eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 16460 al 16489 
AsuntoAutor
todo el 2020 Juana Al
=?UTF-8?Q?un_=C3=8 Juana Al
Los Faros de Luz d Graciela
PEGGY PHOENIX DUBR Graciela
Balances Juana Al
AMOR - Transformat Juana Al
saludo Juana Al
saludo Juana Al
FELIZ AÑO NUEVO!!! Graciela
=?UTF-8?Q?Un_Nuevo graciela
para todos... solo Juana Al
Plan-de-Salvacion- gabriel3
=?UTF-8?Q?Fwd=3A_F Juana Al
=?UTF-8?Q?FORMACI= graciela
Pronostico Mensual Graciela
Escuela de la Mult Graciela
Bienvenido 2021 Juana Al
Profecias-Fin-de-l gabriel3
=?UTF-8?Q?Buena_vi Juana Al
=?UTF-8?Q?Re=3A_=5 Jose Far
llegaron los Reyes Juana Al
saludo cotidiano Juana Al
saludo matutino Juana Al
=?UTF-8?Q?decreto_ Juana Al
saludo matutino Juana Al
=?utf-8?Q?Energia_ Graciela
=?UTF-8?Q?Taller_d graciela
=?UTF-8?Q?ARC=C3=8 Juana Al
secuencias del Dr. Juana Al
TODO KRYON - 4 MEN Graciela
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 16482     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] PEGGY PHOENIX DUBRO el 30 de Diciembre por Mantra FM App - KRYON - CIRCULO DEL DOCE EL PRIMER MIERCOLES DE NOVIEMBRE Y DICIEMBRE
Fecha:Lunes, 28 de Diciembre, 2020  13:27:23 (-0500)
Autor:Graciela Wartelski <graciela.wartelski @.....com>

CANALIZACIÓN INTRODUCTORIA AL CÍRCULO DEL DOCE

 

 

 

Canalización introductoria al Círculo del Doce  
Kryon a través de Lee Carroll

Primer miércoles – 4 de noviembre de 2020

www.kryon.com

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

 

El tema del día, hoy aquí, es la música. Más que la música, el tema sería el sonido. Tal vez, más que el sonido, el tema sería una coherencia de sonido que llamarían resonancia.

 

¿Alguna vez les dije que la música, el sonido, pasa a través del velo? Y lo que quiero decir con eso es que esta cosa que ustedes llaman música, esta cosa que calienta su corazón y suena en su memoria hasta el último aliento, es algo que sucede del otro lado del velo también. La razón para eso, queridos, es que es una representación de las vibraciones.

 

Las vibraciones pueden ser de muchas clases.  Las vibraciones particulares que ustedes oyen como seres humanos son las vibraciones en el aire. Y esas vibraciones que oyen en el aire las compartimentan y las ponen de maneras que armonicen. Ellas armonizan cuando son múltiples y fractales unas de otras de ciertas maneras. Y les hemos dicho que hay algunas que ustedes llamarían frecuencias en la música, que corresponden estar juntas, que realmente hacen cosas que su consciencia reconoce. Las quintas abiertas son un ejemplo.

 

Pero quiero hablar de lo que es la resonancia. Quiero hablar de algo que ustedes tal vez no han pensado. El invitado de hoy, el Maestro del sonido (N.T. se refiere a Jonathan Goldman) conoce estas cosas que les voy a contar. Él ha pensado en estas cosas, porque desde el principio él ha juntado sonidos que luego harían una diferencia para la salud, para la sanación. Porque él sabe que las células del cuerpo responden al sonido.

 

¿Saben sobre la resonancia? La mayoría de ustedes la conocen, y tal vez no han oído esa palabra. Resonancia es cuando un sonido que ustedes hacen, responde a otra fuente o desde otra fuente y vibra en una frecuencia similar. Sería fácil para decírselo: es ustedes cantando en la ducha.

 

De modo que ustedes están en una caja, tal vez de cartón (se ríe) tal vez de plástico, tal vez de cemento, no importa, pero si la superficie es reflectante, puede resonar. Y ciertas formas y volúmenes de materia tienden a resonar con las notas que tú cantas. De modo que estás en la ducha, y cantas una cierta nota, y es más fuerte que las otras notas, y te encuentras cantando mucho esa nota en particular (se ríe) porque estás resonando con el espacio o los materiales o los reflejos en la ducha.

