eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 91 al 120 
AsuntoAutor
Chamado do Beija F Anahuak
URGENTE. COMUNICAC Cristián
Convocatoria soham
Fiesta multicolor Anahuak
Re: URGENTE. COMUN mario re
Re: Fiesta multico Ana Rita
Re: URGENTE. COMUN Maria Es
Medicina Tradicion Anahuak
Foro Espiritual Mu Anahuak
Re: URGENTE. COMUN GEORGE D
La Odisea del Espa Anahuak
No En Nuestro Nomb Anahuak
El México rioplate Anahuak
Netiqueta basica Anahuak
Re: URGENTE. COMUN Maria Es
Re: La Odisea del Maria Es
Ley de causa y efe Anahuak
Una Red Planetaria Anahuak
Gap ERKS // La Imp Anahuak
El 56% de los arge Anahuak
¡BIENVENID@ A REDL Anahuak
NUEVO RECLAMO URGE Cristián
Re: ¡BIENVENID@ A Maria Es
Re: Ley de causa y Riki Arn
RedLuz Argentina / Anahuak
La pureza por defi Anahuak
ojo-El Material de Anahuak
URGENTE DIFUNDIR - Anahuak
La Argentina Esote Anahuak
II Congreso Argent Anahuak
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 119     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redluzargentina] La Argentina Esoterica
Fecha:Miercoles, 2 de Febrero, 2005  15:02:43 (-0600)
Autor:Anahuak Home <redanahuak @...............mx>

LA ARGENTINA ESOTÉRICA 
 
 
 
Nota: se han retirado las fotos para agilizar el correo. 
 
 
 
 
 
 
Fig. Piedra Templaria:  existente en la Patagonia antes de la llegada de
 lo
s 
españoles. 
 
 
 
 
  
 
Este es un estudio que se refiere a la existencia de una Argentina 
Esotérica, precolombina en sus orígenes. Perteneciente a civilizaciones 
superiores compuestas de hombres de naturaleza inmortal, de carácter 
adámico. Se sostiene, a partir del hallazgo de un conjunto de elementos 
pertenecientes a su pasado, la existencia de civilizaciones varias veces 
milenarias poseedoras de un saber superior, diferente es cierto del de la 
ciencia moderna, pero no por ello menos válido. Una simple visita al Cuzco 
peruano nos da una clara imagen de lo que se dice. Allí observamos por 
ejemplo una catedral construida ex profeso encima de un templo incaico. 
Luego de cuatro siglos, la construcción occidental de adobe y ladrillo ya
 s
e 
encuentra en ruinas y necesitada urgentemente de una restauración, la 
incaica, construida con macizas moles de piedra, en cambio está intacta;
 má
s 
aun, parece haber sido hecha hace muy poco y lo insólito del caso es ver 
cómo esta última, a la manera de una reivindicación, va paulatinamente 
retomando el lugar que se le había quitado. Es realmente sorprendente 
constatar el modo cómo los pueblos habitantes en este continente eran 
capaces de ensamblar las piedras, verdaderas moles, trasladarlas a grandes 
distancias, incluso subirlas a elevadas y escarpadas cumbres y unirlas en 
una precisión milimétrica en donde no aparece siquiera la luz de una grieta 
(como hecha con láser). Este hecho, el que podría multiplicarse
 innumerable
s 
veces, sería razón suficiente como para reformular una serie de teorías 
acerca del ³progreso² y evolución incesante de nuestra especie que ve en el 
pasado tan sólo atraso y superstición. 
 
  
 
La otra historia de América, insistimos, no ha sido aun escrita y, si bien 
existe un conjunto importante de investigaciones, lo principal es que las 
mismas no encuentran espacio adecuado en los medios académicos, son 
permanentemente ocultadas, cuando no explícitamente perseguidas en sus 
pruebas, siendo sometidas a una verdadera confabulación de silencio. Se 
trata pues de una historia que apenas se está tratando de escribir a través 
de vastas búsquedas de campo. Recordemos al respecto que, además de la 
desaparición de las momias del museo de Lima, debemos relatar también otras 
como la sustracción del famoso Sol de los Comechingones, arrancado del
 alta
r 
de un templo sito en la provincia de Córdoba y llevado sigilosamente a 
Londres en 1926, pero no para ser exhibido al público en un museo, sino
 par
a 
ser escondido en un sótano del mismo, como ha podido ser comprobado en 
épocas recientes. 
 
Por lo cual la primera síntesis es que: así como no creemos que todos los 
seres humanos deriven del mono, del mismo modo no creemos tampoco que en 
este continente había simplemente ³salvajes² cuando llegaron los españoles. 
Todos los relatos de las grandes religiones existentes son unánimes, en 
donde nos hablan de razas y pueblos superiores, de carácter inmortal que,
 e
n 
razón de una caída o mezcla espúrea, habrían degenerado en formas
 inferiore
s 
de humanidad; como así también en las remotas civilizaciones como las de 
Atlántida y Lemuria, al Diluvio Universal del cual hablan las Escrituras 
judeocristianas, que habría significado el fin de una determinada humanidad 
o época, siendo reiterado ello a su vez en otras sagas en forma unánime; en 
cambio, para la mentalidad mecánica hoy vigente se trataría todo esto tan 
sólo de una pura ficción. Incluso se ha llegado al absurdo de que, cuando 
algún ³hecho² se descompagina respecto de las teorías habitualmente 
aceptadas, poniéndolas en abierta contradicción, es rápidamente retirado de 
circulación a fin de que el mismo no sea utilizado para terminar con alguno 
de los tantos dogmas sagrados e inquisitorialmente mantenidos. Además se ha 
logrado instalar en la gente la idea de que lo único válido es lo que dicen 
los medios masivos de difusión y no en cambio la evidencia que nos 
proporcionan nuestros mismos sentidos. Curiosamente la época que pretende 
ser la más científica de todas, la época galileica del ³eppur si muove², la 
que dice estar más que cualquier otra subordinada a las teorías 
corroborables por la experiencia, es en cambio la más inquisitorial de
 toda
s 
las que hasta ahora hayan existido, justamente en relación a la arbitraria 
discriminación que efectúa de esos mismos hechos ante los cuales dice 
someterse. Se ha perdido hasta la más elemental capacidad de ver y de 
asombrarse. Es sumamente importante rescatar el pasado. Nadie nace sin 
pasado, y menos una humanidad. Creer eso sería una mutilación del ser 
humano. 
 
