eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8101 al 8130 
AsuntoAutor
1° CICLO: PREPARAC chelange
Cita diaria Juana Al
asombrosas y multi Juana Al
'La independencia REDLUZ
=?utf-8?B?TE9TIE5J Juana Al
otra Cita diaria Juana Al
Compartiendo Progr *M & S*
Re: Cita diaria Georgina
=?utf-8?B?QUxDQU5a Goyo
Cita semanal de Te Juana Al
ORGANIZACIÓN SOCIA Juana Al
Re: Cita Diaria 14 Juana Al
otra Cita diaria Juana Al
RE: virginia
Formación en desar FATIMA
Seminarios de vera ram su
Cita Diaria Juana Al
Cita diaria Juana Al
Formación en desar FATIMA
Participá en el Te *M & S*
2 x 1 Talleres: RE Juan Ang
Re: Participá en e Espacio
"EARTH SONG" de Mi Gloria H
Formación en Const Info
Ser Nodo en la Red Sabiduri
Urgente PONGAN FIN Gloria H
Fw: MEDITACIONES 2 Carolina
Re: "EARTH SONG" d Luisa El
Fw: Un fragmento d Carolina
Cita Diaria Juana Al
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 8121     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] 'La independencia es otro nombre de la dignidad' / Eduardo Galeano en Mexico
Fecha:Miercoles, 23 de Febrero, 2011  12:10:45 (-0600)
Autor:REDLUZ <lacasadelared @.....com>


Para: Red Iberoamericana de Luz <redluz@elistas.net>
Fecha: 23 de febrero de 2011 11:49
Asunto: 'La independencia es otro nombre de la dignidad' / Eduardo Galeano en Mexico



Entrega Ebrard al escritor uruguayo diploma de honor y la Medalla 1808

México, víctima de la hipocresía del norcosistema universal: Galeano

La ayuda del norte ha sembrado al mundo de dictaduras militares, advierte

Foto
Los escritores Elena Poniatowska y Eduardo Galeano, luego de la ceremonia en que el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, entregó al uruguayo un diploma de honor y la Medalla 1808
Foto Francisco Olvera

Ericka Montaño Garfias
Periódico La Jornada
Miércoles 23 de febrero de 2011, p. 14

Eduardo Galeano en México. El escritor uruguayo recibió este martes el diploma de honor y la Medalla 1808 como reconocimiento a su trayectoria, en una ceremonia realizada en el antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Durante su discurso, Galeano agradeció a México y manifestó su solidaridad con el país “ahora que esta tierra entrañable está siendo víctima de la hipocresía del narcosistema universal, donde unos ponen la nariz y otros los muertos, y unos declaran la guerra y otros reciben los tiros.

“Y en estas horas duras, México está recibiendo veladas amenazas del gran hermano del norte que parece que quiere venir a salvar a este país de la violencia y del caos, y eso corresponde a la tradición mesiánica del hermano del norte que a lo largo de casi toda su vida independiente se ha consagrado a esa tarea, al parecer encomendada por Dios, de salvar a los países que necesitan su ayuda. Me parece muy peligroso, porque en la experiencia esa ayuda ha sembrado al mundo de dictaduras militares, ha convertido a Irak en un manicomio y está convirtiendo a Afganistán en un vasto cementerio.

“A mí –dijo– me parecen peligrosos todos los mesianismos, tengan el color político que tengan y provengan de la religión de donde provengan. El único mesianismo que no parece peligroso es el mesianismo de Lionel Messi, el mejor jugador de futbol del mundo.”

Antes de la ceremonia, donde recibió la medalla de manos del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, y a la que asistiero los escritores Elena Poniatowska y Jaime Labastida, entre otros, el autor de Las venas abiertas de América Latina se reunió con la prensa, donde habló de los sucesos de los días recientes en Medio Oriente, el narcotráfico, su voto en favor de la legalización de las drogas como única salida al problema, tema que ha sido una constante en sus entrevistas recientes.