 

Ahora bien, la pregunta es: cuando estás cantando la nota, ¿esta hace vibrar otra cosa? Y la respuesta es: oh, sí, lo hace, ¡por cierto! Si esa otra cosa se corresponde con las notas que estás cantando, realmente va a vibrar un poquito, y eso crea esta resonancia, o los reflejos en el aire empezarán a vibrar más fuerte debido a tu nota. Entonces podría ser una entre muchas cosas, que pueden crear resonancia para ti en la ducha.

 

Ahora vamos a pasar a algo un poco más elegante. Muchos de ustedes se dan cuenta de aquellos que han hecho violines en el pasado y en especial los maestros que ya no están con ustedes y que tenían los secretos de la resonancia. Déjenme explicar algo.  Si tú no eres violinista, incluso si eres un oyente ávido, probablemente no puedes oír lo que se está tocando y lo que oye el violinista. El violinista está oyendo algo específico: la resonancia de las notas de las cuerdas, y sus frecuencias que está tocando. Ahora bien, un maravilloso constructor de violines arma una caja con una cierta resonancia que él conoce que hará que esas notas, esas cuerdas que vibran, resuenen dentro de esa caja de cierto modo. No todas las cajas de violín se hacen igual, ustedes saben eso, porque han oído de las astronómicas sumas de dinero que requiere comprar esos violines tan especiales del pasado. Esto es lo que ustedes tal vez no saben. ¿Qué hace que sea un instrumento de un maestro absoluto? Cada una de las notas en el violín es diferente. Algunas representan cuerdas al aire, sin traste; la mayoría son de traste, lo que significa que se crean por la presión de un dedo sobre el traste, pero en la mayoría de los violines, de hecho en la mayoría de los instrumentos de cuerda, ciertas notas resuenan más fuerte que otras. Pero si tienes un violín en que todas resuenan más o menos igual, entonces tienes uno que canta para ti. ¿Sabían? La misma cosa tenían en común los maestros armadores de pianos. Otro instrumento de cuerdas, porque el tablero de sonidos en un piano tiene que hacer lo mismo. No puede tener una nota resonando mucho más fuerte que otra; tienen que ser todas lo mismo, o tan cercanas como puedan. Es la ciencia de resonar.

 

Ustedes también han oído, especialmente en una guitarra tal vez, que si tocan una nota y hay otra cuerda que está cercana o quizás alejada, y está afinada de cierta manera, empieza a resonar y realmente empieza a hacer sonido aun cuando no la han pulsado. Eso es coherencia, queridos. Eso es vibración, y todo tiene vibración. ¿Qué sigue? “Kryon, ¿por qué estás hablando de esto?” Déjenme preguntarles: ¿ustedes creen que la consciencia tiene vibración? (se ríe) Oh, aquí vamos. Sí que la tiene; tiene que tenerla. Todo vibra. Y puede que no sea en ciclos por segundo, o herz en el aire, como dicen, puede que no sea medido de esa manera. ¿La luz tiene vibración? La tiene. Medida como la distancia entre las ondas de la luz, los tipos de luz. Así tienen luz coherente o luz dispersa. Eso es vibración. ¿La consciencia tiene vibración?

 

Hubo un científico, médico, que descubrió que había ciertas relaciones de sobretonos uno con otro, creados en el laboratorio, que podían observar a las moléculas vibrando. Moléculas de tu existencia, de tu ADN tal vez, o de tu estructura celular, usando microscopios para realmente observarlas. Se descubrió que ciertos sonidos realzaban una cierta molécula. También hicieron otros descubrimientos. Uno en particular, usando un microscopio muy especial, en que el científico descubrió que juntando ciertos tipos de sonido, esto destrozaba a la enfermedad. Él lo podía ver en el microscopio. Dejaba en paz a las otras células, y destrozaba a las que no quería allí. Él podía realmente afinar las frecuencias con un virus o con otras cosas. ¿Tu consciencia tiene vibración?

 

Queridos, ¿qué tal si pudieran llegar a un lugar donde, con solo el pensamiento, pudieran hacer lo que quisieran que fuera adecuado para el bien en su cuerpo?  Adecuado para el bien en su cuerpo. Quiere decir: saludable. ¿Es posible que puedan hacer vibrar ciertas estructuras celulares y darles instrucciones con su pensamiento? Que pudieran estar en coherencia con ciertos órganos de su cuerpo. ¿Qué tal si pudieran estar en coherencia con el cáncer? Y si pudieran, ¿qué le dirían? ¿Me están escuchando?

