eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5911 al 5940 
AsuntoAutor
Resurrección, Plen Sabiduri
Paz en la Tierra Red de T
La Creacion de un Red de
Enamoramiento y Am Amira I.
Los mensajes en la Alicia C
Nuestro cerebro- Alicia C
El Poder de la Red de
Yogoterapia en Men Amira I.
=?utf-8?B?RGVzY3Jp Cristina
PROGRAMA DE TRANSF Plata de
Bitácora de la Tie Graciela
Humanure- Talleres Marcela
Primer Encuentro M Marcela
Convocatoria Encue Amira I.
Bitácora Planetari nicol si
EL PLANETA SALVAJE Cristina
CUENCOS DE CUARZO- Marcelo
TODOS PUEDEN CANAL Ines Eli
Sábado 19 - Cienci Red Luz
Vigilia Dia Intern Sabiduri
Cuando y como acab Red de C
Fwd: DIA INTERNACI Red de C
Vigilia Dia Intern Sabiduri
Invitación: Confe Marice J
Dia Internacional Sabiduri
Argentina en Mexic Red de C
Fundacion Marambio Red de C
Para que defiendas Red de C
Equinoccio 2009 L Thammy A
TAREA DEL 19 AL 22 ariel Go
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 5921     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] Resurrección, Plenilunios y La Gran Invocación
Fecha:Sabado, 12 de Septiembre, 2009  11:24:23 (-0300)
Autor:Sabiduria Arcana <bvr @..........ar>


Desde el punto de Luz en la Mente de Dios, Que afluya luz a las mentes de los hombres; Que la Luz descienda a la Tierra. – Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Que afluya amor a los corazones de los hombres; Que Cristo retorne a la Tierra. – Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres; El propósito que los Maestros conocen y sirven. – Desde el centro que llamamos la raza de los hombres, Que se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puerta donde se halla el mal. – Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra.

     [ Resurrección, Plenilunios y La Gran Invocación ]

Por Unidad de Servicio Acuarius

La individualización humana llevada a cabo en la Tierra en los viejos tiempos de la Lemuria, en realidad fue la gloriosa y apoteósica inauguración de la apertura de un ciclo terrestre de Resurrección Planetaria vía y teniendo al reino humano como eje central, vital y fundamental de este magno evento redentor planetario. La evolución acorde al Propósito y Plan Divino implica una vastedad de elementos, entre estos la Ley de los Ciclos y por lo tanto inexorablemente toda evolución real transita a través una forma Espiral Ascendente. Esto significa siempre la apertura del ciclo, su experimentación y vivencia y cierre del ciclo, para luego producir la apertura de otro ciclo superior y por ende ascendente. Esta Ley de Ciclos y de progreso en espiral ascendente incluye y abarca desde las micropartículas que constituyen un átomo hasta las galaxias y el cosmos infinito, obvio pasando e incluyendo todos los componentes de estas micro y macro-unidades de Luz y Vida.
 
Excluyendo la mención de otros ciclos planetarios mayores y sus implicaciones, concentrémonos en  el reino humano, siendo este reino factor esencial en el proceso de evolución planetaria. Inicia su magna tarea contenida en el Propósito Divino para este planeta en manifestación, con una meta u objetivo, la resurrección etérica-física. Posteriormente, habiendo logrado la anterior resurrección, en esta nueva fase evolutiva el objetivo es la resurrección del mundo emocional, y realmente en los tiempos actuales la exigencia evolutiva contenida en el Plan Divino para el ser humano es la resurrección del mundo mental y así cumplir con el mandato de Cristo, “dejar brillar vuestra luz delante de los hombres.”
 
En toda esta larga y profunda fase evolutiva de resurrección implicada con los niveles etérico-físicos, emocionales y mental inferior, la resurrección es un proceso ciego, inconsciente y pleno de dolor y sufrimiento, o en otras palabras la experimentación de la resurrección, la vivencia de la Ley de los Ciclos y la aplicación y experimentación de leyes, principios, objetivos, metas, dinámicas evolutivas, etc., etc., son una empresa evolutiva realizada por parte del ser humano de forma inconsciente y por ende ciega.
 
