eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4591 al 4620 
AsuntoAutor
El Estudio de los Sabidurí
Navidad es Nacimie Sabidurí
«¿No estoy yo aquí Alicia Y
SIMBOLISMO DEL TRE Alicia Y
Sumarse a Abogados Alicia Y
¿Cómo dejamos la “ Alicia Y
Seminario de Conta Alicia Y
Presentación de Li Alicia Y
POR EL DESPERTAR D Alicia Y
Portal 12 12 Camin Alicia Y
¿Qué es el EGO? Alicia Y
12:12 Portal de la Alicia Y
Meditación Mundial Sabidurí
CHAMALU en IBARLUC Avejita
Las apariciones de galeon
La protección de l Antonio
Re: Nace la red bo Virginia
Ultimo Circulo.... Veronica
ANGEL DE LA GUARDA angelsol
Portal 12-12.Camin infoanan
UNIVERSALES Muest Cristina
Un nuevo acierto d Ricardo
La luna llena mas Ricardo
Felices Fiestas a Cristina
El Yo Superior o S Alicia Y
RE: Felices Fiesta Silvia A
Re: Felices Fiesta eliana v
La Gran Invocación La Gran
Sobre la Diosa Alicia Y
¡NUEVO Material de Graciela
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 4611     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] La protección de los glaciares
Fecha:Jueves, 11 de Diciembre, 2008  01:23:51 (-0300)
Autor:Antonio Elio Brailovsky <brailovsky @...............ar>

Queridos amigos:

El desarrollo de la gran minería es uno de l os temas que ha levantado mayores polémicas en nuestra sociedad y que ha mostrado los puntos de vista más cont rapuestos. De un lado, se afirma que toda actividad extra ctiva genera profundos daños sobre el ambiente y la sal ud de las personas y que es necesaria su erradicación.< o:p>

Del otro, se sostiene que ninguno d e los emprendimientos mineros en marcha tiene esas cara cterísticas y que son absolutamente seguros.

¿A quién creerle? ¿A los que idealizan o a l os que demonizan la minería? ¿Existe un punto de vista intermedio entre estas dos posturas? Y en ese caso, ¿en qué lugar situarlo?< /p>

En principio, dado que todos consumimos productos de origen minero, s uponemos que esta actividad debería ser aceptable si se h acen estrictos controles ambientales. Pero, ¿realmente se hacen o sólo se habla de ellos?

Aquí, uno de los puntos más delicados es la protección de las fuentes de agua potable, especialmente en zonas áridas y semiáridas, que son aquellas donde se localiza la mayor parte de los yacimientos mineros.< /font>

Recordemos que la minería es una actividad de corto plazo (se termina cuando se agota el yacimiento), pero el daño sobre una fuente de agua potable puede se r irreversible, si no se toman las precauciones necesaria s. Además, el cambio climático significa que las zonas secas recibirán cada vez menos precipitaciones, a punto tal que tal vez en el futuro tengamos que abandonar al gunas ciudades de la zona cordillerana, por no poder darl es agua potable.

Al respecto, qui enes se oponen a la gran minería han denunciado la exis tencia de proyectos que implicarían la voladura de glacia res para extraer los minerales que se encuentran debajo de ellos. Los defensores de la actividad minera han re plicado que nadie está pensando en cometer tamaña irrespo nsabilidad y que las sospechas carecen de fundamento.

Esta polémica ha sido zanjada por la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, de la peor manera posible. La Presidenta ha v etado una Ley Nacional de Protección de Glaciares, con el argumento de que esa ley prohibía la actividad minera en ellos.

< font size=4>La ley 26.418, aprobada el 22 de octubre de 2008, es una norma excelente, que establece:

·< span style="FONT: 7pt 'Times New Roman'">        Protección del glaciar y el periglaciar, es decir, tambié n el entorno de esa formación natural.

·     &nbs p;  Re alización de un inventario de glaciares y su actualizació n periódica.

·&nb sp;    < /font>Prohi bición de actividades que puedan afectar al glaciar, como dispersión de contaminantes, actividad industrial, min era o petrolífera y construcciones u obras de infraestr uctura inadecuadas.

