eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4441 al 4470 
AsuntoAutor
Lectures in London Ricardo
Re: La embestida d Ricardo
Los Amos del Mundo Ricardo
Rainbow Peace Cara Ricardo
De la alegria que Ricardo
Re: RESULTADOS ENC Mireya B
Muchas gracias que Ricardo
Arte del Mundo en Ricardo
Muchas gracias que Alicia Y
ALIANZAS Ricardo
RE: De la alegria Julia An
El Valor Magico de Sabidurí
Gracias por el Enc Alicia Y
Infinito Agradecim Alicia Y
"Diosa azul y nard Alicia Y
Fwd: Encuentros de Alicia Y
Un Encuentro con l Alicia Y
San Rafael 2008 Irene Mi
EXCLUSIVO PARA ALU Amira I.
Re: Lista de parti children
Estreno mundial de Ricardo
TAller de Constela Amira I.
Salutaciones ARKRIS
El Septimo Rayo - Sabidurí
Felicidades ... Pa Alicia Y
Rosario: Espacio V Ricardo
" Ingresá ". ( Por vilma no
TAller de Constela Amira I.
CONCIENCIA CELULAR Graciela
Zzargentina@egrupo Avejita
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 4519     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] Contacto Angelico - El Angel Jesazel
Fecha:Jueves, 27 de Noviembre, 2008  13:23:06 (-0300)
Autor:Sabiduría Arcana <bvr @..........ar>

Contacto Angélico:


 

 

El Ángel Jesazel

Por Vicente Beltrán Anglada

 

 

"La primera vez que establecí contacto con Jesazel, el Ángel mentor, instructor y guía de mis investigaciones dévicas, supe de las radiaciones espirituales de un Deva de categoría similar a la de los grandes Iniciados de la Jerarquía. Recuerdo esta experiencia como la más profunda y trascendente de mi vida. Me lo presentó el Maestro en el Ashrama con estas sencillas palabras: “Este es el Ángel JESAZEL, el instructor dévico que será tu mentor en el devenir de tu vida oculta y el que te introducirá y te hará consciente del Reino de los Ángeles”.

 

La presencia de Jesazel, tal como podían percibirla mis sentidos sutiles, era realmente impresionante. Irradiaba luz por todo el contorno de Su figura angélica. Después fue descendiendo su vibración o radiación para acomodar Su presencia a mis sentidos perceptivos, ya que me era sumamente difícil y seguramente peligroso, resistir el brillo particular de Su aura magnética de un azul celeste absolutamente indescriptible según nuestros reducidos tonos vibratorios del color.

 

Apareció entonces bajo una forma completamente humana, aunque manteniendo en todo su entorno su aura magnética azul celeste. Su rostro era bellísimo aunque de una belleza que escapaba a todos los cánones de belleza establecidos por los seres humanos. Puedo decir, de acuerdo con este punto, que percibía a través de sus infinitas cualidades angélicas algo más que un simple rostro humano. El mejor de los rostros griegos esculpidos por Fidias, daría quizás una pequeña noción del rostro inmaculado de Jesazel, pero irradiando luz desde dentro. Me envolvió dentro de Su aura -tal como suele ser la bendición angélica-, me sonrió con indecible dulzura y me preguntó: “¿Estás dispuesto a introducirte en nuestro mundo para extraer toda la experiencia posible y comunicarla a tus hermanos, los demás hombres del mundo?”

 

Respondí afirmativamente y sin vacilar y Jesazel, en respuesta, acentuó la presión de Su aura sobre la mía, llenándome de una vibración intensa y desconocida que inflamó de amor, de ternura indescriptible y de entusiasmo todo mi ser. Después me dijo: “Pues bien, ¡que así sea!” Me hizo comprender seguidamente que durante el tiempo que durase el proceso de investigación oculta sobre el mundo dévico, debería mantener una actitud muy digna en mi vida personal y guardar reverente silencio siempre y cuando no fuese absolutamente necesario “hablar” en el devenir de mis relaciones sociales. Sus últimas palabras en aquella ocasión y que quedaron indeleblemente grabadas en mi conciencia, fueron éstas: “Vive serenamente expectante y siempre me tendrás a tu lado”. Era la primera vez que oía estas dos palabras, “serena expectación”, que, más adelante, durante el curso de mis investigaciones esotéricas, me demostraron ser claves para la vida del discípulo que se apresta a la Iniciación.

