DIARIA DIA 14 caminand
MISA 14 DE MARZO P.S.A.DO
MISA DIARIA DIA 15 caminand
MISA DIARIA DIA 16 caminand
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Caminando-con-Jesus

Mostrando mensaje 1183     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[caminando-con-jesus] MISA DIARIA DIA 1 DE MARZO DE 2007
Fecha:Miercoles, 28 de Febrero, 2007  20:40:32 (-0300)
Autor:caminando con jesus <p.s.donoso @...net>

MISA DIARIA 26 DE DICIEMBRE DE 2006

 

 

 

 

Edición:

 Nº 1464

AÑO V

  Caminando con Jesús

5 AÑOS EN INTERNET

Página WEB: www.caminando-con-jesus.org

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

1 DE MARZO  2007

JUEVES PRIMERO DE CUARESMA

Este enlace le lleva a: PALABRA Y ESPIRITUALIDAD

Fr. Julio González C. OCD

JUEVES

 

ESTA PAGINA CIRCULA EN INTERNET DESDE EL 26 DE FEBRERO DE 2002, HEMOS CUMPLIDO 5 AÑOS. CAMINANDO CON JESUS (EGRUPOS), TIENE 1.536 SUSCRIPTORES ACTIVOS, LAS PAGINAS ASOCIADAS 3.254, OTROS GRUPOS 4.125, CORREOS PRIVADOS 327, ES DECIR 9.242 DESTINATARIOS DIARIOS DE ESTA PAGINA “MISA DIARIA”.

EN 60 MESES DE ACTIVIDAD, EL SISTEMA DE CONTROL DE LECTURA, REGISTRA LA CANTIDAD DE 297.753 APERTURAS EFECTIVAS DE CORREO, LA PAGINA WEB www.caminando-con-jesus.org REGISTRA 590.498 VISITAS Y LA NUEVA PAGINA WEB: www.caminando-con-maria.org DESDE EL 1 DE NOV. DE 2006, REGISTRA 7602 VISITAS, POR TODO ESTO DOY GRACIAS AL SEÑOR, Y LES RUEGO SU ORACIÓN.

Les deseo que Cristo Jesus, María y José vivan en sus corazones.

Pedro Sergio

DE TODO CORAZÓN TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR

ANTÍFONA DE ENTRADA

Señor, oye mis palabras, escucha mi lamento, haz caso de mi voz suplicante, Rey mío y Dios mío.

Oración Colecta

Oremos:

Puesto que sin ti nada podemos, concédenos, Señor, luz para distinguir siempre el bien y valor para ponerlo en práctica, a fin de que podamos vivir según tu voluntad.

Por nuestro Señor Jesucristo...

Amén.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de Ester

(4, 17n. p-r, aa-bb. gg-hh)

En aquellos días, la reina Ester, ante el mortal peligro que amenazaba a su pueblo, buscó refugio en el Señor y se postró en tierra con sus esclavas, desde la mañana hasta el atardecer. Entonces suplicó al Señor, diciendo:

“Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, ¡bendito seas! Protégeme, porque estoy sola y no tengo más defensor que tú, Señor, y voy a jugarme la vida.

Señor, yo sé, por los libros que nos dejaron nuestros padres, que tú siempre salvas a los que te son fieles. Ayúdame ahora a mí, porque no tengo a nadie más que a ti, Señor y Dios mío.

Ayúdame, Señor, pues estoy desamparada. Pon en mis labios palabras acertadas, cuando esté en presencia del león y haz que yo le agrade, para que su corazón se vuelva en contra de nuestro enemigo, para ruina de éste y de sus cómplices.

Con tu poder, Señor, líbranos de nuestros enemigos. Convierte nuestro llanto en alegría y haz que nuestros sufrimientos nos obtengan la vida”.

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.

SALMO RESPONSORIAL SALMO 137

De todo corazón te damos gracias, Señor.

De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles, te adoraremos en tu templo.

De todo corazón te damos gracias, Señor.

Señor, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor: siempre que te invocamos nos oíste y nos llenaste de valor.

De todo corazón te damos gracias, Señor.

Que todos los reyes de la tierra te reconozcan, al escuchar tus prodigios. Que alaben tus caminos, porque tu gloria es inmensa.

De todo corazón te damos gracias, Señor.

Tu mano, Señor, nos pondrá a salvo, y así concluirás en nosotros tu obra. Señor, tu amor perdura eternamente; obra tuya soy, no me abandones.

De todo corazón te damos gracias, Señor.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Crea en mí, Señor, un corazón puro y devuélveme tu salvación, que regocija.