Solamente al inicio del Sendero de Probación que conduce al Nacimiento en Belén, puerta que inicia el Sendero del Discipulado, la empresa evolutiva y el Plan Divino sustentador de la evolución empiezan tenuemente a perfilarse dentro de la consciencia del peregrino en la luz que recorre esta fase evolutiva y ello significa el esfuerzo consciente por asumir la propia evolución con sus vastas implicaciones de forma más plena y efectiva.
 
La Resurrección Real planetaria es de Segundo Rayo y se le experimenta en su apoteósica y excelsa manifestación, magia y poder en la Séptima Iniciación planetaria, de esta forma cada una de las iniciaciones anteriores son realmente fases de los diversos resultados de la Ciencia de la Resurrección autoaplicada por el aspirante en la Luz. Por ejemplo, la Primera Iniciación o Nacimiento en Belén inexorablemente vinculada con el Séptimo Rayo y con el plano etérico-físico; la Segunda Iniciación o Bautismo en el Jordán vinculada con el Sexto Rayo y plano astral, y así sucesivamente.

El nuevo ciclo evolutivo se conoce como la Era de Acuarius, ubicándose Acuarius en la Cruz Fija, Cruz astrológica gobernada  y condicionada por el Segundo Rayo y Acuarius mismo se gobierna y rige por el Séptimo y Segundo Rayo. La Ciencia de Invocación y Evocación es también gobernada, condicionada y regida por el Segundo Rayo, añadiendo que la Ciencia del Mántram Yoga está vitalmente implicada con el Séptimo Rayo y todo esto sucediendo dentro de un sistema solar de Segundo Rayo.
 
Esto y muchos más elementos son parte del contenido del nuevo ciclo planetario de 2100 años, que a su vez este ciclo mayor forma parte de las vueltas o ciclos ascendentes que forman la Espiral Ascendente de la evolución del planeta Tierra que tiene como objetivo la excelsa y gloriosa Resurrección del Divino Logos Planetario en Su glorioso peldaño evolutivo cósmico.
 
La tradición católica–cristiana celebra la Semana Santa y la Resurrección Crística en la primera Luna Llena de Aries, lo cual en realidad es un reflejo distorsionado de la Celebración de la Séptima Iniciación Planetaria vinculada con le Plano Divino o Adi, el primer subplano del Plano Físico Cósmico. Recordando que de ahora en adelante ya no se le reconocerá al Cristo como el Cristo Crucificado, sino como el Cristo Resucitado, todo ello implicado con un simbolismo muy importante e interesante, para la visión, meta, objetivo y realización humana y espiritual a lograr por la familia humana.
 
La Ciencia de la Resurrección, La Gran Invocación y por ende la Ciencia de la Invocación y Evocación, los Plenilunios, y la Ciencia del Mántram Yoga tienen como elemento vital y esencial la magia, poder, luz, leyes, principios,  dinámica, etc.,  del Segundo Rayo y del Séptimo Rayo, rayos gobernantes y condicionadores de la Nueva Era Acuariana, rayos que complementados por otros rayos más, determinarán la nueva civilización y cultura terrestre acorde la Respuesta o Reacción de la familia humana.

La Gran Invocación  |  Video meditativo  Audiovisual  |  LGI, la magia y los acontecimientos actuales  LGI  |  Video sintetico de 1 min   Ser Nodo de Distribucion de La Gran Invocacion  Descargar Libro de Estudio LGI  Red Mundial de Triangulos  |  LGI en Red

