eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4466 al 4495 
AsuntoAutor
Rosario: Espacio V Ricardo
" Ingresá ". ( Por vilma no
TAller de Constela Amira I.
CONCIENCIA CELULAR Graciela
Zzargentina@egrupo Avejita
EMFMexico Fechas T Ricardo
El regreso de Inan Ricardo
Meditación para at Daniel
Ven y unete a Ho o Ricardo
ALC: En lucha por Ricardo
sanadora energetic Ricardo
seminario de manda .:mandal
La Sabiduría de la Graciela
JUANES adhiere a M Ricardo
Presentaron la Mar Ricardo
Taller sobre Bioda Ricardo
" Despierto estás. vilma no
CUENCOS DE CUARZO- angelsol
LA RUEDA PURPURA- Myriam W
RE: Atencion Mendo Sara Bri
Encendido del Fueg Ricardo
ceremonia llama vi Avejita
De Nestor Tato, bi Ricardo
Charla Informativa Ricardo
AMAEA - Contacto P Ricardo
Entrevista CREER E Ricardo
ATREVETE A SER TU Ricardo
III Congreso Mundi Ricardo
Mega Evento Solida Ricardo
La Reconexión® - P Graciela
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 4477     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] El regreso de Inanna
Fecha:Viernes, 21 de Noviembre, 2008  19:34:01 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <lacasadelared @.....com>

EL REGRESO DE INANNA


V.S. FERGUSON






Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y
con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer
llegar a alguien más. HERNÁN







Para descargar de Internet:

"ELEVEN" – Biblioteca del Nuevo Tiempo
Rosario – Argentina

Adherida a: Directorio Promineo: www.promineo.gq.nu

www.11argentina.com


Contraportada



Yo, inanna, regreso para contar cómo, hace 500,000 años, mi familia de
las pléyades tomó posesión de la Tierra y alteró el genoma humano con
el fin de producir una raza de trabajadores creada para extraer oro
destinado a la agotada atmósfera de nibiru, nuestro planeta y hogar.

Como éramos técnicamente muy superiores, esta raza de trabajadores -la
especie humana - nos adoraba como a dioses. Nos aprovechamos de ellos
para librar guerras en medio de nuestras disputas familiares
interminables hasta que, de un modo estúpido, desatamos sobre la
tierra la terrible arma gandiva, que envió una onda de radiación
destructiva por toda la galaxia. Esto enfureció a la federación
intergaláctica. A causa de nuestras propias acciones, nos vimos
restringidos por "la pared", una prisión de frecuencia que congeló
nuestra evolución.

Regresen conmigo a la antigua sumeria, a babilonia y a egipto. Dentro
de mis templos del amor, doy a conocer secretos antiguos de la unión
sexual cósmica pleyadense y de mis matrimonios sagrados. A través de
mis ojos, contemplen la Torre de Babel, el Gran Diluvio, los Túneles
de las Serpientes y los cristales en espiral en la pirámide de Giza.

Viajen conmigo por el tiempo hasta la Atlántida, Cachemira y el
Pacífico Noroeste de los EE.UU. A medida que encarno en mis yo
multidimensionales para poner a funcionar los códigos genéticos que
están latentes dentro de su especie y para liberar a la tierra del
control por frecuencias que ejerce mi primo, el tirano marduk.



La sra. V:s. Ferguson vive en seattle, washington con su esposo y su perro.

Es licenciada en artes y pintura y actualmente estudia en la
universidad de la Vida en el planeta Tierra.





El regreso de inanna

Primera Parte: La familia de Anu

Segunda Parte: Melinar y los Yo Multidimensionales

Copyright 1995 por V.S. Ferguson.
Digitalizador: @ Nascav
L-01 – 31/07/04



Este libro

está dedicado

a todos aquellos

que anhelan

la libertad

Tabla de Contenido

Tabla de Contenido.............................................................................
2

Reconocimientos................................................................................
3

Introducción........................................................................................
4

Reparto de Personajes y
Locaciones................................................. 5



PRIMERA PARTE: La familia de
Anu................................................... 5