 
 
Fig. Sol de piedra de los indios Comechingones, con un peso aproximado a
 lo
s 
300 kilos. Fue sustraído por el antropólogo británico Gordon Gardner en
 192
6 
y hoy se encuentra escondido en el sótano de un museo de Londres. 
 
 
Conocimiento como transformación 
  
 
Estas observaciones, que podrían multiplicarse, no obedecen a un afán de 
erudición para satisfacer la ³curiosidad científica², ni menos aun a un 
exacerbado deseo por querer ser original. Lo que queremos es conocer, el 
conocimiento tiene aquí dos funciones muy diferentes. Para nosotros lo 
importante del conocer es la posibilidad de alcanzar una transformación 
interior, de elevarnos hasta nuestro yo más profundo, espiritual, y no a la 
inversa, tal como sucede habitualmente, para consolidar nuestro yo 
psicológico (ego). Los modernos reducen la realidad a la simple captación 
operada por los sentidos más superficiales y externos, los que se
 encuentra
n 
al alcance de todo el mundo y, en razón de ello, han democratizado el 
conocimiento, en tanto que reputan como único válido el que es de carácter 
masivo y con posibilidad de ser recibido por cualquiera. Y como el hecho 
metafísico no es una realidad perceptible en forma directa por la 
sensibilidad (acotemos que sin embargo no es tampoco exclusiva propiedad de 
³especialistas², habitualmente encargados de esterilizar dicha disciplina, 
tal como sucede hoy en día) ni tampoco por todos, por lo tanto es negado 
como algo ilusorio, fantasioso, producto una vez más de una humanidad 
infantil y ³atrasada². De allí el rechazo de la modernidad por los Valores 
Humanos, las ciencias superiores, como la Metafísica y sus derivaciones 
prácticas, la Astrología, la Magia y la Alquimia, ciencias éstas que sólo 
podían ser practicadas por algunos provistos de una muy profunda y elevada 
iniciación, no accesible a cualquiera (si para cualquiera que deseara 
trabajar interiormente y servir con amor a la humanidad). Es más, para 
evitar que un profano se pudiese acercar a dichas disciplinas e intentara 
vulgarizarlas utilizándolas en beneficio propio, de un afán de histrionismo 
y vanidad, típico de la modernidad, a fin de que quedase simplemente 
atrapado en una tela de arañas que lo detuviera en su intento, es decir, 
para que se esterilizaran sus propósitos y conseguir así que por lo tanto
 s
e 
apartara rápidamente de las mismas, se la recubrió a dichas ciencias de 
SIMBOLOS, como por ejemplo en la afirmación convertir el plomo en oro. De 
este modo, a través de los Símbolos Sagrados, esta Sabiduría quedaba 
preservada. 
 
 
 
Fig. ³Bastón de mando² de piedra basáltica, hallado enterrado en la 
provincia de Córdoba en el centro de la Argentina. Su antigüedad es 
calculada en varios miles de años. 
 
 
La realidad concebida como símbolo 
  
 
De acuerdo al método tradicional, la realidad física, de la cual nosotros 
también partimos, no es una instancia que se agota en sí misma, sino que 
representa un símbolo de otra superior, de carácter metafísico. Así como 
Platón sostenía que el cuerpo es la manifestación de un alma, que detrás de 
lo visible existe lo invisible, y que sólo en lo invisible se halla la 
respuesta (³lo esencial es invisible a los ojos²) acerca del por qué y del 
para qué uno se encuentra en el lugar en donde está, nosotros queremos 
elevarnos también por encima de esta realidad. La vida, lejos de agotarse
 e
n 
sí misma, era tradicionalmente pensada como una permanente búsqueda de lo 
trascendente, de lo que era más que ella misma, y era además en la vida, y 
no en su fuga respecto de ésta, donde se hallaba el sentido de lo que se 
era. Por lo tanto, dentro de un significado superior y metafísico, vivir
 er
a 
estar permanentemente abierto al ser, esto es, a lo que es más que la vida 
misma, a fin de que se nos revelara. Por ello reiteramos aquí que conocer
 n
o 
significa desde tal perspectiva una mera satisfacción erudita de
 incrementa
r 
nuestros conocimientos y poder así sobresalir en público. El saber superior 
y metafísico es propiamente una catarsis, un medio de perfección y 
realización personal, de transformación y no de asentamiento de lo que ya
 s
e 
es o más de lo mismo. 
 
 
 
 
 
 
Fig. Piedras rúnicas célticas halladas en la provincia de Chubut en la 
Patagonia, en territorios en donde más tarde se instalaran colonias de 
galeses. 
 
 
 
 
  
 
  
Carácter trascendente de ciudad 
  
 
La fundación de una ciudad nunca es una casualidad, originada en un 
arbitrio, como la fundación de la ciudad de Buenos Aires. La creación de
 la
s 
ciudades era el producto de una profunda vocación. El que las creaba o 
fundaba obedecía a un llamado proveniente de lo alto, que estaba precedido 
habitualmente por señales indicativas que operaban como verdaderas y
 propia
s 
revelaciones. Quien así pensaba se ubicaba en antítesis tanto de quienes 
concebían al mundo como un valle de lágrimas del que había que escapar,
 com
o 
de los que, a la inversa, lo reputaban como un inmenso baldío usufructuable 
en el que había que asentarse. La fundación obedecía pues a un llamado de 
fuerzas de lo alto que estaban presentes acá mismo, en este mundo, en esta 
circunstancia. Era pues como un acto reiterativo de algo que ya había 
sucedido, pero en una dimensión superior. No casualmente Juan de Garay, 
quien fundara la ciudad de Buenos Aires como un lugar permanente y signado 
por un destino superior, lo hizo en una expedición por la que buscaba la 
augusta Ciudad de los Césares, ciudad mágica en la que, según ciertos 
indicios aun no corroborados, se habrían hallado sobrevivientes de la gran 
decadencia. 
 