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

EVANGELIO

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo (7, 7-12)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; toquen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abre.

¿Hay acaso entre ustedes alguno que le dé una piedra a su hijo, si éste le pide pan? Y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Si ustedes, a pesar de ser malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con cuanto mayor razón el Padre, que está en los cielos, dará cosas buenas a quienes se las pidan.

Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes. En esto se resumen la ley y los profetas”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Oración sobre las Ofrendas

Acepta, Señor, en tu bondad las ofrendas y súplicas que te presentamos, y convierte a ti nuestros corazones.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

PREFACIO DE CUARESMA V

El camino del éxodo en el desierto cuaresmal

El Señor esté con ustedes.

Y con tu espíritu.

Levantemos el corazón.

Lo tenemos levantado hacia el Señor.

Demos gracias al Señor, nuestro Dios.

Es justo y necesario.

En verdad es justo bendecir tu nombre, Padre rico en misericordia, ahora que, en nuestro itinerario hacia la luz pascual, seguimos los pasos de Cristo, maestro y modelo de la humanidad reconciliada en el amor.

Tú abres a la Iglesia el camino de un nuevo éxodo a través del desierto cuaresmal, para que, llegados a la montaña santa, con el corazón contrito y humillado, reavivemos nuestra vocación de pueblo de la alianza, convocado para bendecir tu nombre, escuchar tu palabra, y experimentar con gozo tus maravillas.

Por estos signos de salvación, unidos a los ángeles, ministros de tu gloria, proclamamos el canto de tu alabanza:

Santo, Santo, Santo...

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN

Todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abrirá.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Oremos:

Concédenos, Señor Dios nuestro, que el sacramento que nos has dado como ayuda para nuestra salvación, nos sirva de auxilio tanto para esta vida como para la futura.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

 

 

Reflexión Bíblica

“Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá”

Mateo 7, 7-12

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

 

Jesús dijo a sus discípulos: Pidan y se les dará, eso es lo que nos propone, la necesidad de orar para obtener favores del cielo, y a esta oración se garantiza su eficacia.

Jesús, utiliza algunos elementos comparativos con una cierta exageración, ¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pez, le da una serpiente? no hay relación alguna entre la petición y lo que no se le dará: son simples hipérboles orientales de contraste. La conclusión de base es que ningún padre dará a sus hijos, cuando le piden cosas buenas y necesarias, cosas malas. En el orden espiritual se concluye igualmente que Dios no dará sino cosas “buenas” al que se las pida. Dios es Padre, y, como tal, es sumamente bondadoso con sus hijos. No es un Dios enigmático ni caprichoso, como otros dioses. Por eso Jesús dice; Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre de ustedes que está en el Cielo dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!

Mateo, expone la necesidad y la eficacia de la oración. Expuesto en forma “sapiencial,” no se trata de por qué en ocasiones no se recibe lo que se pide. Se supone, además, en esta perspectiva religiosa, que no se pedirán cosas que impidan la “incorporación” al Reino, objeto de la gracia y del mensaje de Cristo. Santiago escribe: “No tenéis porque no pedís, y si pedís, no recibís porque pedís mal, para dar satisfacción a vuestras pasiones” (Sant 4:3).

Dice Jesús; Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas. El tema de este pasaje es llamado “regla de oro” de la caridad desde el siglo XVII. La sentencia que prácticamente hará ver a los hombres cómo deben amarlos, es hacer a los demás lo que quisiéramos que los otros nos hicieran a nosotros. No consiste solamente en no hacer mal al prójimo, sino en “amar al prójimo como a ti mismo” (Mc 12:31); y como norma práctica está esta sentencia. Es un toque en lo vivo de la psicología humana. Con esta norma, ¡qué autenticidad en el amor, qué de recursos para ejercitarla y qué perspectiva de extensión se abre a la caridad cristiana!

Jesús, a petición de los apóstoles, no enseñó como orar, ahora nos quiere dejar en claro que no hay que ser pusilánime, esto es falto de ánimo o de valor para soportar las penas, y no se debe ser negligente y descuidado con la oraciones y que si no somos oídos a la primera o la segunda, no dejemos de orar. En otras palabras, es bueno tener paciencia en las oraciones.

