eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16021 al 16050 
AsuntoAutor
Agradecimiento + T Graciela
=?UTF-8?Q?Algo_her Juana Al
Catalizador para e Juana Al
de Joe Dispenza + Graciela
Recuerda ... + El Graciela
Formación TERAPIA Graciela
Fw: Novedades Nuev graciela
Tejedor de Realida Graciela
Encuentro Global - Graciela
Y CUAL ES LA FREC Graciela
Respecto a los Cam Graciela
Hoy LEE CARROLL e Graciela
Patricia Cota-Robl Juana Al
cita diaria Juana Al
=?UTF-8?Q?La_Gran_ Juana Al
Entrevista a Lee C Graciela
Inter-conectados - Juana Al
cita diaria Juana Al
Novedades en El Ho Juana Al
Dr. Joe Dispenza + Graciela
Recuerda que este Graciela
Kryon: Cambio Bene Graciela
cita diaria Juana Al
=?UTF-8?Q?La_pr=C3 Juana Al
cita diaria Juana Al
*Mi Cuerpo y Yo - Graciela
RV: PREDICCIONES D Graciela
QUE SE JUEGA EN AM Juana Al
como recuperar mi Juana Al
conferencia muy bu Juana Al
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 16047     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] Tejedor de Realidades de Julio Andres Pagano + SEGURIDAD I NTERNA Y REFORZAR NUESTRO SISTEMA INMUNOLÓGICO CON AMOR por Joe Dispenza+ Podemos Hacerlo Mejor + Co-crear por Kat e Spreckley
Fecha:Sabado, 16 de Mayo, 2020  18:44:44 (-0400)
Autor:Graciela Wartelski <graciela.wartelski @.....com>

SEGURIDAD INTERNA Y REFORZAR NUESTRO SISTEMA INMUNOLÓGICO CON AMOR: PARTE 1

 


Unknown image credits/remove DM

“Estamos transitando Tiempos de Grandes Cambios… Cambios que nos afectan a nivel Personal, Global y Planetario… Para lograr entrar en Sintonía con estos Cambios es necesario elevar nuestra Frecuencia…

 

El Cambio de Frecuencia nos permite formar parte de estos Cambios Conscientemente… Asistir al Planeta… Asistir a otros y a nosotros mismos”…

*****

Tejedor de realidades

 

(Por Julio Andrés Pagano) Cuentan que la curiosidad hizo que un niño descubriese la vital importancia de ayudar a crear entornos de paz, amor, luz y consciencia tejiendo sabiamente con los colores del alma.

 

“Abuelo, ¿puedo preguntarle por qué cada tarde lo veo sentado en este banco de la plaza sonriendo en dirección al Sol?”, preguntó tímidamente el niño mientras se mantenía a unos pasos de distancia, ya que no sabía qué tipo de respuesta obtendría. 

  

El anciano inclinó lentamente su cabeza, hizo una breve pausa, lo miró con gran ternura y con mucha paz le respondió: “Estoy tejiendo”.

 

El niño sonrió. “¿Cómo que está tejiendo abuelo -le dijo-, si no veo que tenga lanas de colores ni tampoco grandes agujas?”.

 

“Tejo realidades”, mencionó el anciano.

 

“Puede que parezca que aquí sentado no hago nada -continuó-, sin embargo permaneciendo en calma hago que mi corazón cree un entorno armónico. También bendigo con mis pensamientos e intenciones a todos los que pasan por esta plaza para que tengan el mejor de sus días. Así es como voy tejiendo. Siempre los saludo con amor, les sonrío con franqueza, y si los veo medio caídos levanto mi bastón y les digo: `vamos qué se puede´. También le pido a los pájaros que me ayuden a darles fuerzas cantando, porque sus maravillosos sonidos revitalizan y sanan”.

 

El niño estaba absolutamente asombrado. No podía creer lo que escuchaba, estaba acostumbrado a oír insistentemente que cuando uno se vuelve viejo ya no sirve para nada.

 

“En esta luminosa tarea de ayudar a crear entornos armónicos no estoy solo”, remarcó el anciano. Y extendiendo de par en par sus brazos exclamó: “Mirá la belleza que irradian los árboles, olé el maravilloso perfume que sin pedirnos nada a cambio nos comparten las flores. Contemplá el incansable trabajo de esas abejas, observá con cuánta libertad juegan los perros. Sentí cómo te acaricia el viento. La existencia, a su modo, también está tejiendo. En mi caso disfruto tejer con hebras de luz, por eso cada tarde abro mi corazón para que los rayos del Sol entren, me acaricien y se anclen en el suelo junto con mis sentimientos más puros, de manera que la Madre Tierra sienta cuánto la amo”.

 

Por último el anciano destacó: “Sin importar la edad que se tenga, todos podemos ayudar a tejer el entramado de un mundo más consciente, sensible, solidario y humano haciendo que nuestras mejores intenciones viajen más allá de las frontera. También podemos irradiar mucho amor para que las heridas se cierren, los corazones se abran y que cada uno alcance su máximo potencial descubriendo el poder transformador de las cosas simples”.