I INANNA
HABLA.........................................................................
5

II NIBIRU......................................................................................
6

III NINHURSAG.............................................................................
8

IV ENLIL.....................................................................................
10

V ENKI.......................................................................................
12

VI DUMUZI..................................................................................
14

VII ERESHKIGAL.........................................................................
15

VIII LOS TEMPLOS DEL
AMOR.................................................... 17

IX MARDUK Y LA
GUERRA........................................................ 19

X EL EKUR................................................................................
21

XI GILGAMESH...........................................................................
24

XII UTU Y LOS TUNELES DE LAS SERPIENTES........................ 26

XIII SARGON EL
GRANDE........................................................... 28

XIV TARA.......................................................................................
31

XV GANDIVA.................................................................................
32

XVI INTERFERENCIA....................................................................
34

XVII DESCENSO............................................................................
36

XVIII PARA LOS
NIÑOS...................................................................
38

INTERIN..................................................................................
40

SEGUNDA PARTE: Melinar y los Yo Multidimensionales................... 40

I LOS ZAPATOS
ROJOS........................................................... 40

II LOS BRILLANTES...................................................................
41

III OLNWYNN...............................................................................
42

IV MONTAÑA
PERDIDA...............................................................
45

V ELGUARDIAN DE LOS CRISTALES........................................ 47

VI EL PASADO
INEXISTENTE..................................................... 50

VII ALGO DE
INTERACCIÓN........................................................ 51

VIII CHANDHROMA........................................................................
54

IX LIBROS Y
ZAPATOS...............................................................
57

X EL MUNDO DE LAS APARIENCIAS......................................... 58

XI LA CORTINA............................................................................
60

XII VOLANDO EN EL
TIBET.......................................................... 62

XIII ALMUERZO CON
MARDUK..................................................... 64

XIV EL HOMBRE
IDEAL................................................................
66

XV UN HELICOPTERO
NEGRO.................................................... 68

XVI LA NAVE NODRIZA.................................................................
70

XVII FUSION...................................................................................
72

XVIII POLVO COSMICO..................................................................
73

XIX DESPUES...............................................................................
75



Fuentes para El Regreso de
Inanna.................................................. 75



I
INANNA HABLA

Yo, Inanna, soy tan amada.

De muchas maneras, sol el amor per se.



Nosotros como pleyadenses siempre hemos sabido que el amor es la
esencia de la creación. Todo lo que hemos sido siempre es amor; amor a
la aventura, amor al poder y amor a la diversión. Esta es la historia
de mi familia, la familia de Anu, quien llegó a su planeta desde las
Pléyades hace más de 500,000 años terrestres. Y, como verán, nuestra
historia es también su historia, porque en nuestros laboratorios, mi
familia creó su especie tal como existe ahora. Nunca fuimos realmente
superiores a ustedes, simplemente mucho más experimentados. Mi familia
había estado divirtiéndose en el universo mucho tiempo antes de que
llegáramos a la Tierra. Ustedes fueron nuestro experimento genético
en la periferia de esta galaxia.

Regresemos al comienzo. El tiempo es el campo de juego de los dioses
y, ¿cuál tiempo usaremos? ¿El suyo o el nuestro? En realidad el tiempo
no existe, pero es útil porque si uno no marca límites, todo se
fusiona. El pensamiento es proyectado hacia el espacio a través de las
frecuencias infinitas de tiempo que son variables. Existe una multitud
de frecuencias de tiempo, y el tiempo terrestre es muy diferente al
tiempo que nosotros vivimos. Desde la perspectiva humana, pareciera
que nosotros viviéramos para siempre, lo que nos facilita mucho el
poder recrearnos con los habitantes de la Tierra.

Como creamos la raza humana en su forma actual sin activar del todo su
ADN, nunca se nos ocurrió que podrían ser algo más que nuestros
juguetes, o que podrían ejecutar tareas más complicadas que cocinar,
limpiar o extraer oro. Teníamos a la Tierra por una operación minera
remota. Empezamos a enseñarles a nuestros humanos y los llamamos
Lulus. Como disfrutábamos tanto del juego con los Lulus, nos apegamos
mucho a ellos y empezamos a cruzarnos con ellos. Nos enamoramos de
nuestra propia creación.