  
 
  
La doctrina de la pre-existencia 
  
 
En relación a este contenido trascendente otorgado a lo real es que 
afirmamos que, de acuerdo a la doctrina tradicional, así como nada resulta 
arbitrario ni azaroso en el universo, de la misma manera la existencia no
 e
s 
algo dado y recibido en contra o independientemente de la propia voluntad. 
La vida, en tanto no se agota en las meras apariencias, tiene el sentido de 
una búsqueda incesante de un destino trascendente a la propia situación, de 
aquello que va más allá de lo que a simple vista es arbitrario y casual. Y 
en esta búsqueda consiste la verdadera felicidad: en saber encontrarse y 
reconocerse en lo que verdaderamente se es y no en poder llegar a serlo
 tod
o 
o de todo, sin tener en cuenta la propia medida. En nuestro caso concreto 
pasa lo mismo que con el concepto persona; no se nace persona, se deviene; 
ser persona es un proyecto que dura toda una existencia; ello representa
 un
a 
empresa a realizar, es un proyecto existencial, el que puede cumplirse o
 no
. 
Se nace individuo, hecho biológico, pero se deviene persona, circunstancia 
espiritual, y algunos individuos ­en especial en las épocas actuales de
 alt
o 
estado de masificación­ mueren sin haber alcanzado prácticamente rasgo 
alguno de persona. El ser persona es algo propio de un ser con espíritu. 
Ahora bien, si la existencia es una acción por develar y realizar el propio 
destino ¿Cuál es el ámbito que nos lo permite reconocer? Justamente el 
símbolo, el cual, insistimos una vez más, no es una cosa que ha sido puesta 
ante nosotros de manera arbitraria, sino con la finalidad precisa de 
permitir elevarnos. Es desde esta perspectiva que nuestra reflexión apunta 
pues a develar el significado de la palabra-símbolo: Argentina. 
 
 
 
 
 
 
Fig. Más piedras rúnicas hallando en una de ellas un conjunto de símbolos 
alquímicos. 
 
 
 
 
  
 
  
Visión Cuantitativa vs. Visión Cualitativa 
  
 
Tenemos que cambiar el comportamiento. Es importante estudiar estos temas
 d
e 
forma relajada e impersonal. Los Mayas por ejemplo, creían que la visión
 de
l 
hombre en el mundo se rige por períodos galácticos, cuyo código fue captado 
por ellos, tanto en la matemática como en la forma simbólica. Los números
 n
o 
se cuantifican, pero poseen cualidades en sí mismos. Tienen cualidades 
intrínsecas. El signo uno tiene significado. El dos, el tres, etc. Antes de 
ser un gato, por ejemplo, él es uno o energía resonante de la unidad. Los 
signos de representación de los números poseen significado en la
 cosmovisió
n 
de los Mayas. De ahí, la necesidad de una reeducación. Los Mayas están 
volviendo, no ya como civilización, sino como espiritualidad. Maya quiere 
decir Madre, en la India. La tierra necesita volver al seno materno para 
recuperarse de los estragos realizados por el materialismo de los conceptos 
científicos. Tenemos tendencia a cuantificar a las culturas, en lugar de 
cualificarla, de verla a través de la metafísica y no únicamente a través
 d
e 
la física. 
 
  
 
Hoy el historiador utiliza un conocimiento cuantitativo que aplica a la 
realidad que investiga. Sólo interesa lo tangible y visible y las causas
 qu
e 
se tratan de determinar no escapan para nada de la esfera de la objetividad 
física. En la historiografía actual sólo interesan los hechos y los actores 
visibles: queda por lo demás vedada la idea de una cuarta dimensión oculta 
que opera entre bastidores, como rigiendo las circunstancias. Y puesto que 
la ciencia (como las económicas) son las que hoy hacen la historia visible, 
el eje del estudio de la misma, los hechos analizables y determinantes 
(estadísticos), son los que pertenecen a la esfera de la ciencia
 (economía)
. 
Lo que en la historia sucede es desde tal perspectiva meramente producto de 
un azar. El individuo aparece en ella como parte de una dimensión que lo 
trasciende: su especie, las leyes de la Economía, la dialéctica del devenir 
histórico, etc. Desde este punto de vista: las realidades que las componen 
son tan sólo entes intercambiables, tal como los individuos pertenecientes
 
a 
una determinada especie natural, la que se reitera en forma incesante y 
mecánica a través de éstos, los que representan tan sólo sus medios de 
manifestación. Las naciones son desde tal perspectiva como organismos que 
nacen, se desarrollan y perecen, de la misma manera que como los seres 
humanos desde el punto de vista de su dimensión física. Únicamente que, en 
función de su superior magnitud, su duración sería mayor, serían más 
duraderas que la vida de un hombre o de algunas generaciones. Del mismo
 mod
o 
que es puramente un producto del azar que nosotros hayamos nacido en esta 
época, estemos vistiendo este cuerpo, vivamos cobijados en una determinado 
país, y que tengamos una determinada religión, sexualidad, etc. Para el 
moderno, así como un individuo puede llegar a ser cualquier cosa y todo 
resulta producto de la mera circunstancia azarosa, de la misma manera es
 po
r 
lo demás indiferente y carente de significado especial el hecho de 
pertenecer o no a una determinada familia, etc. 
 
  
 
El científico, historiador, etc., debe utilizar un conocimiento cualitativo 
en aquello que investiga. En tanto la realidad ha sido vaciada de sentido 
sagrado, tenemos al individuo que quiere modelarlo todo de acuerdo a su 
propia subjetividad, muchas veces enfermiza. En tanto se conciba la 
existencia como sometida al simple azar, es factible que la misma no pueda 
ser trascendida, ya que la misma carece de una importancia esencial y no 
ofrece nada que le otorgue un valor superior. Debemos asumir nuestra propia 
responsabilidad y ser pro-activos. 
 
