eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 15931 al 15960 
AsuntoAutor
LA ASTROLOGÍA DE Graciela
Convocatoria Mundi graciela
RE: Convocatoria M mmejianu
cita diaria Juana Al
Meditación - "Alin graciela
=?utf-8?Q?TEMPORAD Graciela
Jornadas la Energí Graciela
cita diaria Juana Al
Cuarentena de Ales Graciela
Flores de Bach y C graciela
VIDEO de Elsa Farr Graciela
ATRAVESANDO LOS UL Juana Al
COVID-19: UNA PER Graciela
cita diaria Juana Al
Crea un momento de graciela
=?utf-8?Q?ACTUALIZ Graciela
=?UTF-8?Q?Plut=C3= Juana Al
=?UTF-8?Q?MEDITACI Juana Al
PILOTAJE COLECTIVO Juana Al
-Emilio Carrillo-s Juana Al
=?UTF-8?Q?Crisis_a Juana Al
JÚPITER EN CONJUNC Graciela
Contracara Juana Al
Aumentando la Ener Graciela
DESPERTANDO A NUES Graciela
BENDICION EXPANDID Juana Al
meditaciones Juana Al
obtener la experie Juana Al
=?UTF-8?Q?Charlas_ graciela
=?UTF-8?Q?Curso_10 Juana Al
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 15950     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] LA ASTROLOGÍA DE 2020 por Sarah Varcas + Kryon: Dia 8 y 9 en IslandiaMarzo 2020
Fecha:Sabado, 28 de Marzo, 2020  21:01:07 (-0400)
Autor:Graciela Wartelski <graciela.wartelski @.....com>

June 2014 Monthly Forecast

La astrología de 2020

por Sarah Varcas
http://astro-awakenings.co.uk/

23 de Marzo 2020

Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

 

No hace falta decir que estamos viviendo tiempos intensos. Se extiende el miedo, proliferan informaciones y opiniones contradictorias que nos proporcionan claridad un minuto y nos confunden al siguiente. Los colectivos han cerrado (con qué facilidad esa palabra se ha convertido en un término cotidiano) y nadie sabe exactamente qué va a pasar en el futuro.  Está creciendo una profunda inquietud. Algo en nuestro mundo va mal, al margen de la aparente amenaza de una enfermedad física. 

Nuestro planeta necesitaba una corrección desde hace tiempo y el estado actual de las cosas, a su manera, la está haciendo posible. Los ríos corren más claros. El aire está más limpio. Se puede escuchar el canto de los pájaros en las ciudades, que antes quedaba ahogado por el rugido de los motores y la maquinaria. Mientras la raza humana se confina, la Madre Naturaleza continúa con sus asuntos. La naturaleza se beneficia de nuestro retiro masivo. Hemos sido un virus para la Tierra durante demasiado tiempo y debemos sanarnos antes de que sea demasiado tarde.

La pausa

A pesar de las primeras apariencias, vivimos un momento de oportunidad, de cambio fundamental e irreversible. Las cosas nunca son lo que parecen, ni tan evidentes como parecen. Junto con el miedo están surgiendo nuevas verdades. Y también la compasión, la innovación y un sentido más profundo de solidaridad, a medida que el mundo se va adaptando a la quietud. Se ha presionado el botón de pausa. Estamos siendo reiniciados. ¿Te imaginas que, gracias a esto, 2020 fuera el año en que la raza humana reconociera su efecto destructivo sobre el planeta que prometimos cambiar? ¿Qué nos ayudara a detener nuestra carrera hacia la destrucción? Imagina que bastase con una pausa global que nos detuviera y nos abriera los ojos a todos...

La actividad planetaria actual habla tanto de un gran desafío como de una sanación profunda. La verdad se eleva como una burbuja, rompiendo la dura superficie de la complacencia o la negación. Nadie esperaba llegar tan rápidamente a donde estamos ahora.

En este momento muchos temen por su propia vida o la de sus seres queridos. Pero, en medio de este pánico planetario, todos los esfuerzos para mantener el espacio colectivo y el sentido común aportan ondas de tranquilidad a la consciencia global. Cada momento individual de paz ayuda a reequilibrar las escalas colectivas.