·        < /span>Toda actividad no pro hibida que allí se haga requerirá de una evaluació n de impacto ambiental o evaluación ambiental estratégica , según corresponda. También se les realizarán aud itorías periódicas. < /font>

Destaquem os que la Ley fue aprobada por unanimidad de ambas Cámara s, simplemente porque todos los Diputados y Senadores c reyeron que era cierto que nadie cometería la irrespons abilidad de tocar los glaciares.

El diario La Nación, en su edición del 4 de diciembre último, atribuye el veto a gestiones de la e mpresa minera Barrick Gold. Si es cierto que una empres a multinacional puede deshacer el trabajo de los legisl adores elegidos por el pueblo, nuestra democracia está en serios problemas.

EL VETO PRESIDENCIAL

< span style="FONT-SIZE: 14pt; COLOR: #cc3300; FONT-FAMIL Y: Arial">La lectura d el veto presidencial muestra una clara subestimación ta nto de los riesgos ambientales como de la inteligencia de las personas que vayan a leen el decreto:

·   & nbsp;   Afirma que inventariar los glac iares ubicados en zonas fronterizas puede perjudicar la demarcación del límite internacional, lo cual simplement e no es cierto.

·< span style="FONT: 7pt 'Times New Roman'">  &n bsp;     Señala que el establecimiento de presupuestos mínimos no puede limitarse a la absoluta prohibición de actividades”, lo que tampoco es cierto. Por supuesto que una Ley Nacional puede prohibir que en las provinci as se desarrollen ciertas actividades de riesgo, mucho más en el caso de las fuentes de agua de cuencas hídricas que atraviesan varias provincias. Olvida el Decreto la prohibición por Ley del PCB (el refrigerante tóxico qu e se usaba en los viejos transformadores).< /o:p>

·        < /span>Dice que la p rohibición de la minería en los glaciares “ podría afectar el desarrollo ec onómico de las provincias involucra das”, sin explic ar de qué modo sería posible un desarrollo económico si s e carece de agua potable.< /font>

·    ;    Considera que las precauciones que se toman son excesivas, que no es necesario obliga r a una evaluación de impacto ambiental ni a realizar a uditorías ambientales, sino que bastan las normas provinc iales, que no detalla. Olvida que l as precauciones se toman debido a la enorme fragilidad de estos sitios, que se encuentran en un retroceso que no debe ser acelerado.

·   Dice que la Le y aprobada "condiciona cualquier otra actividad no prohibida a la presentación y aproba ción de estudio de impacto ambiental". De este modo, el Decreto presidencial confun de estudio de impacto ambiental con evaluación de impacto ambiental, un error que implica un aplaz o para cualquier alumno que rinda examen de estos temas . El estudio es sólo la carpeta con la presentació n de la empresa, pero la evaluación es un proced imiento complejo que incluye la discusión del estu dio en Audiencia Pública con todos los ciudadanos inter esados en manifestar su opinión sobre el mismo.< /font>

·     También cuestiona que "se pretende someter a las actividades en ejecuc ión a una nueva auditoría ambiental a resultas de la cual , podría disponerse el traslado o cese de la actividad" . La auditoría ambiental es la herramienta para saber si alguien realmente cumple c on lo que prometió que iba a hacer. Rechazar las auditorí as ambientales equivale a reconocer que hay empresas qu e no están cumpliendo con las normas ambientales y está n poniendo en peligro los glaciares.

· &nbs p;  Dice que< font size=4>Gobernadores de la zona cordillerana han manifestado su preocupación con lo dispuesto por la nor ma sancionada, toda vez que repercutiría negativamente< /font> en el desarrollo económico y en las inversiones que se llevan a cabo en dichas provincias". ¿Acaso e sos Gobernadores saben que en sus provincias hay empren dimientos mineros que no resistirían una auditoría ambi ental?

