eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > difusioncav > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 11444 al 11473 
AsuntoAutor
MEJORA TU VIDA EN Bahamut
ALFA y BETA - Dios Rainmake
REENVIO simbolo - Grupo Co
REENVIO 003 - Simb Grupo Co
RE: (cav) VIDEO PS carmen m
RE: (cav) VIDEO PS Liliam C
Desprogram aciòn gustavo
I n t r o d u c c Grupo Co
Re: (cav) LOS PSIC Grupo Co
MANDALA SIGNIFICA Rainmake
MANDALAS: el Cuate Rainmake
Encuentro con La S Rainmake
Y si BENDECIMOS su Liliam C
NO TERMINO DE AGRA Liliam C
Cambiar la mentali gustavo
Re: (cav) Y si BEN Rainmake
Triste noticia Rainmake
Re: (cav) Triste n graciela
Triste noticia Sara Mar
Re: (cav) Triste n Eunice J
Re: (cav) Triste n Lorena M
Triste noticia Sara Mar
Re: (cav) Triste n Lou Yash
Re: (cav) Triste n Liliam C
consuelo. riserg
De regreso a casa sanjorge
Rv: (cav) Triste n Eunice J
Re: (cav) Triste n m t
Re: (cav) Triste n Eunice J
Re: (cav) Triste n Eunice J
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Difusion de Contacto Agua Vital

Mostrando mensaje 11461     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:(cav) Encuentro con La Sombra
Fecha:Miercoles, 3 de Febrero, 2010  00:49:55 (-0300)
Autor:RainmakerCav <nelson22 @.....com>

1.- Encuentro con la sombra

         
 E
n nuestro viaje hacia los contenidos del inconsciente, la figura arquetípica más    fácilmente       reconocible es la Sombra. Esto se debe a que su naturaleza puede deducirse principalmente a partir de contenidos del inconsciente personal.

El complejo de la sombra es una especie de umbral entre la conciencia y el inconsciente. La máscara es parte de todo esto, apenas un fragmento de nuestra realidad, que hace las veces de telón, y como tal, puede revelar o cubrir.

Estos contenidos pueden ser positivos o negativos y lo que tienen en común es haber sido reprimidos, rechazados o postergados por el Yo en algún momento de nuestra vida.

En su mayor parte, la sombra está compuesta  de deseos desautorizados, impulsos naturales que han sido catalogados como incivilizados, motivaciones moralmente inferiores, fantasías, resentimientos infantiles, miedos y heridas producidas por el mundo adulto o por el mundo infantil, en suma, todas aquellas cosas de las que uno no se sentiría orgulloso.


Pero también debemos tomar en cuenta como aspecto oculto en la Sombra, los talentos y dones que han sido anulados por prohibiciones, críticas y temores. Estos configuran lo que algunos autores llaman “Sombra Blanca” y si bien ésta se distingue en la clasificación, forma un conjunto con los aspectos más abyectos, y no es fácil de discernir.

Los contenidos de la sombra están relacionados con los complejos y por lo tanto son de naturaleza emocional y autónoma. Cada vez que aparece un aspecto de la sombra, hay conflicto e invade total o parcialmente la conciencia. No son controlables voluntariamente, tienen más fuerza que el Yo y si bien son reprimibles no son aniquilables, no se los puede hacer desaparecer.

Todas estas cosas están allí en lo oculto y no son registradas por el sujeto excepto a través de los mecanismos de proyección, o sea aquello que percibimos en los otros y que nos resulta insoportable, censurable o amenazante.

El hecho es, que esto nos pasa, porque el otro es un espejo en el cual nos reflejamos de alguna manera.

El encuentro con la sombra genera resistencias. Nos cuesta mucho desde la conciencia  reconocer su existencia, porque nos sentimos amenazados por ella.

Otro modo de entrar en el mundo de la Sombra es el trabajo con el material onírico y el viaje hacia sus escenarios a través de la imaginación activa, técnica que Jung desarrolló a partir de experiencias de místicos, buscadores espirituales y de las experiencias de “ensoñación despierta” desarrolladas por el francés Desoilles. 

La Sombra también puede ser convocada a través del trabajo expresivo, el arte y las narraciones míticas.

Finalmente, y de manera irreversible, se manifiesta a través del orden de los desequilibrios, ya sean físicos, sicológicos o espirituales. Este es su último bastión.

