eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1983 al 2012 
AsuntoAutor
->LIBRO LIBRE ...u Alicia Y
Taller de Bioenerg Alicia Y
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
KRYON - MONTE SHAS Graciela
Kryon Sudáfrica - Graciela
LA SERIE DEL MAEST Graciela
Kryon en Mt.Shasta Susana P
La urdimbre del Na Alicia Y
Eclipse de Sol del Alicia Y
Rosh Hashana Dana Alicia Y
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
Serie del Maestro Graciela
Argentina - Semina Graciela
Favores - Salsipue Alicia Y
FAvores - Indigo E Alicia Y
!!! El poder de l Alicia Y
Centro Adonai - Cu Alicia Y
Somos lluvia par Dana Tir
Sesshin (retiro bu Red Iber
GAP - El relato Ho Alicia Y
Chamanes - Amazona Alicia Y
Retomemos los Tiem Susana P
La doctora remolac Red Iber
II Foro Internaci Dana Tir
I Curso de Posgrad Red Iber
Invitación a Jorna Red Iber
Que es Gaiadon Hea Red Iber
Argentina: Pueblo Red Iber
Entradas agotadas Dana Tir
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 2005     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] Chamanes - Amazonas, diosas, reinas y guerreras.
Fecha:Jueves, 28 de Septiembre, 2006  12:06:13 (-0300)
Autor:Alicia Y Amira Contursi y Manzur <alicia.amira @.....com>

MITOS Y LEYENDAS 
 
Amazonas, diosas, reinas y guerreras.- 
 
De las imágenes, mitos y leyendas de este tema se deriva un doble 
significado simbólico. Por un lado serían un reflejo de costumbres
 soci
ales 
o procesos históricos (invasiones, guerras, etc.). Por otro podría
 trat
arse 
de aspectos cíclicos de la naturaleza, o hechos astronómicos. Sea como
 
sea 
se trata de un tema que siempre ha sobrevivido, más o menos eludido y 
despierto, hasta la actualidad, cuando la evolución del papel femenino
 en
 la 
sociedad occidental ha llegado a propiciar la imagen de la mujer guerrera
 e
n 
películas, juegos y comics (los últimos ejemplos serían "Kill Bill"
 d
e 
Tarantino y las películas y juegos de Lara Croft). 
 
 
Durante los últimos milenios se ha presentado mayoritariamente una
 imagen
 de 
la mujer como un ser indefenso, salvable y supeditado al poder y la 
protección masculina. Pero en todo el planeta y desde la prehistoria
 exis
te 
la figura anterior de la gran Diosa, no sólo como símbolo de la
 fecundi
dad y 
la vida, sino como salvadora y guerrera, que fue sustituida por los
 héroe
s 
masculinos, a veces literalmente. Como en el caso de Orfeo, quien antes fue 
una figura femenina. En concreto la diosa sumeria del cielo Inanna que
 baj
ó 
al mundo subterráneo y se enfrentó a la muerte para devolver a su
 amado
 a la 
vida. 
 
Estas diosas guerreras luchaban contra animales y contra los atropellos o 
violencia masculinos. Como hemos dicho podría ser un reflejo de procesos 
históricos, por ejemplo una lucha de una sociedad matriarcal contra un 
pueblo invasor patriarcal (y de ahí se derivarían multitud de mitos en
 
los 
que esa lucha acaba con la derrota femenina). Según Markale (un 
controvertido autor): "en toda tradición mitológica –y esto es aún
 
más 
cierto en el caso de los celtas-, hay que preguntarse siempre si el mito no 
recubre una cierta realidad histórica". Y Labiosa comenta hablando sobre
 
la 
civilización de Uruk: "... allí se observa la instauración de un
 pode
r 
masculino personal. Este no pudo imponerse más que después de una larga 
lucha contra el poder matriarcal establecido, poseedor de las tierras. Tal 
lucha fue indicada claramente en la epopeya babilónica de la creación
 e
l 
Enuma Elish". Estas luchas aparecen también reflejadas en las de los
 hé
roes 
griegos contra las amazonas. 
 
