eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1291 al 1320 
AsuntoAutor
(GAP)La Antártida Alicia Y
GAP - Somos nación Alicia Y
GAP - El Credo de Alicia Y
¿Qué Pasa en el Pl Alicia Y
Las Palabras - Los Alicia Y
La contradicción d Alicia Y
Red Favores - Lagu Alicia Y
Red Favores - *IV Alicia Y
Red Luz - LA VIRTU Amira
Red Anahuak - VAV Amira
Red Luz - Naciones Amira
MENSAJE DEL MAESTR Amira
Notas Por Celia Fe Graciela
El Despertar Cuánt Susana P
El oro de los Ande Alicia Y
Superando las limi Alicia Y
Vacíos Internos - Susana P
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
Marzo, el Agua, lo Alicia Y
Hexágonos y Pentág Alicia Y
Perspectiva Histór Alicia Y
Por el tema del ag Marianel
GAP - Cómo viajar Alicia Y
Para quienes viven Susana P
Anomalía en el Pol Alicia Y
Ropa y calzado par Susana P
Resultado Electora Susana P
Taller Grupal de C Alicia Y
La dieta del buen Alicia Y
Direcciones útiles Alicia Y
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 1312     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] Perspectiva Histórica Duendes, Elfos, etc
Fecha:Martes, 21 de Febrero, 2006  14:45:43 (-0300)
Autor:Alicia Y Amira Contursi y Manzur <alicia.amira @.....com>

From: "alexiis" <alexiis@sion.com> 
 
*Como siempre a la búsqueda de material que pueda enriquecer nuestro 
conocimiento, con cariño, Alexiis* 
 
 
 
Una Perspectiva Histórica – Pasado y Presente 
 
Paradero de los Gnomos y Elfos, Faunos y Hadas, Goblins, Ogros, 
 
Trolls y Espectros, Ninfas, Duendes y Dríades 
 
 
 
por Buck Young 
 
Del Manantial del Caduceo 
 
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm 
 
 
 
 
 
Hace mucho, mucho tiempo, la Tierra perteneció a las criaturas del
 bosque
. 
Con criaturas del bosque me refiero a los gnomos y elfos, faunos y hadas, 
goblins, ogros, trolls y espectros, ninfas, duendes y dríades. Estas 
criaturas se ocupaban de la Tierra, jugaban, bailaban y cantaban en ella, 
cuidaban a los animales heridos, solucionaban las disputas entre las 
especies, se sentaban en los hongos para discutir asuntos de importancia y 
bebían té de Labrador, fluyendo sobre hojas y corteza, y cayendo de los 
árboles con semillas de diente de león. Así era el mundo en el que
 na
ció la 
humanidad. Estos días tempranos, cuando el hombre no era sino un
 invitado
 a 
cenar recién llegado que aún no se había apropiado de toda la casa,
 e
stán 
bastante bien documentados en la literatura y el folklore del mundo, así
 
que 
no es necesario ahondar en ello. En lo que estoy interesado, y lo en lo que 
les pido que se interesen, es en la siguiente pregunta: "¿Adónde fueron 
todos los gnomos y los elfos, los faunos y las hadas, los goblins, los 
ogros, los trolls y los espectros, las ninfas, los duendes y las
 dríades?
" 
 
 
 
La fricción entre el hombre y las criaturas del bosque comenzó con el 
descubrimiento de la agricultura. Con el descubrimiento de la agricultura, 
la civilización se elevó y se esparció. Los bosques eran talados para 
proporcionar madera para los refugios y los campos para la pastura y el 
cultivo. La humanidad había establecido un campamento. Sin ser más un 
visitante en el mundo de alguien más, él expulsó lo inexplorado de
 su
 recién 
construido umbral. Primero esto no era un problema. No había mucha gente
 
y 
los demás creyeron que sería justo darles su propia mitad de acre para
 
que 
hicieran lo que quisieran con ella. Incluso algunos de ellos decidieron 
ayudar. Los gnomos se mudaron a los graneros y ayudaban con las labores de 
jardinería. Los espíritus dévicos de los vegetales ayudaban a los
 hum
anos a 
organizar mejor sus cultivos y a planear la rotación, y les enseñaron
 l
a 
correlación entre los ciclos planetarios y lunares con el año
 agrícol
a, 
plantar rábanos cuando la luna está en Cáncer, cosecharlos cuando la
 
luna 
está en Tauro. Muchos trolls sentían que las amontonadas pilas de
 abono
 eran 
un cambio para mejorar, y decidieron unirse también. 
 