Lo que ocurre en Medio Oriente “es una explosión de furia colectiva, con un poder de contagio realmente asombroso, y me parece maravilloso que ocurra, como un hermoso fuego que se está propagando en dirección a la democracia de verdad, no a la democracia que dice ser democracia, pero que es ‘cracia’ nada más: es poder nada más, y de ‘demos’, de pueblo, no tiene nada. Si tiene una verdadera dirección y va hacia la libertad, son aspiraciones legítimas y difíciles de contradecir, pero que chocan contra estructuras de poder muy sólidas, alimentadas por años y años”, dijo el ensayista, quien en ese momento estuvo acompañado por la productora Bertha Navarro y Alejandra Moreno Toscano, la autoridad del fideicomiso del Centro Histórico.

En América Latina, en tanto –continuó–, estamos asistiendo a una especie de brote, de rebrote, de las energías lindas, de creación, que parecían agotadas, ya muy cansadas y que están volviendo a nacer. Una voluntad de cambio que se expresa de distintas maneras.

Las personas a la larga se cansan de ser nadie dentro de esos regímenes que los convierten en un montón de nadies, y entonces surgen, como ha ocurrido en América Latina, movimientos interesantísimos, como los de Venezuela y Bolivia.

Tema inevitable durante la conferencia de prensa, el del narcotráfico. Dijo el autor de Memoria del fuego: “El narcotráfico hoy por hoy está logrando que algunos estados se conviertan en narcoestados, donde el Estado ha desaparecido o ha renunciado a buena parte de sus funciones más importantes como gestor del poder público, para convertirse nada más que en verdugo y policía de la población, y ese lugar vacío lo ocupan, en algunos países, los narcos, que son los que están consagrados al negocio más lucrativo del mundo; creo que esta es una gran fiesta de la hipocresía universal también, que no viene ahora, sino de los muy viejos tiempos”, y recordó a la reina Victoria, quien era una narcotraficante que quería llevar a China las drogas que producía en India.

Ahora, ¿en qué cambió?, si el principal proveedor de heroína del mundo es Afganistán, que produce casi toda la heroína que se consume en el mundo, y resulta que es un país ocupado, pero según la legislación internacional, el país ocupante es responsable de lo que ocurre en el ocupado; entonces, algo tendrá que ver esa nación ocupante con el tráfico de drogas que ocurre ante sus ojos y a cargo de su gente, de todos estos señores de la guerra que ponen y sacan del poder. Es pura hipocresía también porque el tema de la droga remite a un punto central, que es el consumo, donde se consume la mayor parte de la droga que se produce en el mundo, y es justamente en el país del norte, que es el campeón de la guerra contra la droga.

Y repite la pregunta ¿Por qué será que la droga no se legaliza?, si basta ver lo que ocurrió con la ley seca en Estados Unidos, donde Al Capone hizo su fortuna vendiendo el alcohol que estaba prohibido. La droga es el más jugoso de todos los negocios, que sobre todo brinda fortunas a los grandes bancos del mundo, que son los especialistas en las operaciones invisibles, en la borratina de las huellas, y a una larga lista de intermediarios que se enriquecen y tiene mucho poder político. A la droga habría que legalizarla de una vez, no por un país aislado, sino un grupo de países; tendríamos que ponernos de acuerdo para legalizarla y para que esto implique un control médico sobre la población en general, no veo otra salida.

Asimismo, hizo un reconocimiento a la periodista Carmen Aristegui y llamó a no pecar nunca contra la esperanza, recomendación que le hizo su amigo Carlos Quijano, fundador de la revista Marcha. Sería bueno que los políticos y los periodistas tuvieran esa frase escrita con letras grandes. No hay que pecar contra la esperanza colectiva.

http://www.jornada.unam.mx/2011/02/23/index.php?section=politica&article=014n1pol


La independencia es otro nombre de la dignidad
Eduardo Galeano

Quiero dedicar este homenaje a la memoria viva de dos Carlos: Carlos Lenkersdorf y Carlos Monsiváis, amigos muy queridos que ya no están, pero siguen estando.

