eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4441 al 4470 
AsuntoAutor
Lectures in London Ricardo
Re: La embestida d Ricardo
Los Amos del Mundo Ricardo
Rainbow Peace Cara Ricardo
De la alegria que Ricardo
Re: RESULTADOS ENC Mireya B
Muchas gracias que Ricardo
Arte del Mundo en Ricardo
Muchas gracias que Alicia Y
ALIANZAS Ricardo
RE: De la alegria Julia An
El Valor Magico de Sabidurí
Gracias por el Enc Alicia Y
Infinito Agradecim Alicia Y
"Diosa azul y nard Alicia Y
Fwd: Encuentros de Alicia Y
Un Encuentro con l Alicia Y
San Rafael 2008 Irene Mi
EXCLUSIVO PARA ALU Amira I.
Re: Lista de parti children
Estreno mundial de Ricardo
TAller de Constela Amira I.
Salutaciones ARKRIS
El Septimo Rayo - Sabidurí
Felicidades ... Pa Alicia Y
Rosario: Espacio V Ricardo
" Ingresá ". ( Por vilma no
TAller de Constela Amira I.
CONCIENCIA CELULAR Graciela
Zzargentina@egrupo Avejita
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 4468     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] El Septimo Rayo - Revelador de la Nueva Era - 1
Fecha:Viernes, 21 de Noviembre, 2008  11:04:50 (-0300)
Autor:Sabiduría Arcana <bvr @..........ar>


 
El  Séptimo Rayo

Revelador de la Nueva Era
 
1
 
 
Libro inédito en español
 
 

Capítulo Uno

 

Declaraciones Generales de Introducción

 

Los Siete Rayos

 

Se afirma que existen siete grandes rayos en el cosmos. En nuestro sistema solar sólo uno de estos grandes rayos está en actividad. Las siete subdivisiones constituyen los "siete rayos" que manejados por nuestro Logos solar, forman la base de infinitas variaciones en su sistema de mundos. Estos siete rayos pueden describirse como los siete canales a través de los cuales fluye todo lo que existe en Su sistema solar, las siete características predominantes, o modificaciones de la vida, que no sólo se aplican a la humanidad sino también a los siete reinos. En realidad no existe nada en el sistema solar, cualquiera sea su grado de evolución, que no pertenezca ni haya pertenecido a uno de los siete rayos... (Psicología Esotérica - Tomo I ‑ pág. 141)

 

Los siete rayos son la suma total de la divina Conciencia, la Mente Universal; podrían ser considerados como las siete Entidades inteligentes a través de las cuales el plan se desarrolla. Personifican el divino propósito; expresan las cualidades requeridas para la materialización de ese propósito; crean las formas, y son las formas mediante las cuales la idea divina puede ser llevada a su consumación. Simbólicamente pueden considerarse como que constituyen el cerebro de¡ divino Hombre Celestial. Corresponden a los ventrículos del cerebro, a los siete centros del cerebro, a los siete centros de fuerza ya las siete glándulas principales que determinan la cualidad del cuerpo físico. Son los conscientes ejecutores del propósito divino y los siete Alientos que animan todas las formas que han sido creadas por Ellos para llevara cabo el plan.

 

Tal vez sería más fácil comprenderla relación de los siete rayos con la Deidad, si recordamos que el hombre mismo (por ser hecho a imagen de Dios) es un ser séptuple, capaz de expresar siete estados de conciencia y los siete principios o cualidades fundamentales que le permiten percibirlos siete planos en los cuales actúa en forma consciente o inconsciente. Es un septenario en todo momento, pero su objetivo es percibir conscientemente todos los estados del ser, expresar conscientemente todas las cualidades y actuar libremente en todos los planos.