 

Los ojos del niño comenzaron a brillar. El anciano se acercó, le pidió permiso a través de una sonrisa y le dio un cálido abrazo.

 

Cuentan que el Sol alumbró aún más fuerte para sumarse al encuentro. Y en ese instante, a modo de agradecimiento, el niño le susurró: “Me voy a casa abuelo. Tengo que ir a contarle todo esto a mi mamá, porque ella, que es de las personas a quien más quiero en este mundo, todavía teje usando lanas y agujas”.

*****

Seguridad interna y reforzar nuestro sistema inmunológico con amor: Parte 1
por Joe Dispenza
https://drjoedispenza.com
10 de Abril 2020

Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

 

El papel del sistema nervioso autónomo (que significa "automático") consiste en regular de forma automática nuestra fisiología, enviando varias señales químicas y eléctricas a diferentes partes del cuerpo. Todas estas vastas funciones biológicas que crean equilibrio interno y homeostasis tienen lugar sin que seamos conscientes de ellas.

Debido a que estas acciones biológicas no están reguladas por nuestra mente consciente, tiene sentido pensar que es nuestra mente subconsciente (la mente que actúa bajo la mente consciente) quien se encarga de ello. Multitud de funciones relacionadas con la salud — como la secreción hormonal, los niveles de azúcar en la sangre, la temperatura corporal, la digestión, la función inmunológica, etc. — se encuentran bajo el control del sistema nervioso autónomo.

Pero, vayamos un paso más allá. El sistema nervioso autónomo se divide en dos secciones  diseñadas para proteger el cuerpo: el sistema nervioso simpático y el parasimpático.

 

El incidente desencadenante

Cuando surge una circunstancia potencialmente peligrosa o dañina en el mundo exterior, el sistema nervioso simpático nos ayuda a lidiar con la amenaza (que percibimos y / o interpretamos a través de nuestros sentidos), movilizando enormes cantidades de energía para correr, luchar u ocultarnos de esa amenaza o peligro inminente.

Podemos imaginar el sistema nervioso simpático como un pedal diseñado para la aceleración. Este tipo de movilización de energía hace que el cuerpo salga de su equilibrio habitual para poder lidiar con la amenaza. Todos los organismos emplean esta técnica de supervivencia a corto plazo pero, como ahora sabemos, permanecer en este estado alterado pone al cuerpo bajo estrés y coacción, y con el tiempo puede provocar enfermedades. Si vivimos en estado de alarma constante y movilizamos toda nuestra energía y recursos de cara al mundo exterior, tiene sentido que el interior de nuestro cuerpo se vea comprometido.

La respuesta

 Si el sistema nervioso simpático es el acelerador, imagina el sistema parasimpático como el freno. Cuando nos sentimos seguros en nuestro entorno, la respuesta parasimpática nos ayuda a disminuir la velocidad y relajarnos, de manera que podamos usar nuestra energía interna para metabolizar, asimilar, digerir, excretar, reproducir, etc. En otras palabras, el sistema nervioso parasimpático realiza funciones metabólicas que permiten el crecimiento y la reparación del interior del cuerpo. Mientras que la respuesta simpática se enfrenta a grandes amenazas externas como depredadores, incendios, traumatismos o tormentas, la respuesta parasimpática se ocupa de microbios, virus, mohos, células cancerosas mutantes y otros factores del interior del cuerpo. Uno de los principales “líderes” de ese departamento es el sistema inmune. 

Tropas terrestres

Por un momento, imagina un ejército que se dispersa. Si se dispersa la mayor parte de un ejército en guerra, por ejemplo, desplazándose hacia el frente occidental, el frente oriental se vuelve vulnerable porque la estrategia inicial de defensa ha disminuido. Lo mismo ocurre con el entorno interno de nuestro cuerpo.

Si todos los recursos del cuerpo se utilizan para resolver una emergencia del exterior, tiene sentido que nuestro interior no disponga de energía suficiente para producir glóbulos blancos (que son el ejército interno ideado para combatir infecciones y otras enfermedades), o para permitirles funcionar correctamente.

Con el tiempo, debido a que el cuerpo está en continuo estado de emergencia, el sistema inmunitario, el sistema digestivo y el cardiovascular funcionan bajo mínimos, porque la energía requerida para mantener su eficacia óptima se está dispersando a otras partes del cuerpo. En otras palabras, el cuerpo está ahorrando energía, lo que hace que la respuesta de las células inmunes sea menor. Esta redistribución de energía también altera el flujo sanguíneo al cerebro y al corazón de la persona.

A medida que el flujo sanguíneo disminuye, la energía abandona al corazón y al cerebro para atender el centro suprarrenal. Ahora la persona está en estado continuo de alerta máxima, y más en contacto con su naturaleza animal que con su naturaleza divina.