No existe ninguna técnica que agote o asimile al arquetipo de la Sombra y en un punto, siempre permanecerá como nuestra enemiga. Su proceso de integración se parece más bien a la acción diplomática o al arte de gobernar.

Primero se debe aceptar y tomar en serio su existencia.

Luego, hay que percatarse de sus cualidades e intenciones. Esto se hace prestando atención a los estados de ánimo, fantasías e impulsos.

En tercer lugar, es inevitable pasar por un largo proceso de negociación. Y hay que recordar permanentemente que no se trata de una lucha  que pueda eliminarse por medios racionales. El resultado no puede saberse de antemano. La única certeza es que ambas partes sufrirán algún cambio.

Algunos de los síntomas clásicos que nos dan indicios de que estamos “moviendo” la energía de la sombra son:

                                         EL ACCIDENTE

                                         LA EQUIVOCACIÓN

                                         LA RESISTENCIA

                                         LA NEGACIÓN

                                         LA OBSTINACIÓN

                                         EL DESANIMO

                                         EL DISGUSTO

 

Cuando algunos de estos síntomas son reconocidos, podemos tener la seguridad de que hemos comenzado a trabajar para encontrarnos con la Sombra. A esto se le suma el sentimiento de amenaza, el miedo a la pérdida de control, la angustia y el mal humor como estados de ánimo.                            

 

Situaciones Sombrías

 

Antes de la diferenciación de los contenidos inconscientes, la sombra es en efecto la totalidad del inconsciente. Por eso el proceso de individuación puede reconocerse como la acción de INCORPORAR sombra.

En los sueños nos encontramos con una gran cantidad de temas míticos que expresan situaciones sombrías: el viaje nocturno por el mar, el camino por oscuras quebradas plagadas de peligros, el palacio de los espejos, la confrontación con los fantasmas, la obsesión de sentirnos perseguidos y amenazados, el reflejo de nuestra imagen deformada en la fuente o en el pozo de agua, la visita a la casa abandonada, el sótano o el castillo embrujado, el cementerio donde encontramos una tumba vacía o un cadáver que tiene nuestro rostro, el descenso al mundo de los muertos, el encuentro con el Doble, una persona misteriosa que es igual a nosotros y busca destruirnos para tomar nuestro lugar.

Todas estas situaciones resultan en escenarios laberínticos que nos producen ansiedad y confusión, son escenarios de pesadilla.

En la vida conciente estos estados sombríos nos puede atacar como el temor a descubrir que hemos sido adoptados y nuestros padres mienten, el miedo a ser contaminados por alguna enfermedad, la certeza de que alguien nos ha dañado con algún gualicho, la obsesión con un síntoma físico que no indica una enfermedad,  y sobre todo, la perturbación que nos causan ciertas situaciones o actitudes de personas en las cuales la sombra es proyectada.

Cuando se activan estas fantasías o cualquier otro tipo de estado oscuro y amenazante, sabemos que hemos entrado en los dominios de la Sombra,  porque estamos al borde de lo desconocido, esto es, nuestra propia identidad.  

El Ego, insiste en convencernos que nuestra vida es solamente la parte del iceberg que asoma fuera del agua, pero tarde o temprano, debemos comenzar a percibir el inmenso resto que se encuentra por debajo de la superficie. Esta es nuestra experiencia de lo siniestro y cuando antes nos atrevamos a comenzarla, más temprano descubriremos los tesoros que están en el fondo del mar.

De todas maneras, nada de esto será posible si no nos confrontamos, a la manera se Edipo con la esfinge, el aspecto enigmático de nuestra identidad.

 

Eficacia del arquetipo de la sombra

 

¿Cuál es la razón de ser de la sombra? Esta pregunta surge a partir del principio compensador que el inconsciente ejerce sobre la vida personal. Si realmente nos encontramos frente a una realidad síquica que se autorregula y funciona en orden a un proceso de maduración y de iluminación, la Sombra debe cumplir alguna función positiva.

Este es así, sin duda, porque la energía manejada por este arquetipo no deja de ser creativa y vital.

Desde la Sombra nos viene un impulso de creatividad que impulsa y expande nuestra vida, invitándonos a una crisis que aunque dolorosa o “catastrófica” siempre es regeneradora. Las transgresiones que la sombra puede proponer, si son bien canalizadas, resultan en beneficio de las metas que la vida nos propone en cuanto a la autoafirmación de nuestra identidad.