El miedo también es un virus, ¡y altamente contagioso! Ni siquiera necesitamos estar cerca de alguien para contraerlo. Pasa a través de las ondas, de Internet, del teléfono, en forma de mensajes de texto y videos. Pasa a través de la televisión y la radio. Y es difícil ser inmunes a eso. Parece que cuanto más expuestos estamos, más temerosos nos volvemos. Por eso en este periodo es importante que nos cuidemos más a nosotros mismos y que cuidemos a los demás. Que seamos gentiles y amables, pensando en los que más dificultades tienen. Para algunos, el aislamiento es la panacea que les proporciona una sensación de seguridad. Para otros, supone una amenaza existencial a la frágil estabilidad (ahora cortada) que nos aseguran las relaciones sociales, en medio de un clima de incertidumbre y miedo.

La solución

Todos somos parte de la causa, pero también de la solución. Los múltiples aspectos de nuestro mundo están tan entrelazados que no es posible separarnos ni reclamar que no participamos en su tejido. Neptuno  transitando por su propio signo, Piscis, nos recuerda que todos procedemos de la misma Fuente y que regresaremos a ella. Lo que llamamos “yo” es nuestra presencia envuelta por nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestro corazón y nuestra alma. Nos sentimos individuos, aunque sólo lo seamos relativamente. Formamos parte de un todo, cada uno está diseñado de manera única para desempeñar su "parte específica". La reflexión sobre esta interconexión es vital ahora para contrarrestar cualquier tendencia a la polarización. Y a la mentalidad de 'el hombre es un lobo para el hombre' o a la alarmante actitud de que 'cada uno piensa sólo en sí mismo' que ha vaciado los estantes de las tiendas y hace que los más vulnerables tengan que luchar por sobrevivir.

Pero con Júpiter en conjunción con Plutón (el 5 de Abril de 2020, ambos en cuadratura con Eris) nunca ha habido mejor momento para que el desmoronamiento se convierta en un avance, o para que la tragedia se convierta en un triunfo. A diferencia de la simple conjunción Saturno/Plutón de Enero de 2020, esta conjunción ocurre tres veces (las dos siguientes serán el 30 de Junio y 12 de Noviembre de 2020). Por lo que representan un proceso más largo de ajuste y recalibración que el repentino cambio de Enero. Ahora que hemos llegado de forma acelerada al nuevo terreno de Saturno/ Plutón estamos orientándonos, descubriendo cómo funcionan las cosas en este extraño y nuevo mundo, y cuánto podemos influir en su futura formación.

Júpiter nos habla de aprender a través de la experiencia, de descubrir las verdades más fundamentales de esta vida manteniendo la mente y el corazón abiertos. Nos recuerda que siempre hay algo nuevo que conocer, que experimentar y de lo que maravillarnos. Júpiter nos mantiene en constante expansión, empujándonos a explorar más allá de nuestra zona de confort y a abrazar lo que allí encontremos. No es de extrañar que cuando Júpiter se une a Plutón, el Señor del inframundo, la mayoría de las personas se sientan presionadas de un modo u otro a salir de su zona de seguridad personal.

El poder

La alianza actual de Júpiter con Plutón de inicio a un proceso de trece años que desenterrará los aspectos más oscuros de la sombra de la humanidad y nos enseñará a utilizar las energías transformadoras disponibles. En Capricornio, significa que la autosuficiencia pragmática será clave para nuestro viaje. Por otro lado, el Nodo en Cáncer nos recuerda que todos formamos parte de un Único Ser, que dependemos unos de otros. Lo que hacemos por los demás, lo hacemos por nosotros mismos. Ni Júpiter ni Plutón cederían nunca su poder. Ni tampoco debemos hacerlo nosotros, ni siquiera para no sentir miedo. Lo que no significa tener que negar o reprimir el miedo. Pero podemos conocer nuestros sentimientos sin concederles la última palabra sobre nuestras actitudes ni sobre las decisiones que tomamos. Júpiter y Plutón nos invitan a descubrir lo expansivos que podemos ser incluso cuando tenemos miedo, cuán vastos podemos llegar a ser si le permitimos estar presente sin que defina lo que somos.

Todos podemos hacerlo, aunque no podemos hacerlo solos. No debemos permitir que el aislamiento nos defina, ni dejar que degenere en miedo y recriminación, en culpabilizar a otros o en señalar con el dedo. El aislamiento es una norma puntual, no un estado del ser. Todos intentamos superar esto de la mejor manera posible y algunos pueden cometer errores. Habrá diferencias de opinión respecto a lo que está sucediendo, a cuáles son los verdaderos problemas y qué debería hacerse. Pero seguimos siendo Uno, ¡podemos unir nuestras manos en espíritu aunque no podamos hacerlo físicamente! En lugar de calcificarnos en el miedo, mantener el corazón abierto y la mente expansiva puede prepararnos para albergar nuevas posibilidades.

