eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 10401 al 10430 
AsuntoAutor
PSICOLOGIA TRANSPE REDLUZ
Luna Llena: 1º de Graciela
=?UTF-8?Q?Las_Ener Graciela
Empresarios oprimi REDLUZ
Rv: Me honro en di Alicia C
TALLERES DE GIRO D Sharifa
Fractal del día n Fractali
Bahía Blanca Proxi Juan Ang
Falta la critica p REDLUZ
=?utf-8?Q?Bah=C3=A Juan Ang
Taller Introducció Graciela
DIKSHA Y MEDITACIO Ines Eli
LOS FAROS DE LUZ ~ Graciela
Carta Vibracional Vivi Rod
ORACION DE CO-CRE Vivi Rod
IX ENCUENTRO MEXIC REDLUZ
LAS PROFECIAS TEM ram su
Espiritualidad y T Juan Ang
Revisa "Una socied REDLUZ
=?utf-8?Q?Fw:_=22L =?utf-8?
Los 9 sectores de Juan Ang
Video Juan Ang
Canal de Ciencia y Juan Ang
Carta Vibracional Vivi Rod
Despertando el Cor Juan Ang
Meditacion Luna Nu Juan Ang
Energías de la Nue Graciela
Carta Vibracional Vivi Rod
BRAIN GYM 101 y MU Graciela
"Conexión Delfín" Graciela
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 10426     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] Falta la critica profunda / Dialogar con Ivan Illich
Fecha:Lunes, 6 de Agosto, 2012  16:13:30 (-0500)
Autor:REDLUZ <lacasadelared @.....com>



Para: Red Iberoamericana de Luz <redluz@elistas.net>
Fecha: 6 de agosto de 2012 12:36
Asunto: Falta la critica profunda / Dialogar con Ivan Illich



COMO ENTREMÉS DEL MAGNO ENCUENTRO INTERCULTURAL DE DICIEMBRE PRÓXIMO EN CUERNAVACA 'El humanismo radical de Iván Illich', DEDICADO AL VISIONARIO AUSTRIACO DESAPARECIDO HACE EXACTAMENTE UNA DÉCADA, TENDREMOS UNA MESA REDONDA SOBRE SU OBRA EN EL IX ENCUENTRO MEXICANO DE CONCIENCIA Y XV IBEROAMERICANO DE LUZ DEL 14 AL 16 DE SEPTIEMBRE PRÓXIMOS EN LA HACIENDA LA LUNA, EN CUAUTLITA, MORELOS redmexicanadeconciencia. PARTICIPARÁN EL DOCTOR BRAULIO HORNEDO Y EL SABIO JEAN ROBERT, DOS DE LOS PRINCIPALES PROMOTORES DEL INTERCULTURAL DECEMBRINO. DE JEAN ROBERT SE COMPARTEN OCHO TEXTOS BREVES DE SÍNTESIS DEL PENSAMIENTO DE ESTE BRILLANTE E IMPRESCINDIBLE CRÍTICO DE LA CIVILIZACIÓN EN ivanillich.org.mx , CUYAS LIGAS PARA BAJARLOS ESTÁN TAMBIÉN AL FINAL DE ESTE MENSAJE. ESTOS TEXTOS SERVIRÁN COMO TEMÁTICAS DE PARTIDA DE LAS CONVERSACIONES PARA LOS EVENTOS. LAS OBRAS COMPLETAS DE ILLICH YA ESTÁN PUBLICADAS EN SENDOS VOLÚMENES POR EL FONDO DE CULTURA ECONÓMICA. HOY LES COMPARTIMOS UN ENSAYO DE RAMÓN VERA HERRERA APARECIDO AYER EN LA JORNADA SEMANAL. USTEDES DISFRUTEN...