 

Todo vibra.  ¿Han oído alguna canción que los hizo sentirse bien? ¿Hay alguna canción que puedan cantar y que los ponga en una actitud pacífica? Suele haberla. Una canción favorita, ya sea que tenga letra o solo melodía, y que pueden oírla sonando en su mente, y dicen “Cada vez que oigo esa canción, me detengo un momento, y me siento en paz. ¿Tu consciencia tiene vibración? Acabo de mostrarles que sí, porque tu consciencia fue afectada por la vibración de la música. Por lo tanto, la música realmente estaba pulsando cuerdas de tus pensamientos para llevarte a un lugar de paz. ¿Has pensado en eso?  Hay coherencia definida entre las vibraciones de lo que es sonido, música, y lo que son tus pensamientos, y eso es tu consciencia.

 

¿Qué tal si pudieras dirigir tu cuerpo por medio de esa coherencia, sin oír nada, pero casi como si tu consciencia fuera una nota? Tal vez una en especial, que todas tus células prestaran atención, se detuvieran solo un momento mientras tus pensamientos dieran instrucciones de coherencia – todo vibra. ¿Qué le dirías a tu estructura celular, justo ahora? ¿Qué podrías decirle?

 

Y aquí es donde se pone aún mejor que lo que pensabas. ¿Qué es lo que crea el envejecimiento? La respuesta es: el reloj del cuerpo. Es algo que tienes desde tu nacimiento, que literalmente mide los días, conoce día y noche, día y noche. Es un reloj. ¿Sabías que ese reloj es variable? ¿Alguien te contó eso? Tu cuerpo y todos los procesos en él reaccionan a ciertas cosas – especialmente a la consciencia.  Pero si tú le indicaras al reloj de tu cuerpo ir más lento, contar un día de cada dos, ¿crees que eso funcionaría? Yo he estado diciéndote eso por más de una década, tal vez incluso dos. Este es el poder que tú tienes, de tu consciencia, sobre la estructura celular de tu cuerpo, porque todo vibra. Es una resonancia. Tu consciencia puede resonar con cualquier cosa en tu cuerpo, incluso una enfermedad. Tu consciencia puede crear eso que se ha considerado milagros. La remisión espontánea es la resonancia de una consciencia que le dice a esa enfermedad: “¡Vete!” Y no puede existir, si la consciencia resuena con ella y la destruye.

 

¿Qué te gustaría decirle a tu cuerpo, hoy, en resonancia? Oh, este es un miércoles de sanación, queridos, y ustedes necesitan oír esto. ¡Hay tanto que todavía no sabes! Eres mucho más grande que lo que jamás te hayan dicho; tienes mucho más control sobre ti. Y es hora de aprender más.

 

Volveré.

 

Y así es.

 

    Kryon

© Lee Carroll   
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll
www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 

Pueden descargar todas las traducciones de las canalizaciones en archivo Word desde el sitio de Kryon http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 


Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll

Primer miércoles, 4 de noviembre de 2020
www.kryon.com

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon.

 

Acérquense, queridos, para lo que yo deseo hacer. Estas reuniones son especiales; están lo bastante espaciadas para que ustedes se den cuenta de lo que se pierden desde una a la otra. Tal vez la camaradería, de estar juntos en un grupo aunque separados tal vez por mil millas. Todos mirando, todos oyendo, una coherencia de vibración que trae una consciencia de estar juntos uno con otro.

 

No hemos hecho tantos programas, socio mío, y sin embargo ya hay algunos que empiezan a entender de qué se trata esto. Empiezan a entender la realidad del hecho de que podría haber más. Podría haber más en lo que ellos llaman real, que lo que habían pensado.

 

Desde el comienzo les hemos dicho que hay muchas dimensiones. Y que ustedes solo viven en unas pocas, y a eso lo llaman todas las cosas, 4D, o 3D, como sea que lo llamen, es todo lo que tienen. Algunos están tan apegados a esto que dicen “No puedo moverme fuera de esto, y todo lo que dices que esté fuera de lo que puedo sentir y tocar, no tiene sentido.”

