eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > paginacatolica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 143 al 172 
AsuntoAutor
¡Jesucristo, mi Te Página C
Complot contra la Página C
Misericordia hecha Página C
Al Cielo Asunta - Página C
El Verbo habla en Página C
Aviso - Blog de Sa Página C
Taladro de las apa Página C
El Misterio de la Página C
Desobediencia que Página C
¡Dejad hacer, deja Página C
El Verdadero Amor Página C
Omne Genu Flectaru Página C
Pío XII nos enseña Página C
¡A la Captura del Página C
Así vi al padre Pí Página C
¡Dios ha muerto!- Página C
Semblanza en la Mu Página C
La Suprema Decepci Página C
12 de Octubre, Fie Página C
La Santa Misa - Ca Página C
El Rey Magnánimo - Página C
Actualización Página C
Ciudadano de dos M Página C
Amar hasta la muer Página C
Vuelo de Águila - Página C
Hay que Profanar l Página C
Para esto he nacid Página C
Temor de hijo, no Página C
El Socialismo, neg Página C
Kalenda de Navidad Página C
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Página Católica

Mostrando mensaje 158     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: El Misterio de la Cruz - XXII Domingo del Tiempo Ordinar io - Homilía del P. Alfredo Sáenz
Fecha:Domingo, 31 de Agosto, 2008  23:21:13 (-0300)
Autor:Página Católica <pagina.catolica @.........ar>

Página Católica

(Visite nuestro Blog : http://pagina-catolica.blogspot.com)

 

Le invita a escuchar:

 

"El Misterio de la Cruz"

 

(Liturgia de la Palabra en el XXII Domingo del Tiempo Ordinario)
(31 de Agosto de 2008)
Predicado por  el R. P. Dr. Alfredo Sáenz, S.J.
 
Duras debieron sonar en los oídos de los Apóstoles, que esperaban la restauración del Reino de Israel por el Mesías, las palabras del Evangelio de hoy. A tal punto que Pedro se ganó una reprimenda por tratar de desviar al Señor de su camino. Quizá las escenas recientes y triunfales de la multiplicación de los panes, del caminar sobre las aguas y domeñar los elementos, hayan acentuado en el ánimo del Príncipe de los Apóstoles las viejas profecías que, interpretadas parcialmente, parecían anunciar el inminente restablecimiento del Trono de David.  Se ve entonces que, desde el principio, ha sido difícil para los cristianos entender el mensaje tantas veces anunciado en el Evangelio de que el Mesías, como estaba previsto desde toda la eternidad, "debía" padecer y morir por quienes ama; y que sus discípulos habría de hacer lo mismo.
Pero ha de saberse con certeza que al optar por Cristo provocamos el odio de los otros; como decía San Agustín: "La Verdad engendra el odio". Y ha de saberse también que el que quiera salvar su vida agradando al mundo, la perderá para siempre. Y, finalmente, ha de saberse con la misma seguridad, que aquel que prefiera seguir al Señor, aún en contra del parecer de los hombres, ganará la eternidad. 
A los oídos modernos, muchas veces contaminados por un catolicismo "mistongo"(*), las palabras del Señor, del que derivan estas certezas, pueden sonar agresivas; pero ha de tenerse en cuenta que Él nos predica desde la cátedra de la Cruz, y desde allí solicita hoy nuestra personal adhesión: "El que quiera venir detrás de Mí, que renuncie a sí mismo, que cargue su cruz y me siga".
San Pedro tentó al Señor de infidelidad. El Demonio lo había tentado del mismo modo en el desierto al inicio de su vida pública y, al desafiarlo a bajar de la cruz,  repetirán esta tentación en el Calvario los sacerdotes y sanedritas.  Como el discípulo no es mayor que el maestro, la Iglesia a debido soportar una y otra vez a lo largo de la historia la misma tentación:  "Conviértete al mundo y creeremos en ti".
Pidamos a Jesucristo, el primero de los mártires, que nos enseñe a saborear el gusto de la Cruz, para que su sacrificio sea nuestro sacrificio y podamos cargarla sin vacilaciones ni falaces concesiones.
(*) Mistongo:     Adjetivo usado en Argentina y Chile para referirse a alguien sin animación, deslucido y mediocre.
 
Para comenzar a oír y/o descargar, active alguno de los siguientes enlaces:

1    Para oír en línea desde nuestro blog y sin publicidad:        (Duración de la grabación  19' 55")
 
 
Al activar el enlace, ingresará a la entrada correspondiente en nuestro Blog. Para oír, recorra la página hacia abajo hasta visualizar el dibujo del reproductor cuyo botón PLAY debe oprimir. Debajo del reproductor encontrará dos opciones:
  1.  "¡Baje el Misterio de la Cruz desde MediaFire" - Activará la acción que enuncia.
  2. "¡Baje el Misterio de la Cruz desde Esnip's"      -  Activará la acción que enuncia.

2    Para bajar el archivo a su PC desde MediaFire:
 

¡Baje la homilía - El Misterio de la Cruz - MediaFire!

 

Presionando en el enlace de arriba se abrirá la página de descarga de MediaFire. Espere hasta que aparezca a la izquierda de la misma el siguiente cartel: "Click here to start download". Actívelo para comenzar la descarga. Este sitio puede contener publicidad.


3    Para bajar el archivo a su PC desde Esnis'p:
 
 
Este enlace tienen publicidad cuyo contenido no podemos garantizar. Lo incluimos como última opción en caso de que fallen los dos anteriores, sin recomendar su uso.

Se ruega difundir este servicio; los interesados deben enviar un mensaje a la siguiente dirección:
Escribiendo en el Asunto o Texto del mensaje:

Suscribir



31 de Agosto de 2008


Ud. recibe este mensaje a través de la lista de correo de Página Católica en:   EGRUPOS


Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service