 
œPoco importa que se trate de un monopolio privado o público, la degradación de la naturaleza, la destrucción de los lazos sociales y la desintegración de lo humano nunca podrán servir al pueblo hace prácticamente medio siglo, ese pensador de lucidez crítica que fue el austríaco Ivan Illich, de quien el próximo diciembre se cumplirán diez años de su muerte. Siempre fructífero, hoy resulta de capital importancia volver a dialogar con Illich sobre éste y muchos otros temas que configuran la muy cuestionable œcultura del progreso, como propone Ramón Vera en el espléndido ensayo que ofrecemos a nuestros lectores".


Dialogar con
Ivan Illich
Por Ramón Vera Herrera

Estamos en un momento de gran oscuridad del mundo en que es omnipresente la acumulación de crisis tras crisis que potencian sus efectos. Hay también movimientos de resistencia que se reconocen en sus luchas desde sus propios rincones. Más y más contundentes voces insisten en que no basta impugnar el capitalismo si no se propone con fiereza un cambio radical que, parafraseando a Immanuel Wallerstein, nos permita œrepensar las premisas culturales básicas para un mundo futuro. Para ello sería necesario deshacernos del desarrollo y la modernizaci muchos consideran œla maldición civilizatoria del capitalismo.

Hace unos cincuenta a desde sus cuidadosas lecturas de numerosas fuentes (de Marx a los filósofos medievales, pasando por la experiencia compartida de personas, comunidades y colectivos), Ivan Illich ya proponía que no basta impugnar el capitalismo. Que hace falta la crítica profunda de lo que él llama œel monopolio radical del modo industrial de producción. Para él, siguiendo a Marx, la sobreproducción y la acumulación desmedida de bienes y servicios, de instrumentos, es decir, de procesos concatenados, tienen efectos catastróficos para el cuerpo social. La lógica inherente a este monopolio œejerce un control único sobre la satisfacción de una necesidad apremiante, excluyendo el recurso a las actividades no industriales. Así se impide el ejercicio (y hasta la imaginación) de alternativa alguna, al punto que la gente duda de su propia capacidad para resolver por sí misma su tejido de necesidades y propuestas.

El imperio de una misma lógica para idear, conceptualizar, instrumentar, normar y reproducir, representa una erosión y una opresión brutales en casi todos los ámbitos de la vida.

En la etapa avanzada de la producción en masa, una sociedad produce su propia destrucci Se desnaturaliza la naturaleza: el hombre, desarraigado, castrado en su creatividad, queda encarcelado en su cápsula individual. La colectividad pasa a regirse por el juego combinado de una exacerbada polarización y de una extrema especialización. La continua preocupación por renovar modelos y mercancías produce una aceleración del cambio que destruye el recurso al precedente como guía de la acción. El monopolio del modo de producción industrial convierte a los hombres en materia prima elaboradora de la herramienta. Y esto ya es insoportable. Poco importa que se trate de un monopolio privado o público, la degradación de la naturaleza, la destrucción de los lazos sociales y la desintegración de lo humano nunca podrán servir al pueblo. (Todas las citas de Ivan Illich provienen de La convivencialidad. Joaquín Mortiz/Planeta, México, 1974.)

Entonces Illich pudo darle cuerpo a la dimensión vertical de la globalización, que llamaremos enormidad: ese altísimo y entreverado edificio de procesos producidos sin freno por el capitalismo y su lógica industrial; ese tramado de mediaciones institucionales, disposiciones y dependencias que disloca las decisiones y estrategias, que desplaza a las personas y las comunidades de la centralidad que debían tener para incidir en su propia vida, en sus relaciones íntimas y en su posibilidad de transformación concreta “pero también imaginativa y abstracta“ de su circunstancia.

Impugnó la cultura del progreso y las seudosoluciones institucionales con sus esquemas, estándares y estrategias de desarrollo económico, y rechazó toda privatización de los ámbitos y bienes comunes de la humanidad.

Detalló la devastación inherente a esa lógica industrial que violenta las escalas y los límites naturales de dimensiones críticas de la vida toda. Planteó la necesidad de redefinir las herramientas “ya no en función de sacralizar la productividad industrial, sino en tanto nos desligan del cuerpo social o potencian la creatividad social y los lazos de convivencia.

