eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > paginacatolica > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 173 al 202 
AsuntoAutor
Espera Anhelante - Página C
Él pudo y quiso -V Página C
Hay que decir la V Página C
El Rock, música de Página C
Combate en el Desi Página C
¡Qué bien estamos Página C
La Obertura de Cor Página C
Fe de Erratas Página C
Vivir como hijos - Página C
Del Hosanna al Cr Página C
Amar hasta el extr Página C
Lágrimas de Sangre Página C
Me rodea una jaurí Página C
Sursum Corda - Dom Página C
En Vos Confío - II Página C
Cristo Vive - III Página C
Ave, Sacratísima P Página C
Platón y la Bellez Página C
Pastor Hermoso - I Página C
Padre Norman Wesli Página C
Aristóteles y la R Página C
El Vino Embriagado Página C
San Agustín y la C Página C
La Salvajada del C Página C
Santo Tomás y la C Página C
Paso al Rey de la Página C
Misterio Absoluto Página C
Sacramentum Sacram Página C
Por el Honor de Ed Página C
Para recordar en T Página C
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
Página Católica

Mostrando mensaje 206     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: Paso al Rey de la Gloria -Solemnidad de la Ascensión d el Señor - Homilía del P. Sáenz
Fecha:Sabado, 6 de Junio, 2009  18:44:04 (-0300)
Autor:Página Católica <pagina.catolica @.........ar>

Página Católica

(Visite Nuestro Blog)

www.pagina-catolica.blogspot.com

 

Le invita a escuchar:

 

"¡Paso al Rey de la Gloria!"

 
Liturgia de la Palabra en la Solemnidad de la Ascensión del Señor
(24 de Mayo de 2009)
Predicada por  el R. P. Dr. Alfredo Sáenz, S.J.

 

De los siguientes artículos de fe que decimos en el Credo, se desprende la verdad que celebramos hoy: "et ascendit in cćelum; sedet ad dexteram Patris. Et iterum venturus est cum gloria iudicare vivos et mortuos - y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre. Y de nuevo vendrá con gloria  para juzgar a vivos y muertos".  He aquí los tres momentos postreros de la historia: Subió a los cielos, está sentado, volverá con gloria.

"Levantaos puertas eternales", canta el salmo 23, para dejar pasar a un hombre cuyas ropas están teñidas de sangre que, subiendo a través de las nueve esferas de coros angélicos, asombra a los mismos ángeles quienes aclaman diciendo "que entre el Rey de la Gloria". Pero mientras ellos se alegran en el cielo, en la tierra los hombres se entristecen por la ausencia de su Señor. Sin embargo, no debe ser ésta motivo de aflicción porque el oficio de Jesucristo es interior: ha venido para excitar nuestro amor y se ha ido para que lo busquemos con nostalgia. El escándalo se la Ascensión es la prueba de nuestra Fe.

"Siéntate a mi diestra y pondré a tus enemigos por escabel de tus pies", dice solemnemente el Padre al contemplar a su Hijo resucitado, entronizándolo como Rey para que presida la historia. El Señor está sentado, como el guerrero que descansa luego de su penosa victoria, como el sacerdote al terminar el sacrificio de la Santa Misa, como cabeza y primera célula del nuevo mundo transfigurado. Y como donde está la cabeza tienden a estar los miembros del cuerpo, es éste el fundamento de nuestra esperanza: todo el que se le una en este movimiento ascensional estará cosentado con Él en cielo.

Si Cristo está sentado, la Iglesia está de pie con el Evangelio y la Eucaristía entre sus manos, para cumplir el postrer mandado del Señor: "Id y evangelizad a todas las naciones bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. El que crea se salvará y el que no crea se condenará". Pero ha de saber que si el Señor está sentado, lo está para señalarnos que el triunfo ha sido ya sustancialmente logrado y sólo nos corresponde librar las escaramuzas finales. Vivamos pues este misterio del apostolado gustando la asistencia que Él nos prometiera.

Al fin de la historia y por última vez, Cristo habrá de ponerse de pie majestuosamente y volverá con Gloria para mostrar al mundo el fulgor de su Parusía y "gobernar a las naciones con vara de hierro" (Salmo 2, 9). 

Mientras lo aguardamos, hagamos memoria, en cada santa Misa, de su gloriosa Pasión, de su santa Resurrección y de su admirable Ascensión; y pidamos al Padre,  como se dice en el Canon Romano, el envío de un ángel al altar de la tierra para que lleve al cielo el Sacrificio de Cristo unido a nuestros propios y humildes sacrificios.


 Para comenzar a oír y/o descargar la publicación, visite nuestro blog en el siguiente enlace:

 

http://pagina-catolica.blogspot.com/2009/06/paso-al-rey-de-la-gloria.html

 

      (Duración de la grabación  28' 40")

 

Al activar el enlace, ingresará a la entrada correspondiente en nuestro Blog. Para oír, recorra la página hacia abajo hasta visualizar el dibujo del reproductor cuyo botón PLAY debe oprimir. Debajo del reproductor encontrará dos enlaces que permiten bajar el archivo.  El enlace de Esnip's permite también oír en línea.



Se ruega difundir este servicio; los interesados deben enviar un mensaje a la siguiente dirección:
Escribiendo en el Asunto o Texto del mensaje:

Suscribir



24 de Mayo de 2009


Ud. recibe este mensaje a través de la lista de correo de Página Católica en:   EGRUPOS






Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visitar páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web. ¿A qué esperas?
es.corank.com