eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3391 al 3420 
AsuntoAutor
Lamparitas de bajo Proyecto
Manifiesto sobre e Proyecto
El punto de Sereni Alicia Y
Meditacion Mundial Alicia Y
“Co-creando los NU Alicia Y
Contacto sanador c Alicia Y
Libro electrónico Sabidurí
Obama, una razón p Sabidurí
Boletin RENACE 537 Proyecto
CUENCOS DE CUARZO- Alicia Y
MEDICINA VIBRACION Alicia Y
Activacion cuerpos Alicia Y
Un mundo en expans Susana P
ACTIVIDADES EN MER Alicia Y
Astrología Esotéri Alicia Y
CUARESMA Y CABALA Alicia Y
Fw: Funny :) graciela
No abrir "Funny": Alicia Y
Re: No abrir "Funn Proyecto
Transmisiones de l Alicia Y
Seminarios de Uso Alicia Y
" Despertar : la c Alicia Y
Florales de Saint Alicia Y
ACTIVIDADES EN MER ariel Go
Re: PARTICIPACIÓN Richard
Semana Santa en Sa Juana Al
Primer encuentro d Proyecto
Seminario Iniciaci *M & S*
9 Tekpatl / Marzo Proyecto
Los 8 cambios de l Susana P
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 3393     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] Lamparitas de bajo consumo y biodiesel: ¿la g ran salvación o espejitos de colores otra vez?
Fecha:Domingo, 2 de Marzo, 2008  09:39:21 (-0600)
Autor:Proyecto Interredes <lacasadelared @.....com>



De: "mangiante marcelo" <mangiantemarcelo@gmail.com>
Fecha: 14 de febrero de 2008 02:03:36 PM GMT-06:00
Para: cecilia_82
Asunto: Lamparitas de bajo consumo y biodiesel: ¿la gran salvación o espejitos de colores otra vez?

Estimada Cecilia:
Desde mi punto de vista, hay dos cosas que quedan claras: el paraíso verde que va a traer el biodiesel a la Argentina y a Entre Ríos, según anuncian nuestros gobernantes, es en realidad un futuro negro, y dada la pasividad con que solemos aceptarlo yo he empezado a calificarlo de autogenocidio.
Lo otro que para mí queda claro es que nuestros gobiernos, el provincial y el nacional, tienen un discurso defensor de la preservación ambiental y de los derechos humanos y una práctica política que ataca claramente a la población en estos dos aspectos más que en ningún otro. Mucho bla bla por Gualeguaychú pero todavía siguen pasando camiones con insumos para Botnia por las rutas entrerrianas. Mucho bla bla con que hay que ahorrar energía y tratando de que la gente común se sienta culpable por no tener lamparitas de bajo consumo... mientras tanto le entregan casi toda la energía que se genera en el país a corporaciones foráneas (daría lo mismo si fueran nacionales) que sólo dejan depredación, contaminación, violencia y muerte. Y también rebeldía (que ojalá cuaje y frene tanto despojo).
En fin, para seguir debatiendo, tras leer estos artículos, te recomiendo ingresar a la página del Grupo de Reflexión Rural: www.grr.org.ar
Saludos cordiales. M.