Mas no podíamos dejar de pelear entre nosotros mismos. Los Lulus nos
adoraban como a dioses, una práctica que fomentábamos, y los
enviábamos a la batalla a luchar y morir por nosotros como peones en
una partida de ajedrez. Ellos estaban más que dispuestos a enfrentarse
a la muerte sólo para complacernos, y los veíamos como una fuente
renovable, pues siempre podíamos crear más.

Luego cometimos el error de usar la Gran Arma Radioactiva, la Gandiva.
Como resultado, ondas de radiación letal fluyeron hacia el sistema
solar, hacia la galaxia, lo que llamó la atención del Consejo de la
Federación Intergaláctica. Cuando se dieron cuenta de nuestro
comportamiento imprudente, interfirieron. Ellos dirían "intervenir".
Mi familia había estado tan ocupada luchando, compitiendo y jugando
que se olvidó por completo del latoso Consejo. Después de todo, la
Tierra era nuestra.

Los miembros del Consejo argumentaron que la Tierra había sido
colonizada antes de que llegáramos nosotros, y que habíamos infringido
la Ley del Primer Creador al poner en peligro otros mundos con
nuestras maravillosas armas. También nos acusaron de alterar las
capacidades genéticas de la especie humana, despojándolos así de la
habilidad para evolucionar. Nos acusaron de violar la Ley de No
Interferencia. Enredados en medio de nuestros propios problemas, nos
pareció que esto no era asunto de ellos. Nuestra familia, la familia
de Anu, estaba en guerra, hermano contra hermano.

A nosotros, el Consejo de la Federación Intergaláctica nos importaba
un bledo, hasta que nos vimos rodeados de la Pared. No era una pared
real, como una de ladrillo; ésta era una pared de frecuencia invisible
y, por consiguiente, para nosotros todo empezó a cambiar. La magia
desapareció por completo de nuestras vidas; ya no había chispa, no
había acción. La vida se volvió demasiado sólida y densa, dejó de
circular. La Diosa de la Sabiduría estaba a punto de enseñarnos algo
que habíamos olvidado, o que quizás ni siquiera habíamos empezado a
aprender todavía.

Al principio el aburrimiento nos confundió, pues no lo habíamos
experimentado antes, y no nos gustó. Nos tornamos irascibles, casi
humanos, lo que verdaderamente no nos gustaba. Eternamente habíamos
estado expandiéndonos y explorando el universo, creando con facilidad,
divirtiéndonos. Nuestras vidas habían sido emocionantes con el poder
infinito que teníamos disponible, y luego nos sobrevino un estado de
anquilosamiento que nos dejó perplejos. Habíamos dejado de
evolucionar. Erigida para enseñarnos por medio de la experiencia lo
que les habíamos hecho a los Lulus en la Tierra, la Pared era la
disciplina que nuestras propias acciones habían magnetizado hacia
nuestra existencia.

No podíamos creer que realmente habíamos cesado de evolucionar. Con
renuencia, nos dirigimos al Consejo para hacer preguntas diseñadas
para hacernos parecer sabios, para disimular el hecho de que no
sabíamos qué nos estaba sucediendo. Ellos lo sabían. Quizás son más
avanzados que nosotros, pero no nos sentimos a gusto con una idea tan
deprimente.

*

¡Cuidadosamente el Consejo nos explicó que tendríamos que otorgarles a
los terrícolas los mismos poderes que nosotros poseemos! Nos
informaron que éramos responsables de lo que habíamos cimentado, ¡Qué
tontería! Nosotros no podíamos aceptarlo. ¿Pueden imaginar qué
fastidio sería si sus animales domésticos fueran iguales a ustedes?
Podrían empezar a hablar e incluso decirles lo que les gustaría cenar.
¿Dónde terminaría, con una cena de cuatro platos y trufas de chocolate
como postre?

Muy molestos volamos a casa y, por su puesto, como era nuestra
costumbre, reñimos entre nosotros mismos. Algunos se imaginaron que la
Federación estaba conspirando con nuestros enemigos; otros pensaron
que el Consejo obviamente se quería quedar con la Tierra. Los sirios
eran más antiguos en el Consejo que nosotros los pleyadenses o, ¿lo
eran los arcturianos? Algunos de nosotros creímos que era algo
personal y empezamos a culparnos los unos a los otros. Somos una
familia fracturada en verdad.