 
También serían metáforas astronómicas. Hablando de las luchas
 contr
a 
animales dicen Menzel y Pasachoff: Textos cuneiformes y artefactos 
procedentes de la civilización del valle del Eúfrates sugieren que el
 l
eón, 
el toro y el escorpión estaban ya asociados a constelaciones en el año
 
4000 
antes de Cristo". La diosa sería una constelación "vencida" o sucedida
 
por 
otra (el héroe o animal vencedor). Una lucha que hablaría del
 sacrifici
o de 
la "madre-salvadora", quien aseguraría con su muerte, mágicamente, la 
germinación de las semillas y el crecimiento de las plantas. Estos
 suceso
s 
ocurrirían simultáneamente con la aparición y desaparición de
 senda
s 
constelaciones. Una se ocultaba bajo el horizonte en cierto momento
 concret
o 
del año y surgía otra. 
 
A continuación un breve repaso por todo el planeta sobre la presencia de 
este mito, o de figuras históricas en este sentido: 
 
En África primero. En Egipto la reina Ahotep, fundadora de la dinastía 
XVIII, quien en el año 1550 a.C. reunió un ejército y se puso al
 mand
o del 
mismo para luchar contra los hicsos. La faraona Hatsepsut del siglo XV a. 
C., quien murió en la lucha por el trono contra el ataque de su sobrino.
 
La 
reina Arsinoe III quien luchó en la batalla de Rafia junto a su marido
 en
 el 
siglo III a.C. contra Antíoco IV el grande de Siria. 
 
 
En cuanto a las diosas aparece la diosa Anthat vestida de guerrera y
 sentad
a 
en el trono con corona, lanza, maza y escudo. La diosa Neith que se 
representa con arco y flechas. La diosa Suan con cabeza de buitre también 
con arco y flechas. Y la diosa Taweret adorada en Tebas, con cabeza de 
leona, cuerpo de hipopótamo, zarpas de leona, piel y cola de cocodrilo, 
embarazada, grandes pechos y armada con cuchillo o tijeras en la mano. 
 
En Etiopía Herodoto menciona a la reina Candace en el siglo I a.C. que
 tr
ató 
de reconquistar Egipto en manos de los romanos y fue vencida. 
 
En el reino de Kusch, Sudán, existen unos relieves de la reina-diosa 
Aminitere matando enemigos en el templo del león de Naga. 
 
Entre los cartagineses la diosa Tanit, versión de Astarté, era
 represen
tada 
como guerrera. 
 
En Argelia, en concreto entre los bereberes, la Señora tenía en
 exclusi
va el 
derecho de llamar a la guerra, a la que iban las mujeres. Se conoce a la 
reina Dihja-Kahena, famosa por su valentía en la batalla. Dirigió a
 muc
has 
tribus en el año 70 de la hégira en su lucha contra los árabes, a
 las
 que 
venció en un primer momento. Pero fue traicionada y cayó en combate en
 
el 
lugar que se llama en su honor "Pozo de Kahena". 
 
En Benin existía una guardia personal del rey formada por amazonas, que 
desaparecieron en 1864 cuando el país (antiguo Dahomey) fue conquistado
 p
or 
los franceses. 
 
En Eritrea también existían amazonas. Se conserva el recuerdo de la
 rei
na 
Gerania, quien según el mito fue convertida en grulla. Posiblemente se la 
pueda identificar con una colonización o emigración cuando se produjo
 c
ierta 
posición de la constelación del cisne. 
 
En Zimbabwe, antigua Rodesia del sur, existen viejas imágenes femeninas
 c
on 
armas, en concreto una pintura rupestre de una cazadora llamada Dama Blanca 
de Damaraland. 
 
En Uganda el rey Mtseba en el siglo XIX tuvo un ejército de amazonas. Y
 e
n 
Angola existieron también amazonas en el siglo XVII. Y la reina Anna
 Xing
a 
dirigió un ejército vestida de hombre. Lo curioso es que el ejército
 
estaba 
formado por hombres vestidos de mujer y con nombres femeninos, lo cual es 
bastante sugerente en el sentido, quizás, de apuntar a un recuerdo de 
ejércitos femeninos en épocas pasadas. Y en algunos pueblos de Senegal, 
antes de la influencia islámica y cristiana, era la mujer quien cazaba.
 D
e 
aquella situación existe una película senegalesa de 1995 que fue
 emitid
a por 
televisión española. 
 
En Asia también abundan los recuerdos "amazónicos". Destaca la reina
 as
iria 
Semíramis que fue deificada y que dirigió, en lugar de su esposo, el
 at
aque 
de Bactres. También llegó a conquistar Egipto y Etiopía. 
 