No detalla cuáles han sido los Gobernadores más preocupados por las inver siones que por el agua potable de sus respectivas provinc ias, pero de la lectura del Decreto se desprende la dec isión política de no realizar controles ambientales ser ios sobre la actividad minera y de no proteger las prin cipales fuentes de agua potable de nuestras zonas áridas y semiáridas.

En esta entrega, uste des reciben:

  • El texto de la Ley de Protección de Glaciares.
  • El Decreto que la vetó.
  • La obra de arte que acompaña esta entrega es " Los Dinamiteros", del pintor vasco Elías Salaverría, que nos muestra a l os hombres que se jugaron la vida para abrir a l a producción las vetas de los minerales. La he inclui do para recordarnos que la minería es una actividad de alto riesgo y que debe realizarse con los mayores controles posibles.
Un gr an abrazo a todos.
Antonio Elio Brailovsky
                &nb sp;           

        &nb sp;       

    &n bsp;          ;         &n bsp;          ;         &n bsp;         Elías Salaverría: " Los mineros", 1928

Ley de pres upuestos mínimos para la protección de los glaciares y del ambiente periglacial Nº 26.4128

ARTICULO 1º .- Objeto. La presente ley establece los presupuestos m ínimos para la protección de los glaciares y del ambien te periglacial con el objeto de preservarlos como reser vas estratégicas de recursos hídricos y proveedores de ag ua de recarga de cuencas hidrográficas.


ARTICULO 2º.- Definic ión. A los efectos de la presente ley, se entiende por glaciar toda masa de hielo perenne estable o que fluye lentamente, con o sin agua intersticial, formado por la r ecristalización de la nieve, ubicado en diferentes ecos istemas, cualquiera sea su forma, dimensión y estado de conservación. Son parte constituyente de cada glaciar el material detrítico rocoso y los cursos internos y supe rficiales de agua.

Asimismo, se entiende por ambiente periglacial el área de alta montaña con suel os congelados que actúa como regulador del recurso hí drico.

ARTICULO 3º.- Inventario. Créase el I nventario Nacional de Glaciares, donde se individualiza rán todos los glaciares y geoformas periglaciales que act úan como reservas hídricas existentes en el territorio nacional con toda la información necesaria para su adec uada protección, control y monitoreo.

ARTICU LO 4º.- Información Registrada. El Inventario Nacional de Glaciares deberá contener la información de los glac iares y del ambiente periglacial por cuenca hidrográfica, ubicación, superficie y clasificación morfológica de l os glaciares y del ambiente periglacial. Este Inventari o deberá actualizarse con una periodicidad no mayor de 5 años, verificando los cambios en superficie de los glac iares y del ambiente periglacial, su estado de avance o retroceso y otros factores que sean relevantes para su conservación.

ARTICULO 5º.- El inventario y monitoreo del estado de los glaciares será realizado por el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Cie ncias Ambientales (IANIGLA) con la coordinación de la A utoridad Nacional de Aplicación de la presente ley.

ARTICULO 6º.- Actividades Prohibidas. En los g laciares quedan prohibidas las actividades que puedan a fectar su condición natural o las funciones señaladas en el artículo 1º, impliquen su destrucción o traslado o i nterfieran en su avance, en particular las siguientes:< o:p>

a) La liberación, dispersión o disposición d e sustancias o elementos contaminantes, productos quími cos o residuos de cualquier naturaleza o volumen;< /o:p>

b) La construcción de obras de arquitectura o inf raestructura con excepción de aquellas necesarias para la investigación científica;

c) La explora ción y explotación minera o petrolífera. Se incluyen en d icha restricción aquellas que se desarrollen en el ambi ente periglacial saturado en hielo;

d) La instalación de industrias o desarrollo de obras o activid ades industriales.

ARTICULO 7º.- Todas las activ idades proyectadas en los glaciares o el ambiente perig lacial, que no se encuentran prohibidas, estarán sujeta s a un procedimiento de evaluación de impacto ambiental y evaluación ambiental estratégica, según corresponda co nforme escala de intervención, previo a su autorización y ejecución, conforme a la normativa vigente.