En la primera conjunción de Júpiter/ Plutón, Marte está en conjunción con Saturno en Acuario, ambos en trígono con Venus. Aquí vemos la posibilidad de innovación: una oportunidad para dar a luz ideas sólidas  que nos ayuden a salir de este momento de miedo. Si estás atrapado en casa, tal vez sea hora de escribir ese libro que siempre dijiste que escribirías, de trabajar en ese invento que siempre tuviste en mente, de idear un nuevo plan de negocios…de reflexionar sobre tu carrera, escribir poesía, pintar, bailar, escribir chistes nuevos, escribir cartas, de una limpieza de primavera en casa o de trabajar en el jardín. O, simplemente, de pasar tiempo contigo en la calma del aislamiento, escuchando esa pequeña voz que solemos desoír en la era moderna. Es posible que te sorprenda lo que te dice estos días.

La renovación

Este periodo nos convierte a todos en místicos, retirándonos a nuestros mundos internos mientras nos sustraemos del exterior. ¿Quién sabe qué revelaciones tendremos si nos permitimos quedarnos en calma y en silencio? ¿Qué perlas de sabiduría esperan en los límites de nuestra conciencia durante un tiempo así? 

Júpiter y Plutón tienen mucho que ofrecernos este año: una enorme sabiduría, verdades profundas y un potencial asombroso. No debemos permitir que la narrativa del miedo ahogue nada de eso, ni que nos prive de la posibilidad pura de cada momento. Incluso el miedo puede ser un sabio maestro, si le dejamos serlo.

Marte en conjunción con Saturno en Acuario nos pide que atemperemos nuestros nervios y nos mantengamos fuertes. A partir de ahora lo que necesitaremos es una perspectiva nueva y audaz para seguir avanzando, no volver a lo de antes cuando este periodo haya pasado. Solo podemos avanzar. No hay otra dirección posible. El mundo ha cambiado en un abrir y cerrar de ojos, pero el verdadero cambio se ha producido en nosotros. Estamos esperando nuestras nuevas alas, como hace la oruga en su crisálida. Mientras el mundo exterior se aleja nos licuamos en nuestra cámara de aislamiento, esperando el momento adecuado para nuestra reaparición. Júpiter y Plutón dicen que podría pasar un tiempo antes de que podamos estirar nuestras nuevas alas, pero cuando lo hagamos... ¡Dios mío! Serán tan hermosas...

Sarah Varcas

 

El material traducido al español de Sarah Varcas lo pueden descargar en archivos Word en el sitio creado para ella en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Si deseas recibir directamente los mensajes en tu correo puedes suscribirte en http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora/alta

El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

Día 8 – Letra 'D'
Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020
www.kryon.com

Pueden escuchar la canalización con traducción al español en
https://audios.kryonespanol.com/islandia_8_letra_d_marzo_2020.mp3

 

 

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

No hace frío (risitas) y eso es una invitación para una canalización un poquito más larga (risas). Si recién sintonizan esta canalización, como muchos lo harán, este es el octavo mensaje en la bella, majestuosa nación-isla de Islandia. Estamos recorriendo con dos ómnibus de turistas, y la razón para que no haga frío es que, sincrónicamente, se encuentran en una iglesia. No se había planeado así, queridos, y quiero contarles algo de la sincronicidad que participó para que estemos aquí.

Pero antes de hacer eso, deseamos honrar al edificio, a sus constructores, a la fe que está aquí. Deseamos honrar la causa por la que se construyó esta estructura. Están en una estructura completamente levantada para un propósito, que es ayudar a quienes buscan la fe. Se sientan en una estructura que indudablemente ha salvado vidas, sanado a personas, donde se halla paz y solaz a su modo. Queridos, quiero que piensen un momento fuera de la caja de cualquier sistema de creencia que puedan tener. En cambio piensen un momento en la compasión que está aquí, de aquellos que habían pasado por las escuelas y dedicaron sus vidas a poder estar aquí con otros, tal vez toda su vida. Este es un lugar divino. Agradecemos a quienes les han permitido entrar a evitar el frío.

