eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > difusioncav > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5784 al 5813 
AsuntoAutor
curso gratuito aut atrana
FW: DIÀGOLO - UNO gustavo
FW: ESCRT.- ENCIEN gustavo
Re: (cav) El resto abril.20
FW: SISTEMAS DE PE gustavo
RE: (cav) Buen DIA gustavo
Re: (cav) El resto Eunice J
FW: Osho-Unión Mi gustavo
Pensamiento de PAZ Lia
Re: (cav) Pensamie geraldin
Buen Dia VIERNES maria cr
Zon <difusioncav@e gustavo
FW: ESCRT. - 9.44 gustavo
Fw: La crisis de h Lia
FW: LOS BUENOS Y L gustavo
holaaaaaaaaaaaaa y MARIA DE
LA MÀSCARA gustavo
Re: (cav) LA MÀSCA geraldin
Re: (cav) LA MÀSCA geraldin
RE: (cav) Buen DIA maria cr
Buen Dia SABADO maria cr
Solicito laBaja d Luis Fra
FW: ESCRT.- TÙ Y Y gustavo
FW: ESCRT. SÈ QUE gustavo
FW: ESCRT.- JAZZ gustavo
Re: (cav) Solicito Nelson G
Re: Musica en las Nelson G
Foto increible Beb Nelson G
mensaje HUGO CES
Fw: (cav) Foto inc Sara Mar
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Difusion de Contacto Agua Vital

Mostrando mensaje 5809     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:(cav) Buen Dia SABADO
Fecha:Sabado, 5 de Julio, 2008  10:50:15 (-0300)
Autor:maria cristina bengo <mariacristinabengo @.........ar>

Nújank’ el árbol de mi ombligo
 
En algún tiempo, en la selva habían llegado muchas familias de las grandes ciudades con el objetivo de explorar el mundo amazónico y su misterio.
 
Una hermosa mujer blanca se embarazo de su esposo blanco de manera inesperada. Al embarazarse la mujer y su esposo decidieron quedarse en la casa de un viejo hombre hasta que nazca el niño. Pasaron varios meses hasta que la mujer dio a luz a su hijo; cuando nació el niño las mujeres de la selva atendieron a la mujer y a su hijo recién nacido. El viejo abuelo le bautizo con el nombre de Nújank’, porque nació justo cuando llovía bastante y los ríos estaban muy crecidos. (Nújank’ es en idioma Kantuash Shuar y significa crecido el rio) Al niño apenas salió de la madre le cortaron el ombligo y junto a la placenta lo sepultaron en el tronco de un árbol muerto junto a un hormiguero. Según la cultura de los Kantuash Shuar es tradición sepultar el ombligo para que de ella nazca un nuevo árbol de una nueva especie.
 
Entonces el viejo hombre después de varios meses al mirar que el niño empezaba a caminar  le dijo a los padres del niño: Hijos míos vayan para la ciudad este niño debe hacer una nueva historia para la humanidad. Al escuchar esto, los padres no entendieron el mensaje del hombre viejo, ellos pensaban que el viejo estaba cansado de vivir con ellos y que por eso les echaba de la casa y de la selva.
 
 
Ya en la ciudad pasaron varios años y el niño había estudiado ingeniería ambiental, entonces Nújank’ era todo un hombre grande. Este niño grande, una noche estaba cansado y miraba un programa en la TV, de pronto miro en la TV un documental sobre los indios de la selva y su forma de vida. Estaba muy curioso mirando el programa y de pronto en el documental explicaba como nacía un niño de la selva y que hacían con la placenta y el ombligo.
 
Al escuchar que en la selva, la placenta y el ombligo del niño recién nacido  lo sembraban para que nazca un nuevo árbol; corrió hasta donde estaba la madre y le pregunto: ¿madre como nací yo y que paso con mi ombligo? Y la madre le dijo exactamente todo lo que había ocurrido en su nacimiento. Nújank’ al escuchar su nacimiento le pregunto a su madre: ¿madre en donde vive el viejo y quiénes son todos ellos? La madre le dijo: Nújank’ hijo mío, es muy lejos, quizás ya no vive el viejo y los indios; eso está en la selva del Ecuador en la parte sur.
 
Aquella noche para Nújank’ era la noche más larga de su vida. Al otro día bien por la mañana Nújank’ preparo su equipaje y viajo con dirección a la selva. Él quería conocer la verdad se su nacimiento y la cultura de la selva.
Viajo durante muchos días y tras preguntar a muchas personas llego hasta la comunidad en donde vivía el anciano. Al llegar no había ninguna señal de vida humana; pero dentro de una casa viejita, estaba sentado un anciano que casi no podía moverse de la vejes. Pero hablaba y entendía todo a su alrededor.
 
El joven Nújank’ pregunto al anciano: querido abuelo he venido hasta aquí para verte y preguntarte sobre mi nacimiento. Gran abuelo dime por favor ¿en donde sembraron mi ombligo? y ¿que nació de ella? El anciano le respondió: hijo mío vete por ese pequeño sendero, muy pronto al fondo mira a tú izquierda y encontraras un gran árbol blanco. Ese árbol es su ombligo. Mírale bien posiblemente sea la última vez que le mires… en estos tiempos llegan muchos hombres que destruyen todo árbol grande.
 
Nújank’ Dejó la mochila que cargaba y corrió sobre el camino y al fondo exactamente miro un gran árbol blanco; pensó que este era su ombligo o el árbol de su vida. Lo abrazo con tanta fuerza sobre sus raíces y lloro profundamente. Levanto su cabeza suavemente y al mirar sobre todo el alrededor miro muchos árboles similares… entonces en voz alta dijo: ¡tú, él y todos los arboles son mis hermanos, a partir de hoy juro defenderles con mi vida! Nújank’ regreso con muchas lagrimas hasta la casa del anciano. Y al llegar le pregunto: querido abuelo, ¿cómo puedo defender a estos árboles para que vivan por siempre?
 
El anciano abuelo le dijo: Hijo mío vete a la ciudad y diga que cada árbol es sagrado, cada árbol es una vida y cada árbol debe ser respetado. Se sabio y busca alguna forma para que no corten más arboles de la selva amazónica.
Nújank’ entendió el mensaje del aciano y fue de regreso a la gran ciudad de su origen. En pocos años fue un gran líder defensor de la selva. Pero un día llegaron a su oficina un grupo de empresarios madereros y le propusieron a firmar permiso oficial para cortar árboles. Nújank’ dijo a los empresarios: señores denme unos minutos para preguntar a los ancianos del pasado y a los niños del futuro. Frente a los empresarios se sentó y cerró sus ojos. Luego de unos minutos abrió los ojos y les dijo: los ancestros dicen que no se corte más arboles de la selva porque la tierra pierde sus poderes que dan vida a la vida  y los niños del futuro dicen que, cortar los árboles es como cortar el ombligo de los niños que aun no nacen.
 
Nujank’ se puso de pie y dijo: ¡No firmare nada! Moriré defendiendo la vida del mañana y con mi sangre se escribirá esta historia. Aquel día los empresarios sacaron sus armas y mataron a  Nújank’. Después de algunos años la noticia llego a los oídos de los indios de la selva y así Nujank’ se quedo en la memoria y en la historia de los indios Kantuash Shuar de la selva.
 
 
Paz justicia tierra y libertad



¡Buscá desde tu celular! Yahoo! oneSEARCH ahora está en Claro
http://ar.mobile.yahoo.com/onesearch

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service