 

Y luego está la ciencia, y el científico que dice “Bueno, discúlpame, pero la realidad tiene múltiples dimensiones, tal vez hasta veintisiete”. Eso es todo lo que has descubierto; hay muchas más que eso. Y tú, como ser humano, estás viviendo en todas ellas, solo que estás familiarizado con las que llegan hasta el cuatro. Y entonces tu familiaridad, bueno, eso se vuelve tu sistema de creencia.  Lo que todavía no has visto no es algo que creas que pueda existir. Y allí es donde entra el Círculo del Doce.  Es la repetición de un ejercicio en que ustedes cruzan la barrera entre lo que ustedes entienden y conocen, y aquello que igual es real y es suyo para experimentar, pero no lo conocen. Para hacer las cosas más difíciles, las cosas multidimensionales, bueno, no actúan como ustedes piensan. Cambian y se mueven, y aun si ustedes creen que pueden ir allí y estar allí como estaremos en un momento, ellas se mueven, cambian, y ustedes no están acostumbrados a eso tampoco.

 

El cambio es difícil; es difícil para todos los humanos. Algunos dicen, “Bueno, yo no tengo miedo, tráelo.” No se trata del miedo, queridos, se trata de estar cómodo. Y lo otro: ¿es seguro? Algunos han dicho, “Bueno, ¿cómo sé que estoy bien? ¿Estaré atascado allí, por ejemplo? ¿No seré capaz de regresar? ¿Afectará mi mente?” Y todas estas preguntas me muestran que ustedes no entienden. ¿Podría ser peligroso un viaje a su propia consciencia?  ¿Podrían lastimarse si descubrieran paz, alegría, amor? Si abrieran una puerta y todos sus amigos estuvieran allí y gritaran “¡Feliz cumpleaños!”  ¿la cerrarían de un portazo, porque era un poco demasiado inusual y nunca les había pasado antes? (se ríe) De eso estamos hablando. Ustedes abren la puerta, y no tienen simplemente a sus amigos gritando feliz cumpleaños; ustedes se encuentran con el resto de sí mismos. Y es igual; es una celebración porque incluso han llegado tan lejos.

 

Cada vez que iniciamos este viaje, este Círculo del Doce, les digo que viajan entrando a lo que llamo una sopa de consciencia; un área multidimensional, una región de su propia alma. Su alma es real; ustedes saben que lo es. Hay muchos que dicen que su alma no se irá nunca; siempre está en algún lugar. Esa alma de ustedes no es algo que experimenta la muerte; está siempre allí, simplemente sigue adelante. Todos sus sistemas de creencia lo dicen. ¿Entonces por qué tienen miedo de visitar esta alma que es eterna y lleva su nombre? Realmente es así.

 

Ustedes viajan con esta alma; en muchos lugares en este planeta ha estado esta alma, y continuará estando, muchas veces. Pero su realidad dice “Oh, bueno, no estoy seguro” (se ríe). Sin embargo, estás seguro de que continúa; ¿por qué estás tan seguro de que es real ahora mismo?  Algunos dicen: no puedes tocarla, no debieras acercarte, es intocable, le pertenece a Dios. Te pertenece a ti, querido, porque es una creación de Dios. Eres una criatura de Dios. Estás aliado con el Creador. Eso tampoco lo has entendido. Dices que estás separado del Creador; ¡no lo estás! Nunca lo estuviste. Hecho a imagen del Creador, tú tienes la sustancia creadora en tu interior. Si pudieras entrar en eso que es tu alma por solo un momento, lo verías. Lo verías. Ha habido muchos, querido, que han llegado al borde, ese borde que es la neblina que separa lo que es real para ustedes, y luego lo que es surreal. Igual es real, solo que simplemente está por encima de lo que esperas. Y quienes han ido allí han sido capaces de sanarse a sí mismos. Hay algunos que fueron allí con propósito, otros fueron por accidente, otros han ido por experiencias cercanas a la muerte. Y volvieron cambiados, todos ellos. Todos ellos. Algunos tuvieron remisiones espontáneas, otros han tenido despertares, percepciones concientes, muchas cosas que ni siquiera pueden explicar – y muchos no querían regresar. Siempre lo hacen. Y luego algunos descubrieron que pueden ir en cualquier momento que deseen, y otros cambiaron su realidad. En otras palabras, se dieron cuenta de que podían atravesar la neblina cuando quisieran.  Podían en realidad pararse entre dos mundos. Algunos, queridos, incluso quitaron la neblina. Todo Maestro que caminó por este planeta vive, respira y trabaja y existe en muchas dimensiones al mismo tiempo y eso es lo que ustedes vieron. Eso es lo que vieron, que los atrajo tanto a ellos. Eran tan compasivos que podían enviar mensajes a ustedes. La gente los seguía a la distancia; eran llamados desde la distancia a caminar con ellos. Porque su consciencia era multidimensional y ustedes podían sentir el amor y la compasión.