¿Cuánto debemos orar?, ¿A que hora debemos orar?, ¿Por quien debemos orar?, cuanto mas caemos y cuanto mas pecamos, cuanto mas necesitamos. Así es como Jesús, nos exhorta y nos estimula en extremo a buscar, a pedir y a llamar, hasta que recibamos lo que pedimos. Jesús insiste pidan y se les dará, esto tiene fuerza de cumplimiento, porque todo lo que viene de Dios se hace. Luego haciéndonos ver la pequeñez inexcusable de nuestra fe, nos añade; “el que busca encuentra”. Las cosas que se buscan exigen mucho cuidado, principalmente lo que está en Dios, porque son muchas las cosas que dificultan nuestros sentidos. Así como buscamos cosas perdidas así debemos buscar a Dios con ganas de encontrarlo.

Manifestemos también que aunque no se abra la puerta inmediatamente, debemos esperar, por esto añade: “al que llama se le abrirá”. Porque si continuamos pidiendo, recibiremos sin duda. Por esto está cerrada la puerta, para obligarnos a que llamemos; por ello no contesta afirmativamente en seguida, para que pidamos encarecidamente. El Señor no nos invitaría tanto a que pidiésemos si no quisiera darnos, porque más quiere dar el Señor, que nosotros recibir.

Algunos se preguntarán ¿por qué muchos que oran no son oídos? A ellos debemos contestarles que todo aquel que llega a pedir con recta intención, (seamos derecho en pedir), no omitiendo nada de lo que pueda contribuir a obtener lo que pide, recibirá sin duda lo que ha pedido en su ruego. Pero si alguno separa su intención del ruego justo, esto es, no pide como corresponde o debe y entonces puede decirse que no pide. (Stgo 4,3): "Pedís, y no recibís, porque pedís mal"

En todo caso si pedimos, y creemos que no hemos recibido, todo lo que hemos ofrecido al Señor nunca estará demás.

Dios sabe lo que necesitamos, y nos concede lo que El sabe que es bueno para nosotros. Algunas veces pedimos cosas que son inalcanzables, o cosas extrañas movido por ilusiones que se nos ocurren, por ejemplo que nos ayude a ganar la lotería, cuando pedimos a Dios algo semejante, nunca lo alcanzaremos.

En otras palabras, cuando nuestro hijo nos pide pan se lo concedemos con gusto, porque pide un alimento conveniente; pero cuando por falta de inteligencia nos pide una piedra para comer, no solamente no se la damos, sino que se lo prohibimos, porque es perjudicial hasta el deseo de ella. Este es el sentido del evangelio, porque si entre nosotros un hijo nos pide pan ¿le daríamos acaso una piedra? En el mismo sentido debemos entender lo de la serpiente y del pez, cuando dice: ¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pez, le da una serpiente?”

Dios no solamente nos concederá lo que le pidamos, va más allá, y se nos da así mismo, nos da su propio Don, que es el Don de su divino Espíritu.

Que Cristo Jesus viva en nuestros corazones, junto a Maria y José

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

SANTORAL DE HOY 1 DE MARZO

 

SAN ROSENDO, obispo y monje 907-977

El siglo X - el siglo oscuro del Pontificado, la edad de hierro del cristianismo - cuenta entre sus glorias a San Rosendo, el patriarca de los monjes del noroeste de España.

Nace en Salas de Galicia, el año 907, hijo del conde don Gutierre Méndez, que era uno de los condes más poderosos que rodeaban a Alfonso el Magno. Su madre, la condesa Santa Ilduara, ya antes de darle a luz, había sentido la premonición de que su hijo sería "santo delante de Dios y grande delante de los hombres". A Rosendo, desde muy pronto, se le vio más inclinado al silencio y a la piedad que a la corte y a la espada.

Se forma en la escuela episcopal de Mondoñedo. Sigue la vida religiosa en el monasterio de Caveiro. Era allí ya prior, cuando es elevado a obispo de Dumio. Todos le admiraban por su sabiduría y su bondad. Estaba muy preparado en las letras y en las ciencias. Se había adentrado en el conocimiento de las Sagradas Escrituras y en los Santos Padres.

Todavía muy joven, fue nombrado obispo de Dumio y luego de Mondoñedo. Trabajó mucho en la abolición de la esclavitud. Consiguió en este campo grandes frutos.

Funda la abadía de San Salvador de Celanova, no lejos de Orense, donde los hombres puedan «permanecer día y noche en las batallas del Señor. Como fanales «limpísimos en los que tú, Señor, te complazcas habitar; y habitando los santifiques, como quienes han dejado el mundo para seguirte a Ti.

A Rosendo le iba más el monasterio que la silla episcopal. Un día se presentó ante el abad Franquila, le pidió el hábito y se quedó en Celanova. Allí trabajaba y servía como el último de los monjes. Su emblema era una cruz, de cuyos brazos colgaba un compás y un espejo. La cruz, explicaba Rosendo, es el compás de nuestra vida y el espejo de nuestras almas.