  
 
No hemos sido lanzados a este mundo en una decisión contraria o ajena a 
nuestro yo más profundo, ello obedeció a una elección trascendente, 
efectuada antes de esta vida y la existencia es una larga empresa por 
reconocernos en nuestro sentido superior y absoluto, vinculado justamente a 
esa elección trascendental. Los países son realidades del espíritu cuya 
función esencial es la de elevarnos, permitirnos el reconocimiento del 
sentido de nuestra existencia. Entender a la Argentina es por lo tanto una 
empresa profunda que exige de todos nosotros superar ese condicionamiento 
espacio-temporal y por lo tanto efímero. Se trata de un lugar en donde el 
estar juntos es en función de la buena y próspera convivencia humana. El 
país es un centro formativo, son entidades espirituales (denominado
 espírit
u 
de raza), ellos van más allá del tiempo y, más aun, podríamos decir que,
 as
í 
como el hombre-persona en su dimensión espiritual preexistía a esta vida 
temporal, un país es una realidad que también preexiste a su propia 
fundación. Un país es una meta que tan sólo en un momento del tiempo y por 
circunstancias extremadamente especiales se hace manifiesto. Es por ello
 qu
e 
decimos que Argentina, de Argentum (estrella de plata, aquella que se 
encuentra en la iniciación arriba de la cabeza), preexistía a la misma 
fundación de la República Argentina, que representa tan sólo la expresión
 d
e 
una empresa mayor a la relatada en nuestro Preámbulo. 
 
Las realidades espirituales no son el producto de ningún arbitrio ajeno a 
nuestra más profunda voluntad, no es el efecto de un azar o de una
 fatalida
d 
el hecho de haberse dado este nombre a las tierras de esta zona sur del 
continente, de la misma manera que los colores símbolo, los de la bandera
 n
o 
fueron una elección azarosa, sino que están allí para indicar un sentido 
preciso a la existencia. 
 
 
 
 
 
 
Fig. La piedra de las cuatro serpientes con notorios símbolos célticos. Una 
de ellas con el mismo formato se encuentra en un cementerio de antiguos 
colonos galeses en la Patagonia. 
 
 
 
 
  
 
  
 
  
Sentido metafísico y trascendente de Argentina 
  
 
Y esto al parecer lo tenían claro los próceres de diferentes países, como 
Washington, Bolívar, San Martín, etc. (³prócer² significa ³pro-ser²). El 
hombre no era el mero receptor de una realidad que lo trascendía, una
 simpl
e 
criatura, sino un colaborador con la Divinidad en sus acciones, un 
co-creador. Los símbolos más que tener la función de indicarnos una cierta 
diferencia, tenían la de formularnos un sentido, eran como un punto de
 apoy
o 
para la actividad de reconocernos en lo que somos. No eran pues una
 creació
n 
arbitraria, sino la expresión de un orden superior. 
 
  
 
Así es como, para referirnos a este punto esencial, estudiemos algunos 
símbolos: El color blanco de la bandera (Belgrano), el primero de todos en 
tiempo y comprensión, encierra el significado del destino que se hallaba 
inscripto en el nombre de la Argentina (de argentum = plata, estrella 
Argentina), fue el color de la bandera utilizada especialmente por Garay en 
la segunda fundación de Buenos Aires, quien casualmente en simultaneidad
 co
n 
el hecho de tal recreación, también buscaba entre tierras desérticas y 
desconocidas a la mítica Ciudad de los Césares, misteriosa metrópolis
 blanc
a 
custodiada por nativos y enclavada en nuestro más extremo sur antes de la 
llegada de los españoles. El Azul Celeste es el color del manto de la
 Virge
n 
de Castilla, hoy instalada por voluntad propia en la muy sagrada Basílica
 d
e 
Luján, señalándonos ello la forma histórica propia de la religión del 
pueblo. Y en el centro, como un principio contenido por estas dos 
dimensiones sacras, el sol áureo, rector de la vida y de la humanidad 
celeste, origen y meta hacia la cual se dirige el ser más hondo y 
espiritual. Oro y plata, representados en el amarillo y el blanco, además
 d
e 
mentar a los metales preciosos, indican a su vez la dupla o díada en que se 
expresa lo espiritual en sus dimensiones posibles: masculino y femenino, 
activo y pasivo, acción y contemplación, etc. A su vez, ambos metales 
simbolizan a las dos edades espirituales en que rigieron, edad de oro y 
plata, estando por debajo de ellas las edades pertenecientes a los metales 
más bajos e impuros, el bronce y el hierro. Ahora bien, la era crepuscular
 
y 
material en que nos encontramos, la era del hierro, pero en su faz final de 
herrumbre y corrupción, es justamente la que en modo paradojal incluye en 
forma potencial y germinal el resurgir y renacer de la era espiritual, 
también en sus dos dimensiones, las del oro y de la plata. En la bandera 
está justamente indicada la relación y el modo en que tales dos esferas del 
espíritu se encuentran contenidas y vinculadas. Aquí está presente la idea 
de contención propia de los dos planos de lo real: el 
metafísico-transhistórico y el físico-histórico, actuando en un orden
 norma
l 
el segundo como un símbolo del primero, es decir que su significado último 
es el de suscitar, a través de su tangibilidad, la intuición de lo 
suprasensible. Así como el cuerpo es la cobertura del espíritu
 conteniéndol
o 
en su seno, de la misma manera lo femenino contiene y al mismo tiempo es 
regido por lo masculino. De allí el símbolo mariano de azul celeste 
(significa la preeminencia del sentido femenino) contiene el sentido 
superior y metafísico representado por el color blanco, en este caso el 
símbolo de la plata. El azul contiene al blanco, el que se encuentra en su 
centro: ello significa que la expresión histórica no se agota en sí misma, 
sino que es un medio de manifestación de una realidad superior metafísica y 
metahistórica, en tal sentido la Plata (argentum). En este caso se trata de 
la unidad trascendente de las grandes religiones. A su vez el Sol,
 principi
o 
masculino, se encuentra en el centro de la bandera contenido por el blanco 
de la plata, expresando en la esfera superior nuevamente a la dupla antes 
aludida. Esta misma relación, contenida en la insignia, está presente 
también en el símbolo central y fundacional de la civilización occidental: 
el Santo Grial, el cual, desde las diversas perspectivas por el que se lo 
quiera analizar, cristiana o no cristiana, simboliza a un principio
 superio
r 
contenido por otro de su misma dimensión, pero que se le subordina. En el 
caso del cristianismo, el cáliz (el equivalente a la plata), la Virgen 
María, contiene a la sangre de Jesús (principio áureo y rector, expresión 
histórica del Sol metafísico). 
 