 
 
El resto de las criaturas del bosque solamente se retiraron al bosque, 
ocasionalmente haciendo travesuras a los nuevos pobladores, como agriar la 
leche, reacomodando los muebles trastornando a las vacas, haciendo 
cosquillas en la cara de las personas mientras dormían, y ocasionalmente 
robaban a los bebés y dejaban troncos de madera en su lugar. 
 
 
 
Pero el dominio del hombre se expandió (y se expandió y se expandió
 y
 se 
expandió), y los bosques se hicieron más y más y más pequeños.
 La
s cosas 
estaban realmente conglomeradas en los bosques y en la civilización 
empeoraban. La mayoría de los granjeros ya no estaban escuchando a los 
espíritus dévicos. Las personas se dieron cuenta de que podían
 increm
entar 
su producción haciendo caso omiso a las necesidades de la Tierra. Estaban 
elevando la productividad y matando la tierra. Los productos
 petroquímico
s 
estaban avanzando. La mayoría de los espíritus dévicos y de los
 gnomo
s 
huyeron. Los trolls se quedaron. Hoy en día viven en su mayoría debajo
 
de 
los puentes y en fangosas y poco profundas zanjas debajo de las rejas de 
metal en los caminos de las granjas que las vacas temen cruzar.
 Asegúrens
e 
de tocar la bocina antes de pasar sobre una de esas rejas. Un troll puede 
estar colgado de ella, balanceándose sobre su estancia, ya que son
 capace
s 
de hacerlo después de revolcarse en el fango y el abono, y no es una
 buen
a 
idea tener su nombre o su placa en la lista de suciedad de un troll. 
 
 
 
Ahora queda poca tierra completamente inexplorada, e incluso que se reduce
 
a 
una velocidad sin precedentes. Simplemente no hay suficiente espacio para 
todos los gnomos y elfos, faunos y hadas, goblins, ogros, trolls y 
espectros, ninfas, duendes y dríades. 
 
Entonces, ¿dónde están? ¿Están muertos? No. 
 
 
 
Entonces, ¿a dónde fueron? La respuesta es un poco sorprendente. No
 fue
ron a 
ningún lado. Nosotros sí. 
 
 
 
Los primeros humanos tenían un conocimiento intuitivo de su papel en la 
naturaleza, así como lo tienen los osos, los mapaches, los ratones y
 toda
s 
las demás criaturas. Ellos entendían, desde las formas de lo salvaje a
 
su 
alrededor, que nada viene de ningún lado y que nada nunca desaparece. Las 
cosas cambian de forma. La muerte es necesaria para que la vida continúe. 
Ellos ofrecían sus habilidades como sacrificios a los dioses de la 
naturaleza. Ofrecían alabanza, oración, sacrificio y cantos a los
 esp
íritus 
de lo salvaje, al hermano búfalo, al hermano venado, al hermano pez y al 
hermano árbol. 
 
 
 
Ahora sabemos que todo lo que siempre ha existido continúa existiendo, de 
alguna otra forma, y como podemos suponer, ellos estaban más concientes 
entonces de esa parte de lo que nosotros ahora. Así que el sacrificio, el 
canto, la alabanza y la oración no aseguraron la inmortalidad de lo 
sacrificado, ya sea en cuerpo o en espíritu. De eso ya se habían
 encarg
ado. 
Lo que lo aseguró fue la continuación de la conexión entre el
 espír
itu del 
matador y el espíritu del sacrificado. Matar es un negocio riesgoso. La 
membrana que separa lo interno de lo externo no es necesariamente tan
 grues
a 
o tan entrañablemente definida como lo hemos creído. Cada vez que
 matam
os, 
nos arriesgamos a matar la realidad de eso que está tanto en el interior 
como en el exterior de nosotros. Nos arriesgamos a romper las conexiones
 qu
e 
guían dentro y fuera de la membrana. Quitar la vida para alimentar la
 vid
a 
requiere un agudo entendimiento de la ley natural de dar y tomar. Cuando 
perdimos ese entendimiento, eliminamos las canciones, el sacrificio, las 
oraciones, las alabanzas, perdimos la conexión. Dar las gracias no es 
suficiente. 
 