Se exceptúan de dicho requisito las siguientes act ividades:

< p class=MsoNormal style="MARGIN: 6pt 0cm; TEXT-ALIGN: jus tify">a) De rescate, derivado de emergen cias aéreas o terrestres;

b) Científicas, realizada a pie o sobre esquíes, con eventual toma de mue stras, que no dejen desechos en los glaciares y el ambi ente periglacial;

c) Deportivas, incluyend o andinismo, escalada y deportes no motorizados que no pe rturben el ambiente.< /font>

ARTICULO 8º.- Autorid ad Competente. A los efectos de la presente ley, será aut oridad competente aquella que determine cada jurisdicci ón.

ARTICULO 9º.- Autoridad de Aplicación . Será autoridad de aplicación de la presente ley el or ganismo nacional de mayor nivel jerárquico con competenci a ambiental.

ARTICULO 10.- Serán funciones de la autoridad de aplicación:

a) Formular las acciones conducentes a la conservación y protecció n de los glaciares y del ambiente periglacial, en forma coordinada con las autoridades competentes de las prov incias, en el ámbito del Consejo Federal de Medio Ambient e (COFEMA);

b) Realizar y mantener actual izado el Inventario Nacional de Glaciares, a través del I nstituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA);

c) Elaborar un inf orme periódico sobre el estado de los glaciares existente s en el territorio argentino, así como los proyectos o actividades que se realicen sobre glaciares o sus zonas de influencia, el que será remitido al Congreso de la Na ción;

d) Asesorar y apoyar a las jurisdic ciones locales en los programas de monitoreo, fiscalizaci ón y protección de glaciares;

e) Crear pro gramas de promoción e incentivo a la investigación;

f) Desarrollar campañas de educación e informa ción ambiental conforme los objetivos de la presente le y.

ARTICULO 11.- Infracciones y Sanciones. El incumplimiento de las disposiciones de la presente l ey y las normas complementarias que en su consecuencia se dicten, previo sumario que asegure el derecho de defen sa y la valoración de la naturaleza de la infracción y el daño ocasionado, serán objeto de las siguientes sancio nes, conforme a las normas de procedimiento administrat ivo que correspondan:

< font face="Times New Roman">a) Apercibimiento;< o:p>

b) Multa de CIEN (100) a CIEN MIL (100.000) sueldos mínimos de la categoría básica inicial de la ad ministración correspondiente;< /font>

c) Suspensión de la actividad de TREINTA (30) días hasta UN (1) año, se gún corresponda y atendiendo a las circunstancias del caso;

d) Cese definitivo de la actividad. < o:p>

Estas sanciones se aplicarán sin perjuicio d e la responsabilidad civil o penal que pudiere imputars e al infractor.

ARTICULO 12.- En caso de re incidencia, los mínimos y máximos de las sanciones previs tas en los incisos b) y c) podrán triplicarse. Se consi derará reincidente al que, dentro del término de CINCO (5) años anteriores a la fecha de comisión de la infrac ción, haya sido sancionado por otra infracción de causa ambiental.

ARTICULO 13.- Cuando el infracto r fuere una persona jurídica, los que tengan a su cargo l a dirección, administración o gerencia, serán solidaria mente responsables de las sanciones establecidas en la presente ley.< /p>

ARTICULO 14.- El importe per cibido por las autoridades competentes, en concepto de mu ltas, se destinará, preferentemente, a la protección y restauración ambiental de los glaciares afectados en ca da una de las jurisdicciones.

ARTICULO 15.- Disposición Transitoria. Las actividades descritas en el artículo 6º, en ejecución al momento de la sanción d e la presente ley, deberán, en un plazo máximo de 180 d ías, someterse a una auditoría ambiental en la que se i dentifiquen y cuantifiquen los impactos ambientales poten ciales y generados. En caso de verificarse impacto sign ificativo sobre glaciares o ambiente periglacial se ord enará el cese o traslado de la actividad y las medidas de protección, limpieza y restauración que correspondan.

< font size=3>ARTICULO 16.- Comuníquese al Poder Ejecut ivo.

