eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > paginacatolica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 173 al 202 
AsuntoAutor
Espera Anhelante - Página C
Él pudo y quiso -V Página C
Hay que decir la V Página C
El Rock, música de Página C
Combate en el Desi Página C
¡Qué bien estamos Página C
La Obertura de Cor Página C
Fe de Erratas Página C
Vivir como hijos - Página C
Del Hosanna al Cr Página C
Amar hasta el extr Página C
Lágrimas de Sangre Página C
Me rodea una jaurí Página C
Sursum Corda - Dom Página C
En Vos Confío - II Página C
Cristo Vive - III Página C
Ave, Sacratísima P Página C
Platón y la Bellez Página C
Pastor Hermoso - I Página C
Padre Norman Wesli Página C
Aristóteles y la R Página C
El Vino Embriagado Página C
San Agustín y la C Página C
La Salvajada del C Página C
Santo Tomás y la C Página C
Paso al Rey de la Página C
Misterio Absoluto Página C
Sacramentum Sacram Página C
Por el Honor de Ed Página C
Para recordar en T Página C
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Página Católica

Mostrando mensaje 203     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: San Agustín y la Conversión - Conferencia del Dr. Ca ponnetto - Los Clásicos
Fecha:Miercoles, 27 de Mayo, 2009  02:33:13 (-0300)
Autor:Página Católica <pagina.catolica @.........ar>

Página Católica

(Visite Nuestro Blog)

www.pagina-catolica.blogspot.com

 

Le invita a escuchar:

 

"San Agustín y la Conversión"

 
Conferencia del Prof. Dr. Antonio Caponnetto
Tercera del ciclo "Los Clásicos", auspiciado por el
Centro de Estudios Nuestra Señora de la Merced
(7 de Mayo de 2009)
 
 
Siguiendo con el ciclo "Los Clásicos" que el Centro de Estudios Nuestra Señora de la Merced ha auspiciado recientemente, publicamos su Tercera conferencia en la que el Prof. Dr. Antonio Caponnetto nos habla del grande San Agustín, modelo de escritor sacro, pero sobre todo de Obispo.
La misma consta de varias partes, que el disertante ha hilvanando metódicamente. En la primera se analizan algunas de las paradojas de San Agustín, como la de sus padres, la de amar sin conocer el Amor, o la del reconocimiento mundano y el hastío del mundo. En la segunda se enuncian las principales razones que explican la vigencia agustiniana. Por ejemplo, el hondo análisis que hace el santo del concepto de felicidad o del hombre interior. En la tercera se enuncian los grandes principios rectores del pensamiento agustiniano: la doctrina de la iluminación, la de la participación, la lucha de la Ciudad de Dios contra la Ciudad de los Hombres, la de la educación como Pedagogía del Verbo.
Finalmente se relata las circunstancias en las que el Santo vio acercarse la muerte: en aquellos tiempos, los Vándalos, tras un imparable avance, rodeaban la ciudad de Hipona. Los campos habían sido devastados, las ciudades arruinadas, los asesinatos ensangrentaban la tierra. Pero a pesar de todo, San Agustín no se amilanó; siguió enseñando, escribiendo, predicando. Recordando las palabras que Cristo le había dicho a un obispo que agonizaba: "Si tienes miedo de sufrir en la tierra y de ir al cielo, no puedo hacer nada por ti", escribió: "Quien ama a Cristo no puede tener miedo de encontrarse con Él, si decimos que amamos a Cristo y tenemos miedo de encontrarnos con Él cara a cara deberíamos cubrirnos el rostro de vergüenza".
En este tiempo en que el mundo parece haber enloquecido, en que los enemigos de la Iglesia están enquistados en su seno y maquinan su destrucción, pidamos a San Agustín que interceda ante el Trono de la Misericordia a fin de que los Obispos católicos  no tengan miedo de sufrir en la tierra por testimoniar a Cristo y así sean dignos de encontrarse con Él. Pidamos a San Agustín que interceda ante Dios Todopoderoso para que los Obispos católicos no sean cuervos roncos y pendencieros que graznen diciendo "Mañana, Mañana", canción perezosa de los que no quieren luchar ahora; porque el combate es hoy. Que sean en cambio fuertes, clarividentes, viriles, piadosos, capaces de enfrentar a los vándalos, no de pactar con ellos.
Por todo esto y para que podamos obtener la fuerza de su conversión, la clarividencia de su doctrina, la virilidad que tuvo contra los herejes, la piedad de morir recitando los salmos, digamos con toda la fuerza de nuestras almas: ¡San Agustín de Hipona, ora pro nobis!.

La ilustración: "El Triunfo de San Agustín", óleo de Claudio Coello pintado en 1664,  que está en el Museo del Prado en Madrid.

 Para comenzar a oír y/o descargar la publicación, visite nuestro blog en el siguiente enlace:

 

http://pagina-catolica.blogspot.com/2009/05/san-agustin-y-la-conversion.html

 

      (Duración de la grabación  67' 17")

 

Al activar el enlace, ingresará a la entrada correspondiente en nuestro Blog. Para oír, recorra la página hacia abajo hasta visualizar el dibujo del reproductor cuyo botón PLAY debe oprimir. Debajo del reproductor encontrará dos enlaces que permiten bajar el archivo.  El enlace de Esnip's permite también oír en línea.



Se ruega difundir este servicio; los interesados deben enviar un mensaje a la siguiente dirección:
Escribiendo en el Asunto o Texto del mensaje:

Suscribir



27 de Mayo de 2009


Ud. recibe este mensaje a través de la lista de correo de Página Católica en:   EGRUPOS






Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visitar páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web. ¿A qué esperas?
es.corank.com


Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service