 
 
Cuando perdemos esas conexiones, todo muere – los peces, los ríos, las 
ranas, los ratones, incluso cada quien. Ya no hay forma de que ellos puedan 
alcanzar nuestro interior. Los cinco sentidos con los que nos quedamos no 
son suficientes. Hemos dado por vencidas a esas conexiones a cambio de la 
libertad de talar bosques, convertir las vacas en máquinas de leche y a
 l
os 
pollos en fábricas de huevo. Podemos experimentar en animales, garrotear
 
a 
las focas, vestir abrigos de mink, exterminar las palomas mensajeras, los 
pájaros dodo, ballenas, osos, delfines y cóndores. Sin ningún
 indicio
 de 
culpa. Las líneas han sido cortadas. 
 
 
 
Y todos tenemos la impresión de que es el bosque, las criaturas, los 
espíritus, y las tierras inexploradas los que están desapareciendo del 
universo y no nosotros. No es así. Pensando que es semejante a creer que
 
si 
se quedan parados en el final de una rama y la cortan del árbol, éste
 s
e 
caerá y ustedes permanecerán de pie. Bugs Bunny puede lograr eso
 quiz
á, pero 
nosotros no. Cuando a una marioneta se le rompen las cuerdas, el titiritero 
no se cae al piso. Cuando una araña rompe las líneas que conectan su 
telaraña a los árboles, el bosque no cae. 
 
 
 
Somos nosotros quienes hemos caído del mundo real a un mundo en donde 
podemos realizar nuestros infructíferos sueños retorcidos sin amenazar
 
a la 
Tierra y a sus habitantes. Alguna vez se preguntan ¿por qué los
 árbol
es, las 
piedras, los ríos y los arroyos, las aves, las serpientes, los osos y las 
ranas ya no hablan con nosotros como lo hacían en los primeros cuentos de 
los Nativos Americanos, de los hindús, de los africanos, de la Biblia? Es 
porque ya no estamos alrededor para platicar. Cada tala, cada
 vivisección
, 
cada matanza mecanizada de una vaca, un cerdo o un pollo aleja nuestro
 mund
o 
de sueño más y más del árbol, haciendo de una reunificación, que
 
aún es 
posible, algo más y más difícil. 
 
 
 
En algún lugar no muy lejos de aquí, en el mundo real, los antiguos
 bos
ques 
aún permanecen, el búfalo recorre las praderas, el cielo está lleno
 d
e 
cóndores, el venado y el antílope juegan, y los pájaros dodo vuelan
 p
or las 
arenosas playas, chocando con las cosas. 
 
 
 
Todavía existen fuertes conexiones en donde haya tierras aún
 inexplorad
as en 
nuestro mundo de sueño. Los puentes, los túneles y los portales. 
Ocasionalmente un viajero se perderá en la selva y se verá a si mismo
 e
n el 
mundo real, regresando al siguiente día, o no, para darse cuenta de que
 h
an 
pasado cientos de años. 
 
 
 
También hay más conexiones efímeras – riachuelos y cascadas en
 dond
e aún 
pueden escuchar las voces del otro lado, si escuchan con la suficiente 
atención. Cuando ellos se sientan cerca de esta agua, ellos escuchan
 fuer
tes 
toques y gritos. Cuando ellos comen psilocybin todo deja de resplandecer, y 
los condominios aparecen en donde están los bosques. Nuestros hijos
 puede
n 
ver su mundo en sus sueños. Sus hijos ven a los nuestros en sus
 pesadilla
s. 
 