En el contexto del equilibrio psíquico, el Yo, es el encargado de regular esta energía bajo una forma adecuada y no destructiva que nos permita alcanzar metas apreciadas y valoradas. Esencialmente, la energía de la Sombra se manifiesta así, a través de la originalidad y la producción de una expresión más acabada y sincera de nuestro mundo interior.

A veces, como en el caso de Adán frente a la Serpiente, Cristo ante la tentación en el desierto,  Edipo ante la Esfinge, o Sigfrido frente al Dragón, la Sombra cumple un papel pedagogo desde un lugar que tiene mucho de restricción, o de confrontación con los límites e incluso de astucia, lo cual en el mundo antiguo es manifestación de una de las tantas formas de la sabiduría.

Lo cierto es que de ninguna manera, el camino de la represión favorece la energía de este Arquetipo, que terminará expresándose bajo reacciones agresivas y violentas o bien proyectada sobre otras personas.

 

 

La Sombra Colectiva 

 

Más allá de lo dicho, debemos reconocer que la Sombra representa aún más que el lado oscuro del inconsciente personal con sus contenidos rechazados.

Es también el aspecto lóbrego de la realidad que está en el fondo de las cosas. El caos original, la materia en su estado más perturbador, la noche opuesta a la luz e inseparablemente unida a ella.

En la terminología de la Cábala, es la Ira de Dios opuesta a su Amor.

Puede ser representada por Tiamat, la diosa sumeria del mar que amenaza con destruir la tierra, o por Saturno que devora a sus hijos para luego vomitarlos en un feliz renacimiento.

Este aspecto de la sombra colectiva es mencionado por Jürgen Hoffmann cuando rastrea sus orígenes:

 

                   

  “Este arquetipo contiene los aspectos más arcaicos de la especie y se relaciona con la naturaleza animal y primigenia del hombre. El proceso de civilización, resulta de una gradual y progresiva domesticación del sustrato animal del hombre que lo vuelve apto para la vida social.”

 

 

Este aspecto infrahumano y colectivo, está ilustrado por Jung en su autobiografía al narrar un sueño donde se veía a sí mismo, sosteniendo una pequeña vela en medio de la oscuridad. De pronto se sintió aplastado por una enorme figura negra que lo perseguía y comprendió de inmediato que debía luchar para que esta pequeña luz que llevaba entre sus manos no se apagara del todo. Este sueño lo tuvo en vísperas de la Segunda Guerra, e inmediatamente lo identificó con la amenaza del Nazismo, la sombra colectiva que sumió al mundo, durante años, en una danza de muerte y destrucción.

Hoy en día ya nadie duda que el Nazismo fue el fruto del duro trato que los Aliados vencedores de Bismarck impusieron al pueblo alemán. De la misma manera que, en el atentado a las torres gemelas puede percibirse la gran sombra que eclosiona sobre el imperialismo occidental, el que durante siglos rechazó la soberanía de una gran parte de los países del medio oriente.

De la misma manera, el proceso militar en la Argentina, responde a la manifestación de Sombra que pone de manifiesto una tradición golpista aceptada cobardemente, una falta de compromiso de algunos sectores de la sociedad, y el uso de estructuras rígidas de poder que en suma,  fueron bien recibidas por la clase patricia y el sector empresario, siempre ansiosos del orden a costa de cualquier precio.

La sombra Colectiva de la humanidad, es el peor resultado de la ignorancia general y de la incapacidad para reconocer la importancia que una conciencia amplificada y profunda tiene, a la hora de manifestarse a favor de la justicia y la transformación de las instituciones.



--



--


--
*
*
*
Nelson Guizzo te invita a suscribirte
al E-Grupo DIFUSION-CAV, pulsando en:
http://www.egrupos.net/grupo/difusioncav/alta
*
*
*
*****************************************************************
* Remite: Nelson Guizzo *  Celular: 00 598 97137625
* Representante de: Contacto Agua Vital Internacional
* Http://www.antecedentes.zzl.org
* guizzo.nelson@gmail.com - nelson22@gmail.com
* Website: http://www.aguavital.tk
* http://es.geocities.com/contactoaguavital/index.htm
* Msn: ng0022@hotmail.com - ng000022@yahoo.com.ar
* Difusión New Age Blog: http://difusioncav.zoomblog.com
* Grupo: http://www.egrupos.net/grupo/difusioncav
*****************************************************************




Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visitar páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web. ¿A qué esperas?
es.corank.com

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service