eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4973 al 5002 
AsuntoAutor
La Casa Amarilla d Alicia Y
El Trabajo del Mae =?utf-8?
Luz del Alma - Rev Verónica
Una Universidad qu Antonio
Hoy es un Punto en avirelli
Las Transmisiones avirelli
El Trabajo del Mae Sabidurí
Del 20 al 26 de fe vilma no
Encuentros de Medi angelsol
EL DISPARADOR COS avirelli
Centenario del nat Ricardo
el Libro del Conoc Raquel B
Recordá.(Por Julio vilmiss
23.02.2009 | ¿QUE Marice J
Dirigido a médico Marice J
Encuentro Regional Ricardo
Las Puertas de Ent Sabiduri
Habla un anciano s Amira I.
La Federación Galá vilmiss
Acerca de la adqui silvana
Presentación del f Marisa B
SEMANA SANTA EN C Gustavo
El libre albeldrio Alicia Y
Gira en Argentina Ricardo
=?utf-8?Q?Resultar =?utf-8?
Agenda de Marzo 20 Juan Ang
Videos de La Gran Red Gidg
Una Universidad qu Antonio
una opinión sobre Gustavo
Celia Fenn partici Alicia Y
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 4986     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] El Trabajo del Maestro Tibetano --- Segunda Parte
Fecha:Lunes, 23 de Febrero, 2009  11:05:03 (-0300)
Autor:Sabiduría Arcana <bvr @..........ar>


 

 
 

[ El Trabajo del Maestro Tibetano y Alice A. Bailey ]

 

 

        

 

Estructura y fondo del trabajo del Maestro Djwhal Khul con Alice A. Bailey,

con algunos de sus propósitos, directrices y puntos sobresalientes.

 

Segunda parte

 

 

El Septuple Propósito de Sanat Kumara

 

En la nueva enseñanza acerca de Shamballa, D. K. hizo hincapié sobre “el propósito subyacente de Sanat Kumara”. Algunos de los detalles sobre este séptuple propósito están definidos en el libro “Los Rayos y las Iniciaciones”, pp. 203 a 208, apartados a-b-c-d-e-f-g. Estos siete aspectos del propósito divino encarnan los siete rayos de energía que “reorganizarán y redefinirán la empresa jerárquica e inaugurarán así la nueva era”.

 

El primero de estos siete propósitos es “el desconocido, invisible e inaudible propósito de Sanat Kumara”. Es el secreto de la vida misma y conocido únicamente por El. Oculta el misterio central que todas las escuelas esotéricas -si se ajustan al impulso inicial- eventualmente revelarán. En la Regla XII para Discípulos e Iniciados (pág. 206 de la misma obra), se nos da una ligera indicación de lo que pueda ser ese desconocido y misterioso proyecto.

 

“Concierne al propósito y razón por la cual se encarnó nuestro Logos Planetario y se convirtió en la Vida misma que anima nuestro planeta, la Tierra”, que no es un planeta sagrado. El proceso de transformación, transmutación y transfiguración del planeta Tierra puede ser resumido en una palabra, redención. La redención planetaria es, por lo tanto, el campo de actividad en el que están involucrados los servidores esotéricos, en cooperación consciente con el Propósito divino. Así se explica el énfasis que, las verdaderas escuelas esotéricas -actuales y futuras-, ponen sobre el “aspecto Vida”, sobre la voluntad divina y sobre el desarrollo de un nuevo Yoga -el Yoga de síntesis-, el “Yoga de Fuego”. (Ver también: Introducción al Agni Yoga, de Vicente Beltrán Anglada)

 

 

Entrenamiento para el Discipulado

 

Hay una marcada insistencia del Tibetano en todas sus obras sobre “el nuevo discipulado”. Este énfasis no sólo se debe a las renovadoras influencias de la Era de Acuario, sino también al nuevo alineamiento planetario entre Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad, que trajo como consecuencia la reorganización interna de la misma Jerarquía, creando relaciones y comunicaciones más estrechas con Shamballa y la Humanidad a la vez. Además, también se debe a la creciente e inesperada expansión de la conciencia humana respondiendo al estímulo espiritual. El Tibetano dijo: “la oleada de vida espiritual es hoy tan fuerte y pujante que en los próximos ciento cincuenta años demostrarán la naturaleza real del Reino de las Almas, o de Dios. Esto producirá cambios fundamentales en los objetivos inmediatos del progreso humano, en los planes de los Maestros, en la enseñanza dada y en el entrenamiento presentado”. El Tibetano continúa enumerando los objetivos que tienen ahora por delante los discípulos que se entrenan para la iniciación, y que se pueden localizar en el Volumen II de “El Discipulado en la Nueva Era”, en pp. 202 a 265. Merece la pena examinarlos de cerca; he aquí un breve resumen de los mismos:

 

1.      El servicio de relaciones planetarias que desvían la atención del discípulo de sí mismo y desarrolla su conciencia llevándolo hacia la síntesis, la plenitud y el sentido de integridad y totalidad.