DOS ARTÍCULOS SOBRE GENERACIÓN DE ENERGÍA
 
Reenvía Asamblea del pueblo de Alvear-Mendoza
-------------------------------
 
>La Gaceta
>
>Sábado 9 de Febrero de 2008
>
>
ALTERNATIVAS FALLIDAS
>Los biocombustibles no frenan el calentamiento global sino que lo aceleran
>
>Dos estudios científicos demostraron que el etanol duplica la emisión de
>gases de efecto invernadero en un plazo de 30 años. Advierten que además
>se destruirán demasiadas tierras vírgenes.
>
>WASHINGTON, EEUU.- La prisa de Estados Unidos por aumentar las
>plantaciones de granos destinados a la producción de biocombustibles es
>considerada por muchos una de las causas del aumento del precio de los
>alimentos.
>
>Dos estudios publicados en la prestigiosa revista "Science" afirman ahora
>que el etanol y otros biocombustibles no sólo no representan una
>alternativa para disminuir las emisiones de gases contaminantes, sino que
>su producción las aumentan.
>
>Los trabajos de la Universidad de Minnesota y de la asociación Nature
>Conservancy calculan a partir de un patrón agrícola universal que el
>etanol duplica la emisión de gases de efecto invernadero en un plazo de 30
>años, además de producirse a costa de alimento y de labrado de tierras
>vírgenes.
>
>Los autores aseguran que su investigación es las más completa hasta ahora
>dedicada a los efectos de la producción de ese tipo de combustibles.
>Según los informes, la utilización de selvas tropicales, turbas y savanas
>para plantar maíz, caña de azúcar y otros granos utilizados para los
>biocombustibles produce entre 17 y 240 veces más dióxido de carbono que lo
>que se ahorra reemplazando combustibles fósiles.
>
>La razón es que las plantas y los suelos son grandes almacenadores de
>carbono. Durante el cultivo, ese gas escapa en forma de dióxido de
>carbono, uno de los gases de efecto invernadero responsables del
>calentamiento global, sostienen los investigadores.
>
>Así, los autores calculan que en Indonesia harán falta 423 años para
>saldar el déficit producido por la dedicación de tierras al cultivo de
>palmeras, mientras que Amazonas llevará 319 años recuperar las emisiones
>de carbono por la plantación de soja para biodiesel.
>
>En suma, los biocombustibles tardarían 167 años en dejar de contribuir al
>cambio climático, concluye el estudio. "No contamos con los incentivos
>adecuados, porque los propietarios de tierras son recompensados por
>plantar palmeras para producir aceite y otros productos, pero no por la
>gestión del carbono", dijo uno de los autores, Stephen Polasky, de la
>Universidad de Minnesota.
>
>El gran impulso para el desarrollo de biocombustibles se produjo a
>principios de 2007, cuando el presidente estadounidense, George W. Bush,
>propuso reemplazar en 2017 un 15 por ciento del consumo anual de petróleo
>por energías alternativas, un importante aumento con respecto al tres por
>ciento actual. El Congreso apoyó su plan.
>
>El Earth Policy Institute de Washington estimó que las destilerías de
>etanol necesitarían 139 millones de toneladas de maíz este año - casi la
>mitad de la cosecha de todo el país- para cubrir la demanda de Estados
>Unidos. Y esto es sólo el comienzo.
>
>Según el estudio, eso implica no sólo un alza de precios, sino también el
>desplazamiento del cultivo de maíz y otros granos a terceros países y
>regiones, incluyendo Amazonas. No tiene sentido consagrar más tierra a la
>producción de biocombustibles, afirman los científicos, porque "todos los
>biocombustibles que estamos utilizando causan destrucción del hábitat".
>
>En último término, ese tipo de energía contribuye a la escasez de
>alimentos. "La agrícultura global está produciendo actualmente comida para
>6.000 millones de personas.
>Producir biocombustibles basados en alimento también hará necesario que se
>siga dedicando más tierra a la agricultura", advirtió en un comunicado Joe
>Fargione, de Nature Conservancy.
>
>Estados Unidos es el segundo mayor productor mundial de etanol, después de
>Brasil, que obtiene más del 40 por ciento del combustible utilizado para
>transporte de fuentes renovables, sobre todo de caña de azúcar. En todo
>caso, esta nueva hipótesis viene a contradecir buena parte
>de los beneficios que diversos informes habían atribuido hasta ahora a la
>producción y consumo de biocombustibles. (DPA)
>
>Ricardo A. Ojeda
>GiB-IADIZA-CRICYT
>CC 507
>5500 Mendoza, Argentina
>Tel 0261-5244114
 
