eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > paginacatolica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 143 al 172 
AsuntoAutor
¡Jesucristo, mi Te Página C
Complot contra la Página C
Misericordia hecha Página C
Al Cielo Asunta - Página C
El Verbo habla en Página C
Aviso - Blog de Sa Página C
Taladro de las apa Página C
El Misterio de la Página C
Desobediencia que Página C
¡Dejad hacer, deja Página C
El Verdadero Amor Página C
Omne Genu Flectaru Página C
Pío XII nos enseña Página C
¡A la Captura del Página C
Así vi al padre Pí Página C
¡Dios ha muerto!- Página C
Semblanza en la Mu Página C
La Suprema Decepci Página C
12 de Octubre, Fie Página C
La Santa Misa - Ca Página C
El Rey Magnánimo - Página C
Actualización Página C
Ciudadano de dos M Página C
Amar hasta la muer Página C
Vuelo de Águila - Página C
Hay que Profanar l Página C
Para esto he nacid Página C
Temor de hijo, no Página C
El Socialismo, neg Página C
Kalenda de Navidad Página C
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Página Católica

Mostrando mensaje 169     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: 12 de Octubre, Fiesta de la Tradición - P. Alberto E zcurra
Fecha:Jueves, 9 de Octubre, 2008  13:25:42 (-0300)
Autor:Página Católica <paginacatolica @.....com>

Página Católica

(Visite nuestro Blog : http://pagina-catolica.blogspot.com)

 

Le invita a escuchar:

 

"12 de Octubre, Fiesta de la Tradición"

12 de Octubre de 1987
por  el R. P. Alberto Ignacio Ezcurra Uriburu
(1937 - 1993)
 
El 12 de Octubre, día de fiesta, la luz de Cristo llegó a nuestra América para disipar las tinieblas del error y la desesperación en que vivían sus pobladores, sometidos a una de las idolatrías más diabólicas que puede imaginarse, cuyo escalofriante espectáculo habría hecho exclamar a los Romanos "América, delenda est - Hay que destruir América" (*). Lejos de eso, la hidalguía castellana no escatimó esfuerzos, recursos ni sangre para hacer llegar la Salvación y la Civilización hasta el último de sus rincones.
Como dice el padre Ezcurra en esta grabación correspondiente al día de la Raza (probablemente de 1987); quien, inspirado en el ejemplo del padre Jerzy Popieluszko, mártir de Cristo, el 2 Abril de 1985 (Aniversario de la Recuperación de las Islas Malvinas), comenzó a celebrar  mensualmente la Santa Misa en fecha histórica, para rogar especialmente por la Patria:
"A España le debemos la Fe en Jesucristo, la lengua castellana, nuestras costumbre y el amor a la familia. Porque cuando llegó el momento de ser independientes, sin renegar de lo recibido, las virtudes y el coraje del español vinieron a ser las del criollo y del gaucho; hermanando a nuestros pueblos, ya unidos por lazos de sangre y de raza, en la misma fe, la misma lengua, la misma historia y aún los mismos enemigos. De esa América cantó Rubén Darío "que tiene sangre indígena, que aún reza a Jesucristo y aún habla en Español". Por eso han de tener mucho cuidados los hijos en renegar o avergonzarse de sus padres, tirando a la basura tan espléndida herencia; han de tener mucho cuidado los pueblos y las naciones en renegar de su Historia. Porque la Patria será lo que ha de ser solamente si somos fieles a la Tradición".
Roguemos al Señor para que la estulticia de los progresistas y falsos indigenistas financiados desde los centros del Poder Mundial, que han caído últimamente como una manga de langostas sobre las naciones hispanoamericanas con la intención de provocar su disgregación, fracase miserablemente al estrellarse contra los muros de la Casa que España y nuestros padres construyeron sobre la Roca. Para que todos podamos seguir glorificando al Señor de la Verdad con la plegaria que recitaban al alba los navegantes de Colón:

 

“Bendita sea la luz
y la Santa Veracruz
y el Señor de la Verdad
y la Santa Trinidad.

 

Bendita sea el alba
y el Señor que nos la manda.
Bendito sea el día
y el Señor que nos lo envía”.

Amén.

 
(*) "Cartago, delenda est - Hay que destruir a Cartago" frase atribuida a Catón, el Viejo y que significa el horror que sintieron los romanos frente al culto del dios Moloch, para cuyo aplacamiento se arrojaban bebés vivos por la boca de su estatua de bronce convertida en horno ardiente.
Para comenzar a oír y/o descargar, active alguno de los siguientes enlaces:
(Lea detalles sobre el óleo que sirve como ilustración, al final del mensaje)

1    Para oír en línea desde nuestro blog y sin publicidad:        (Duración de la grabación  08' 32")

 

¡Oiga y/o baje Fiesta de la Tradición desde nuestro Blog!

 

Al activar el enlace, ingresará a la entrada correspondiente en nuestro Blog. Para oír, recorra la página hacia abajo hasta visualizar el dibujo del reproductor cuyo botón PLAY debe oprimir. Debajo del reproductor encontrará dos opciones:

  1.  "¡Baje la Semblanza desde MediaFire" - Activará la acción que enuncia.
  2. "¡Baje la Semblanca desde Esnip's"      -  Activará la acción que enuncia.

2    Para bajar el archivo a su PC desde MediaFire:
 

¡Baje Fiesta de la Tradición desde MediaFire!

 

Presionando en el enlace de arriba se abrirá la página de descarga de MediaFire. Espere hasta que aparezca a la izquierda de la misma el siguiente cartel: "Click here to start download". Actívelo para comenzar la descarga. Este sitio puede contener publicidad.


3    Para bajar el archivo a su PC desde Esnis'p:

¡Baje Fiesta de la Tradición desde Esnip's!

Este enlace tienen publicidad cuyo contenido no podemos garantizar. Una vez activado, se abrirá una página y comenzará a oír la grabación. Debajo del reproductor, a la izquierda, encontrará la opción "Download".

Primera Misa en Buenos Aires
Así se llama el óleo de José Bouchet publicado como ilustración, que data de 1910 y está en el Museo Histórico Nacional, en Buenos Aires.
En primer plano, a la izquierda, se ve a una aborigen que representa a América, a quien un caballero da su mano derecha  mientras con la otra le señala el Cuerpo de Cristo en el momento de la elevación; para simbolizar tanto el rápido mestizaje como el mandato evangelizador de la Corona de Castilla. Un conjunto central de soldados y modestos labriegos españoles, que habían venido desde Asunción, participa con recogimiento. La valerosa Ana Díaz, única mujer que en la repartición de tierras realizadas por don Juan de Garay obtuvo una titularidad, los acompaña. A su vez, el fundador y capitán general, vizcaíno valiente y querido por su gente, de pie, erecto y firme, apoyándose en su espada,  oye la misa con humildad. La ciudad quedaba fundada.  Mientras, a lo lejos y entre nubes, el artista supone el perfil de la futura Buenos Aires.

Se ruega difundir este servicio; los interesados deben enviar un mensaje a la siguiente dirección:
Escribiendo en el Asunto o Texto del mensaje:

Suscribir



8 de Octubre de 2008


Ud. recibe este mensaje a través de la lista de correo de Página Católica en:   EGRUPOS