Intentamos disolver la Pared por medio de un sacrificio ritual
colosal, bello y realmente espeluznante a gusto de los que se
consideran entendidos en estos asuntos. Pero nada sucedió; nada
cambió, la Pared todavía estaba allí y nos volvimos aún más aburridos,
estancados y desorientados. El desespero, anteriormente desconocido
para nosotros, clavó sus garras dentro de nuestras mismísimas almas,
nuestras almas reptiles, para ser exactos.

*

Entonces yo, Inanna, Reina de los Cielos — me encanta ese título —,
regreso para hablar. Regreso a ustedes, mis terrícolas, mis Lulus.
Regreso para prepararlos para el cambio venidero en su ADN, para la
transformación completa de su planeta Tierra y de sus hermosos
cuerpos. Y, naturalmente, ¡espero liberarme a mí misma en el proceso!
Supongo que si una madre no nutre a sus hijos debidamente, esto la
persigue hasta que encuentra la manera de equilibrar la balanza.
Parece que yo también debo equilibrar lo que he creado, y de cierto
modo ser como una madre para ustedes.

Lo que me recuerda mi maravillosa niñez en nuestro planeta hogar,
Nibiru, y todos aquellos que fueron como madres para mí.

***

II
nibiru

Al contar mi historia, no me ocuparé del tiempo lineal como lo
conocen. El tiempo terrestre es ineficaz para describir nuestra
relación con ustedes. ¡Uno de nuestros años equivale a 3,600 años
terrestres! El tiempo pleyadense es elástico, expansible e
interdimensional. Algunos de nosotros podemos viajar a cualquier punto
del tiempo que escojamos, podemos hasta alterar los acontecimientos de
ese tiempo. Tales excursiones tienen su precio, pero una vez
conquistado el talento que se requiere, ¿quién se puede resistir?
¡Viajar en el tiempo es algo divertido! Los conceptos fijos sobre el
tiempo simplemente no existen, así que no los esperen en este libro.

*

Mi niñez fue una época mágica para mí. Las tabletas de arcilla
cuneiformes que se encontraron en Sumeria y Babilonia dicen que yo
nací en la Tierra, lo que es cierto. Mi hermano gemelo, Utu, salió
primero de la matriz de mi madre, lo que le daba prioridad en los
derechos de heredero. Sin embargo, yo no permití que este infortunado
accidente de nacimiento me pusiera trabas y, más tarde en la vida, me
compensé a mí misma con generosidad por esa pequeña frustración.

Cuando estábamos en condiciones de viajar, a mi hermano y a mí nos
enviaron de regreso a nuestro hogar, Nibiru, un planeta artificial que
había sido diseñado por la tecnología pleyadense para buscar materia
prima en este sistema solar, y que da la vuelta a su sistema solar
cada 3,600 años. El planeta Nibiru fue dado a nuestra familia hace
muchos eones y Anu, mi bisabuelo, heredó su dominio de su padre. Anu
es el padre de Enlil, el cual es el padre de mi padre, Nannar. Mi
madre se llama Ningal y es la mujer más adorable que he conocido. La
quiero mucho, ¡pero a menudo me pregunto cómo me trajo al mundo!

Mi hermano gemelo Utu y yo fuimos los primeros de la familia real que
nacimos en Terra, como llamamos a la Tierra. En esa época, nadie sabía
si las frecuencias de Terra afectarían el ADN de los niños
pleyadenses. Por esos días eran imposibles de predecir las tormentas
radiaoctivas y las fluctuaciones magnéticas de este planeta
fronterizo, de modo que nuestros padres y abuelos no querían correr
riesgos con nuestros códigos genéticos preciosos.