La iglesia fue cerrada y clausurada. Se cerró debido al virus que está actualmente aquí en el planeta. Quiero pensar un momento en quien acudió a la puerta, cuando le dijeron “Tenemos dos ómnibus cargados con turistas de 16 países (risas) ¿Podemos entrar?” Y la respuesta fue sí.  Eso es lo que hacen aquí.

Construida para aquellos que se sientan en las mismas sillas que ustedes a honrar la fe del Maestro de Amor. No se consigue algo mucho mejor que eso. Y es un ejemplo de lo que les enseñamos diariamente a los trabajadores de luz de los que hablamos.

Para explicar a los que estén escuchando cómo llegaron ustedes aquí, y la sincronicidad de este lugar en este momento, me gustaría explicar una pequeña historia, la llamaremos la Saga de Basuán (risas prolongadas). En este día octavo del viaje, el ómnibus salió, como es normal, después de un lindo desayuno en el hotel. Dicho sea de paso, un desayuno que tuvo que servirse al menos con tres metros de separación (risas). Es una época inusual, cargar los ómnibus fue normal, y salieron. El plan era que ustedes le ganaran al clima, que empezaba a cerrarse. Ahora bien, en este lugar invernal, el clima puede ser sorprendentemente brutal. Va y viene rápidamente. Los ómnibus arrancaron a su hora; cuando llegaron casi a la altura del paso donde estaría mucha de la nevada, uno de los ómnibus se descompuso. Sucede, queridos. Y se quedó. Ambos vehículos tuvieron que quedarse quietos, esperando que entonces llegaran mecánicos desde la ciudad más cercana. En ese proceso, el clima empeoró. En ese proceso podían ver la nieve acumulándose, el viento aumentando, y en aproximadamente una hora a una hora y media llegó la reparación. Se arregló el ómnibus y se puso en camino, solo que ¿en camino a dónde?  Y la respuesta fue que, por un bloqueo en los caminos debido al clima, y por la acumulación de nieve, nadie se podía ir. 

La pregunta siguiente fue ¿Cómo se da vuelta un ómnibus grande en un camino angosto? La respuesta es que realmente no se hace. Hay que encontrar alguna manera de hacerlo. En ese momento de discusión sobre cómo darlo vuelta, sincrónicamente, apareció una barredora de nieve. (risas). Qué coincidencia. Y se le preguntó al barredor de nieve cuán malo estaba el camino más adelante. La respuesta fue: “Impasable. No pueden ir. Sin embargo, si doy vuelta la barredora de nieve, puedo abrir camino para ustedes.” Qué coincidencia. Y entonces así lo hizo. De modo que ustedes ahora llegan muy tarde para el almuerzo propuesto, cosa que puede o no suceder hoy (risas).

Y luego, al superar el paso, tiempo despejado, todo está bien, y el ómnibus se descompone otra vez. Cosas que pasan. Y a corta distancia del ómnibus, mientras esperaban decisiones sobre qué hacer, avistaron la iglesia a la distancia. La iglesia estaba cerrada por el virus. Ustedes ya saben el resto de la historia. Y aquí están sentados.

Queridos, esto es sincronicidad en su mejor versión. No solo consiguieron superar el paso, aun cuando el ómnibus se rompió, sino que se encuentran en un lugar sagrado que fue construido para lo que ustedes hacen. ¡Qué coincidencia! Esta es la definición absoluta de controlar su propia realidad.

Hay dos maneras de pensar en estas cosas, en este grupo de excursión, o para los que están escuchando. Una diría: “¿Por qué se rompió y arruinó el día? ¿Por qué tenemos que hacer cosas distintas de lo que planeamos? ¡Yo tengo mi traje de baño listo para usar!  (risas) Íbamos a tener un día en un spa, y en cambio estamos en una iglesia. ¿Cuán horrible puede ser?” (risas). Y la otra diría: “Estoy aquí por la experiencia, y hasta este punto no ha sido tan malo.” Nos encontramos calientes, apreciando este lugar, agradeciendo a los que lo construyeron, y tal vez incluso sintiendo la energía de los que se sentaron en esas sillas antes que ustedes, y de las sanaciones que pueden haber ocurrido. Aquellos que encontraron solaz en los mensajes presentados aquí. Los que se encuentran queriendo estar aquí una semana tras otra por la paz que se enseña en esta sala. Por eso vale la pena sentarse, ¿no es así? Y reflexionar sobre la condición humana, en que el miedo puede ser eliminado por el amor.