Entre muchos de los ámbitos que investigó (como la tecnología, el transporte, el derecho, la energía), ejemplificó su crítica general cuestionando la medicina y la educación. Para Illich, la institución médica defini eran las enfermedades, quiénes eran los enfermos y quiénes podían ejercer la curación, y terminó inventando œmodalidades de vida y muerte aparejadas a la invención de nuevas normas y nuevos tratamientos. Terrible es ahora también la afección de no imaginar que las personas y los colectivos puedan curarse de otras formas y por cuenta propia, mientras que œla protección de una poblaci dependiente se convirtió en la preocupación principal, y el gran negocio, de la profesión médica.

Dejó muy en claro que œla redefinición del proceso de adquisición del saber, en términos de escolarización, rompió los vínculos mediante los cuales la gente aprendía mutuamente (sin saber quién es el maestro o el alumno) y subordinó el saber a la obediencia “al aceptar a una autoridad œsuperior que dictamina si la enseñanza se cumpli santificando en general toda superioridad, como si ésta fuera algo œnatural, creando la ilusión de subsanar una necesidad cuando en realidad se provocaba œuna nueva forma de la marginación y una perversión epistemológica de la percepción social de la estructura del sistema. Dice Illich:

El individuo escolarizado sabe exactamente el nivel que ha alcanzado en la pirámide jerárquica del saber, y conoce con precisión lo que le falta para alcanzar la cúspide. Una vez que acepta ser medido por una administración, según el grado de sus conocimientos, acepta después, sin dudar, que los burócratas determinen sus necesidades de salud, que los tecnócratas determinen su falta de movilidad. Una vez moldeado en la mentalidad de consumidor-usuario, ya no puede ver la perversión de los medios en fines, inherente a la estructura misma de la producción industrial de lo necesario y de lo suntuario. Condicionado para creer que la escuela puede ofrecerle una existencia de conocimientos, llega a creer igualmente que los transportes pueden ahorrarle tiempo, o que en sus aplicaciones militares, la física atómica le puede proteger.

En realidad, la industrialización de las necesidades œreduce toda satisfacción a un acto de verificación operacional, por eso la tecnología está tan entrampada en sus propias premisas tautológicas. Así:

El servicio-educaci y la institución-escuela se justifican mutuamente. La colectividad sólo tiene una forma de salir del círculo vicioso, y es tomando conciencia de que la institución ha llegado a fijar ella misma los fines: la institución presenta valores abstractos, luego los materializa encadenando a las personas a mecanismos implacables. ¿Cómo romper ese círculo? Es necesario hacerse la pregunta: ¿quién me encadena, quién me habitúa con sus drogas? Hacerse la pregunta es ya responderla. Es liberarse de la opresión del sinsentido y la falta, reconociendo cada uno su capacidad de aprender, de moverse, de descuidarse, de hacerse entender y de comprender. Esta liberación es obligadamente instantánea, puesto que no hay término medio entre la inconciencia y el despertar. La falta [la carencia], que la sociedad industrial mantiene con esmero, no sobrevive al descubrimiento que muestra que las personas y las comunidades pueden, ellas mismas, satisfacer sus propias necesidades.

Volver a dialogar con Ivan Illich ahora le brinda sustento y precedente a los pueblos originarios, a las comunidades campesinas y barriales urbanas que exigen autogobierno, autonomía y soberanía alimentaria, a los movimientos de entendimiento y resistencia que defienden sus lenguas nativas, sus fuentes de agua, los cultivos propios, la libertad de posesión, custodia e intercambio de las semillas nativas, sus saberes de siempre. A quienes defienden sus territorios y su biodiversidad de la tremenda invasión de todo tipo de extractivismos y devastaciones. A todos los que defienden el lugar en donde viven, y tal vez nacieron, y que rechazan megaproyectos, tratados de libre comercio, leyes de privatización y certicación, decretos que rompen la comunalidad de sus entornos. A quienes exigen que no se criminalice la resistencia.