 

Los Seres de los siete rayos, a diferencia del hombre son totalmente cons­cientes y perciben en su totalidad el propósito y el Plan. Están siempre en "profunda meditación", y llegaron al punto en que, a través de Su avanzada etapa de desarrollo, son “impulsados hacia la realización". Son totalmente conscientes de sí mismos y del grupo; constituyen la suma total de la mente universal, y se hallan “despiertos y activos". Su meta y propósito es de tal naturaleza que sería inútil especular sobre ambos, porque el punto más elevado de realización para el hombre es el punto más bajo para Ellos. Estos siete Rayos, Alientos y Hombres Celestiales tienen como tarea luchar con la materia a fin de subyugarla al propósito divino, y la meta –hasta donde podemos percibirla— es someter las formas materiales a la acción del aspecto vida, produciendo así esas cualidades que llevarán la voluntad de Dios a su culminación. Por lo tanto, constituyen la suma total de todas las almas dentro del sistema solar, y Su actividad produce todas las formas; de acuerdo a la naturaleza de la forma así será el grado de conciencia. A través de los siete rayos fluye la vida o aspecto espíritu, pasando cíclicamente a través de todos los reinos de la naturaleza, produciendo así estados de conciencia en todos los campos de percepción.

 

Para llevar a cabo los propósitos de este tratado los estudiantes tendrán que aceptar la hipótesis de que todo ser humano es arrastrado a la manifestación por el impulso de algún rayo, está coloreado por esa particular cualidad de rayo que determina el aspecto forma, e indica el camino que debe seguir y le permite (cuando llegue a la tercera iniciación) presentir y fuego colaborar con el propósito de su rayo. Después de la tercera iniciación comienza a presentir el propósito sintético para el cual trabajan los siete rayos. Como este tratado ha sido escrito para los aspirantes y discípulos, y no para los iniciados de tercer grado, es innecesario hacer conjeturas sobre este destino final.

 

El alma humana es una síntesis de la energía material cualificada por la conciencia inteligente, además de la energía espiritual que está, a su vez, cualificada por uno de los siete tipos de rayo.

 

Así emerge el ser humano, un hijo de Dios encarnado en la forma, con una mano, como dice El Antiguo Comentario, aferrada firmemente a la roca de la materia y la otra sumergida en un mar de amor. Una antigua escritura lo expre­sa de esta forma:

 

     "Cuando la mano derecha del hombre material toma la flor de la vida y la arranca para él, la mano izquierda permanece vacía.

 

     "Cuando la mano derecha del hombre material toma el loto dorado del alma, la izquierda desciende buscando la flor de la vida, aunque no lo hace para fines egoístas.

 

     "Cuando la mano derecha sostiene firmemente el loto dorado y la mano izquierda toma la flor de la vida, el hombre descubre que es la planta de siete hojas que florece en la tierra y también ante el Trono de Dios."

 

El propósito de la Deidad, como lo conoce el Creador, es desconocido totalmente para todos, excepto para los iniciados más elevados. Pero el propósito de cada Vida de rayo puede ser sentido y definido, sujeto por supuesto a las limitaciones de la mente humana y a lo inadecuado de las palabras. La actividad planeada de cada rayo cualifica toda forma que se halla dentro de su cuerpo de manifestación.

 

Hemos llegado ahora a una declaración técnica que debe ser aceptada para bien del argumento, pues es imposible comprobarlo. Los Señores de los rayos crean todos un cuerpo de expresión, y de este modo han venido a la existencia los siete planetas. Damos a continuación sus expresiones principales:

 

El Sol (que oculta a Vulcano)

Júpiter

Saturno

Mercurio

Venus

Marte

La Luna

 

Las energías de estas siete Vidas, sin embargo, no están confinadas a su expresión planetaria, sino que se extienden alrededor de los confines del sistema solar, así como los impulsos de la vida de un ser humano –sus fuerzas vitales, el impulso de sus deseos y sus energías mentales— recorren su cuerpo activando los diversos órganos, permitiéndole llevar a cabo su intención, vivir su vida y cumplir el objetivo para el cual creó su cuerpo de manifestación.