 
Síntesis final 
  
 
Por todo lo dicho, podemos sintetizar los conceptos: 
 
  
Así como en el hombre hallamos dos dimensiones expresadas a través de dos
 y
o 
superpuestos, uno psicológico y otro espiritual, existe además de una 
Argentina visible, otra de carácter invisible para el ojo común, a la que 
hemos denominado Argentum. 
Dicho país es en varios siglos anterior a la fundación de la República 
Argentina y su rastro se pierde en los tiempos más remotos, aun anteriores
 
a 
la llegada de los españoles a estas tierras. 
La presencia de esta otra Argentina está manifestada a través de símbolos 
enclavados en la piedra, pues se trata de un material altamente duradero y 
difícil de desaparecer totalmente con los tiempos. 
Los símbolos de la otra Argentina están para develarnos nuestro verdadero 
destino, la razón y el porqué. 
Una de las razones por las cuales la América descubierta por europeos
 vario
s 
siglos antes de la llegada de Colón era mantenida oculta era porque se la 
consideraba un territorio secreto para realizar en el mismo ciertas 
experiencias imposibilitadas de efectuar en el viejo Continente, a causa de 
la gran decadencia. Así pues, luego de la quiebra acontecida entre los dos 
poderes espirituales en Occidente, representados a través de la casta 
sacerdotal y la guerrera, en tiempos muy remotos afluyeron a estas tierras 
representantes de órdenes espirituales que preservaban con su presencia la 
unidad de las dos esferas, por el que simbolizaban sacralmente esa armonía 
superior entre la acción y la contemplación (posiblemente se tratara de 
Templarios u Hospitalarios). 
Perseguidos y expulsados del continente europeo ellos vinieron a estas 
tierras a realizar la nueva experiencia. La quiebra de esta unidad, 
acontecida en Occidente simultáneamente con la supresión de estas órdenes
 e
n 
el campo espiritual habría de expandirse más tarde en forma cada vez más 
descendente a la totalidad de los niveles, hasta llegar a nuestros días. 
Quienes aquí vinieron, en tanto percibieron que nos encontrábamos ya en una 
vía sin retorno, propusieron y pensaron desde estas tierras producir el 
proceso de transformación de la civilización. Tenemos así que la 
civilización que se originó en el Norte, en el Sur debía hallar su nuevo 
comienzo (Argentina no es el ³patio trasero² de EE.UU., es el lado 
Esotérico, mientras que EE.UU. es el exotérico). 
El ocultamiento de los restos de esta civilización empieza desde el momento 
en que llegan a este continente las mismas fuerzas oscuras y decadentes que 
habían disuelto las órdenes iniciáticas en Europa. Ocultamiento 
perfectamente posible en la vasta e inexplorada Patagonia. Al respecto, se 
produce una Cruzada en contra del Grial en el momento en que se inicia la 
Conquista de América, queriendo borrar los rastros de esa gran
 civilización
. 
De allí la quema de templos con la excusa de que se efectuaban en ellos 
sacrificios humanos y la reducción de nuestro pasado a mero indigenismo. Se 
trataba de borrar de la América precolombina cualquier rastro de 
trascendencia.  
El último punto se refiere al eje de toda la problemática: el Santo Grial, 
la piedra metafísica por excelencia, que está de alguna manera prefigurada 
por todas las otras hasta ahora halladas en estas tierras; piedra oculta
 qu
e 
simboliza la restauración de la humanidad normal, luego de la gran 
decadencia. El Santo Grial es el símbolo que representa abiertamente el 
inicio de una Nueva Edad áurea del espíritu, por ello es que su búsqueda y 
mera alusión es silenciada y perseguida con todos los medios al alcance, 
cuando no reducida a temática de ciencia ficción y cine de aventuras. La 
piedra no lo es todo, apenas representa un símbolo, pero para la Metafísica 
un símbolo es un valor esencial y necesario para el conocimiento humano, el 
cual se eleva a lo espiritual a partir de lo sensible. Será Argentina 
finalmente la tierra sagrada del Santo Grial... 
 
  
 
  
 
La historia del Santo Grial es uno de los mitos empleados por los Grandes 
Guías de la Humanidad para sugerir las verdades espirituales
 simbólicamente
. 
La historia del Grial se encuentra bajo las formas más diversas en
 distinto
s 
países, y en ella podemos seguir las huellas de las enseñanzas
 trascendente
s 
acerca de esta maravillosa panacea mítica para todas las enfermedades. En
 e
l 
norte de España menciona la tradición, que existió el Misterio del Santo 
Grial y que estaba administrado por un grupo de santos caballeros, que 
vivían en el castillo de Montsalvat, cuyo propósito era proclamar a la 
humanidad grandes verdades espirituales. En los tiempos medievales los 
trovadores recitaban muchas versiones de esta leyenda. Quizá la más hermosa 
era la de Wolfram von Eschenbach, de quien la tomó Ricardo Wagner, para su 
famoso drama musical ³Parsifal². En muchos lugares los Caballeros de la
 Mes
a 
Redonda fueron altos iniciados en los Misterios de la Nueva Dispensación. 
Así sucedió también en los Caballeros del Grial, a quienes finalmente se 
confió el cáliz de José Arimatea, que fue empleado por Cristo Jesús en la 
Última Cena. Después se les entregó también la lanza que había herido su 
costado y el receptáculo que recibió la sangre de la herida. 
 
 
 
 
 
LA ARGENTINA : TIERRA DEL GRIAL 
 
  
 
El Santo Grial, es una realidad física y metafísica tan potente que se 
proyecta y manifiesta a través de la historia y del mundo bajo diversos 
nombres y formas en muchas culturas y civilizaciones. 
 
 
 
Físicamente, el Grial presenta como una esmeralda hueca en forma de vaso o 
mortero semiesférico de unos 20 cm de diámetro recubierta o engarzada en 
oro. En el primer versículo del primer capítulo del Génesis leemos: ³En el 
principio Dios creó el Cielo y la Tierra² y más adelante también leemos que 
Dios creó al hombre y luego a la mujer. Esta secuencia, que no es casual, 
Cielo­Tierra y luego Hombre­Mujer nos muestra simbólicamente y en ese mismo 
orden a la mitad superior e inferior de una superficie esférica (como vemos 
en el gráfico), donde la superior representa al Cielo, a Urano, al Espíritu 
Santo, la Lanza, etc., es decir al principio viril y ordenador cósmico, y
 l
a 
inferior representa a la Tierra, a la Virgen María, al Grial, etc., es
 deci
r 
al principio telúrico femenino y del caos material. Estos simbolismos no 
agotan ni por asomo estas dos realidades y simbolismos complementarios que 
abarcan todo el universo. 
 
