eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 11414 al 11443 
AsuntoAutor
Fwd: El cambio de Alicia C
Fwd: Sabiduria Ple Alicia C
Cloruro de Magnes Alicia C
MUDANZAS VENIDERA Alicia C
Fwd: DESMITIFICAND Alicia C
estoy de acuerdo.. Juana Al
Rv: DESMITIFICANDO Alicia C
Rv: Mensaje del Ma Alicia C
Invitacion Automa Alicia C
=?utf-8?B?UGF0cmlj Alicia C
METATRÓN: EL PORTA Eva Mari
Activacion CO-crea Alejandr
Maestria Co-Creado Alejandr
=?utf-8?B?RWwgUG9y Alicia C
Vive para ti mismo Juana Al
Rv: Fwd: 3 de marz Alicia C
FORMACION Y CERTI Alicia C
Hoy en Salta Juana Al
Espacio Metatron: Alicia C
FW: Rv: QUE HARAS Susana A
sobre los amigos.. Juana Al
Re: Dia de la Anta REDCONCI
Fwd: Los Juegos Ol Alicia C
Rv: Fwd: DESMITIFI Blanca B
por... Juana Al
para sonreir... Juana Al
KRYON ~ ATEN CABOS Graciela
Rv: EL COLOR DEL A Alicia C
LUZ. La Verdad en ram su
Rv: PIEDAD; un Tex Alicia C
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 11460     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] Rv: PIEDAD; un Texto Breve.
Fecha:Sabado, 15 de Febrero, 2014  17:44:27 (-0800)
Autor:Alicia Contursi <aliciacontursi @.........ar>



El día sábado, 15 de febrero de 2014 22:21, Reflexión es Antakarana <reflexionesantakarana@gmail.com> escribió:

Imágenes integradas 1

REFLEXIÓN ES ANTAKARANA
les acerca un texto de nuestro amigo Néstor Hugo Almagro.
Disfrútenlo.


 PIEDAD, NADA MÁS
    La piedad es el fuego que no quema que fluye de las manos del ser despierto, porque ha liberado su alma de la cautividad y nos induce a hacer lo mismo con la nuestra. La humanidad actual no tiene piedad con la mujer ni con los niños y menos, con la Naturaleza, por lo tanto está muy enferma por falta de piedad. Al dañar al femenino externo herimos a nuestro femenino interno y nos deja sin intuición e incapaces de percibir al otro con su otredad. Al dañar a los niños, herimos de muerte a nuestro niño interior y nos hace automáticos, repetitivos, condicionados, incoherentes, violentos, insatisfechos, consumidores de lo superfluo, tristes y aburridos. Sin piedad es imposible salvar al niño interior.
    Debemos asumir que el personalismo nos ha tenido atrapados en las tinieblas de la ignorancia, automatizados por la rutina. Ciegos por el odio y la competencia hemos olvidado el valor de lo sagrado, sin ver que lo sutil contiene a toda la Creación. Piedad, nada más. Digamos no sin temor a la conmiseración que nutre el asistencialismo. La Tierra les tiene piedad a quienes la contaminan, porque no saben que se dañan a sí mismos. También podemos tener piedad por las almas de los que han partido, simplemente aceptando su deceso como un paso natural de la existencia.
    Cada ser humano deberá convertirse en una semilla de piedad que germine en cada familia, en cada comunidad para que puedan desarrollarse armónicamente, con tolerancia y en convivencia pacífica. La piedad consciente tiene límites que se corren más allá de lo impensado, sin ser invasiva. Sentir piedad por los que tienen piedad es fácil, pero tener piedad por los que desconocen su valor, como germen de una nueva civilización, es despertar un sentimiento tan elevado que nos permite crecer mutuamente desde la Solidaridad y el Amor. La piedad no discrimina sino que abraza, al no temer a lo desconocido nos integra.
    Hemos sido condicionados para ser discriminadores desde niños, quizás sin quererlo, pero así ha sido, basados en falsas jerarquías, en función del status, la cultura, la tradición, etc, con mentiras que simulaban ser verdades definitivas y que ahora ante la Luz, se desploman. La verdad que nos hace libres, rompe todos los esquemas y estructuras de pensamiento. O tenemos piedad o estamos vacíos. El contentamiento, la completitud, requieren del prójimo para dar sentido a la existencia. Nadie se salva solo.
    Tener piedad con el enemigo, por los delinquen, por los adictos a las distintas formas de autodestrucción, tan generalizadas en la sociedad actual, parece una utopia. Piedad en serio, sin vueltas, más allá de lo convencional, de lo que es "correcto" para el orden establecido. Desarrollar una piedad que abrace desde lejos es posible, sin tocar siquiera la forma, sin cuestionarla, sólo abordando a lo sutil que es invisible a los ojos; sin dañar ni dañarnos a nosotros mimos, sólo con alegría y desapego. 
    La piedad que nos pide la revolución interior debe tener tal magnitud, que pueda obrar más allá de las diferencias. Que por sí misma, nos permita des-cubrir la unicidad del Universo, donde conviven lo Uno en lo diverso y lo diverso en la Unidad. Tanto nos hemos alejado a través de lo ilusorio mientras recorríamos nuestra Ida Interna, que al iniciar la Vuelta Interior, descubrimos que lo real o trascendente, está en todas partes.
    Sólo nos será posible tener una sana convivencia basada en la piedad verdadera, si el falso poder que gobierna el mundo asume su enorme debilidad. Las falsas estructuras del poder efímero declinan inexorablemente. Para ello la fuerza de la crisis, nos invita a morir y renacer a cada instante, fluyendo en la sucesión de los estados evolutivos de conciencia. 
    Sin piedad no cesarán las guerras ni la explotación del hombre por el hombre, ni se podrá detener la desaparición de las especies o la contaminación del Planeta. Desarrollar piedad por el Agua, por el Aire, piedad por el Fuego y por la Tierra, éso es Eco-logía y ecosíntesis a la vez. La indañabilidad se practica desde el corazón piadoso. Crecer en piedad, es morir al deseo personal o egocéntrico.
    El amor al prójimo será la consecuencia directa del desarrollo progresivo de la piedad y de una sana autoestima. Cuando la piedad es suficiente, la lucha cesa y la tolerancia crece en la rebelión de los mansos. La comprensión amorosa nos hará progresivamente más piadosos con nosotros mismos, hasta agotar la violencia en todas sus formas. Recién entonces, habrá calma social sin calmantes represivos externos. Cuando la piedad es suficiente, mueren los dogmas y las estructuras de pensamiento basadas en el miedo, porque la piedad multiplica el respeto por la libertad individual y colectiva, genera confianza. Actúa sin cadenas ni cerrojos, sin control ni condicionamientos, por ser plena de Luz, Amor y Sabiduría. La piedad religa por sí misma. Tener piedad por la ignorancia propia y ajena, genera sed de Conocimiento y humildad. Vivir en el Ser es servir al Amor. Si tenemos piedad por el necesitado no nos faltará nada y así depositamos más almas en el "banco del otro mundo". La piedad en silencio hace ruido en el cosmos y la pequeña obra se agiganta en el colectivo social humanitario. La asistencia perfecta viene de la mano de la Providencia y por piedad, nos invita a compartir el pan y la existencia.
 
Néstor Hugo Almagro
 

Visite el Sitio Web

ROBERTO ESAINS
Administrador / Responsable






¡Beruby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red de todos modos.
haz clic aqui

[Adjunto no mostrado: top_antakarana_700.png (image/png) ]