 
On 09/02/2008 at 01:31 p.m. Ricardo Ojeda <rojeda@lab.cricyt.edu.ar> wrote:

 
>Futuro|Sábado, 09 de Febrero de 2008
>
>     ENERGÍAS ALTERNATIVAS Y DE LAS OTRAS
>
>Por Sergio Federovisky
>
>Como cada verano, como cada vez que hace mucho calor (al igual que ante
>cada ocasión en que hace mucho frío, naturalmente en invierno), se
>desatan los cortes de luz y brotan los comentarios de especialistas
>-probos o arribistas- acerca de la crisis energética.
>
>Dichos escribas recitan una ristra de términos opacos que destilan
>kilovatios por doquier. Al parecer, sólo hablan -o escriben- de energía
>y no hay espacio para otra cosa.
>
>Sin embargo, rascando la noticia, puede descubrirse que, máxime en los
>tiempos de cambio climático y elevados impactos ecológicos, hablar de
>energía es hablar de medio ambiente. Repito: hablar de energía, pensar
>sobre energía es hablar, pensar, proyectar y debatir sobre medio
>ambiente. Vayamos por cortes:
>
>         GENERACION ARGENTINA
>
>La Argentina tiene una capacidad de generar entre 18.000 y 20.000
>megavatios, según la cifra sea difundida por el Gobierno o las empresas
>distribuidoras. Hay, igualmente, un consenso en que ese parque
>energético debe ampliarse.
>
>La pregunta es: ¿puede, en la era del calentamiento global, imaginarse
>un esquema de nuevas fuentes de generación de electricidad idéntico al
>que impregnaba a los estados en épocas del desarrollismo industrialista
>de los cincuenta o sesenta?
>
>Las megaobras entonces idolatradas dejaban al desnudo la idea de que el
>progreso (ya fuera por la persecución de la plusvalía, en el mundo
>capitalista, o a favor del supuesto "interés social" del socialismo
>real) era resultado de la transformación de la naturaleza.
>
>Un apologeta de aquella tesis, el historiador de la ciencia John Bernal,
>describía a fines de los sesenta, con la misma devoción con que un chico
>devora una golosina, que "los grandes ríos como el Volga, el Don y
>Dnieper se están convirtiendo en una serie de lagos separados por presas
>con esclusas y centrales eléctricas". Increíblemente, se valoraba esa
>barbarie hidrológica como una señal de progreso.
>
>Cierto es que la Argentina no es un gran -ni siquiera un importante-
>contribuidor de gases de efecto invernadero a escala planetaria. Sin
>embargo, suena anacrónico, y hasta de mal gusto, que ante la necesidad
>de generar más energía se anuncie una y otra vez la construcción de
>nuevas centrales térmicas, en un mundo en el que un incremento de dos
>grados en la temperatura global provocará daños ambientales irreparables.
>
>         "DIVERSAS OPCIONES"
>
>En ese mundo, el 88 por ciento de la energía empleada por la humanidad
>proviene de combustibles fósiles. Calificada ecológicamente, la
>Argentina ostenta una de las peores matrices energéticas del continente:
>la capacidad de generación está conformada en un 87 por ciento entre gas
>y petróleo, 6 por ciento hidroelectricidad, 4 por ciento nuclear y un 3
>por ciento de diversas opciones.
>
>Entre estas últimas "diversas opciones" descuellan por su ausencia las
>llamadas energías alternativas, aquellas que una nación con el medio
>ambiente como cuestión de Estado debiera privilegiar.
>
>Sin embargo, tanto ese resultado como la falta absoluta de incidencia en
>cualquier programa de mediano plazo confirman que son políticamente
>testimoniales y técnicamente insignificantes.
>
>Y la Argentina debiera privilegiar la futura composición "ecológica" del
>parque energético, pues si bien es verdad que no es un accionista
>principal de la contaminación global que conduce al cambio climático, sí