 

Vengan conmigo. Crucemos el puente juntos, siempre lo hacemos. Este es un puente que crean ustedes; un puente desde lo desconocido a lo desconocido, realmente. Yo dije que era de lo conocido a lo desconocido, pero ahora digo que es desde lo desconocido a lo desconocido, porque algunos de ustedes empiezan a cuestionar dónde están ahora. Empiezan a entender mucho más sobre sí mismos. ¿Qué tal si estas cuatro dimensiones son verdaderamente un lugar desconocido? Porque hay mucho aquí que todavía no hay descubierto, incluso en las cuatro. Lo grande de Dios en su interior, incluso en cuatro dimensiones. La belleza y la compasión que podrían tener, incluso en cuatro dimensiones. Es desconocido para muchos. Este puente va a ser lo que será una visión para ti, un sendero desde lo que crees que es real, hacia aquello que no has experimentado como real.  El puente que cruzas, está llevando a una parte de ti que no estás acostumbrado a ver; una parte que algunos no sabían que existiera. ¿A cuántos de ustedes les dijeron que no podían ir allí? ¿A cuántos les dijeron que solo pertenece a unos pocos, que aquí es donde van los ángeles, no ustedes? Te diré algo:  tú eres un ángel, verdaderamente; una criatura multidimensional del Creador del Universo; ese eres tú.  No llega a ser mucho más angélico que eso.

 

Ven conmigo, acércate, acércate, cruzaremos ese puente. Cualquiera sea el color del puente, o su tamaño, te mueves hacia ese lugar en el centro del puente donde hay una neblina. Párate conmigo por un momento y ve la niebla con el ojo de tu mente, esta visualización, porque lo que te digo es esto: te llevo a otra dimensión de ti. No a otro lugar, queridos; es parte de ustedes.

 

Ustedes viven en muchas dimensiones que son ustedes; eso es lo que les digo. Que su construcción física es ustedes; la estructura celular multidimensional que tienen es ustedes; están construidos para hacer esto. Pero hasta ahora no creían que pudieran.

 

 Te paras ante esta niebla y la miras por solo un momento; del otro lado de esa neblina hay otro tú. El tú que te dijeron que, o bien no existe, o bien no lo puedes tocar. Y vas a tocarlo. Y lo mereces. Acércate. Quítate los zapatos, quítate los zapatos. En esta visión, quítate los zapatos. Es la señal de la sacralidad de que vas a encontrarte con lo que eres tú, que es una parte multidimensional, la parte ascendida. La parte que sabes muy bien que siempre estuvo allí, pero nunca podías tocar. Una parte con la que sueñas, cuando sueñas que vuelas. Camina a través de la neblina conmigo, ahora mismo, camina por allí.

 

(empieza la música) Toma una respiración. ¿Es una visión o es real? ¿Dónde estás? ¿Es una visión o es real? ¿Qué es lo real? ¿Es solo aquello a que has estado acostumbrado? ¿O puedes expandirte hacia algo mucho, mucho más grande que lo que jamás pensaste?

 

Queridos, la Física de ustedes es asombrosa. No está atascada en una realidad en la que simplemente pueden tocar y sentir; va mucho más allá de eso. ¿Oyen la música? Están en lugar que cambia todo el tiempo; se le permite cambiar con su consciencia. Lo que sea que ustedes piensen que es la cosa más bella, en eso se convierte.

 

Este eres tú en una realidad que no sabías que podías crear. ¿Cómo te sientes? Algunos dicen, “Siento una hermosa brisa del océano, y no hay ningún océano allí.” Déjenme decirles qué es eso. Eso es la esencia, el viento de la paz, soplando sobre ustedes, que les dice: “extiende las manos y siente eso que es eterno: tú.” El alma es sin edad; sin principio ni fin; eso es quien tú eres. Acabas de entrar en eso que es la eterna paz de ti, más sabio que cualquier cosa que pudieras ser cuando estás en esa caja de cuatro dimensiones.

 

¿Por qué estás aquí? Parte de tu cerebro todavía cuestiona: “Estoy sentado en una silla, en 4D. ¿Cómo puedo también estar allí?” Bienvenido a lo básico de un atributo multidimensional. Y quiero que empieces a sentir esto. Ya sabes lo que sigue. Vamos a atravesar una puerta del Templo que está allí. El Templo eres tú, tiene cualquier forma que tú quieras. El nombre sobre la puerta es diferente todavía de lo que era antes. Sigue cambiando. “¿De qué se trata eso, Kryon?” Te diré a medida que proseguimos.