 
Las 12 ó 13 Lunas Llenas forman un ciclo anual, lo cual significa que en el mundo mágico de la evolución sustentada en la Ley de Ciclos forman una Espiral Ascendente, siempre los Ciclos Mayores conteniendo en forma inherente muchos ciclos menores. Por ejemplo, las  Lunas Llenas contenidas en un año son una vuelta o ciclo de una espiral conformada por años y estos años forman otras vueltas o ciclos de otras espirales mayores. Las Lunas Llenas de Aries, Tauro y Géminis son el núcleo vital de este ciclo anual, estas tres Lunas Llenas son la Pulsación Vital y Central, son el cierre y la apertura de un nuevo ciclo siempre dentro de una vuelta superior de la espiral. Por lo tanto, las Lunas Llenas de Géminis a Libra son de Dilatación o Expansión, la Luna Llena de Escorpio culmina la expansión e inicia la siguiente fase que es de Contracción y esta fase concluye con la Gloriosa Resurrección en Aries y la proclama, “Surjo y desde el plano de la mente rijo,” por parte del Guerrero consagrado e identificado con la Voluntad, Intención, Propósito y Plan Divino. La Pulsación o Pulso Vital y Central manifestado y experimentado en las tres Lunas mayores de Aries, Tauro y Géminis determinan y cualifican el Ritmo Base que imperará durante las Lunas Llenas restantes del ciclo anual.
 
Este Ritmo Base en las siguientes Lunas Llenas del año será enriquecido, fortalecido, matizado, etc., por los elementos contenidos en cada una de las Lunas Llenas a realizarse para completar el ciclo anual; estos elementos son astrológicos, de rayos, de Constelaciones, del Sistema Solar, del planeta como lo son de Shamballa, de la Jerarquía Divina, de los Ashramas que conforman la Jerarquía Divina, y por lo tanto a nivel de la Humanidad Una, implicando a cualquiera de los Siete Campos de Experiencia humana, Política, Educación, Economía, y así sucesivamente, y muchos otros elementos más.

Todo ritmo real proveniente de fuentes superiores de Mayor Luz y Vida, de la Jerarquía Divina, de Shamballa, del Corazón del Sol, del Gran Sol Central, etc., se sustenta inexorablemente en un Triángulo Mágico conformado de la siguiente forma, Puntualidad, Precisión y Sincronización, y su resultado explícito es la Belleza, y por ende el progreso real hacia esferas divinas y superiores de los Mundos del Significado, la Verdad y la Vida. Cuando existe la ausencia del ritmo correcto y real, entonces la Ley de los Ciclos no funciona correctamente y una evidente manifestación de ello es el caos, la fealdad, el dolor, el sufrimiento y la destrucción.
 
Este mismo ciclo se manifiesta mensualmente de la forma siguiente, La Luna Llena es la Cúspide o  Pulsación Vital y Central, incluyendo los tres días anteriores, el día exacto de la Luna Llena y los tres día posteriores, lo cual significa que desde la Luna Llena a la Luna Nueva es la fase de expansión y desde la Luna Nueva hasta la Luna Llena es la fase de contracción, todo esto siempre vinculado inexorablemente a una serie de elementos de constelaciones, solares, planetarios y terrestres, no solamente de la dimensión física sino también de las dimensiones subjetivas contenidas en el Plano Físico Cósmico y más allá de este plano de manifestación. Cada Luna Llena viene repleta de elementos redentores y por ende de Luz y Vida. Por ejemplo, existen tres tipos de acciones muy especificas contenidas en las diversas Lunas Llenas, que se pueden entender como Crisis de Individualización, Crisis de Orientación y Crisis de Iniciación, otros elementos más como rayos, elementos astrológicos, y así sucesivamente.
 
Continuando con este mismo ciclo, se encuentra manifestado semanalmente donde el día de la Luna Llena es el día central y factor determinante y los tres días posteriores son de expansión o distribución de las energías acumuladas en los días anteriores. Estas energías se distribuyen en el triple mundo de las formas, mundo de la mente inferior, mundo emocional y mundo etérico-físico y los tres días anteriores son de contracción, lo cual significa de meditación y polarización firme e indesviable en los Mundos Superiores, el Alma Divina, el Ashrama, la Jerarquía Divina, Shamballa, y otros mundos más de Luz y VIDA, con la finalidad de recibir y contener la mayor cantidad posible de las dadivas divinas disponibles en ese momento. Este mismo ciclo se sucede en el día exacto de la Luna Llena de la siguiente forma, las 12 horas posteriores a la Hora exacta de la Luna Llena son de expansión y distribución y las 12 horas previas son de contracción o polarización, orientación firme hacia el mundo subjetivo, etc. Y finalmente se encuentra este mismo ciclo en el corazón del cuerpo humano con su latido o pulso cardiaco y su Diástole o movimiento de dilatación o expansión y la Sístole o movimiento de contracción. De esta forma el alineamiento, sincronización y ritmo de la Vida y Luz viajan desde esferas ultra-solares pasando por Shamballa, por la Jerarquía Divina, el Alma divina del ser humano hasta anclarse en el corazón humano. 
 