Hemos estudiado las diversas letras de la palabra Iceland. Y hoy llegamos a la “D”. Ahora bien, para este grupo, ustedes ya saben qué significa. Significa: “no conduzcas el ómnibus hoy”. (grandes risas). Ustedes podrían decir: “Tiene que representar ‘divinidad’, absolutamente, porque ese es el mensaje de Kryon” para quienes están en esta sala.  Pero vamos a sorprenderlos, porque la letra representa a la lección del día, ni más ni menos.

Están de una manera que, si fueran a definirse mañana, su significado cambiaría. De modo que siempre son “para el momento”, igual que esta canalización. Hoy haremos que la “D” represente una palabra, una palabra que realmente tiene muchos significados, muchos, y la palabra es “diamante” Quiero que empiecen a examinar todos los atributos del significado y las metáforas de “diamante”.

En primer lugar, los diamantes están entre las sustancias geológicas más duras que existen en el suelo. Se endurecieron durante miles de años o más, a veces millones, convertidos bajo presión en esta piedra que es el diamante. Se usa en la industria por ser la sustancia más dura, que puede cortar incluso aquellas otras sustancias que parecerían muy duras. De modo que el primer atributo del diamante es la fuerza. Fuerza absoluta, una de las fuerzas más duras, más profundas, del planeta. ¿No es interesante, también, que cuando se pule esa fuerza y se presenta como una piedra con su belleza, sea una de las gemas más bellas del planeta? Los talladores de gemas conocen el facetado, muy cuidadosamente lo hacen brillar al máximo. Eso en que se convierte, es entonces una metáfora de belleza. Más allá de eso, en todo el mundo se vuelve una metáfora del amor, porque el diamante es lo que se dan las parejas para mostrar el amor que se tienen uno a otro, y esto es tradicional. Es interesante, ¿no es así? Que vaya de algo que estuvo bajo presión por tantos miles, millones de años, más duro que cualquier otra cosa, y se convierta en algo que ustedes usen como joya para mostrar su amor por otro ser humano.

Todos ustedes, en este grupo, fueron hace pocos días a un lugar muy especial llamado Diamond Beach (Playa Diamante). Ahora bien, en esa playa no hay diamantes. ¿Por qué la llamaron Playa Diamante? La metáfora es esta: durante el invierno pequeños icebergs, algunos del tamaño de un ser humano, algunos un poco más grandes, se rompen y se depositan en esa playa, a veces por millares. Son claros como cristal, y al caminar entre ellos con el sol brillando sobre ellos, todos centellean como diamantes. No hay nada semejante a eso en el planeta, queridos. Ahora bien, aquí hay una cosa interesante en que debieran reflexionar: cuando los ven y el sol brilla, como sucedió para ustedes, ven un reflejo, un destello. Y al mirar a la playa, está en todas partes, casi como diminutas luces angélicas, en todas partes, en las facetas del hielo. Si las fotografían, al mirar sus fotos, dirán “¿Dónde están todos esos destellos?” Esos destellos son casi demasiado brillantes para ser fotografiados. En fotografías y videos, es plano. Pero para el ojo humano cobra vida. Hay ciertas cosas que todavía no pueden ser captadas en película, ni digitalmente, ni algún otro medio que sea así. Y ese es uno de ellos. Podrían decir que estuvieron en un lugar mágico.

Ahora bien, estudiemos por un momento qué es eso y qué significa. La playa tiene el nombre de la piedra, pero es solo agua. Entonces ahora estudiemos la metáfora del agua en combinación con el diamante. En este planeta el agua es muy especial, y tiene un atributo que es muy especial. Se convierte fácilmente a tres estados: uno es líquido, el otro es sólido, y el otro gaseoso. Podrían decir, en honor de esta sala, que es parecido al tres en uno (se ríe).  Algunos de ustedes entenderán eso, otros no.  Tres en uno. Puede ser muchos estados. Piensen en eso. Un sólido, como ustedes; líquido para fluir adonde quiera ir; y el gaseoso que es, bueno, casi invisible, como el vapor. Eso es.