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL SENADO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS VEINTIDÓS DIAS DEL MES DE OCTUBRE DEL AÑO DOS MIL OCHO.< /font>


B.O. 11/11/08 - Decreto 1837/08 - POLITICA AMBIENTAL NACIONAL - Observa Proyecto de Ley 26.418

P OLITICA AMBIE NTAL NACIONAL

Decreto 1837/2008

Obsérvase el Proyecto de Ley registrado bajo el Nº 26.418 < /font>

Bs. As., 10/11/2008

VISTO el Proyecto de Le y registrado bajo el Nº 26.418, sancionado por el HONORAB LE CONGRESO DE LA NACION el 22 de octubre de 2008, y

C ONSIDERANDO:

Que el Gobierno Nac ional se encuentra comprometido con la protección del m edio ambiente ya que es esencial para la calidad de vid a de las generaciones presentes y futuras. La preservació n del ambiente constituye un aspecto fundamental de la agenda política internacional con impactos crecientes e n el territorio nacional, declarándose al desarrollo su stentable como una política de Estado.

Que se ha avanzado en la incorporación de la dimensión ambiental en todos los niveles de Gobie rno, optimizando el uso de instrumentos tales como el o rdenamiento territorial, la obligatoria evaluación del impacto ambiental, la adopción de sistemas de diagnóstico e información ambiental, la participación ciudadana y el régimen económico de desarrollo sostenible.

< font face="Times New Roman">Que en ese sentido, la Ley Ge neral del Ambiente Nº 25.675 establece los presupuestos mínimos para el logro de una gestión sustentable y ade cuada del ambiente, la preservación y protección de la diversidad biológica y la implementación del desarrollo s ustentable.

Que la referida Ley General del Ambiente dispone que los instr umentos de la política y la gestión ambiental son: el o rdenamiento ambiental del territorio, la evaluación de im pacto ambiental, el sistema de control sobre el desarro llo de las actividades antrópicas, la educación ambient al, el sistema de diagnóstico e información ambiental y e l régimen económico de promoción del desarrollo sustent able.

Que además, e stablece el Sistema Federal Ambiental con el objeto de desarrollar la coordinación de la política ambiental, t endiente al logro del desarrollo sustentable, entre el Go bierno Nacional, los Gobiernos Provinciales y el Gobier no de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, instrumentado a través del Consejo Federal de Medio Ambiente. < /o:p>

Que, por otra parte, establ ece las normas que regirán los hechos o actos jurídicos lícitos o ilícitos que, por acción u omisión, causen d año ambiental de incidencia colectiva, definiéndolo como toda alteración relevante que modifique negativamente e l ambiente, sus recursos, el equilibrio de los ecosiste mas, o los bienes o valores colectivos.

Que por el Proyecto de Ley registrad o bajo el Nº 26.418 se procura establecer los presupues tos mínimos para la protección de los glaciares y del a mbiente periglacial con el objeto de preservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos y proveedores de agua de recarga de cuencas hidrográficas.

< b style="mso-bidi-font-weight: normal">Que a través de los artículos 3 º, 4º y 5º del mencionado Proyecto de Ley se crea el In ventario Nacional de Glaciares, donde se individualizar án todos los glaciares y geoformas periglaciales que ac túan como reservas hídricas existentes en el territorio n acional con toda la información necesaria para su adecu ada protección, control y monitoreo; se determina la in formación que deberá contener dicho Inventario y el plazo para su actualización; y se prevé su realización por e l Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Cienc ias Ambientales con la coordinación de la Autoridad Nac ional de Aplicación de la norma sancionada.

Que al respecto, como bien ha se ñalado el MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO, la gran mayoría de los glaciare s que están ubicados en el territorio continental argen tino, se encuentran en las adyacencias del límite interna cional con la REPUBLICA DE CHILE, en áreas que se encue ntran aún pendientes de demarcación, y la inclusión o e xclusión de glaciares en el inventario puede tener efecto s en relación con los trabajos de demarcación en curso.