 

¿Sientes la sacralidad de lugar en que estás? ¿Oyes la música? Y tú dices, “¡Por supuesto que oigo la música!” No, no, no. No esa música. (se ríe) Estoy hablando de la otra música. Estoy hablando de la música de tu alma, que se produce todo el tiempo. Todo el tiempo. La música del amor. De la compasión. Para ti de la Fuente Creadora. La Fuente Creadora conoce tu alma muy bien. Y tú recién la estás descubriendo. Entra al templo y mira el teatro. El teatro está allí, como está siempre. Quiero que bajes por la escalera en este anfiteatro que está hundido. Baja por la escalera y pasa al escenario como lo haces siempre.

 

Hay una silla en ese escenario. Nadie está sentado en el auditorio, no todavía. Hagamos un ejercicio. Ya hicimos esto antes. Hagamos uno: pasemos algún tiempo en la silla. Quiero que te sientes en esa silla, sea como sea la silla. Es una silla plegable o es un trono. Es lo que sea que tú digas que debe ser la tuya.

 

Pero ahora estamos sentados en la silla porque quiero que practiques la resonancia. Y la resonancia que quiero que practiques ahora es esta: quiero que te sientes y te des cuenta otra vez de algo que ya hicimos antes. El auditorio empieza a llenarse, pero se llena con cada una de las células de tu cuerpo. Trillones de ellas. Tú dices, “Bueno, el teatro no es tan grande.” Tal vez lo es, pero no has mirado bien alrededor. Las células de tu cuerpo están escuchando, ¿qué quieres decirles? ¿Te gustaría cantarles una canción?  Esto es lo que quiero que entiendas: tu consciencia puede cantar una canción de amor a cada célula de tu cuerpo. ¿Te das cuenta de que estas células de tu cuerpo nunca te han oído hablar? Nunca te han oído decir. Tú eres el jefe de todas ellas, y nunca te han experimentado. Has estado en esa graciosa realidad de 4D donde no puedes hablar con ninguna de ellas. Y ahora estás en la silla, ¡y ahora ellas están escuchando! ¿Qué cantarás para ellas? ¿Qué canción? ¿Cantarás una canción de resonancia, de paz y de salud, en cada célula? ¿Cantarás una canción de que una enfermedad no puede estar aquí y se irá por eso? ¿Llenarás el estadio que tienes allí con tanto amor y tanta compasión para aquello que eres tú, que todas presten atención? De modo que cuando regreses a esa realidad de la cuarta, seas diferente.

 

Quiero que permanezcas en esta silla. Adelante, en tu propia mente, canta la canción para que todas ellas vengan luego y canten contigo. Canturrea una canción, todas harán lo mismo contigo. Crea una resonancia para que todos canten la misma canción. Entonces estás en coherencia. Esta es la visualización, puedes hacer esto en cualquier momento que quieras. ¿Esto es real o no? Toma una respiración. Hay una resonancia entre tú y tus células justo ahora. Puedes controlar tu salud. Ahuyenta el dolor, la tristeza; líbrate del miedo y de la ansiedad. Ninguna de tus células quiere eso. Tu Innato está saltando arriba y abajo; te felicita por el descubrimiento de poder cantar en resonancia y hacer que todas ellas canten contigo. Es una bella canción, querido, es tu canción. Es la canción del alma.

 

Quédate aquí, simplemente quédate. Quédate; acércate y quédate.

 

Y así es.

    Kryon

© Lee Carroll   
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll
www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 

Pueden descargar todas las traducciones de las canalizaciones en archivo Word desde el sitio de Kryon http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 



 Canalización introductoria al Círculo del Doce
Kryon a través de Lee Carroll

Primer miércoles de Diciembre – 2 de diciembre de 2020

www.kryon.com

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

 

Estas ocasiones juntos are muy preciosas para nosotros. Son diferentes; muy diferentes de venir en el pasado a un grupo de personas y dar un mensaje que podía no estar conectado con nada que se corresponda con lo que sigue. Fuera de contexto, podrían decir, y todos con diferentes títulos. Hemos tratado de hacer que estos mensajes fluyan dentro de lo que es la meditación del Círculo del Doce. Si estás aquí, en esta ocasión, mirando esto, sabemos por qué. Porque tienes un interés, una intención, para oír mensajes profundos que se espera que comprendas respecto de ti mismo. No necesariamente sobre panoramas más amplios de la Tierra y de lo que está ocurriendo; ¿qué tal algo aún más magnifico? Y eso serías tú.