 

Cada uno de los siete reinos de la naturaleza reacciona a la energía de alguna Vida particular de rayo. Cada uno de los siete planos reacciona en forma similar. Cada septenario de la naturaleza vibra con uno de los septenarios iniciales, porque los siete rayos establecen ese proceso que asigna los límites de influencia para todas las formas. Son aquello que determina todas las cosas, y al emplear estas palabras quiero indicar la necesidad de que prevalezca la Ley. La Ley es la voluntad de las siete Deidades, que se plasman en la sustancia a fin de producir una intención específica, mediante el método del proceso evolutivo. (Psicología Esotérica - Tomo I ‑ pp. 69/72)

 

Es de gran interés para nosotros conocer algo referente a las energías y fuerzas que originan la actual situación internacional y presentan los complejos problemas enfrentados por las Naciones Unidas. En último análisis, toda la historia es el registro de los efectos de estas energías o radiaciones (en otras palabras, rayos) a medida que actúan sobre la humanidad en las muchas y variadas etapas de su desarrollo evolutivo, que se extienden desde la etapa de la humanidad primitiva hasta nuestra moderna civilización; todo cuanto ha aconte­cido es el resultado de estas energías que afluyen cíclicamente a través de la naturaleza y de esa parte de la misma que llamamos reino humano.

 

Si queremos comprender lo que hoy está ocurriendo, debemos reconocer que estas energías son siete. En los diversos países se las denomina de distintas maneras, pero para nuestros propósitos emplearemos las siete denominaciones siguientes:

 

1.       La energía de Voluntad, Propósito o Poder, llamada en los países cristianos, la energía de la Voluntad de Dios.

 

2.       La energía de Amor‑Sabiduría, denominada frecuentemente el Amor de Dios.

 

3.       La energía de Inteligencia Activa, designada la Mente de Dios.

 

4.       La energía de Armonía a través del Conflicto que afecta grandemente a la familia humana.

 

5.       La energía de Conocimiento Concreto o Ciencia, tan poderosa en esta época.

 

6.       La energía de Devoción e Idealismo, causante de las actuales ideologías.

 

7.       La energía de Orden Ceremonial, que produce las nuevas formas de civilización.

 

Estas energías actúan incesantemente sobre la humanidad, produciendo cam­bios y expresándose mediante sucesivas civilizaciones y culturas, dando forma a las distintas razas y naciones...

 

La enseñanza referente a los siete rayos es una especulación infructuosa mientras no sea susceptible de investigación, de comprobación eventual y de utilidad general y particular. Mucho de lo que hoy se escribe deberá ser descartado por inútil, y no puede ser aceptado como posible hipótesis, y tampoco presenta una verdad que pueda ser probada. (El Destino de las Naciones ‑ pp. 7/8)

 

Dos rayos constituyen en gran parte la meta del esfuerzo humano, primero y segundo. Un rayo, el tercero, es la meta de la evolución dévica o angélica. Estos tres rayos hacen contacto con los dos polos y el logro de la meta final del ciclo, marca la realización del Logos solar. Esto también es un misterio. El séptimo y el primer rayo están muy íntimamente ligados y los une el tercer rayo, de manera que la relación se expresa así, 1.3.7. También hay una íntima relación entre los rayos 2.4.6; el quinto rayo está en una posición peculiar, como punto central de realización, el hogar del ego o alma, el plano personificado de la mente, el punto de culminación para la personalidad y el reflejo de la triple mónada en los tres mundos.

 

1er. Rayo       Voluntad, demostrándose como poder en el desarrollo del Plan del Logos.

 

3er. Rayo       Adaptabilidad de la actividad a la inteligencia. Este rayo predominó en el sistema solar anterior; es la base de este sistema, y lo controla el Mahachohan.

 

7mo. Rayo     Rito, ceremonial u organización. Es el reflejo de los dos rayos anterio­res en el plano físico y se relaciona con el Mahachohan. Controla las fuerzas elementales, el proceso involutivo y el aspecto forma en los tres reinos de la naturaleza. Mantiene oculto el secreto del color y del sonido físicos. Constituye la ley.