>es una víctima privilegiada: la temperatura promedio del país subió un
>grado en los últimos treinta años.
>
>         EL DIABLO ES JUEZ Y PARTE
>
>Ante la necesidad de producir más luz, algún economista arcaico, de los
>que creen que las grandes obras representan a las grandes economías,
>pedirá -parafraseando al inglés John Bernal- que se transforme la
>naturaleza para obtener la "energía limpia y renovable de las represas".
>Se defenderá alegando que se harán los estudios de impacto ambiental
>(como los que el Banco Mundial "exigió" en Yacyretá, un monumento a la
>devastación ecológica), aunque sabrá que, como decía el ecólogo español
>Ramón Maraglef, "lo que realmente importa nunca se anticipa".
>
>Los investigadores platenses Néstor Gabellone y Adela Casco, aun sin
>llegar al punto de que se piense que son fundamentalistas contrarios a
>la construcción de embalses, reconocen que "las evaluaciones o
>anticipaciones del impacto ambiental de la construcción de un embalse
>sobre los sistemas naturales son siempre muy limitadas" porque las
>condiciona el negocio.
>
>Lo que sigue es un listado de los efectos negativos comprobados en las
>represas existentes en la Argentina, según un trabajo científico de esos
>investigadores: pérdida de ambientes naturales únicos y de suelos
>fértiles; barrera para peces migrantes; pérdida de peces nativos;
>modificación de drenaje original provocando inundaciones; aparición de
>enfermedades antes inexistentes; proliferación de especies plaga;
>traslado masivo de poblaciones; contaminación por exceso de materia
>orgánica en el agua.
>
>         ENERGIA NO TAN RENOVABLE
>
>Un estudio de la Comisión Mundial de Represas de las Naciones Unidas da
>doce razones por las que las hidroeléctricas están contraindicadas para
>el desarrollo sustentable. Dice, además, que por su naturaleza (capital
>intensivo, construcción demorada, centralizada, dependiente de los
>grandes centros de demanda) no suplen las necesidades de quienes
>precisan electricidad, sino de aquellos que garantizan el negocio:
>Paraguay es dueño de dos "medias" represas (Yacyretá e Itaipú) y la
>mitad de los paraguayos no tiene electricidad.
>
>Y el documento cita al propio Banco Mundial -el histórico financiador de
>represas- para desmentir que se trate de una energía renovable, es decir
>aquella que no se agota con el uso. La sedimentación disminuye cada año
>un 1 por ciento de la capacidad de los embalses. Contabilizando las
>48.000 represas desparramadas por el planeta, habría que construir entre
>240 y 480 cada año sólo para mantener la capacidad global de reserva.
>
>Algunos otros, suponiendo la prescripción de accidentes de lesa ecología
>como Three Miles Island o Chernobyl, buscarán reflotar la energía
>nuclear, endiosada por quienes la imaginan -falsamente, según lo
>demostrado por la historia del Tercer Mundo- vehículo de independencia
>científica y tecnológica.
>
>Pese al optimismo, chocarán contra el costo excesivo del kilovatio
>atómico y, gracias al concepto de esperanza matemática, contra la
>ausencia de infalibilidad y el alto riesgo: en julio del 2007, un
>terremoto superó cálculos ingenieriles (siempre falibles, en tanto
>humanos) y provocó una rotura de un reactor nuclear con una fuga
>radiactiva al mar del Japón, que baña uno de los países tecnológicamente
>más seguros del mundo.
>
>         EFICIENCIA
>
>Si falta tiempo para construir nuevos instrumentos de generación de
>energía y no hay demasiada vocación de salvar la falta de plusvalía e
>igualmente invertir en energía solar o eólica, ahorremos, dice la actual