Entre las diosas tenemos a Tasmetu que luchó desnuda contra un toro y, 
curiosamente, "junto a" un león. Tuwata-Humbaba luchó y fue matada por
 
el 
famoso héroe Gilgamesh. La diosa Anat que salvó al mundo del caos
 matan
do a 
Mot y Lotán. Luego la famosa diosa Tiamat a quien mató Marduk. Y otra
 d
iosa, 
Ninurta, a quien se acabó por cambiarle el sexo. 
 
En Anatolia-Asia menor hay bastantes referencias a amazonas hititas y 
hurritas, que no sólo cazaban sino que eran atletas y dirigían
 ejérci
tos. 
Aparecen reflejadas en muchas monedas y esculturas, además del santuario
 
de 
Yasili-Kaya. Uno de los más antiguos es el relieve de la Puerta de
 Hattus
as 
(actual Bogazköy), donde aparece una guerrera con yelmo, falda corta, 
cinturón y espada curva y empuñando el atributo de las amazonas: el
 hac
ha de 
dos filos. De estas representaciones dice Pijoán: "Garstang sin vacilar,
 
les 
supone de sexo femenino identificándolas con amazonas... Recordemos que, 
según la leyenda clásica, Hércules arrebató su preciosa arma, el
 ha
cha de 
dos filos, a Hipólita, reina de las amazonas. La situación del reino
 de
 las 
amazonas coincide, en la vaga geografía de los poemas homéricos, con el 
emplazamiento de las ruinas de Bogaz-Kioi. Príamo, rey de Troya, en su 
juventud luchó contra las amazonas para defender a los frigios". 
 
Y el poeta latino Virgilio hablando de las luchas de las troyanas (al 
nombrar a figuras troyanas y tracias seguimos en Asia aunque el ámbito 
cultural es griego) y la reina tracia Pentesilea (la última reina muerta
 
por 
Aquiles): "La fogosa Pentesilea conduce a las huestes de las amazonas, con 
sus broqueles en forma de media luna y brilla su ardor en medio de la 
muchedumbre". Sean más o menos ciertas o míticas estas narraciones
 est
án 
llenas de simbolismo(hasta la forma de media luna, imagen absolutamente 
femenina) y apuntan a hechos reales, ya sean internos, externos o amabas 
cosas. 
 
Otras amazonas griegas famosas son la reina sacerdotisa Hipólita, quien 
moriría de pena tras ser derrotada por Teseo, o Polixena (troyana hija de 
Hécuba y Príamo) que fue asesinada por los griegos sobre la tumba de su 
amado Aquiles. También la amazona Harpálice que aprendió el manejo
 de
 las 
armas desde su infancia y como guerrera vivió en el bosque. Y las 
sacerdotisas tracias basáridas que mataron a Orfeo por haber sustituido
 e
l 
culto dionisiaco de Dionisio-Baco por el de Apolo (significativo: lo 
dionisíaco radical y apasionado aliado de lo femenino y la sensatez y
 l
ógica 
de lo apolíneo aliado de lo masculino). 
 
En general todas las referencias griegas son pre-griegas, de lugares y 
regiones de supuesta cultura matriarcal que iba siendo sustituida por la 
patriarcal. Aparte están las significativas diosas olímpicas Atenea,
 ar
mada 
con lanza y casco, diosa de la sabiduría (¿lucha enfocada hacia otros
 c
ampos 
distintos del campo de batalla?) y Artemisa diosa cazadora y de los lugares 
agrestes y defensora de toda mujer maltratada por hombres. 
 
En la isla de Lemnos donde gobernaba la reina Hipsípela y en venganza
 por
 el 
abandono de los hombres que se habían emparejado de las mujeres raptadas
 
en 
otros lugares como botín de guerra, las amazonas Polixo y Driope
 proyecta
ron 
asesinar a sus maridos. Tiempo después, sin embargo, recibieron con
 alegr
ía 
a los argonautas para poder repoblar el reino. 
 
Después de este paréntesis griego por la influencia cultural helena en
 
el 
Asia menor seguimos con Asia. En concreto Siria y Palestina. Entre los 
hebreos del siglo XIII a.C. y a pesar de la fuerte impronta cultural 
patriarcal de este pueblo, existieron mujeres guerreras como por ejemplo la 
guerrera y profetisa Deborath, capitana del ejército judío que luchó
 
-y 
venció- contra los cananeos. Y Jael que mató a Sísara jefe de los
 can
aneos 
clavándole un clavo (como se cuenta en el libro de los jueces. O Judith
 q
ue 
liberó a los habitantes de Betulia al cortarle la cabeza al asirio 
Holofernes que sitiaba la ciudad. 
 