Que el artículo 6º del Proyecto de Ley prohíbe, en los glaciares, las act ividades que puedan afectar su condición natural o que impliquen su destrucción o traslado o interfieran en su a vance, en particular las siguientes: a) la liberación, dispersión o disposición de sustancias o elementos cont aminantes, productos químicos o residuos de cualquier n aturaleza o volumen; b) la construcción de obras de arqui tectura o infraestructura con excepción de aquellas nec esarias para la investigación científica; c) la explora ción y explotación minera o petrolífera, incluyendo en dicha restricción aquellas que se desarrollen en el ambie nte periglacial saturado en hielo y d) la instalación d e industrias o desarrollo de obras o actividades indust riales.

Que, tal como señala la SECRETARIA DE MINERIA del MINISTERIO DE PLAN IFICACION FEDERAL, INVERSION PUBLICA Y SERVICIOS, el es tablecimiento de presupuestos mínimos no puede limitarse a la absoluta prohibición de actividades, sino por el c ontrario a fijar parámetros mínimos que las provincias deben asegurar, pudiendo éstas establecer parámetros más rígidos aún, de acuerdo a su especial situación ambient al.

Que, en la actu alidad, previo a la autorización de cualquier actividad y la concreción de cada inversión debe verificarse a n ivel provincial la posibilidad, viabilidad técnica y ambi ental de su realización, y así únicamente se procede a autorizar las actividades que implican o conllevan la p osibilidad de realizarse en el marco de un desarrollo s ustentable con cuidado del medio ambiente.

Que la prohibición de actividades d escripta en el referido artículo 6º del Proyecto de Ley , de regir, podría afectar el desarrollo económico de l as provincias involucradas, implicando la imposibilidad de desarrollar cualquier tipo de actividad u obra en zon as cordilleranas. En este sentido, la prohibición de co nstrucción de obras de infraestructura no toma en cuent a que muchas de ellas tienen carácter público y son de us o comunitario como los pasos fronterizos; y la prohibic ión de la exploración y explotación minera o petrolífer a, incluyendo en dicha restricción aquellas que se desa rrollen en el ambiente periglacial saturado en hielo, dar ía preeminencia a los aspectos ambientales por encima d e actividades que podrían autorizarse y desarrollarse e n perfecto cuidado del medio ambiente.

Que, en virtud de que la Ley General del Ambiente Nº 25.675 prevé el sistema de evaluación d e impacto ambiental previo a la autorización de toda ob ra o actividad susceptible de degradar el ambiente, la prohibición contenida en el artículo 6º del Proyecto de L ey sancionado resulta excesiva, no pudiendo constituir válidamente parte de un presupuesto mínimo ambiental. < o:p>

Que el artículo 7º del Proyecto de Ley dispone que todas las actividades proy ectadas en los glaciares o el ambiente periglacial, que no se encuentran prohibidas, estarán sujetas a un proced imiento de evaluación de impacto ambiental y evaluación ambiental estratégica, según corresponda conforme esca la de intervención, previo a su autorización y ejecució n, conforme a la normativa vigente, con excepción de las actividades de rescate, científicas y deportivas.

Que el referido artículo 7 º del Proyecto de Ley condiciona cualquier otra activid ad no prohibida a la presentación y aprobación de estud io de impacto ambiental.

Que el artículo 15 del Proyecto de Ley establece qu e las actividades descriptas en el artículo 6º, en ejecuc ión al momento de la sanción de la norma, deberán, en u n plazo máximo de CIENTO OCHENTA (180) días, someterse a una auditoría ambiental en la que se identifiquen y c uantifiquen los impactos ambientales potenciales generado s, y en caso de verificarse impacto significativo sobre glaciares o ambiente periglacial se ordenará el cese o traslado de la actividad y las medidas de protección, limpieza y restauración que correspondan.