***

Y empiezo por decir gracias: Gracias, Marcelo, por este regalo, esta alegría. Te digo gracias en nombre propio y también en nombre de los muchos sureños que jamás olvidarán su gratitud a México, el país de su exilio, refugio de perseguidos en los años de mugre y miedo de nuestras dictaduras militares.

Y quiero subrayar que México merece, por eso y por muchos otros motivos, toda nuestra solidaridad, ahora que esta tierra entrañable está siendo víctima de la hipocresía del narcosistema universal, donde unos ponen la nariz y otros ponen los muertos, y unos declaran la guerra y otros reciben los tiros.

***

Este acto generoso me honra por venir de quien viene. La ciudad de México está a la vanguardia en la lucha por los derechos humanos, en un amplio abanico que va desde la diversidad sexual hasta el derecho a respirar, que ya parecía perdido.

Y mucho me honra recibir esta ofrenda, porque mucho tiene de desafío: en nuestros países la independencia plena es todavía, en gran medida, una tarea por hacer, que nos convoca cada día.

***

En la ciudad de Quito, al día siguiente de la independencia, una mano anónima escribió en una pared: Último día del despotismo y primero de lo mismo.

Y en Bogotá, poco después, Antonio Nariño advertía que el alzamiento patriótico se estaba convirtiendo en baile de máscaras, y que la independencia estaba en manos de caballeros de mucho almidón y mucho botón, y escribía: Hemos mudado de amos.

Y el chileno Santiago Arcos comprobaba, desde la cárcel:

Los pobres han gozado de la gloriosa independencia tanto como los caballos que en Chacabuco y Maipú cargaron contra las tropas del rey.

***

Todas nuestras naciones nacieron mentidas. La independencia renegó de quienes, peleando por ella, se habían jugado la vida; y las mujeres, los analfabetos, los pobres, los indios y los negros no fueron invitados a la fiesta. Aconsejo echar un vistazo a nuestras primeras Constituciones, que dieron prestigio legal a esa mutilación. Las Cartas Magnas otorgaron el derecho de ciudadanía a los pocos que podían comprarlo. Los demás, y las demás, siguieron siendo invisibles.

***

Simón Rodríguez tenía fama de loco, y así lo llamaban: El loco. Decía locuras, como éstas:

Somos independientes, pero no somos libres. La sabiduría de Europa y la prosperidad de los Estados Unidos son, en nuestra América, dos enemigos de la libertad de pensar. Nuestra América no debe imitar servilmente, sino ser original.

Y también:

Enseñemos a los niños a ser preguntones, para que se acostumbren a obedecer a la razón: no a la autoridad como los limitados, ni a la costumbre como los estúpidos. Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al que no tiene, cualquiera lo compra.

Don Simón decía locuras, y hacía locuras. Allá por mil ochocientos veinte y pico, sus escuelas mezclaban a los niños y a las niñas, a los pobres y a los ricos, a los indios y a los blancos, y también unían la cabeza y las manos, porque enseñaban a leer y a sumar, y también a trabajar la madera y la tierra. En sus aulas no se escuchaban los latines de sacristía y se desafiaba la tradición del desprecio por el trabajo manual. Poco duró la experiencia. Un clamor de indignadas voces exigía la expulsión de este sátiro que ha venido a corromper a la juventud, y el mariscal Sucre, presidente del país que ahora llamamos Bolivia, le exigió la renuncia.

A partir de entonces, anduvo a lomo de mula, peregrinando por las costas del Pacífico y las montañas de los Andes, fundando escuelas y formulando preguntas insoportables a los nuevos dueños del poder:

Ustedes, que imitan todo lo que viene de Europa y de los Estados Unidos, ¿por qué no les imitan la originalidad, que es lo más importante?

Este viejo vagabundo, calvo, feo y barrigón, el más audaz y el más querible de los pensadores de América, estaba cada día más solo, y solo murió.

A los ochenta años, escribió:

Yo quise hacer de la tierra un paraíso para todos. La hice un infierno para mí.