También se conocen a reinas árabes que en torno a los siglos VIII-VII
 a
.C. 
se enfrentaron a los asirios. Y amazonas nabateas (el pueblo constructor de 
la ciudad de Petra) aparecen representadas en la fachada del templo 
El-Khazné. Y la reina Zenobia de Palmira que venció varias veces a los 
romanos y extendió sus dominios considerablemente hasta ser vencida 
finalmente por Roma. 
 
También islámicas son unas tumbas llenas de piedras y de trenzas de
 her
oínas 
árabes que lucharon contra los egipcios y llegaron a recibir culto 
religioso. La princesa Aixa del siglo VII, tercera esposa del mismísimo 
Mahoma, cuando ya viuda y acompañada de otras mujeres combatió contra
 e
l 
califa Alí. Celma, heroína beduina que se opuso a la expansión
 islá
mica. 
Gazaleh hizo la guerra junto a su esposo defendiendo a los miembros de la 
secta de los jaridschitas contra otras sectas, y murió peleando. Y la
 rei
na 
persa Puran que guerreó contra los musulmanes en el siglo VII. 
 
En la India existen referencias a una guardia femenina de los reyes de 
Angkor. La reina Cleofis del pequeño estado hindú de Balascia que
 defen
dió 
su reino contra la invasión de Alejandro el grande. Aunque fue vencida
 po
r 
él, Alejandro la admiró tanto que le devolvió el trono y tuvo un
 hijo
 con 
ella. Y en época de la colonización inglesa encontramos a la reina 
Chanda-Kur de Lahore que luchó contra los invasores aunque fue vencida. 
 
En cuanto a las diosas hindúes están por ejemplo la diosa Chamunda de 
múltiples brazos con armas que luchó y venció a los Asuras. Y la
 dios
a Durga 
que aparece con casco cónico, cinturón y armada con escudo y espada 
aplastando a un búfalo. Y las 8 diosas Matris que lucharon contra
 gigante
s. 
La diosa Parvati que se representaba con ocho brazos y con tridente,
 escudo
, 
dos lanzas y corona. 
 
En China también existen leyendas sobre mujeres que libraron a sus
 pueblo
s 
de bestias monstruosas. 
 
En cuanto a Europa son innumerables las leyendas, los mitos y las historias 
sobre este tema. En el norte de Europa aparece el recuerdo de mujeres 
guerreras en varios cantos de Las Eddas. Por ejemplo la walquiria Brunilda
 
y 
su lucha contra Sigfrido por quien fue traicionada y vencida. Las
 walquiria
s 
eran guerreras deificadas con significativos nombres como por ejemplo 
"guerrera enmascarada", "guerrera sabia"... 
 
Entre los eslavos existen leyendas de amazonas, algunas de las cuales 
aparecen como parte de la escolta de la diosa Noreia. Y la diosa del alba 
Zaria, considerada gran guerrera, que nace armada para dispersar las
 fuerza
s 
de la noche. 
 
En Gran Bretaña, Escocia e Irlanda está la amazona irlandesa Aifé, la 
guerrera Ness (nombre relacionado con el del lago y por lo tanto con su 
monstruo), la guerrera Fiacal instructora de caza y lucha, las escocesas 
Scatach y las guardianas de la isla Mona que lucharon contra la invasión 
romana. Pero entre todas destaca el nombre mítico de la diosa Moeve, que 
sería una denominación de la "Dama blanca" inspiradora de la poesía
 s
egún 
Robert Graves por un lado y por otro uno de los nombres adjudicado a la 
reina de las hadas. Como reina Moeve era enemiga del rey del Ulster, 
destacando su heroísmo en la batalla aunque finalmente fue vencida. Tuvo 
varios esposos y numerosos amantes lo que apuntaría a la diosa Dama
 Blanc
a 
de Graves por su libertad sexual. 
 
Entre los galos-daneses está la reina Rigani o la diosa Rhianon (éste
 
último 
otra denominación de la Diosa blanca de Graves) que al frente de su
 ejé
rcito 
luchó contra su marido. O al menos eso es lo que se narra el caldero de 
plata hallado en Jutlandia, en el fondo de una marisma donde fue arrojada 
como ofrenda religiosa. 
 
De los pueblos galo-celtas existe una coraza femenina de Haute Marne, del 
siglo XI al VIII a.C. Y la diosa Athubodva de la guerra. 
 