¿Por qué estoy diciendo estas cosas? Porque la palabra “diamante” representa todo eso; todo eso. ¿Cuál es la metáfora aquí? Les diré, desde mi punto de vista como Kryon mirándolos a ustedes, cuál es la metáfora. Su alma destella como el diamante. Ha sido formada durante eones bajo presión; ha estado en tantos lugares de los que ustedes no tienen idea, para traerla a este lugar llamado Tierra en estos tiempos, es tan fuerte que puede atravesar cualquier cosa. Su alma está hecha para esta clase de cosas, lo está. Destella como el sol. Es como una pieza de joyería en el planeta; es muy bella. Y en su centro representa el amor. Esa es la Fuente Creadora, en esta sala. Pueden incluso usar las palabras “hecho a su imagen”, todos ustedes.  Déjenme explicar lo que eso significa. Ustedes no están hechos a imagen de Dios, porque entonces todos ustedes serían invisibles (se ríe). En esa Escritura, “la imagen” se refiere al amor. Ustedes fueron creados a imagen de Dios que es amor. Todos ustedes, cada alma aquí, tiene ese potencial, esa belleza, ese amor. Además, pueden cambiar para ser compasivos, pueden cambiar para ser laboriosos, pueden estar en medio de cualquier situación y ser fluidos, pueden ayudar a las personas no importa qué esté pasando, pueden ser su solaz, pueden ser su maestro, pueden simplemente escucharlas. ¡Pueden ser su diamante en la playa! Algo que no pueden ver con una cámara, pero pueden sentir en sus corazones. Eso es un diamante. Así es como los ve el Espíritu. Eso es quienes son ustedes.

Cuanto más madure la raza humana, más se vuelve como el diamante. Pronto van a ver el atributo del aprecio y el amor que empiezan a darse unos a otros, como se dan anillos. Pero en cambio es una emoción: “Aquí te doy, ten mi diamante para ti, porque estoy enamorado de la humanidad.” Podrían entrar en un grupo que se retuerce las manos por su miedo y preguntando qué van a hacer, y qué es lo que va a pasar – y una persona puede hacer la diferencia.

Mi socio recibió hoy un email desde otro país; el email decía así: “Lee, ¿qué se supone que hagamos con lo que está sucediendo hoy? Es una mentira tan enorme.” Detengámonos allí mismo. Aquí había un ser humano consumido en un potencial político. Lo que oyó, lo que cree; no importa. Consumido en la ira, por creer que algo está pasando más allá del virus, que es horrible. La respuesta es, ¿qué hacemos, contamos esta verdad a la gente? Y mi socio le contestó; estas fueron mis palabras para él: Trabajadores de luz, yo no soy político. Nosotros no lo somos; ustedes no lo son.  No nos corresponde a nosotros revelar aquello que sea una mentira, ni salir a marchar por las calles, ni corregir lo que está mal.  El viaje del alma, en este punto de madurez, dice que estás aquí para ser compasivo con los que tienen miedo de cualquier mentira, o cualquier enfermedad, o cualquier cosa política que los asuste. Para estar allí como consuelo y compasión y ayudarlos con su miedo, como un faro de luz sobre una roca. Ese es el deber.  Es diferente de lo que podrían pensar. No es evangelizar; no presiona sobre otras personas para que aprendan algo que tal vez no querían aprender. En cambio, se sientan allí, como los Maestros sobre los que han leído, silenciosos, amorosos, pacíficos, y las personas empiezan a relajarse y a darse cuenta de que ustedes son sanadores. Sanadores de las emociones, sanadores del miedo, y los necesitamos en esta época. Justo ahora, en estos meses próximos.

¡Oh, ese es el diamante que yo veo! El que ustedes son.

Y así es.

    Kryon

© Lee Carroll    http://audio.kryon.com/en/DAY%20EIGHT-%20LETTER%20D.mp3

Traducción: M. Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll
www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Pueden descargar todas las traducciones de las canalizaciones en archivo Word desde el sitio de Kryon http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 

 


Día 9 - La Caverna de Hielo
Canalización de Kryon por Lee Carroll

Reykjavik, Islandia, marzo de 2020

www.kryon.com

Pueden escuchar la canalización con traducción al español en
aun no esta disponible

 

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Este es el noveno mensaje desde la bella nación-isla de Islandia. Si recién te unes a nosotros, este grupo se encuentra en un lugar único en el planeta, dentro de un enorme, gigantesco glaciar. Podrían decir ¿Cómo puede ser eso?  El glaciar fue cortado a propósito, llevó más de un año hacerlo, para que los seres humanos pudieran tener la experiencia que hoy tiene este grupo.  Ahora bien, por un momento quiero que este grupo haga algo conmigo: quiero que estén en total y completo silencio, y quiero que escuchen. (15 segundos de silencio)

Queridos, es uno de los pocos lugares en la tierra con cero sonidos. Para algunos esto es un solaz muy bello; no necesitan oír lo que han oído a menudo en lugares donde no quieren oírlo. Pero hay más, y será el tema de la canalización de hoy.