***

Simón Rodríguez fue un perdedor. Según la escala de valores de este mundo, que sacraliza el éxito y no perdona el fracaso, los hombres como él no merecen memoria.

Pero, ¿acaso no está vivo don Simón en la energía de dignidad que hoy recorre nuestra América de norte a sur? ¿Cuántos hablan por su boca, aunque no lo sepan, como hablaba en prosa aquel personaje de Molière que no sabía que hablaba en prosa?

¿Acaso don Simón no nos sigue enseñando, un siglo y medio después de su muerte, que la independencia es otro nombre de la dignidad? Es verdad que todavía pesa, y mucho, la herencia colonial, que aplaude la copia y maldice la creación y admira, como denunciaba don Simón, las virtudes del mono y del papagayo. Pero también es verdad que son cada vez más los jóvenes que sienten que el miedo es una cárcel humillante y aburrida, y libremente se atreven a pensar con sus propias cabezas, sentir con sus propios corazones y caminar con sus propias piernas.

***

Yo no creo en Dios, pero sí creo en el humano milagro de la resurrección. Porque quizás se equivocaban aquellos dolientes que se negaban a creer en la muerte de Emiliano Zapata, y creían que se había marchado a Arabia en un caballo blanco, pero sólo se equivocaban en el mapa. Porque a la vista está que Zapata sigue vivo, aunque no tan lejos, no en las arenas de Oriente: él anda cabalgando por aquí, aquí cerquita nomás, queriendo justicia y haciéndola.

Y fíjense ustedes lo que ha ocurrido con otro perdedor, José Artigas, el hombre que hizo la primera reforma agraria de América, antes que Lincoln y antes que Zapata.

Hace casi dos siglos, él fue vencido y condenado a la soledad y al exilio. En años recientes, la dictadura militar del Uruguay le erigió un ampuloso mausoleo, queriendo encerrarlo en cárcel de mármol. Pero cuando la dictadura intentó decorar el monumento con algunas de sus frases, no encontró ninguna que no fuera subversiva. Ahora el mausoleo tiene fechas y nombres de batallas, y ninguna frase. Involuntario homenaje, involuntaria confesión: Artigas no es mudo, Artigas sigue siendo peligroso.

Cosa curiosa: con tantos vivos que hablan sin decir, en nuestras tierras hay muertos que dicen callando.

***

Bienaventurados sean los perdedores, porque ellos cometieron la insolencia de amar a su tierra, y por ella se jugaron la vida. Pero está visto que el patriotismo es el honorable privilegio de los países dominantes: sólo los que mandan tienen el derecho de ser patriotas. En cambio, los países dominados, condenados a obediencia perpetua, no pueden ejercer el patriotismo, so pena de ser llamados populistas, demagogos, delirantes: nuestro patriotismo se considera una peste, peste peligrosa, y los amos del mundo, que nos toman examen de Democracia, tienen la mala costumbre de conjurar esta amenaza a sangre y fuego.

Bienaventurados sean los perdedores, porque ellos se negaron a repetir la historia y quisieron cambiarla.

Bienaventurados sean los perdedores, y malditos sean quienes confunden el mundo con una pista de carreras y lanzados a las cumbres del éxito trepan lamiendo hacia arriba y escupiendo hacia abajo.

Bienaventurados sean los indignados, y malditos sean los indignos.

Maldita sea la exitosa dictadura del miedo, que nos obliga a creer que la realidad es intocable y que la solidaridad es una enfermedad mortal, porque el prójimo es siempre una amenaza y nunca una promesa.

Bienaventurado sea el abrazo, y maldito sea el codazo.

***

Sí, pero… Cuántos perdedores, ¿no?

Cuando algún periodista me pregunta si soy optimista, yo contesto, sinceramente:

A veces. Depende de la hora.

Siempre me parecieron más bien inhumanos los optimistas full time.

Creo que el desaliento es un derecho humano, y de algún modo es también la prueba de que somos humanos, porque no sufriríamos el desaliento si no tuviéramos aliento.