En Albania la reina Teuta en el siglo III a.C. que luchó contra los
 roman
os. 
 
Entre los etruscos (habitantes primitivos en Italia) existen diosas que se 
representan armadas. Por ejemplo en la tapadera de una vasija –Gualandi- 
junto a otros personajes en tamaño muy pequeño. Y la diosa Tinia de los 
rayos, tempestades y el trueno que aparece con lanza-rayo. 
 
En Iberia guerreras desde el neolítico en enterramientos y
 representacion
es 
de mujeres armadas. Por ejemplo en las estelas del II milenio a.C. como la 
de Santander (Collado de Sejos) con puñal y alabarda, o la de Tabuyo del 
monte en León con semicírculos, líneas en zigzag alrededor de la
 cabe
za y 
con puñal. En Almodóvar la estela tartésica en la que aparece una
 cab
eza 
femenina con falda corta, pecho cruzado en aspas y cinturón, con una 
jabalina en una mano y en la otra un escudo y un cuchillo corto. Está 
situada bajo una puerta adintelada llena de signos ibéricos. De la
 cultur
a 
de Almería dice Valdellano: "a su vez las mujeres llevaban cuchillos y 
pañales puesto que aparecen en los ajuares funerarios". Y existen muchas 
referencias sobre mujeres guerreras luchando contra los cartagineses y 
romanos. Entre ellas están las que defendieron Sagunto. En Galicia eran
 l
as 
mujeres las que iban a la guerra. Sobre Cantabria dice Valdellano: "sus 
mujeres son fuertes como los hombres y excitan a éstos a la pelea o
 comba
ten 
a su lado... Igualándoles en su amor a la independencia, en ferocidad y 
desprecio a la muerte". Y Julio Caro Baroja afirma: tanto para los galaicos 
como concretamente los cántabros se habla de la superioridad que tienen
 l
as 
mujeres en la guerra como guerreras". También aparecen imágenes
 amazó
nicas 
en monedas levantinas. 
 
En América se conocen las indias que llenaban una chalupa contra las que 
combatió Colón. Y amazonas de la isla Matininó de las que dijo
 Coló
n: Y si 
parían niño, enviábanlo a la isla de los varones, y si niña
 dejaban
 la 
consigo". En México está la reina Teotlalle esposa del emperador
 Moctez
uma 
II. En Colombia, en la cultura Quimbaya, la mujer iba a la guerra y sus 
jefas llevaban ritualmente un casco de oro. En Ecuador están las llamadas 
amazonas por vivir a orillas del río del mismo nombre, que lucharon
 contr
a 
Orellana el conquistador español con arcos y flechas, al mando de su
 rein
a 
Calafia. 
 
Hasta aquí el breve repaso a referencias de diferentes lugares y 
continentes. Pero en general todas las referencias al tema de mujeres 
guerreras y época matriarcal son muy controvertidas y varía su 
interpretación de un autor a otro. Los hay que niegan toda historicidad a 
culturas arcaicas matriarcales y los hay que la defienden. Aún así
 exis
ten 
todavía hoy tribus "primitivas" de ascendencia matrilineal. Y por otro
 la
do 
está la realidad interna o externa a la que apuntan los mitos, con toda
 s
u 
carga de profundidad simbólica, entendiéndose lo simbólico no como
 un
 adorno 
o un disfraz, sino como una manera exacta de contar que apunta a una 
realidad más amplia y profunda (como los sueños que usan ese mismo
 leng
uaje, 
el analógico). En cualquier caso este tipo de datos sirven para pensar e 
imaginar (en el sentido más creativo de la palabra) sobre la dualidad
 hum
ana 
y la existencia de características femeninas y masculinas en ambos sexos 
como aparece en las teorías psicológicas de Jung. 
 
[Francisca Martín-Cano Abreu] 
 
Amor, Honor y Valor 
Mayantigo Guerra 
 
 
=~=======================
========================
===================~= 
                        ~ UN MUNDO DE LOROS ~ 
  Suscripción gratuita a la revista de loros mas exitosa de la red. 
                    Trimestral, por email y GRATIS 
                ->> http://egrupos.net/z/133.24ecb <<- 
=~=======================
========================
===================~= 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
-~--------------------------------------------------------------------~-
SYSNET - Servicios y Soluciones Web
Dominios, Hosting y Diseño Web Personalizado
Mantenimiento y actualización de Webs.
CLIC AQUI ==>> http://www.elistas.net/pr/579
--~------------------------------------------------------------------~--

 
 

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service