Fuerzas especiales de élite

 El sistema interno de protección del cuerpo, el sistema inmunitario, tiene glóbulos blancos específicos llamados células T, o células T auxiliares. Estas células son las fuerzas especiales de élite del sistema inmunitario, y cada célula T está armada con receptores. Las células T tienen forma de esfera y sus receptores parecen pequeñas trompetas que se proyectan hacia afuera.

Cuando se detecta un enemigo extraño, ya sea bacterias, virus, moho, células cancerosas, etc., las células T atacan a los invasores. Lo hacen usando sus receptores para conectarse con la bacteria o el virus y liberar inmunoglobulinas (anticuerpos), que debilitan y descomponen la entidad extraña. Tu cuerpo hace esto todo el tiempo; de hecho, lo está haciendo mientras lees estas líneas -atacando incluso a las células cancerosas.

La batalla interior

 Todo esto significa que, cuanto más fuerte sea nuestro sistema inmunológico y más energía tenga, más se activarán esas células T para atacar virus o agentes extraños, antes de que el virus o la bacteria pueda usar sus receptores para atacar a la célula T. Por consiguiente, dentro de tu cuerpo se libran mini batallas en todo momento. 

Cuando las células T están sanas y funcionan correctamente, liberan proteínas (los componentes básicos de la vida) llamadas inmunoglobulinas, que son proteínas con forma de “Y”. Su función es bloquear el ataque de cualquier bacteria, virus, etc. Con la excepción de los glóbulos rojos, todas las células producen proteínas.

Para que una célula produzca una proteína, un gen debe ser señalizado y regulado desde el exterior de la célula. Una vez que la célula recibe la señal correcta, produce una proteína saludable. En el caso de las células T, si el cuerpo vuelve al equilibrio químico, las células comienzan a producir inmunoglobulinas saludables. Así es como ganan los buenos. 

El cuerpo está aprovechando todos sus recursos hasta que esa proteína se activa por una señal de alarma desde fuera de la célula (que activa el sistema simpático, por ejemplo, para crear miedo). Entonces, básicamente, el cuerpo tiene que robarle a Peter para poder pagar a Paul. Del mismo modo, si toda la energía se dirige a afrontar alguna amenaza o peligro del mundo exterior, no habrá suficiente energía en nuestro mundo interior para proyectos de reconstrucción a largo plazo. Si un huracán se aproxima a nuestro hogar, no es momento de remodelar el baño. El cuerpo funciona de la misma manera.

Como tenemos que reservar todos nuestros recursos para combatir la amenaza externa, los receptores de las células T dejan de producir inmunoglobulinas, y esto hace que seamos vulnerables a agentes extraños. Así  funciona el estrés y  es como hace que las personas enfermen.

Si de este modo empieza la guerra, permanece atento a la Parte II, cuando intervengan las fuerzas de paz y los diplomáticos.

*****

*****

Co-crear
Por Kate A. Spreckley
 15 de Mayo 2020

http://www.spiritpathways.co.za

 

Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

 

 

La energía de los alineamientos y movimientos planetarios aumenta en intensidad a medida que hacemos la transición de lo viejo a lo nuevo. La energía se está moviendo para cambiar significativamente toda la vida en la Tierra creando un catalizador para un cambio y transformación dramáticos y duraderos. Como resultado, el crecimiento evolutivo y el desarrollo de toda la humanidad se está expandiendo y cambiando hacia un campo unificado de conciencia luminosa. Esto nos empuja a todos a abrir nuestro corazón y alinearnos con nuestra alma.

Para muchos, este es un momento desafiante, pero permanecer congelado por el miedo solo te mantiene atrapado en un círculo de preocupación y ansiedad. Recuerda que este es un momento para cambiar, cambiar y realinear tu vida con su verdad más profunda. Es hora de enfrentar tus miedos, seguir tu corazón y mirar hacia la oscuridad para encontrar tu luz. Trabaja conscientemente con la energía entrante y toma tiempo para reconectarte con tu propia alma antigua y sabia. Escuche su guía y actúe según su inspiración. No intentes resolverlo lógicamente. Pon a un lado tus ideas y pensamientos sobre cómo debería ser la vida y abraza lo desconocido. No estás aquí para recrear el pasado. Ahora estás aquí para cocrear un futuro diferente para ti y para este mundo.

Mucho amor

Kate

 

© 2020 Kate Spreckley http://www.spiritpathways.co.za

Este artículo puede ser republicado como está, sin cambios y con todos los vínculos activos ©2020 Kate Ann Spreckley http://www.spiritpathways.co.za

 

Pueden descargar las canalizaciones y artículos de Kate Spreckley en español, en archivo Word, en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

***************

 

 




Logotipo de AVG

Este correo electrónico ha sido comprobado en busca de virus con el software antivirus AVG.
www.avg.com











Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service