 
 
Y hay otra conexión. A veces agentes del otro lado se infiltran en
 nuestr
o 
mundo en un intento de simplificar la reunificación. Lo crean o no, ellos 
nos extrañan allá. A veces – con más frecuencia de lo que imaginan
 
– ellos 
envían almas a nuestro mundo para que nazcan como bebés humanos. Como
 u
n 
socialista, comunista o anarquista entrando en la arena política
 american
a y 
lanzándose como candidato en un intento por efectuar el cambio desde 
adentro. En realidad hay bastantes de ellos – gnomos y elfos, faunos y 
hadas, goblins, ogros, trolls y espectros, ninfas, duendes y dríades – 
viviendo en cuerpos humanos, haciendo cosas locas como escribir en las 
paredes, trabajando en campañas, administrando posadas en las montañas, 
hablando con ellos mismos en las calles, haciendo artesanías en barro, 
ilustrando libros de niños, clavando árboles y explotando a los
 tractor
es. 
Ellos están plantando jardines bio-dinámicos, sentándose desnudos en
 
el 
patio trasero, peleando con Satán. Están en asilos con dosis de
 Torazin
a, en 
el salón de clases bajo efectos del Ritalin y litio. Viven con los
 Indios
. 
Tienen en marcha centros de reciclaje. Están iniciando revoluciones, 
corrompiendo lo joven, inventando teorías de conspiración paranoicas, 
inventando religiones. Están dirigiendo películas, tragando ácido,
 be
biendo 
en exceso y escribiendo poesía. 
 
 
 
La transición de su mundo al nuestro no es fácil. Están involucrados 
rituales complejos y encantamientos. La transición no es fácil en el
 al
ma. 
Se pierde un gran trato. Pueden no tener idea de quién o qué son al 
principio. Pueden o no darse cuenta. Ellos sabrán que no son como los
 dem
ás. 
Ellos sabrán que este mundo no es suyo. Ellos apenas recordarán algo
 me
jor, 
donde las cosas tenían sentido y funcionaban como tenían que hacerlo,
 d
onde 
el amor y la magia tenían el poder de sanar. 
 
 
 
Sabrán que lo que hace feliz a otras personas no los hace feliz a ellos,
 
y 
lo que a ellos les hace feliz los hace más felices que cualquier otro que 
esté vivo. 
 
 
 
Verán cosas que otros no ven, escucharán cosas que otros no oyen,
 senti
rán 
cosas que otros no sienten, y sabrán cosas que otros no saben. 
 
 
 
Se reirán a carcajadas o llorarán a chorros o ambas cosas. 
 
 
 
Amarán a los humanos individualmente, pero tendrán dificultades con la 
humanidad como un todo que ocasionalmente puede acercarse al odio. 
 
 
 
Tendrán un puñado de amigos muy cercanos, y con frecuencia serán muy 
solitarios. 
 
 
 
Serán más infelices cuando sean forzados a actuar como un humano y a
 ha
cer 
las cosas que hacen los humanos, querer las cosas que los humanos quieren,
 
o 
cuando estén convencidos de que en realidad son un humano. 
 
 
 
Las cosas no serán fáciles para ellos. A causa de sus recuerdos del
 otr
o 
lado, el mundo les parecerá ser un maravilloso calíope sin unos cuantos 
dientes en uno de los engranes, y a causa de esta pequeña deficiencia,
 to
da 
la música está fuera de tono, los caballos están chocando mutuamente
 
y los 
niños tienen miedo, están lastimados y llorando. 
 
 
 
Las soluciones parecerán obvias y nadie más las escuchará. 
 
 
 
Se les castigará en repetidas ocasiones por gritar FUEGO! en un teatro 
concurrido cuando los edificios estén en llamas y nadie más pueda
 verlo
. 
 
 
 
Se les torcerá sus muñecas por apuntar a las señales de SALIDA cuando 
todoslos demás estés corriendo, gritando y empujándose unos a otros. 
 