 
En el tiempo de Jesús el Grial ya existía y su custodio era José de 
Arimatea. Éste era una persona importante en su tiempo, con una
 considerabl
e 
riqueza; tenía una flota de barcos que comerciaban por el mar mediterráneo
 
y 
aún salían al océano Atlántico hasta las islas británicas donde en su costa 
oeste explotaba minas de plomo. Detentaba la dignidad de Decurión del 
Imperio Romano, lo que implicaba ser un ³fuerte contribuyente² y tener la 
función senatorial en alguna colonia del Imperio. 
 
 
Es en la casa de José de Arimatea donde se celebra la Ultima Cena, en la 
cual Jesús recibe el Grial para que en él consagre el vino que se 
transmutará en Su sangre y lo reparta entre sus apóstoles. Y luego de la 
Cena levante el Grial y lo exhiba diciendo: ³Este Cáliz es la Nueva Alianza 
en mi sangre² (Evangelio según San Lucas y Epístola de San Pablo a los 
Corintios). 
 
 
Luego de la Crucifixión, para asegurarse de la muerte de Jesús, Longinos,
 d
e 
a caballo, le traspasa el costado con una Lanza y de la herida brota sangre 
y agua que se derrama por el cuerpo hasta los pies y es recogida de allí en 
el Grial por José de Arimatea. Para proteger su contenido lo tapa con un 
Plato de Plata (Argentum). En esta tarea, lo mismo que al descolgar el 
cuerpo de la cruz, José es secundado por Nicodemo. 
 
 
Nicodemo era un dignatario que ocultamente seguía las enseñanzas de Jesús y 
lo entrevista por la noche (Capítulo III del Evangelio según San Juan) 
manteniendo un diálogo particularmente elevado y profundo con El. 
 
 
Luego de la resurrección y ascensión de Jesús, el apóstol Felipe, María 
Magdalena, Nicodemo y un grupo de cristianos viajan con José de Arimatea en 
uno de sus navíos, llevando con ellos la Lanza, el Grial y el Plato de
 Plat
a 
hasta lo que hoy es el sur de Francia en la zona de Marsella, donde se 
instalan por un tiempo. El apóstol Felipe le ordena luego a José de
 Arimate
a 
que junto a doce cristianos viaje, llevando las reliquias, hasta sus 
posesiones en el oeste de Gran Bretaña. Es así como funda en el paraje que 
hoy conocemos como Glastonbury (centro energético sagrado) la primer
 iglesi
a 
cristiana ³sobre la superficie de la tierra². Recordemos que en ese tiempo 
los cristianos eran perseguidos por los judíos en todas las colonias
 romana
s 
donde habían gentes de la Antigua Ley, y que por lo tanto vivían su Nueva 
Ley en catacumbas o a escondidas, es decir, ³bajo la superficie de la 
tierra². 
 
 
El primer templo que se levanta en Glastonbury fue construido en el año 37 
d.C. con cañas, juncos y barro, y sobre este templo se fueron levantando, a 
lo largo de los años y los siglos, construcciones cada vez mayores hasta 
culminar en la Abadía de Glastonbury que fuera destruida en 1439 durante la 
³disolución² impulsada por Cronwell y permitida por Enrique VIII. Hoy en
 dí
a 
pueden visitarse estas imponentes ruinas en el centro de Glastonbury. 
 
 
Cuando aproximadamente en el año 600 d.C. la iglesia de Roma envía al
 obisp
o 
Agustín a misionar la Gran Bretaña, este comienza su tarea desde la costa 
Este de la isla y para su sorpresa, al llegar al Oeste de la isla encuentra 
toda una comunidad cristiana ya organizada, con templos, sacerdotes y 
obispos. Al solicitar su colaboración para continuar misionando el resto de 
la isla estos se negaron aduciendo tener otra tarea diferente que cumplir. 
No obstante este conflicto con las autoridades ³oficiales² de la iglesia de 
Roma, a los obispos de esta región les fue concedido el ³derecho de 
precedencia² en todos los Concilios de la Iglesia hasta el año 1409, 
reconociendo en ellos a la primer iglesia constituida de la era cristiana. 
 
 
En Glastonbury permaneció el Grial y las otras reliquias custodiado por los 
descendientes de José de Arimatea, a los que se llamó los Reyes Pescadores, 
en una línea de sucesión regia, no sacerdotal. Este detalle quizás eche 
alguna luz sobre el inexplicable desinterés que la Iglesia Católica ha 
manifestado siempre hacia el Santo Grial. 
 
 
Entre los años 500 y 700 d.C., aproximadamente, se suceden en esa región y 
sus adyacencias todos los episodios relacionados con el Rey Arturo y sus 
caballeros de la mesa redonda, cuyo objetivo principal fue siempre el 
servicio y búsqueda del Grial. 
 
 
Hacia fines del primer milenio de la era cristiana los monjes de la Abadía 
de Glastonbury hallaron en el cementerio contiguo a la parte más antigua de 
la misma los restos del Rey Arturo y de su esposa Ginebra. En el año 1191
 e
l 
rey Eduardo Primero y la reina Eleonora exhuman estos restos y luego de 
velarlos toda la noche los depositan, el domingo de Pascua, en un magnífico 
mausoleo de mármol negro frente al altar principal de la abadía. 
 
 
Finalmente, en la línea sucesoria de los Reyes custodios del Grial, aparece 
la figura misteriosa del caballero Parsifal, descendiente directo de José
 d
e 
Arimatea, que queda, luego de innumerables peripecias a cargo del Castillo 
del Grial. 
 
 
Este caballero, en una de sus muchas aventuras, lucha en la costa de Gales, 
cerca de la ciudad de Rochdale, con los tripulantes de una misteriosa nave. 
Luego de matar a todos salvo al piloto, comienza una prolongada navegación 
de muchos días sin ver costas hasta que al fin se acerca a una tierra 
desconocida donde divisan un fuerte o castillo. 
 
 
Al preguntar Parsifal al piloto dónde se hallaban este le contesta: ³Hemos 
corrido tanto que no conozco este mar ni estas estrellas². 
 