>consigna revolucionaria de Naciones Unidas y sus países miembro.
>
>La pregunta, en este caso, es si eficiencia es apenas -o principalmente-
>trocar bombitas comunes por aquellas de bajo consumo. Los investigadores
>mendocinos Néstor Mesa y Carlos de Rosa evaluaron que la mitad de la
>energía incorporada a una casa, básicamente para calefacción y
>calentamiento de agua, se pierde por ineficiencia.
>
>La consultora internacional Ecofys, especializada en energías
>alternativas y eficiencia energética, evaluó que solamente adoptando
>medidas "menores" (apagar el modo stand by en los electrodomésticos,
>reemplazar lámparas incandescentes o mejorar tipos de motores) se puede
>ahorrar de un 30 a un 45 por ciento de electricidad en la industria y de
>un 40 a un 80 por ciento en los hogares y la vía pública.
>
>Ocurre que no son los espasmos sino las políticas de Estado, que
>consideran el largo plazo como aquello que empieza hoy, lo que cambia el
>rumbo de una tendencia. Ahora todos gritan a favor de la eficiencia, sin
>reparar por ejemplo que en el año 2003 comenzó a caminar por los
>pasillos del Senado nacional un proyecto de ley de Uso Eficiente de la
>Energía. No había crisis periodísticamente instalada ni demanda política
>alguna, por lo que deambuló sin más suerte que su permanencia en algún
>archivo.
>
>         ETIQUETAS
>
>En el 2006, la resolución 319 de la Secretaría de Industria y Comercio
>estableció la obligatoriedad de incluir una etiqueta de eficiencia
>energética en los electrodomésticos. El fundamento es contundente: según
>el modo en que sea fabricada, una heladera no eficiente consume hasta un
>40 por ciento más que una eficiente.
>
>Pero como esto es Argentina, se sabe que los artefactos (en especial los
>tan castigados aires acondicionados y dentro de ellos los split,
>convertidos en el desiderátum del consumo debido al estatus social que
>hipotéticamente denotan) que se venden en cómodas cuotas son los más
>ineficientes y que la exigida etiqueta que lo señala casi nunca está en
>el sitio en que debiera.
>
>Todo indicaría, de acuerdo con el más elemental sentido común, que
>reducir la ineficiencia energética de un sistema que "pierde" por todos
>sus poros requiere, justamente, de una adecuación planificada del
>sistema en su conjunto y no de un revoleo de anuncios. Pero comenzamos
>esta nota diciendo que se iba a hablar de medio ambiente a partir de la
>cuestión energética.
>
>         ¿Y ENTONCES QUE?
>
>Y efectivamente fue así: auspiciar las energías renovables, limitar la
>hidroelectricidad por la enorme alteración que provocan, frenar la
>energía nuclear por el riesgo ambiental y sanitario, disminuir el uso de
>combustibles fósiles generadores de cambio climático, inducir el ahorro
>planificado que a su vez ayuda a que no haya que construir más centrales
>atómicas, hidroeléctricas, térmicas o lo que sea.
>
>Todo eso está más cerca del medio ambiente que de la energía tal como se
>la instituyó hasta ahora en todo debate. Sin embargo, en ningún sitio de
>la Argentina, las áreas del Estado referidas al ambiente participan más
>que de modo lateral o testimonial en este asunto, que sigue siendo
>tierra de ingenieros y de negocios.
>
>Alguien, alguna vez, señaló que la situación contemporánea de los
>países, sea cual sea el rubro que se analice, es consecuencia de lo que
>se pensó -o no- antes de ese momento. ¿Hay alguien pensando la matriz
>energética de la Argentina del 2050, que -cambio climático y agotamiento
>del petróleo mediante- deberá ser eficiente, no contaminante, renovable,
>segura y económicamente accesible?