 
 
Serán entusiastas, fanáticos y didácticos con respecto a sus
 creencia
s. 
 
 
 
Se sentirán completamente confundidos. 
 
 
 
Tendrán visiones eufóricas y balbucearán incoherentemente. Serán 
extremadamente articulados. Tienen tendencia a largos periodos de silencio. 
No tienen idea de cómo decir lo que realmente quieren decir. 
 
 
 
Pasarán mucho tiempo con los niños y los animales. 
 
 
 
Se volverán archi-enemigos de los bebedores y drogadictos, jardineros 
orgánicos, jaboneros Esenios, carpinteros, lunáticos, magos,
 malabarist
as y 
payasos, físicos lunáticos, pintores y escribanos, viajeros y
 peregrino
s. 
 
 
 
Se vestirán con colores brillantes, suéteres desaliñados, o todos de
 
negro. 
 
 
 
Fumarán y beberán demasiado. Solamente comerán alimentos naturales. 
Desarrollarán adicciones al Mountain Dew. 
 
 
 
Con frecuencia se les acusará de vivir en su propio mundo de fantasía. 
 
 
 
Se volverán grandes amantes. Sí, incluso los trolls. 
 
 
 
Pasarán mucho tiempo ya sea haciendo el amor o pensando en él. 
 
 
 
Le hablarán a objetos inanimados. 
 
 
 
Tendrán ojos mucho más brillantes que cualquier otro. 
 
 
 
Esperarán que su magia funcione en este mundo y que su amor sane, y
 ser
án 
aplastados por este mundo, y con frecuencia no lo esperarán. 
 
 
 
Estará cerca de matarlos. 
 
 
 
Visitarán lugares en donde aún existan las conexiones: las cascadas,
 la
s 
montañas, el océano, los bosques. Ellos sacarán todo el poder que
 tie
nen, y 
a veces, a veces, la magia funcionará. Y todo será asombrosamente
 fác
il. Los 
dientes volverán a salir en el engrane del calíope, el tono se
 corregir
á y 
los niños reirán y cantarán con dulce de algodón pegado en sus
 meji
llas y 
nariz. 
 
 
 
Pasarán sus días intentando reconectar una rama en la que millones
 est
án 
ocupados cortándola. Con frecuencia será más de lo que pueden
 soporta
r. 
 
 
 
Mientras el resto de la humanidad está ocupada trabajando en nuevas y
 m
ás 
eficientes formas de devastar la Tierra con presionar un botón, ellos la 
están salvando, un puñado a la vez. 
 
 
 
Ellos compartirán una convicción común de que son los únicos
 indivi
duos 
sanos en un mundo que se volvió loco. 
 
 
 
Tienen razón. 
 
 
 
Este artículo fue escrito por Mat Jacobsen bajo el nombre de Buck Young. 
 
 
 
Este artículo está bajo la protección de Melissa Tabbifli y pueden 
encontrarlo en su sitio Web: 
www.fantasyalternataive.org/tabbifli/writing/hope.html. 
 
 
 
Gracias Melissa y Mat. 
 
 
 
Si les gustaría leer más acerca de Hadas y Elfos, visiten nuestro
 sitio
, 
"Stardragon", a "Dragon Speaks 2" 
 
 
 
Webmaster y Diseño Graciela Wartelski 
 
----------------------- 
 
Envió: Elisa Romero 
 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
-~--------------------------------------------------------------------~-
SYSNET - Servicios y Soluciones Web
Dominios, Hosting y Diseño Web Personalizado
Mantenimiento y actualización de Webs.
CLIC AQUI ==>> http://www.elistas.net/pr/579
--~------------------------------------------------------------------~--

 
-~--------------------------------------------------------------------~-
-~--------------------------------------------------------------------~-
SYSNET - Servicios y Soluciones Web
Dominios, Hosting y Diseño Web Personalizado
Mantenimiento y actualización de Webs.
CLIC AQUI ==>> http://www.elistas.net/pr/579
--~------------------------------------------------------------------~--

         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net 
 
 

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service