 
Al amanecer, para sorpresa del piloto y de Parsifal, el navío se encuentra 
totalmente en seco por haberse retirado la marea en forma extraordinaria. 
Aprovecha este hecho Parsifal para bajar a tierra con su caballo donde es 
recibido por los habitantes del fuerte que demuestran conocerlo y conocer 
toda la historia del Grial y de los descendientes de José de Arimatea. 
 
  
 
 
Algunos detalles al margen 
 
  
 
El piloto de la nave no reconoce las estrellas, siendo que en esa época los 
navegantes se guiaban justamente por las estrellas para conocer la Latitud 
de su posición. En el hemisferio Norte eso era sencillo pues solo bastaba 
con tomar la altura sobre el horizonte de la estrella Polar, que se 
encuentra en la constelación de la Osa Menor. Por lo tanto, si no conoció 
las estrellas era porque en su navegación habían cambiado de hemisferio. Y 
la diferencia de Latitud debió ser lo suficientemente grande para que no 
reconociera el nuevo cielo estrellado. Si salió de la costa de Gales, 
Latitud 53 Norte, debió descender más de 90 grados hacia el Sur. Hagamos 
notar a este propósito, que el firmamento del hemisferio Sur es mucho más 
rico en estrellas que el del hemisferio Norte. Esto lo relata en sus 
crónicas de la expedición de Hernando de Magallanes, Francisco Antonio 
Pigafeta, cuando destaca que al avanzar por las costas de América hacia el 
Sur, cada noche quedaban anonadados al ver levantarse del horizonte las 
nuevas constelaciones. Y a este respecto mencionemos que esas nuevas 
estrellas, aún las de primera magnitud, no tienen nombre propio, como por 
ejemplo Alfa del Centauro, Beta del Centauro, Alfa de la Cruz, etc., siendo 
Canopus (Alfa de Argos) la última estrella hacia el Sur que tiene nombre 
propio. Y esta estrella Canopus es particularmente simbólica en nuestro 
tema, pues señala el timón o timonel del Navío Argos, y hoy en día los 
navíos espaciales han debido utilizar, en sus viajes interplanetarios, 
justamente a Canopus como tercer eje, o eje ³Z², para guiarse. Ya que los 
ejes ³X² e ³Y² los marcan la Tierra y el Sol, pues Canopus se ubica sobre
 e
l 
Polo Sur Eclíptico. 
 
 
El segundo detalle es que el hecho de haber quedado el barco en seco
 implic
a 
que la diferencia de mareas debió ser inusual para el piloto. Ambos
 detalle
s 
apuntan en forma inequívoca hacia las costas patagónicas, y más 
concretamente al Golfo de San Matías, Latitud 43 Sur, donde la diferencia 
entre pleamar y bajamar puede ser de más de 9 metros. 
 
 
 
 
 
* * * 
 
 
 
 
  
 
Pero volvamos a nuestra historia. El caballero Parsifal, durante éste, su 
primer viaje a nuestras latitudes, recibió la orden por parte de sus 
misteriosos anfitriones, de retornar a Gran Bretaña para finiquitar todas 
sus empresas aún pendientes, pero con la condición de retornar, trayendo
 la
s 
Reliquias, cuando lo fuera a buscar un navío con la vela blanca y una cruz 
roja en su centro. Le prometieron que al volver lo pondrían al frente de un 
reino muy rico situado más al oeste, donde había buena comida y árboles 
frutales. Y le hablan también de otro reino, más rico aún que el primero, 
situado más al norte que éste. 
 
  
 
Parsifal siguió estas instrucciones retornando en su nave a Gran Bretaña 
donde permaneció muchos años. Finalmente abandona sus aventuras 
caballerescas y se recluye en el castillo del Grial haciendo vida de 
oración, custodiando y venerando las reliquias sagradas y los sarcófagos de 
José de Arimatea y Nicodemo. Luego de muchos años, un día le anuncian la 
llegada del navío con la vela blanca y la cruz roja. El barco viene 
tripulado por las mismas gentes que conoció en su primer viaje. Cumpliendo 
con la palabra dada se embarca junto con las reliquias y los sarcófagos. 
 
 
Luego de su partida, en Gran Bretaña nunca más volvieron a ver el Grial. El 
castillo, o abadía, donde se guardaba, tornó a convertirse en lugar de 
peregrinación y de misteriosas leyendas. 
 
 
A esta altura del relato debemos mencionar que así como se encontraron
 lueg
o 
en Glastonbury los restos del Rey Arturo y de su esposa Ginebra, nunca se 
encontraron los restos de José de Arimatea ni los de Nicodemo, ni tampoco 
ninguna de las reliquias. Y destaquemos también que el mismo nombre de 
³Glastonbury² encierra el misterio del Grial, pues si le quitamos su 
terminación ³bury² que implica ciudad o burgo, nos queda ³Glaston² que en 
inglés antiguo significa ³piedra de vidrio² o ³vaso de piedra². Esto
 explic
a 
también la inscripción grabada en la piedra del Pozo del Grial, en 
Glastonbury, y que es la consigna repetida desde antaño por toda esta 
ciudad: ³DOMUS DEI IN MAGNO GLASTON QUOD SECRETUM DOMINI VOCATUR². Porque
 e
l 
nudo central, el Eje, el Polo, la Piedra Angular y de Tropiezo fue, es y 
será siempre: Cristo Jesús. 
 
 
Jesús se encarna en la Tierra desde la Virgen-Grial. Vuelve, luego de la 
Crucifixión al Grial-Virgen. Y su manifestación parusíaca partirá
 nuevament
e 
del Grial. 
 
 
Por eso los enemigos de la humanidad, la ³fuerzas de la oscuridad², buscan
 
y 
persiguen al Grial. Pues confían que su destrucción impedirá o retardará su 
propia destrucción, cuando el advenimiento en triunfo de Cristo Jesús. Es 
decir, cuando termine el ciclo actual de la Edad de Hierro, y comience la 
nueva Edad de Oro, la nueva Era del León. Luego del Fuego (Cinturón 
Fotónico). 
 
  
 
Hijos del Sol, en ³la hora, el día, el mes y el año² fijados por mandato 
divino, el Grial se manifestará en toda su potencia como foco generador, 
como nueva cuna del amanecer instaurador del Imperio Eterno de la Verdad y 
de la Paz. 
 