 

Porque ustedes sostienen la llave, queridos, de los cambios a su alrededor que suelen creer que les dan forma a ustedes, y no es así. No. Su consciencia como grupo de almas antiguas en este planeta, en todo el planeta, es lo que está dando forma a lo que está ocurriendo. Ustedes tienen más control que lo que piensan.

 

En esta canalización me gustaría abrir una puerta a una filosofía, o una regla, o un axioma, en el que podrías no haber pensado pero que sabes que debe existir. Empezaré diciendo esto: ¿Qué clase de artista eres? Y puede que digas, “Bueno, realmente disfruto de pintar, y soy bastante bueno,” o podrías decir “Bueno, he intentado pero no mucho,” o bien podrías decir “Nada. No sé pintar, no pinto, nunca lo haré, ese no es mi talento.” De modo que sabes que debo estar hablando de una metáfora, y ciertamente es así.

 

La primera premisa es esta, y ya la has oído antes, incluso de los sanadores en este show. He aquí la premisa: todo tiene vibración. Ahora bien, esa vibración es diferente de lo que podrías haber estudiado en la dimensión en que vives, que sería el sonido o el color, una vibración que puedes medir, algo que vibrar y va y viene. Quiero que piensen más grande que eso, incluso en un entorno multidimensional. Todas las dimensiones presentan aquello que vibra. Toda la realidad que tienes, que ves, toda, tiene algo que vibra. Una vez dije algo polémico: las rocas están vivas. Las rocas vibran, yo diría, no con una fuerza de vida, pero sí con una fuerza que les dice si están vivas o no. Incluso las rocas vibran.  En la Física, si conoces la estructura atómica, sabes que una roca vibra. Conoces la densidad, conoces todas estas cosas. ¡Hay vibración en todo!

 

Miremos hacia ti en cuatro dimensiones – y a la música. Voy a esto porque es tan obvio para todos los que están escuchando. Tienes algunas canciones favoritas, tal vez. Tal vez ni siquiera son canciones, quizás sean música de algún tipo, que no necesariamente tiene una letra o lleva versos, o un acorde, pero es música que tú sencillamente disfrutas de escuchar, y podría ser completa. Podría tener una letra, pero algo te eleva.  A cada uno de ustedes, y son tan diferentes. La diferencia en la música reflejaría la diferencia en sus experiencias o tal vez su edad, pero todos ustedes tienen algo que quieren escuchar, porque los hace sentir bien. Entonces, díganme: ¿qué los hace sentir bien? Y eso es algo de lo que quiero hablar. El “porqué” es un sistema. Hay una interfaz entre las cosas que vibran y tu consciencia.  Hay una interfaz entre las cosas que vibran - ¿recuerdan qué les dije que vibra?; todo – y ustedes y su consciencia. Esto significa, dicho sea de paso, que su consciencia tiene vibración. Y cuando las dos se superponen, ustedes lo sienten. Ustedes tienen cosas que los hacen sentir elevados y bien, y vuelven a ellas una y otra vez, porque los hacen sentir de cierta manera.

 

Puede suceder lo opuesto, especialmente con la música. Y los que ponen música a las películas lo saben. Tienen música y dicen, “Ahora necesito algo que les diga que algo viene, algo siniestro. Algo oscuro.” Y habrá música que señalará eso, y sus consciencias, y su subconsciente, oirá eso en una película y dirá “¡Ohh!” Y la idea entonces se combinará con lo que sucede en la historia.  Eso es vibración. ¡Es profundo!

 

Hablemos de vibración en una historia, o en una película, o en un libro. La vibración de la aventura. ¿Sabían que las historias y sus resultados tienen vibración?  ¿Cuáles son las historias más edificantes que ustedes pueden recordar, en este planeta? Muchas veces están en el periódico que leen, o en la poesía que tienen, libros, películas. Y son historias edificantes y quieren leerlas una y otra vez, y dirán “¡Oh, adoro esta parte! Mira lo que sucede aquí.” A veces son románticas, y tocan el corazón. Una historia lleva vibración.