 

Se despidió de mí con una graciosa aunque imponente inclinación de cabeza y lo hizo luego de mi Maestro, con el cual estuvo conversando amigablemente durante un rato, desapareciendo finalmente del campo de mis percepciones, dejándome sumido en un estado indescriptible de paz, pero al propio tiempo de dinamismo creador... Cuando llegué a mi cuerpo físico, después de recibir algunas directas instrucciones de mi Maestro, fui plenamente consciente de la radiante Presencia de Jesazel y la influencia de Su aura magnética me acompañó físicamente durante varios días.

 

Mi encuentro con el Ángel Jesazel vino precedido por una conversación sostenida con mi Maestro durante la cual, Este, después de finalizada una de nuestras reuniones ashrámicas de estudio y de haber quedado a solas con El, me había preguntado: “¿Te sientes dispuesto a escribir algunos libros de carácter esotérico, para utilización de los aspirantes espirituales del mundo? Algunos de ellos tendrán un carácter muy particular -continuó diciendo el Maestro- pues deberán servir para ayudar a los discípulos a introducirse conscientemente dentro del Reino de los Ángeles, a fin de establecer unos lazos de unión de muchos seres humanos con nuestros hermanos de los mundos invisibles. Así pues -preguntó de nuevo el Maestro-. ¿te sientes dispuesto sinceramente para realizar este trabajo?”

 

Le respondí humildemente que mi buena voluntad era mucha, pero que mis conocimientos acerca del reino dévico se extendían únicamente al área de los relatos místicos y a alguna que otra pequeña experiencia de contacto con algunos seres elementales de la Naturaleza y que, por tanto, no podía afirmar que fuese capaz de hacerlo. Mi Maestro sonrió bondadosamente -tal como lo hace un padre con su hijo- y me aseguró que yo estaba ampliamente capacitado para esta clase de labor encomendada, debido a la experiencia acumulada por efecto de mi pasado kármico y que sólo debía hacer uso de mi buena voluntad y de mis sinceros deseos de servir. “No se te exige ningún voto extraordinario como los que realizaste antes de entrar en el Ashrama y que suelen preceder a las sucesivas Iniciaciones, sino que lo que cuenta en este caso es tu buena disposición de ánimo ya que la misma equivale a un verdadero voto ashrámico”.

 

Siendo así, le respondí, acepto con mi mejor voluntad poner lo mejor de mí mismo para cooperar en el éxito de este trabajo ashrámico. Es así como inicié mi labor jerárquica en un sentido muy concreto y definido, al fin -sin aparentemente pretenderlo ni buscarlo había encontrado mi verdadero campo de servicio. Mi Maestro me bendijo con estas palabras: “Que tu labor sea fecunda y que muchos hombres y mujeres de buena voluntad del mundo puedan beneficiarse de la misma!”

 

De esta manera tan sencilla y sin aparato técnico ni ceremonia alguna -salvo la Presencia del Maestro- fui introducido en ciertas áreas del mundo oculto que corrientemente se mantienen desconocidas y secretas. El mundo de los Ángeles, con sus impresionantes zonas de misterio iba a serme mostrado a partir de aquel momento tan concreta y objetivamente como lo eran los habituales razonamientos mentales, las emociones y las propias percepciones físicas.

 

Los contactos con Jesazel y las enseñanzas acerca del mundo dévico recibidas por su mediación se realizaron desde el plano causal, utilizando mi antakarana mental y el desarrollo de mi sensibilidad emocional, así como mi facilidad por transmitir mis experiencias ocultas al cerebro físico. Debo decir, en todo caso, que la influencia de este glorioso Ángel en mi vida fue decisiva, tanto por la fecundidad creadora infundida en mi trabajo ashrámico, como por la rapidez impresionante con que fueron ultimados ciertos aspectos kármicos de mi vida personal.

 

Mi ingreso en la Escuela Arcana y mi trabajo posterior en la misma como miembro de la Sede Central Europea de Ginebra, fueron unas experiencias de las cuales guardo un muy intenso y profundo recuerdo. Sin embargo, mi verdadero trabajo ashrámico se inició posteriormente, cuando razones de orden kármico y la seguridad espiritual por mi parte de que aquella experiencia estaba ya trascendida, me hicieron regresar a Barcelona.

 

Mi primer libro “La Jerarquía, los Ángeles Solares y la Humanidad” fue un compendio de artículos esotéricos enviados a la revista “Conocimiento”, de Buenos Aires, más algunos otros inéditos que reflejaban de alguna manera ciertas experiencias de carácter jerárquico. En este libro se refleja ya la índole particular de mi obra futura y aquél que lo haya leído podrá darse cuenta de que en el mismo relato ya algunas experiencias de orden angélico, aunque sin entrar en detalles técnicos, los cuales serian facilitados más adelante conforme fue desarrollándose mi obra literaria.