¿Y qué función desempeña La Gran Invocación en relación con los Plenilunios y la Ley de Ciclos? La respuesta abarca un tema demasiado enorme, como para responder con suficiente satisfacción. Sin embargo, se puede mencionar lo siguiente: La familia humana en su inmensa mayoría vive y existe condicionada fehacientemente por el pasado, y no condicionada e influenciada vitalmente por el futuro, el futuro no como tiempo, sino como Estado de Ser. Este estado de Ser tiene su centro vital de existencia en Shamballa, y es en los tiempos presentes de evolución que La Gran Invocación, los Plenilunios y el continuo proceso y dinámica de la Ciencia de la Resurrección conducen a Shamballa, en un distante futuro. La visión y los hechos del presente orientados hacia el futuro para la resurrección individual, colectiva y total de la humanidad son elementos vitales de la evolución humana y esta visión del futuro como Estado de Ser se encuentra implícitamente contenida en sus diversas fases, grados, alcances, etc. en La Gran Invocación.
 
Otra factor a mencionar vinculado con La Gran Invocación y los Plenilunios es la Ciencia del Mántram Yoga donde la Voluntad y el Sonido mántrico desempeñan una función esencial en la construcción del nuevo mundo y del nuevo cielo. Es aquí  donde la magia, luz y poder del Segundo y Séptimo Rayo, rayos contenidos en la Era de Acuarius, se fusionan en la magia y poder de La Gran Invocación creando una nueva realidad desde el reino mineral hasta Shamballa; igualmente en el planeta Tierra, donde el ritmo del Alma divina se impone sobre la vivencia arrítmica de la triple personalidad humana, y el Ritmo de la Jerarquía Divina triunfa sobre el caos, la fealdad y la destrucción de la familia humana.
 
Finalmente La Gran Invocación es la Respuesta por excelencia y máxime cuando se fusiona con el Entusiasmo del peregrino en la luz a la Pulsación Central, a las energías entrantes a la esfera planetaria, al Llamado Superior que surge desde el supremo Concilio de Shamballa, porque ante los impactos e impresiones de las energías en cada Luna Llena también se puede reaccionar o responder mecánicamente y ello significa aumentar el dolor, sufrimiento y destrucción planetarios. Así usando un corazón radiante, donde el entusiasmo sabio y la Imaginación Creadora y una mente con su poder, con su luz y Visualización y la Volunta Espiritual y Divina son los vehículos implícitos en La Gran Invocación, lo que conduce a la Realización intrínseca del Plan Divino en la Tierra.

 
                                                                                                  Unidad de Servicio Acuarius


 



Vigilia Dia Internacional de la Paz 2009

Español   |   Português   |   Italiano   |   English   |   Deutsch
 
 
Consiste en recitar LGI cada 15 min, ¿recuerdas?
 
¡¡¡ Vamos todavía !!!

 

"Preparar a los hombres para la reaparición de Cristo. Este es el primer y mayor deber.
La parte mas importante de este trabajo es enseñar a los hombres -en amplia escala-
a emplear La Gran Invocación para que llegue a ser una plegaria mundial,
y a enfocar la demanda invocadora de la humanidad."
 
                                                                                                                    Maestro Tibetano Djwhal Khul
 
 


Para suscribirte a Sabiduría Arcana sólo tienes que enviar un mail a: sabiduria-arcana-subscribe@gruposyahoo.com

 






Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visitar páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web. ¿A qué esperas?
es.corank.com









Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service