 

Hay escritores famosos que decidieron que sus historias sean oscuras. Y llevan cierto tipo de vibración que es la historia humana, quizás. Tal vez sea una tragedia, y hacen estas cosas una y otra vez, y escriben más y más tragedias solamente. Pero debes admitir que allí hay una vibración.  Algunos de ustedes verán una película u oirán alguna música, o leerán una historia que los afecta, de modo que no pueden olvidarla. No es necesario que sea edificante, pero no pueden olvidarla porque es la historia de otro humano que quizás le pasó algo con que ustedes se relacionan. La historia tiene una interfaz con su consciencia, y se pega, se adhiere allí, y ustedes la recuerdan y la recuerdan. Si alguien les contó algo específicamente horrendo sobre algo que le sucedió, o le pasó a sus amigos, eso se adhiere a ustedes. Esa interfaz es parte de lo que voy a hablar ahora.

 

¿Qué clase de pintor eres? Y la razón para que diga esto es que voy a contarte tu historia. Tus emociones, todo lo que crees y haces en tu vida, es una vibración. Es como una tela y un pincel. Pero en lugar de los colores, o quizás las melodías, que pintarías en la paleta, pintas una actitud, una creencia. Te hemos dicho antes, incluso en estos programas, que la vibración de la alegría, la vibración específica de la risa, los atributos sanadores de ambas cosas, son bien conocidos. ¿Cómo puedes oír reír a alguien y de repente cambias? Eso es la interfaz. La risa, la historia de la risa, tiene una vibración. Y luego esa vibración va hacia arriba, si quieres decirlo así, o hace interfaz, o se entremezcla, con tu consciencia. Así es el sistema. Cualquiera sea la vibración, es presentada a ti como ser humano en un estado multidimensional de percepción conciente y de consciencia, y te afecta. A veces te afecta otra vez de una manera edificante, y otras veces no lo hace. El narrador de historias entiende eso. El artista que pinta un cuadro y usa la luz de cierta manera, lo hace de manera que puedas ir a una galería y observar la pintura. Observar la pintura. Miras dentro de ella y comprendes lo que el artista trata de decir y hacer. Y muchas veces lloras de alegría porque finalmente ves lo que el artista trata de decirte, en la vibración que es edificante y entra en tu consciencia. Pregúntale a cualquiera que aprecie el arte. En una galería, “mira lo que hace la luz.  Mira cómo está oscuro aquí, pero muestra tan claramente la luz acá. ¡Eso significa algo!”

 

¿Qué clase de artista eres tú? La paleta con que pintas es una actitud vibratoria de cómo vives, alma antigua. Cómo abordas programas – programas – de vida, que están siempre allí. Cuando te levantas. Cuando te vas a dormir. O vas a trabajar, o sencillamente estás cuidando las cosas, o en una época como esta que llamas Covid y las cosas son diferentes, tienes la capacidad de pintar un cuadro para todos los que te rodean. ¿Qué clase de artista eres tú?  ¿Has pintado tu desesperación para que todos pudieran verlo? Con pincel grueso. ¿Lo has sumergido en la oscuridad y luego pintaste tan rápido como pudiste para que todos pudieran ver cuán desilusionado estabas? ¿O cuán temeroso? ¿O cuán fea era la situación? ¿Qué colores estás usando?  Para que tú y tus hijos, o tal vez tus mayores si no tienes hijos; tal vez un compañero, o si no tienes pareja tendrás amigos, o incluso los que están en la tienda, ¿qué estás pintando para ellos? ¿Pueden ellos ver tu sonrisa en una época en que todos usan máscaras? ¿Puedes mostrarles que estás sonriendo, de todos modos? (se ríe) ¿Qué colores estás usando para el retrato? Tú tienes una paleta y, alma antigua, esta es de la que estamos hablando; edificante, de alegría. ¿Te ríes mucho? ¿Le muestras a otros que no tienes miedo? Que tienes algo en tu interior digno de conocerse.

 

Debido a esto, queridos, les diré que quienes los rodean y sus hijos y sus amigos y su linaje verán un cuadro de ustedes mucho después de que ustedes se hayan ido.  ¿Qué piensan que ellos verán? ¿Qué clase de artista eres tú?

 

De estas cosas hablamos en estos días, que van más allá de lo que ustedes quizás pensaron en el pasado. Y son todas lo mismo; todas hablan de la magnificencia del ser humano.

 

Y así es.

 

    Kryon

© Lee Carroll   
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll
www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 

Pueden descargar todas las traducciones de las canalizaciones en archivo Word desde el sitio de Kryon http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 



 

 

 


Libre de virus. www.avg.com








Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service