En ese silencio, ¿todavía había algo allí? La respuesta es sí. Ya hemos hablado antes de cosas que no se ven, y hoy deseo hacerlo otra vez porque estamos en un lugar donde puedo explicarles mejor ahora que antes.  Algunos dicen “Yo solo creo en lo que veo. Solo creo en lo que veo.” Estos serían los que no se encuentran escuchando una canalización o una meditación, o a los que hablan de las energías del planeta. Y dirían “Dame una realidad; solo creo en lo que veo”.

Esto inicia la misma discusión que hemos tenido muchas veces sobre lo invisible, pero nos conduce directamente a otro estudio. El estudio es este: hay lugares en el planeta que son únicos en sus energías; lugares enormes; algunos abarcan un país entero, o una porción, o una región. Algunos son conocidos por tener energías inusuales en medio del océano. Hemos hablado de esto muchas veces. Y ahora entramos en el tema de las cosas que no se ven.

La ciencia entiende que hay un gran número de cosas que no se ven, pero la persona que se para y dice “Solo creo en lo que veo” tiene que entender esto: lo que ven, queridos, como seres humanos, con sus ojos, es solo una pequeña parte del espectro de la luz reflejada. Eso es toda su realidad, ¿no es así?, porque solo creen en lo que ven. Sin embargo, hay áreas de la luz y espectros de luz que están siempre allí. ¿Se han ido, entonces? ¿No son reales, entonces, porque no pueden verlos?  Lo mismo pasa con muchos elementos de la Tierra. ¿Qué hay de la rejilla magnética? ¿Pueden verla? Cosa rara, en esta tierra se puede (se ríe). Está en el cielo, intercomunicándose con otra rejilla magnética. Pero normalmente no se puede ver. Pueden medir con una brújula, si está o si no está. Eso es una cosa que no se ve.

Hemos hablado muchas veces de otra rejilla del planeta; además de la magnética existe otra llamada cristalina. Antes de ocuparme de eso, déjenme introducir algo que es en extremo poderoso – y no se ve. La gravedad. ¿Ustedes creen en la gravedad? Y por supuesto, el sentido común dice que sí. ¿Cuántas cosas debo listar que son reales y que ustedes no pueden ver, antes de que empiecen a entender que puede haber más que lo que pueden observar con sus ojos?

La rejilla cristalina es esotérica; no la descubrirán con ninguna ciencia. Sin embargo se puede probar fácilmente que existe. Cuando ustedes recorren un campo de batalla anterior, en cualquier lugar del planeta, incluso si no está señalizado, algunos sienten “Algo sucedió aquí, los que murieron, había miedo” y de algún modo eso les es transmitido a ustedes desde el suelo. ¿Cómo se explica que alguien pueda sentir esto? ¿Qué es lo que está sintiendo? Muchos dirían “Están sintiendo la historia de lo que hubo aquí”. Tienen razón, así es. Eso se llama la rejilla cristalina. Es una rejilla esotérica que recuerda, y recuerda principalmente la emoción y la acción humana. Y la prueba es que las personas sensitivas pueden sentir lo que sucedió en ciertos lugares. ¿Adónde va esto? Les cuento: estas rejillas se superponen entre sí de maneras muy singulares, y en lugares del planeta se podría decir que hay agujeros en esas rejillas debido a la manera en que se superponen. ¿Han oído sobre el Triángulo de las Bermudas? Es un lugar donde los instrumentos magnéticos no funcionan. El razonamiento es así: existen cosas que no se ven y que afectan la realidad. También afectan la consciencia. Ahora llegamos al punto de lo que quiero contarles.