 

2.      El sentido de “supervisión inteligente” que lleva a un amplio y constante reconocimiento de “un control enfocado en la vida y las circunstancias diarias, el futuro y el destino”. Esto le da una percepción interna iniciática del propósito y de su plan en desarrollo.

 

3.      El sentido de la orientación hacia la humanidad. Esto implica el “hábito de una correcta orientación” hacia la humanidad, como un campo de servicio, lo que requiere descentralización y un nuevo tipo de sensibilidad hacia las necesidades del mundo.

 

4.      El sentido de la impresión registrada. Esto concierne a la Ciencia de impresión que será oportunamente el “objetivo principal de los sistemas educativos” de la nueva era. La Jerarquía considera que la humanidad es ahora suficientemente inteligente y puede ser entrenada para que interprete correctamente.

 

5.      La evocación de la voluntad. Esto es, particularmente, un desarrollo nuevo y muy necesario. La voluntad es “ese aspecto divino del hombre, que lo pone en armonía con el propósito divino y luego es controlado por éste, inteligentemente entendido en tiempo y espacio y complementado por el alma como expresión de la aplicación amorosa de la voluntad”. Cultivar esta percepción de primer rayo es el “poderoso medio por el cual los aspectos más elevados de la voluntad espiritual (aún en embrión) pueden ser desarrollados”.

 

6.      El sentido de lo inminente. El verdadero discípulo está relacionado con lo “espiritualmente inminente”. Esto incluye la adquisición del sentido del momento propicio. El discípulo “debe percibir lo que está a punto de precipitarse en el pensamiento humano, en la vida y las circunstancias”, y dar esos pasos esotéricos que le permitirán reconocer lo que está a punto de revelarse o ser kármicamente útil, resultando un colaborador activo.

 

Tales son los nuevos desarrollos de la enseñanza que están a disposición de quienes tienen un correcto enfoque y orientación.

 

Entre estos seis objetivos los números 1, 3 y 5 conciernen al trabajo que se debe hacer en el seno de la sustancia de los tres planos de la evolución humana (mental, emocional y físico), en los reinos subhumanos de la naturaleza y de todo el planeta en respuesta a la realización del Plan y al reconocimiento del Propósito.

 

Los números 2, 4 y 6 conciernen al registro en la conciencia de los planos sutiles de la mente y del significado y los medios ocultos de la comunicación subjetiva entre los estados de conciencia.

 

Esto requiere del discípulo en entrenamiento trabajar con tal acentuada atención y estabilidad ashrámica que el conocimiento que posee del Maestro y del ashrama no sea de tal preponderancia que llegue a deformar la visión del Plan y a perturbar el ritmo del ashrama.

 

El sentido de las relaciones planetarias sustituye en el discípulo el sentido de las relaciones humanas, anulando la posibilidad de error o negligencia en las relaciones con sus semejantes. Por lo cual, toma conciencia de las relaciones extraplanetarias existentes y también de la actividad de la evolución Dévica en sus relaciones con la Jerarquía espiritual.

 

 

Futuras Escuelas de Misterios

 

El Maestro Tibetano indica que, a finales de este siglo o comienzos del siguiente, vendrán a la existencia las nuevas Escuelas de Misterios. Estas serán establecidas por antiguos y expertos iniciados, pertenecientes al ashrama, a medida que prosiga la exteriorización de la Jerarquía. Las escuelas estarán repartidas en dos grupos. Uno preparatorio y otro más avanzado. El primero para aspirantes y el segundo para iniciados.

 

D. K. señala que las Catorce Reglas para aspirantes (presentadas en el libro Iniciación Humana y Solar, y las Catorce Reglas para Discípulos e Iniciados (descritas en el libro Los Rayos y las Iniciaciones, quinto y último de los Tratados sobre los Siete Rayos), formarán la enseñanza fundamental de los dos tipos de Escuelas.