 

Estos tres rayos juntos abarcan e incorporan todo. Son el poder, la Actividad y la Ley en manifestación.

 

2do. Rayo       Amor‑Sabiduría, rayo sintético, meta de este sistema, que mantiene todo en íntima armonía y relación.

 

4to. Rayo       Expresión de armonía, belleza, música y unidad.

 

6to. Rayo       Devoción a la fervorosa aspiración y al sacrificio del yo personal para bien de todos, a fin de alcanzar la armonía y la belleza, impelidos por el amor.

 

Estos dos grupos de rayos pueden relacionarse entre sí de la manera siguiente:

 

Rayos 1.3.7      Constituyen los grandes rayos conectados con la forma, el proceso evolutivo, el inteligente funcionamiento del sistema y las leyes que controlan la vida de todas las formas en los reinos de la naturaleza.

 

Rayos 2.4.6      Se relacionan con la vida interna, expandiéndole a través de esas formas –rayos de móvil, de aspiración y de sacrificio. Rayos preeminentemente de cualidad.

 

Rayos 1.3.7      Se ocupan de las cosas concretas y del funcionamiento de la materia y la forma, desde el plano inferior hasta el superior.

 

Rayos 2.4.6      Se ocupan de las cosas abstractas y de la expresión espiritual por medio de la forma.

 

Rayo 5             Constituye el eslabón vinculador de la inteligencia.

                                                              

                                                         (Psicología Esotérica - Tomo I ‑ pp. 91/2)

 

 


 
Libros y otros materiales relacionados con el Séptimo Rayo

 

 

Descargar libro

 

Magia Organizada Planetaria – Vicente Beltrán Anglada

 

El estudio de la MAGIA ORGANIZADA, otro de los grandes proyectos de Shamballa para esta Nueva Era de grandes revelaciones espirituales, ha ido introduciéndose en el mundo a través de las investigaciones parapsicológicas, del conocimiento y utili­zación práctica de ciertas facultades psíquicas superiores.

 

Descargar aquí 

 

 
 
 
 
El reto entonces es la verdadera Magia Organizada, que empieza por describir lo actual, aquello que no pasa nunca, aquel eterno ahora de la conciencia de Dios.  
 
 
 
 
 
 
 



Tratado sobre Magia Blanca
 – Alice A. Bailey

 

Contiene las Quince Reglas para la Magia (para el control del alma). El Alma, el Mago Blanco, se manifiesta correctamente a través de sus propios e inherentes poderes "mágicos". El hombre es esencial e inherentemente divino. El Alma es el medio por el cual el género humano desarrolla la conciencia de la divinidad, redime la materia densa y libera la llama pura del Espíritu, de las limitaciones de la forma..

 

 

 

 

 

Descarga las Conferencias sobre la Magia

Conferencias Magia Organizada PlanetariaVicente Beltrán Anglada
 
Alrededor de 50 conferencias de Vicente Beltrán Anglada sobre el tema de la Magia, una de las expresiones de la manifestación del Séptimo Rayo en nuestra época. Cada vez más los aspirantes y discípulos espirituales se sentirán atraídos por la Magia, el Ritual, el Ceremonial y el Reino Dévico, ya que "la energía sigue al pensamiento" o "el hombre piensa y el deva actúa".   Descargar aquí
 
 
Descargar PPS 2.0La Gran Invocación, la Magia y los acontecimientos actuales - PPS 2.0 Una presentación sintética del origen de La Gran Invocación, sus energías de Luz, Amor y Voluntad al Bien, su relación con el loto egoico o alma humana, con los Grandes Centros Planetarios, con la evolución dévica o angélica, la Magia de La Gran Invocación en los acontemientos actuales y nuestra participación. Descargar 
 
 
*       *       *
 

 
 


Para suscribirte a Sabiduría Arcana sólo tienes que enviar un mail a: sabiduria-arcana-subscribe@gruposyahoo.com
 



[Adjunto no mostrado: septimo_rayo.png (image/png) ]