Horizonte Sur
 
EDITORIAL DEL DOMINGO 10 DE FEBRERO DE 2008
 
Las campañas por los derechos humanos y contra los represores y genocidas, ha instalado en el imaginario colectivo la contundencia de actos atroces realizados con plena responsabilidad personal por parte de los acusados. Un general que confiesa que en ciertos momentos decidía decenas de condenas a muerte por día, capellanes que visitaban a los secuestrados en los centros de detención clandestina, y los convocaban a decir la verdad y arrepentirse; altos mandos que participaban personalmente en las torturas, en las ejecuciones o en los vuelos de la muerte en que arrojaban a los detenidos vivos al océano; involucramiento personal y familiar de los represores en empresas cuyo objetivo era la apropiación de los bienes robados a los desaparecidos, etc. Ese grado de responsabilidades personales y de involucramiento, es muy raro hallarlo en los períodos democráticos partidocráticos, en que el mal se banaliza y aún más todavía, se diluye en acciones menores que, sin embargo, aportan de manera significativa a una cadena de responsabilidades cuyas consecuencias no son menores a aquellas que enjuiciamos desde los Derechos Humanos. Todo lo contrario, yo diría que las consecuencias de algunas de estas pequeñas y sucesivas acciones tanto en el campo de la tecnología como de la economía, son tan atroces como aquellas a las que estamos entrenados a considerar como tales.
 
Estoy refiriéndome a la impunidad de mecanismos tanto represivos como de entrega de la soberanía nacional, aunque bajo ropajes más complejos y sofisticados que bajo la dictadura. Estoy refiriéndome a los nuevos modelos del colonialismo, imperantes en la actual globalización. Estoy refiriéndome a la sumisión a los nuevos amos del mundo, situaciones ahora hábilmente encubiertas bajo estructuras de simulación ideológica y de manipulación de la información.  La falta de conciencia de los problemas globales o la supuesta falta de conciencia de esos problemas por parte de los decisores, colabora asimismo, a que las acciones políticas funcionales a la estrategia de las Corporaciones, disfruten de total impunidad. Recuerdo siempre un diálogo radial con el intendente que acababa de aprobar la instalación de un incinerador de residuos tóxicos, en que el hombre pretendía defenderse arguyendo que él, de medio ambiente no entendía nada. Yo le respondí preguntándole: "cómo en ese caso se atrevió a candidatearse a intendente", y la pregunta que podría hacerle a miles de otros intendentes, concejales, diputados, senadores y "demases"… quedó, por supuesto, sin respuesta, y el intendente, sin entender a qué me refería… y yo mismo, sintiéndome un tonto por preguntar algo que es tonto sencillamente porque corresponde a un código de sentido común que parece haberse extraviado, al menos en lo que hoy es, o ha devenido, la política y el grueso de los sectores que de ella viven. En el fondo, es justamente, la sumatoria de estas innumerables pequeñas anécdotas del mal a distancia, del desinterés por los grandes problemas ecológicos y de la contumaz falta de responsabilidad personal en las propias acciones políticas, lo que amenaza conducirnos a una catástrofe planetaria de consecuencias imprevisibles y que los científicos que estudian la llamada sexta extinción, consideran que ya está en marcha y que  resultará muy difícil revertir. .
 
Bajo las terribles reglas de la dictadura, los mismos amos que decidían el genocidio planificado podían decidir por ello mismo, y porque se sentían como dioses, quién se salvaba, a quienes se dejaba salir del país, etc. Así como podían decidir la liquidación de la familia de algunos de los detenidos, podían, asimismo, resolver que otras no fuesen molestadas. Era el reino de la discrecionalidad, al menos eso parecía visto desde el lugar de las victimas, cuando nunca estaban demasiado claras las reglas posibles que habían inspirado a tal o cual decisión. En la partidocracia todo es más amable y por supuesto más discreto y muchísimo menos cruento, pero no es fundamentalmente diferente. Las decisiones que cuestionamos, generalmente son convenientemente cubiertas por la ignorancia del tema o por el mero desconocimiento de sus implicancias, también, por el espíritu de cuerpo o por la fragmentación de responsabilidades que posibilita el no hacerse cargo, tal como en el pelotón de fusilamiento, donde todos confían en que les ha tocado la bala de salva… 
 