Que el referido artículo 15 del Proy ecto de Ley, toda vez que pretende someter a las activi dades en ejecución a una nueva auditoría ambiental a re sultas de la cual, podría disponerse el traslado o cese de la actividad, no pondera que cada actividad en ejecuc ión en las provincias involucradas pasa por las evaluac iones y autorizaciones ambientales pertinentes previo a entrar en ejecución y es objeto de monitoreo constante p or parte de las autoridades ambientales provinciales. < o:p>

Que las actividades qu e la norma prohíbe en su artículo 6º y la realización d e una auditoría ambiental de las actividades en ejecuci ón prevista en el artículo 15, no contempla que las provi ncias involucradas, a través de las instituciones y las normas nacionales y locales existentes, cuentan con lo s controles suficientes para evaluar y autorizar las ac tividades de infraestructura, industriales, mineras, hidr ocarburíferas, etc., en plena armonía, equilibrio y cui dado del medio ambiente. < /p>

Que por ello, Gobernadores de la zona cordilleran a han manifestado su preocupación con lo dispuesto por la norma sancionada, toda vez que repercutiría negativame nte en el desarrollo económico y en las inversiones que se llevan a cabo en dichas provincias.

Que el artículo 41 de la Constitució n Nacional garantiza a todos los habitantes el derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarroll o humano y para que las actividades productivas satisfa gan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras. Asimismo, dispone que corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presup uestos mínimos de protección, y a las provincias, las n ecesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales.

Que el Proyecto de Ley sancionado, al disponer sobre recursos provinciales, excede el alcance de las fa cultades reservadas a la Nación en el artículo 41 de la Constitución Nacional.

Que las observaciones desarrolladas en los conside randos anteriores impiden la promulgación parcial del Pro yecto de Ley, por cuanto su aprobación parcial implicar ía alterar el espíritu y la unidad del proyecto sancion ado por el HONORABLE CONGRESO DE LA NACION.

Que el Gobierno Nacional, compro metido con la preservación del medio ambiente y en salv aguarda de la calidad de vida de las generaciones prese ntes y futuras, considera oportuno invitar a los Señores Gobernadores, Senadores Nacionales y Diputados Nacional es, de las Provincias cordilleranas, a constituir un fo ro interdisciplinario para la discusión de las medidas a adoptar en orden a la protección de los glaciares y del ambiente periglacial.

Que el PODER EJECUTIVO NACIONAL se encuentra facult ado para dictar el presente en virtud de lo dispuesto por el artículo 83 de la CONSTITUCION DE LA NACION ARGENTI NA.

Por ello,

LA PRESI DENTA DE LA NACION ARGENTIN A

DECRETA:

Artículo 1º — Obsérvase el Proyecto de Ley registrado bajo el Nº 26. 418.

Art. 2º — Devuél vase al HONORABLE CONGRESO DE LA NACION el Proyecto de Ley mencionado en el artículo anterior.

Art. 3º — Invítase a los Señores G obernadores, Senadores Nacionales y Diputados Nacionales, de las Provincias cordilleranas, a constituir un foro interdisciplinario para la discusión de las medidas a a doptar en orden a la protección de los glaciares y del am biente periglacial.

Art. 4º — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.

— FERNANDEZ DE KI RCHNER. — Sergio T. Massa.


< /span>

Todas nuestras informaci ones pueden reenviarse, reproducirse o publicarse libreme nte sin necesidad de autorización. Para darse de alta e n nuestra lista y recibir nuestros boletines, hacer cli c aquí y seguir las instrucciones:

http://www.eListas.net/lista/abrailovsky/alta < /span>

Mis mensajes anteriores están en: http://www.elistas.net/lista/abrailovsky/archivo/indice /1< /span> 

Los cursos que estoy dictando están en:

http://www.ambienteacademico.com.ar < /a>< /o:p>

Si no desean seguir recibiendo nuestras i nformaciones, escríbanme a < span style="mso-bookmark: OLE_LINK1">brailovsky@uolsinectis. com.ar< /span>

Mi teléfono particular es: 4957-3465. Los correos electrónicos de mi casa son: brailovsky@uolsinectis.com.ar< strong> y antonioeliobrailovsky@yahoo.com.ar


&nb sp;
ARGIN: 0cm 0cm 0pt">&nb



bnb