Hay que reconocer que no es muy alentadora la realidad, que tiene la jodida costumbre de recompensar a los exprimidores del prójimo y a los exterminadores de la tierra, el agua y el aire. Y en cambio, las más apasionantes aventuras de transformación de la realidad suelen quedarse a mitad de camino, o se extravían y se pierden, y muchas veces terminan mal.

Hay que reconocerlo, digo, pero también cabe preguntar: Cuando esas lindas experiencias colectivas terminan mal, ¿de veras terminan? ¿No hay nada que hacer, sólo nos queda resignarnos y aceptar el mundo tal cual es, como si fuera destino? Hace pocos años, se puso de moda la teoría del fin de la historia. Más de uno se tragó ese sapo, a pesar de que el sentido común nos demuestra, con poderosa sencillez, que la historia nace de nuevo cada mañana.

Lo mejor de este asunto de vivir está en la capacidad de sorpresa que la vida tiene. ¿Quién podía presentir que los países árabes iban a vivir este huracán de libertad que están ahora viviendo? ¿Quién iba a creer que la plaza de Tahrir iba a dar al mundo esta lección de democracia? ¿Quién iba a creer lo que ahora puede creer ese muchachito plantado en la plaza durante días y noches, cuando dice: Nadie nos va a mentir nunca más?

Al fin y al cabo, cuando la historia dice adiós, o eso parece decir, ella nos está diciendo, o al menos murmurando: hasta luego, hasta lueguito, nos estamos viendo.

Y yo me despido de ustedes, ahora, que ya es hora, como la historia me enseñó, diciéndoles gracias, diciéndoles: hasta luego, hasta lueguito, nos estamos viendo.

* Palabras pronunciadas el 22 de febrero de 2011, en la ceremonia de entrega de la Medalla 1808, que el jefe de Gobierno de la ciudad de México, Marcelo Ebrard, otorgó al escritor Eduardo Galeano

http://www.jornada.unam.mx/2011/02/23/index.php?section=politica&article=014a1pol




RED GLOBAL DE CONSCIENCIA
Plataforma independiente de articulacion
de alternativas para crear un mundo mejor.
Menu libre:

Casa de la Red

Red Global de Conciencia
Guardianes de la Tierra
Redes de Luz

Encuentros de Luz

Calendario Espiritual
Servicios de informacion:
RedLuz-Panorama mundial espiritual
Red Anahuak-Panorama mundial civilista
Canalizaciones
Archivo I
Archivo II

documentos pesados
RED MEXICANA DE CONCIENCIA
Foro Meshiko-Latinoamerica

Red Mexicana de Luz

México en Conciencia
Aztlan Web

Red Cuauhnahuak

ENLACES
Activismo Sagrado
Chamanes
Salvemos el Bosque de Agua
Espiritualidad y Politica
Tierra Sabia, la red social por la sustentabilidad
Museo Virtual de la Cosmogonia Antigua Mexicana
Activarte, AC.

Ser Tierra-Tradiciones ancestrales amerindias
El Poder del Consumidor

Enciclopedia Virtual de la Medicina Tradicional Mexicana

Enciclopedia Virtual sobre Economía Solidaria

Recicladores en Red

Economia Alternativa

Mercados organicos

Nuestra Madre Tierra
Dia Mundial de la Tierra




Síguenos también en redes sociales comerciales: YouTube Facebook hi5 Twitter Flixster Friendster Plaxo Netvibes
Contacto, asesoría, informes de grupos locales en cada país y donativos para ayudar a sostener estos servicios: lacasadelared@gmail.com . Mensajeros instantáneos: Skype/ redluz1 MSN/ ricardoredluz AIM/ redluz Y! messenger/ anahuak2001
TwitterLatest tweet: "Derecho al delirio / Eduardo Galeano" en GUARDIANES DE LA TIERRA: http://ning.it/ewDS3x
  Get this email app!  








Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visitar páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web. ¿A qué esperas?
es.corank.com

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service