Nos criaron en el magnífico palacio de mi bisabuelo Anu y su reina
hermana Antu. Mis primeros recuerdos reales son de mis correteos y
risas por los pisos pulidos de lapislázuli; de brisas suaves que
suavemente movían cortinas blancas enormes y que acariciaban los
hermosos rizos oscuros de mi cabello. Mi risa llenaba la casa. ¡Mi
pequeño cuerpo azul corría por el mero placer de sentir el lapis
fresco debajo de mis pequeños pies rechonchos! Todos me amaban y no
había quien me controlara, sólo gente que me alababa y me abrazaba.
¡La vida era perfecta!

La mayoría de los miembros de mi familia tiene piel de tonos azules
variables, como turquesa y lapislázuli cremoso mezclados, cálidos
azules suaves que son consecuencia de la alta cantidad de cobre en
nuestra sangre. Este cobre nos protege de la radiación cósmica que
bombardea nuestro planeta desde el espacio. Nuestra tendencia continua
de hacer la guerra hace tiempo acabó con la protección natural de
nuestra atmósfera contra dicha radiación, así que nuestros cuerpos se
adaptaron al aumentar el contenido de cobre. Durante eones hemos
estado esparciendo oro en nuestra estratosfera para mejorar la
atmósfera de nuestro planeta, y necesitamos un suministro constante de
ese oro. Esa fue nuestra razón principal para colonizar Terra.

Anu y Antu son las cabezas de mi familia y los gobernantes de Nibiru.
Aunque nuestra tendencia es permitir que cada cual haga lo que le
plazca, incluso hasta los extremos, eventualmente casi todos los de
nuestro grupo pendenciero acataban las órdenes de Anu y Antu.

Extremo es una buena palabra para describir a Anu y Antu. Sé que
pueden parecer mimados, indulgentes o inmoderados pero, para mí, así
era la vida, la forma en que hacíamos las cosas. Yo adoraba a mis dos
bisabuelos y ellos a su vez me adoraban, especialmente Anu. De hecho,
mi nombre, Inanna, significa "amada de Anu", y más tarde esto me
permitió un poder importante sobre el resto de la familia.

De niña, en todas partes me rodeaban la belleza y el amor. El palacio
era un pabellón abierto sin límites y sin paredes. Los arquitectos
habían diseñado el interior para que fuera el exterior y viceversa y,
como nos protegían reguladores de frecuencia, no necesitábamos paredes
o vidrio. Había innumerables jardines paradisíacos de todos los
diseños imaginables que exhibían flores exóticas, plantas, aves y
mariposas de todos los lugares de las galaxias. Sería imposible
describir muchas de las especies puesto que son desconocidas en Terra.
Algunos de los jardines eran solamente frecuencias de luz y sonido; a
nuestros artistas de Nibiru les encantan esas creaciones. Los jardines
predilectos de mi bisabuela Antu estaban hechos de oro y piedras
preciosas, las flores a menudo eran de rubí y zafiro con hojas de oro
y plata. En Terra recreamos estos jardines en joyas para que nos
hicieran recordar nuestro hogar. En los escritos antiguos de Terra hay
descripciones veraces de esos lugares.

--
RED DE CONCIENCIA
elistas.net/lista/redanahuak
elistas.net/lista/redluz
RED MEXICANA
elistas.net/foro/meshiko
yahoogroups.com/group/redmexicanadeluz
ALGUNOS ENLACES FAVORITOS
aurora-m-ocampo.blogspot.com
diadelatierra.blogspot.com
espiritualidadypolitica.blogspot.com
www.mind-surf.net/drogas
www.manantialcaduceo.com.ar
CIVI - CIRCUITO VIRTUAL MORELENSE
googlegroups.com/group/red-cuauhnahuak
googlegroups.com/group/punto-verde
googlegroups.com/group/recicladoresenred
googlegroups.com/group/adoptatubarranca
googlegroups.com/group/colonosatzingo
googlegroups.com/group/tianguistierra
googlegroups.com/group/culturalternativa
TODOS LOS RECURSOS
www.casadelared.com
CONTACTO
Email: lacasadelared@gmail.com
Skype: redluz1
MSN Mssgr: ricardoredluz@hotmail.com
Yahoo Mssgr: anahuak2001
UNYK : 808 BGX
SOMOS MIEMBROS DE LA
RED IBEROAMERICANA DE LUZ.
---


Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service