¿Dónde comienzan las cadenas de responsabilidades que conducen a la muerte por leucemia de miles de argentinos o qué condena a tantos otros recién nacidos, a sufrir de por vida malformaciones en sus desarrollos neurológicos? ¿Dónde comienzan las cadenas de responsabilidades que llevaron a que millones de argentinos debieran emigrar de sus lugares de origen por falta de oportunidades o por las condiciones de vida que crean las fumigaciones o las mineras? ¿En el poder Ejecutivo acaso? ¿En el poder Judicial? ¿En el ministro respectivo o acaso en los Secretarios? ¿En el presidente del SENASA que avaló la liberación de los tóxicos que se usaron en las fumigaciones o que no ignora la falta de prolijidad de las habilitaciones pero que ha optado por desentenderse del asunto? ¿En los responsables del laboratorio estatal que lo transformaron en un pequeño quiosco de las Corporaciones? ¿En los economistas que se alegran por los records de exportaciones y que consideran que los enfermos son apenas los daños colaterales aceptables de los éxitos que ellos inspiran? ¿En los diputados que hacen simplemente lo que les dice el jefe de bancada, que a su vez repite con obediencia debida, lo que le dicen de más arriba? ¿Acaso en los médicos que certifican las muertes por paro cardiorrespiratorio y que no llevan estadísticas y que hacen como que no se dan cuenta que los casos se multiplican de una manera tan exponencial que escapa a todas las previsibilidades epidemiológicas? ¿Y los medios, que prefieren insistir en lo aleatorio y que tienen la estrategia de ocultar lo importante en el fárrago de informaciones que entontece? ¿Y aquellos teólogos o gente de izquierdas, que hace quince años para desvirtuar a los ambientalistas, afirmaban que en realidad la única especie en peligro de extinción eran los pobres…?  ¿Qué dirán ahora que los pobres, gracias a las cada vez mayores producciones de granos y de aceites en el mundo como consecuencia de la agricultura industrial, se multiplican como en un exorcismo global, se multiplican por cientos y cientos de millones, mientras, en plena catástrofe ecológica, las especies naturales desaparecen a razón de 150 por día, la mayor cifra de extinción desde la era de los dinosaurios, según manifestaciones de Ahmed Djoughlaf, secretario ejecutivo del Convenio sobre Diversidad Biológica.
 
¿Quién se hace cargo en este país, de sus propias palabras y de sus acciones del pasado, tal como habitualmente decimos  en el GRR, donde no tenemos ningún impedimento en ser sometidos a examen por los documentos emitidos y también, lamentablemente, por las previsiones que insertamos en nuestra página hace diez o más años, cuando este modelo absolutamente genocida de los Agronegocios, de las Sojas transgénicas, de las cadenas agroalimentarias, de la producción masiva de carnes y leches en encierro, de la minería por cianurización y de los bosques implantados de eucaliptos y de pinos, comenzaba a instalarse en la Argentina. Ahora, frente al zonzaje progresista que se alegra de que contemos con un ministro de la Ciencia y la Tecnología, y que entran como caballos en las polémicas distractivas entre ciencias blandas y ciencias duras, donde en verdad se están discutiendo presupuestos y subsidios, además de puestos de poder y de prestigio…Ahora les decimos que el Ministro Barañao es la frutilla de la torta. Les decimos que nos alegramos por los acuerdos con Lavagna, porque para los que disentimos con los pensamientos hegemónicos no hay nada peor que las homogeneidades políticas y del discurso unificado que niegan las miradas diversas, pero debemos decirles también que, el acuerdo con Lavagna también es la frutilla del postre… Parece contradictorio lo que expreso y sin embargo, aún si lo fuera, no sería necesariamente negativo, tan solo es complejo y responde a las leyes del pensamiento complejo. Nos han inculcado como parte de antiguos paradigmas, el buscar resolver o escapar de lo contradictorio, y por ese camino de la extrema racionalidad han  llegado a pensar  algunos que vivimos una revolución en la Argentina, según otros que se está construyendo el socialismo y no faltan los que confunden y entremezclan peyorativamente el sionismo con el fascismo y entonces es como que vale todo, que se puede decir cualquier cosa, porque nada tiene valor y tan solo rige la ley del panfleto estaliniano y los estereotipos del neoliberalismo. No es ese nuestro camino. Hemos elegido un camino de conciencia ecológica y lo decimos en el sentido magistral en que supo expresarlo Félix Guattari en su libro "las Tres Ecologías", y ello implica por lo tanto el respeto por la palabra hablada y por la palabra escrita, que son tal vez como el logos de los griegos, los atributos más sagrados con que contamos como seres humanos, y el respeto por la palabra hablada o escrita implica  el respeto estricto por la conducta y por la responsabilidad personal.
 