Había encontrado el "almo reposo", de que nos habla fray Luis de León, libre de los trajines de la corte. Pero el rey Ordoño III le rogó que aceptase el gobierno de la provincia que antes había regido su padre. Rosendo, siempre dispuesto a servir, aceptó. Actuó de Virrey en tiempos difíciles, de invasiones de normandos por mar, y de moros por tierra.

Como buen Pastor, dispuesto a dar la vida por sus ovejas, acompaña a sus ejércitos. El triunfo es celebrado en Santiago con grandes fiestas.

El monje gobernador actuó con prudencia y energía. Pacificada la provincia, volvió otra vez a su cenobio.

De nuevo le sacan de allí para ponerle al frente de la diócesis de Santiago, pues había sido depuesto, por sus desmanes, el obispo Sisnando. Entre otras actividades, asistió a un concilio en León con San Pedro Mezonzo. Sisnando. logró volver, y Rosendo se retiró feliz a su monasterio.

Los últimos años los pasa retirado, primero como un religioso más y después como abad en el Monasterio de Celanova hasta su muerte santa el 1 de marzo del año 977. Su testamento es una oración: "Salvador de los hombres, destruyendo cuanto encadena mi alma a la vida presente, dame valor para seguir tus pisadas con ánimo generoso y asiduo vencimiento". Viendo que se acercaba la muerte, firmó su testamento, que es una ferviente oración, confesión de fe y efusión de amor. El testamento nos revela la suave fisonomía de su alma piadosa y llena de fe. Recuerda a sus monjes la fundación del monasterio y la organización de una comunidad tan numerosa. Les da normas concretas para no caer en la mediocridad.

Los monjes, a su lado, le piden que les siga protegiendo desde el cielo. Rosendo les pide que pongan en Dios toda su confianza, y que se mantengan unidos junto a su abad.

Como emblema de su vida había trazado una Cruz; de cuyos brazos colgaban un compás y un espejo; porque "la Cruz es compás de nuestra vida y espejo de nuestras almas".

SAN DAVID DE GALES S.VI

Del santo nacional de los galeses, cuyo verdadero nombre era Dewi, no hay grandes certidumbres históricas, y lo que se sabe de él procede de un documento del siglo XI cuya veracidad es sospechosa. Tal vez nació en el condado de Cardigan, y se supone que por su madre, santa Nonna, pertenecía a la familia de los reyes de Cambria. Pudo ser discípulo indirecto de san Germán de Auxerre, y se dice que peregrinó a Jerusalén y que a su regreso fue consagrado obispo de Menevia.

La antigua Menevia debe de ser el Saint Davids de hoy, en la punta más occidental del condado de Pembroke. Se le atribuye la fundación de una docena de monasterios, comunidades todas muy estrictas, de lo cual tal vez da idea el hecho de que san David sea tradicionalmente conocido por «waterman», es decir, el hombre del agua, el abstemio.

Es posible que discípulos suyos influyeran en el desarrollo monástico de Irlanda, y se sabe que tuvo parte principal en dos concilios, en uno de los cuales, en Cardigan, se le reconoció como primado de Gales. En el año 962 sus reliquias se trasladaron a Glastonbury y su culto se extendió considerablemente por Gales del sur y la Bretaña francesa. Por razones no bien aclaradas es patrón de los recién nacidos.

David el galés es famoso así mismo por un hecho sobrenatural que también se atribuye a san Hilario de Poitiers: se dice que en cierta ocasión, predicando en un sínodo contra los pelagianos, la tierra se levantó bajo sus pies y la paloma del Espíritu Santo fue a posarse en su hombro, manifestándose así visiblemente que por su boca hablaba la verdad. Su emblema es, claro está, la paloma del saber supremo.

En su lecho de muerte, sus palabras finales incluyeron: «Mantened vuestra fe, y haced las pequeñas cosas que habéis visto y oído conmigo.»

La santidad no consiste en hacer grandes cosas. Como dice la Madre Teresa de Calcuta, reside en hacer pequeñas cosas con gran amor.

Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo

 

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

p.s.donoso@vtr.net 

 

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACION DE ESTA PAGINA,

SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

 

 

Nota sobre la publicidad que aparece debajo de nuestro servicio de Caminando con Jesus.

 

La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús, además no la elegimos y no sabemos que tipo de mensajes se ofrecerán al momento de llegar hasta vuestros correos, por tanto las recomendaciones que se hacen no son hechas por Caminando con Jesus, son del servicio de correos de egrupos. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio.

Pedro Sergio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

----

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

----

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

----