Cada una de estas luchas obtiene de la lectura de Illich un espejo diferente a los usuales, un reloj que marca muchos tiempos diversos y hasta dispares. Un acicate para buscar ámbitos de reflexión común y entendimiento mutuo, donde ejerzamos relaciones directas que cortocircuiten las mediaciones, restablezcan lazos dignos, significativos, y promuevan la creatividad social: esa autogestión radical de larga tradici libertaria.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/08/05/sem-ramon.html

- - -


Encuentro intercultural

El humanismo radical de Iván Illich

A diez años de su ausencia

Cuernavaca, Mor. México, diciembre 13, 14 y 15 de 2012

http://www.ivanillich.org.mx

Para participar en este encuentro le invitamos a elegir alguno de los temas preparados
a manera de sinopsis por Jean Robert y participar en la conversaci a partir de su lectura
haciéndonos llegar sus preguntas, comentarios y ponencias al correo rector@univirtual.mx

1. Energía y equidad

2. Una sociedad sin escuelas

3. Némesis médica

4. Reflexiones sobre contraproductividad 1

5. Reflexiones sobre contraproductividad 2

6. Profesiones deshabilitantes

7. Disidencia, desviación y delincuencia

8. CIDOC


ENLACES diversos


  1. Iván Illich - AUTORES | Fondo de Cultura Económica

    FCE en tu mail. FCE en el mundo. Seleccionar un país ... Etología de la lectura: un comentario al "Didascalicon" de Hugo de San Víctor. Iván Illich · Ver más ...
  2. OBRAS REUNIDAS I.IVAN ILLICH. RUSTICA - ILLICH IVAN ...

    OBRAS REUNIDAS I.IVAN ILLICH. RUSTICA. 9/10. ISBN: 9789681675905. ILLICH IVAN · FONDO CULTURA ECONOMICA (FCE) ...
  3. Sicilia, Misionero de Paz | Homozapping

    12 Abr 2011 “ œNo se necesita ser un creyente ni compartir con Illich la fe de la que ... en el prefacio a las Obras Reunidas de Iván Illich (FCE, 2008), una ...
  4. Detalle del libro En el viñedo del texto. Etología de la lectura: un ...

    En el viñedo del texto recoge los ensayos de Ivan Illich dictados en distintas universidades; son una reivindicación del libro como objeto ... FCE en tu e-mail ...
  5. Ivan Illich, una crítica ecológica de las instituciones

    El original pensamiento de Iván Illich (1921-2002) ha marcado de manera .... Reunidas I y II, rev. de Valentina Borremans, Javier Sicilia, México: FCE, 2006 ...
  6. Iván Illich - FCE

    Iván Illich (1926-2002). Filósofo, teólogo e historiador, es considerado con justicia uno de los pensadores más importantes y lúcidos de la segunda mitad del ...
  7. Obras reunidas I de Illich, Ivan: 9789681675905 - Librer
    Obras reunidas I. (ISBN 10: 9681675908 / ISBN 13: 9789681675905 ). Illich, Ivan. Librería: Librería Juan Rulfo -FCE Madrid (Madrid 28015, ., Spain); Valoración ...

  8. Ivan Illich Un Mundo Sin Escuelas Gratis Investigaciones 41 - 60

    20 o + elementos “ Gratuitos Documentos referente a Ivan Illich Un Mundo ...
    Escuelas Ruralesque hay en este mundo las escuelas rurales no son sino ...
    Mundo OniricoSan Víctor. México: FCE. Illich, Ivan y David Cayley. (2005 ...
  9. Illich y el economicismo

    www.politicas.unam.mx/.../Illich_y_el_economicismo.ht...
    En este ensayo me propongo analizar la obra de Illich, especialmente El Género ...... [xxiv] Roger Caillois (J. Domechina), El hombre y lo sagrado, México, FCE, ...
  10. [PDF] 

    Reflexiones de un visionario

    Formato de archivo: PDF/Adobe Acrobat - Vista rápida
    22 May 2012 “ en Barcelona y el FCE en México) pero me parece que hoy adquiere un ... textos que los debates, dirigidos por Illich, del CIDOC (Centro ...








¡Beruby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red de todos modos.
haz clic aqui

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service