Hubo un grupo al que llevamos a la isla verde: Irlanda. Y les dijimos que, parecido a lugares como el Triángulo de Bermudas, allí había una anomalía; las rejillas se superponen de una manera única, y eso realmente permite algo que ustedes no tienen normalmente, queridos. La visión multidimensional, si quieren llamarla así, con que pueden empezar a sentir la rejilla de Gaia – otra rejilla. Algunos la llaman la consciencia de la madre naturaleza, la que es su socia, queridos. Y debido a eso, cuando llegan a Irlanda, a veces miran hacia abajo y ven que alguien ha puesto una puerta de hadas en un árbol. Esto es un reconocimiento de que esta es la tierra de la gente pequeña. Hay un reconocimiento en todo el territorio de esas cosas que no se pueden ver. No solo las cosas que no pueden ver, sino asistentes, elementales, incluso duendes. Ahora bien, ustedes podrían decir “¡Qué pintoresco es eso!” Ustedes dirían, “No sabían otra cosa. No habría científicos que se ocuparan de eso,” realmente viven en una época muy moderna. Déjenme decirles una verdad: los que viven en Irlanda, no importa quiénes sean, creen en esto. Incluso el gobierno lo entiende. Los campesinos de esta tierra lo entienden. Hay áreas que son especiales, y ellos lo saben. Hay áreas donde no plantan ciertas cosas de ciertas maneras, debido a las hadas. Hay árboles de hadas en esos lugares, que son reconocidos por quienes están en el poder. No tiene nada que ver con cuán moderno creas ser. La verdad es esta: hay cosas que no se ven. Ahora bien, estas cosas invisibles que les dije, parecen manifestarse de manera diferente al ser humano. Casi siempre son cosas que tienen lo que llamarían… Lo que quiero decirles es esto: esa tierra tiene un sentimiento de quienes viven allí, debido a esta anomalía de las rejillas.

Ahora bien, de todos los lugares del planeta en que podrían estar en este momento, están en uno más que se parece. Quiero que comparen a Irlanda con Islandia. No por el verdor del pasto (se ríe), sino que quiero que comparen la consciencia. En Irlanda tienen a las hadas, la gente pequeña; en Islandia son la gente escondida. En Irlanda tienen a los duendes; en Islandia tienen a los elfos. Ahora bien, en Islandia hay algo más, porque esta es la tierra de los volcanes. Y los volcanes, como bien sabe todo islandés, tienen nombres y personalidades. Y esos nombres y personalidades a veces serán un eco de lo que ellos creen que es la actitud del volcán. A veces es bueno y benévolo, otras veces enojado – como cualquier volcán. Y eso les da otro elemental, llamado troll. Queridos, estas cosas no son simple mitología; hay cosas que ustedes no pueden ver; hay energías que sienten. Para ustedes son tan profundas que les dan nombres, les dan personalidades, y viven con ellas y hablan con ellas en esta tierra como que existen y son reales, e incluso el gobierno sabe esto y participa.

De modo que a los que dicen, “Yo solo creo en lo que veo; solo creo en lo que veo”, les diré que hay todo un mundo más allá de lo que pueden ver. Y eso nos trae directamente al salón, porque lo que no pueden ver y es la más profunda de todas, todas las energías, es el amor; la compasión, el sentimiento de la belleza. Estas cosas son muy poderosas. ¿Cómo puede un ser humano decir que solo cree en lo que puede ver, y experimentar el amor? ¿Qué aspecto tiene el amor, queridos? Les diré: el aspecto es poderoso. Si lo miraran con algún tipo de instrumento o de alguna manera que les permitiera ver el amor, ¿qué verían? Les diré: verían el universo. Verían al Creador. Verían a este planeta que colabora con ustedes. Verían la abundancia de lo que es esotéricamente hermoso: verían en la Tierra a una socia; hasta podrían empezar a hablar con los elementales: son reales. Este lugar está lleno de ellos. Y esta es la oportunidad por la cual ustedes vinieron: aún en lo profundo de este glaciar ellos existen. Existen; saben que ustedes están aquí aun cuando no puedan verlos.

En los últimos años la ciencia ha probado que la consciencia es energía. Ahora yo quiero decirles algo más: no se equivoquen. La consciencia no pertenece solo a los humanos. Los elementales tienen consciencia; eso es energía. Algún día la ciencia lo verá y lo estudiará y se preguntarán cómo se les pasó por alto todos estos años que la Tierra tiene una personalidad, que la Tierra tiene algo para decir. Eso que tiene para decir está justo ahora en el silencio que van a oír, justo ahora (10 segundos de silencio). ¿No les dan escalofríos? No por el frío. ¿Les dan escalofríos? De oír a Gaia hablar a ustedes, en esta profundidad de este glaciar.

Esos son los elementales.

Y así es.

    Kryon

© Lee Carroll    http://audio.kryon.com/en/Day-nine-Ice-Cave%202.mp3

Traducción: M. Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll
www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Pueden descargar todas las traducciones de las canalizaciones en archivo Word desde el sitio de Kryon http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 

 


Libre de virus. www.avg.com






Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service