Nos llamó la atención en su momento que Gustavo Grobocopatel no iniciara la demanda por injurias con que me amenazara en el mes de Octubre del año anterior, y que, más tarde o más  temprano, no podía sino terminar ganándole, más que a mi torpeza,  a mi espíritu de sinceramiento al referirme al modo en que amasaba su fortuna. Sin embargo, ahora, cuando nos informamos que a principios del próximo mes de abril el llamado Rey de la Soja desembarcará en Tandil supuestamente como peronista, en el CONGRESO DEL PENSAMIENTO NACIONAL HACIA EL BICENTENARIO, y que expondrá bajo los retratos de Cook, del Padre Menville, de Fermín Chávez, de Facundo Quiroga, de Framini, del Gral. Savio y de Discepolín… sus ideas sobre los nuevos desafíos del agro que tan bien conocemos …comprendemos perfectamente que frente a semejante  apuesta el gran sojero haya evitado las escaramuzas menores… Yo sé que a muchos les parecerá inverosímil lo que cuento, y en ese caso les sugiero vayan a los archivos pertinentes de Internet, el gran sojero ya expuso en el mes de abril del año anterior ante el mismo público, en el PRIMER CONGRESO DE PERÓN A KIRCHNER, realizado en la misma ciudad de Tandil, para demostrar que la Soja no solamente es bolivariana sino que en esta época en que los agronegocios son la continuidad natural de la política por otros medios, resulta ser también la continuación de la vieja idea setentista y mecanicista del progreso, del crecimiento y de la acumulación del Poder, ideas e imaginarios hoy  robustecidos gracias a las retenciones que pagan los porotos de soja.. Lamento tener que expresarlo de una manera tan franca: pero, tanto Barañao, como Lavagna y como el supuesto neojusticialista Grobocopatel, son las frutillas del postre o tal vez, el moño de un paquete global que contiene a todas las nuevas sumisiones coloniales.
 
Jorge Eduardo Rulli



--
LA CASA DE LA RED ES EL PLANETA
www.casadelared.com
RED IBEROAMERICANA DE LUZ
www.redluz-ci.org
www.elistas.net/lista/redluz
PROYECTO INTERREDES
www.egrupos.net/grupo/interredes
www.interredes.org
RED ANAHUAK
www.elistas.net/lista/redanahuak
REDGAP
www.elistas.net/foro/gap
RED CUAUHNAHUAK
www.egrupos.net/grupo/redcuauhnahuak
ALGUNOS ENLACES  
www.aztlan.org.mx
www.bigbangmex.unam.mx
www.ivanillich.org
www.alfilodelarealidad.com.ar
www.despiertamexico.com
www.hoycommunity.org
http://espiritualidadypolitica.blogspot.com
--------------------------------

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service