 

La Ciencia de la Meditación y la constatación consciente del antakarana serán los dos primeros pasos de la formación esotérica en todas las verdaderas Escuelas de Misterios. Estas disciplinas desarrollan el sentido de la totalidad y síntesis que es la percepción oculta y facultad indispensable para quienes hayan de ser formados en las nuevas escuelas, los cuales serán “los constructores del nuevo mundo y los educadores de la futura opinión”. Tal es el objetivo de la enseñanza esotérica de la nueva era: correcta interpretación y total dedicación a la reconstrucción del mundo.

 

 

El Trabajo a Realizar

 

El Maestro Tibetano ha señalado claramente lo que a él le gustaría ver realizado en el presente y en el futuro inmediato. “El trabajo que debe realizarse es el siguiente, y no me extenderé sobre el mismo porque han sido entrenados para realizarlo; saben lo que debe hacerse y la responsabilidad es de ustedes -como lo será mi infalible ayuda”:

 

1.      Preparar a los hombres para la reaparición de Cristo. Este es el primer y mayor deber. La parte más importante de este trabajo es enseñar a los hombres -en amplia escala- a emplear La Gran Invocación para que llegue a ser una plegaria mundial, y a enfocar la demanda invocadora de la humanidad.

 

2.      Ampliar el trabajo de Triángulos, de manera que, subjetiva y etéricamente, la luz y la buena voluntad puedan abarcar la Tierra.

 

3.      Promover incesantemente el trabajo de Buena Voluntad Mundial, para que cada nación pueda tener su grupo de hombres y mujeres dedicados al establecimiento de rectas relaciones humanas. El núcleo lo poseen. Deben por lo tanto iniciar la expansión. Tienen el principio de la buena voluntad presente, en todo el mundo; la tarea será realmente pesada, pero está lejos de ser imposible.

 

4.      Emprender la constante distribución de mis libros, que contienen mucha enseñanza para la nueva era. En último análisis, los libros son para ustedes las herramientas de trabajo y los instrumentos por los cuales entrenarán a sus trabajadores. Traten de que circulen constantemente.

 

5.      Esfuércense por hacer del Festival de Wesak un festival universal, que sea reconocido como de valor para todos los credos. En este festival dos Guías divinos, de Oriente y de Occidente, colaboran juntos y trabajan en la más estrecha unión espiritual; el Cristo y el Buda emplean este festival cada año como punto de inspiración para el trabajo del año próximo. Traten de hacer lo mismo. Entonces, las energías espirituales estarán excepcionalmente disponibles.

 

6.      Descubran a los miembros del nuevo grupo de servidores del mundo donde sea posible y fortalezcan sus manos. Busquemos en todas las naciones y en todas las expresiones de las distintas líneas de pensamiento y puntos de vista. Recuerden siempre que en doctrina y dogma y en técnicas y métodos, podrán diferir ampliamente de ustedes, pero en el amor a sus semejantes, en la buena voluntad práctica y en la devoción para el establecimiento de rectas relaciones humanas, están con ustedes, son sus iguales y probablemente puedan enseñarles mucho.

 

Que la bendición de Aquel a Quien todos servimos se derrame sobre ustedes y los discípulos de todas partes y que se dediquen plenamente a ayudar a los hombres a pasar de la oscuridad a la luz y de la muerte a la inmortalidad. (La Exteriorización de la Jerarquía, pp. 527 y 528)

 

 

                                                        *       *       *

 

Como podrán apreciar, el delineamiento del trabajo a realizar para producir el Gran Cambio está completo en estos dos correos que acabamos de mandar bajo el título "El Trabajo del Maestro Tibetano", quien actúa como vocero de la Jerarquía Espiritual Planetaria. Sólo hay que tener la valentía de llevarlo a cabo. Y también habría que agregarle el Triple Proyecto Jerarquico (VBA) que complementa maravillosamente lo expuesto.

 

                                                                                                                                                              Sabiduría Arcana

 
 

 

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios, Que afluya luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra. – Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya amor a los corazones de los hombres; Que Cristo retorne a la Tierra. – Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres; El propósito que los Maestros conocen y sirven. – Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puerta donde se halla el mal. – Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.


Ver y descargar PPS
Solicita tarjetas color gratis de La Gran Invocación en
 
 
 
 
 
*       *       *
 
 
 


Para suscribirte a Sabiduría Arcana sólo tienes que enviar un mail a: sabiduria-arcana-subscribe@gruposyahoo.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 





Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visitar páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web. ¿A qué esperas?
es.corank.com