 

En todo caso, Jesazel fue la culminación de una serie de contactos dévicos realizados en unión de mis compañeros de grupo en el Ashrama, bajo la experta guía del Maestro. La presencia de este Ángel en mi vida coincidió con mi entrada consciente en determinadas zonas espirituales de muy cualificada y sutil vibración. Su radiación angélica no me afectó por ello tan extraordinariamente como para dañar la integridad de mis vehículos sutiles. Debo repetir, sin embargo, que Jesazel había reducido casi siempre la intensidad de Sus radiaciones magnéticas en sus contactos conmigo a fin de evitarme congestiones de orden cerebral, ya que era la mente el principal vehículo utilizado en las investigaciones ocultas del mundo dévico. Mi Maestro, ya anteriormente y previendo las características de mi trabajo especifico, me había preparado también en forma conveniente, así como a mis compañeros de Ashrama que recibían un entrenamiento parecido, a fin de que nuestro vehículo astral no resultara afectado por los efectos poderosamente radioactivos del reino dévico. Mí equipo de percepciones ocultas se hallaba de esta manera debidamente compensado y con ayuda de Jesazel podía penetrar sin peligro por aquellas misteriosas zonas de tensión espiritual ultradinámica regidas por los Devas.

 

Mi compenetración espiritual con Jesazel se realizó en muy poco tiempo, haciéndose claras entonces en mi mente las palabras de mi Maestro cuando me decía que yo poseía amplia experiencia oculta acerca de los Devas. Pude recordar, entonces, contactos angélicos realizados por mi en un remotísimo pasado y renovados muy especialmente en mis dos últimas encarnaciones, por lo cual mi tarea particular de escribir acerca de los Ángeles fue al propio tiempo que un gozo de servicio, la rememoración de un amoroso e inolvidable recuerdo...

 

Mi “Tratado Esotérico sobre los Ángeles”, un tríptico constituido por los volúmenes “Las Fuerzas Ocultas de la Naturaleza”, “La Estructuración Dévica de las Formas” y “Los Ángeles en la Vida Social Humana, fue la culminación de mis contactos espirituales con Jesazel, con Quien me unen ahora unos lazos sagrados de amistad que -creo yo- resistirán incólumes la tensión infinita de las edades.

 

Muchas de las experiencias angélicas relatadas en este Tratado hablan muy especialmente de El y de Su decisiva intervención en cada uno de los estadios de mi investigación esotérica. Por tal motivo, el segundo volumen del tríptico sobre los Ángeles lo dediqué a Jesazel, ya que fue El quien me introdujo en los secretos misteriosos del espacio y quien me hizo ver claro cómo el éter substanciado por los Devas, constituía la base mística y al propio tiempo dinámica

del proceso de la Creación universal. En este sentido testimonio de amistad y gratitud renuevo con Jesazel unos lazos espirituales que trascienden el karma y su infinita secuela de muertes y nacimientos..."

 

Descargar libro aquí

 

 

                            Fuente de este artículo:

 

Mis Experiencias Expirituales - Narraciones Esotéricas

 

de Vicente Beltrán Anglada, pp. 59-63, edición electrónica.

 

                    

                                Descargar libro aquí

 

                                     *       *       *

 

 


 

 

Tratado Esotérico sobre los Ángeles

 

 

Descargar libro
La idea de escribir este Tratado Esotérico sobre los Ángeles obedece a una doble motivación, particular una y universal la otra. Particular en el sentido de que siempre me sentí atraído e intrigado por la vida oculta de la Naturaleza, especialmente en la que hacía particular referencia a las entidades angélicas.

 

Descargar libro

 

 

 

Descargar libro
En este segundo libro, sobre Un Tratado Esotérico Sobre los Angeles, trataremos de llevar la investigación todavía más lejos en un intento de descubrir cómo y de qué manera los Ángeles, las fuerzas vivas del Espacio, y los agentes dévicos a sus órdenes trabajan desde los mundos invisibles...  

Descargar libro

 

 

 

Descargar libro
Este tercer libro, titulado Los Angeles en la Vida Social Humana, viene a ser como una síntesis de los dos anteriores, aunque haciendo un énfasis especial en la necesidad urgente de que los seres humanos de cierta comprensión espiritual establezcan contacto inteligente con los Moradores del Espacio


Descargar libro

 

 

 

*       *       *
 

 
 


Para suscribirte a Sabiduría Arcana sólo tienes que enviar un mail a: sabiduria-arcana-subscribe@gruposyahoo.com