 
 
Por eso también, el conocimiento de que el Grial se encuentra en las
 tierra
s 
de Argentum debe hoy ser proclamado a viva voz, para que los nuevos 
Caballeros de la Orden del Grial, no lo busquen sino que física y 
metafísicamente lo guarden y lo protejan. Y lo adoren y lo exalten. Porque 
sus enemigos conocen de esta augusta presencia. De ahí el interés que 
despierta el suelo de Argentum en los hijos de la noche. De ahí las compras 
de enormes extensiones de nuestras tierras. 
 
 
El llamado, el grito que lanzamos es a todos los Hijos del Sol: Es urgente
 
e 
imprescindible que tomemos debida conciencia de esta magna presencia del 
Grial en Argentum y nos esforcemos en protegerlo con todo nuestro corazón. 
Para que en ³la hora, el día, el mes y el año² fijados por mandato divino, 
el Grial se manifieste en toda su potencia como foco generador, como nueva 
cuna del amanecer instaurador del Imperio Eterno de la Verdad y de la Paz. 
 
EL GOLFO SAN MATÍAS Y EL CERRO ³EL FUERTE² 
 
 
En relación a la posible llegada del Santo Grial a nuestras tierras hace 
aproximadamente un milenio, se han realizado hasta la fecha ocho 
expediciones a la Patagonia: En Diciembre de 1997, en Febrero de 1998, en 
Abril de 1998, en Octubre de 1998, en Marzo de 1999, en Noviembre de 1999, 
en Febrero de 2000 y en Marzo-Abril de 2000. Durante estas exploraciones se 
recorrieron lugares considerados claves de acuerdo a las informaciones 
recogidas con anterioridad y a la par de testimonios fotográficos y
 fílmico
s 
se recogieron testimonios orales valiosos de pobladores de esas regiones. 
 
  
 
Sobre las costas atlánticas patagónicas, entre los paralelos 41° S. y 42°
 S
. 
aproximadamente, se encuentra el golfo San Matías. Este lugar era conocido 
antiguamente como golfo de San Antonio o como bahía Sin Fondo: 
 
  
 
-Juan Antonio Víctor Martín de Moussy ­Geógrafo (y otros 10 títulos más) 
contratado por el gobierno de Justo José de Urquiza para hacer un ³Atlas de 
la Confederation Argentine² y una ³Description de la Confederation 
Argentine². 
 
  
 
-Description de la Confederation Argentine (1865). Livre II. Chapitre 1er. 
page 67: Au dessous de l¹embouchure du Rio-Negro, s¹ouvre le grand golfe de 
San-Mathias, dit aussi la baie Sans-Fond et golfe de Saint-Antoine, reconnu 
par D. Juan de la Piedra, en 1779. 
 
  
 
  
 
Este último nombre intrigó a muchos viajeros de la época de la conquista,
 y
a 
que no encontraban el motivo de haberlo denominado ³sin fondo², pero se
 pud
o 
averiguar que eso se debía a que los pocos navegantes que surcaron sus
 agua
s 
notaron que de los 40 metros de profundidad promedio que encontraban en la 
boca del Golfo, el fondo pronto comenzaba a bajar hacia profundidades 
mayores a medida que se internaban en él hasta encontrar profundidades de 
más de 200 metros en lugares ya muy cercanos a la costa Oeste. Es conocido 
que las naves de la época de la conquista española y las anteriores a ella 
no contaban con medios para sondar profundidades de esa magnitud, por lo
 qu
e 
ese era el motivo de que se denominara bahía ³Sin Fondo². 
 
  
 
En el extremo norte de la costa Oeste del Golfo se encuentra el puerto de 
San Antonio Oeste y enfrente se pudo ver las modernas instalaciones del 
puerto de San Antonio Este. Unos 15 Km. al sur, sobre la costa atlántica,
 s
e 
encuentra la simpática ciudad balnearia de ³Las Grutas². 
 
  
 
Siguiendo hacia el sur otros 40 Km., sobre la misma costa, se encuentra el 
cerro Fuerte Argentino, como se lo denomina actualmente, o simplemente El 
Fuerte, como se lo llamaba anteriormente. Coordenadas del cerro El Fuerte : 
Lat. 41° 02.148¹ S., Long. 65° 09.841¹ O. 
 
  
 
Los celtas, galeses y otros pueblos nórdicos solían hacer sus fuertes de 
piedra en lugares elevados y rocosos donde la misma forma o geometría 
favoreciese la defensa. A diferencia de los españoles que hacían sus
 fuerte
s 
de madera en lugares llanos y despejados. Esto no afirma que el Santo Grial 
se encuentre actualmente en el cerro El Fuerte, sino que a este lugar
 habrí
a 
llegado hace aproximadamente mil años. 
 
  
 
Es muy curioso el tratamiento que este accidente geográfico ha merecido en 
las cartas y mapas antiguos y modernos. Este lugar fue el punto principal
 d
e 
los estudios ya que muestra características muy peculiares. El Fuerte puede 
divisarse desde Las Grutas con comodidad, siendo un punto notable sobre el 
horizonte sur y que muchas veces se lo confunde con una isla ya que las 
tierras que rodean esta meseta costera son bajas en relación con su 
elevación. Su altura ha dado lugar a discrepancias ya que el explorador 
Ramón Lista indica más de 130 mts. y el Servicio de Hidrografía Naval de la 
Armada Argentina señala 94 mts. Se tomó una altura promedio en su meseta 
superior de 153 mts. sobre el nivel del mar. Esta lectura se efectuó in
 sit
u 
con un navegador satelital GPIII. También se pudo comprobar, luego de 
observaciones aéreas sobre toda la costa del Golfo San Matías y la
 Penínsul
a 
de Valdés, que no hay otra formación de estas características, como meseta 
elevada aislada sobre la orilla del mar. 
 
  
 
Sí existen costas acantiladas en la península de Valdés, sobre el Golfo San 
José y en el Golfo Nuevo, pero son acantilados continuos que no constituyen 
áreas ³protegidas² por barrancas por sus cuatro lados como es el caso del 
Fuerte. 
 
  
 
El Fuerte, como formación geológica natural, es lo que en la Patagonia se 
denomina una ³barda², pero tiene la singularidad de su ubicación sobre la 
costa, constituyendo como una ³isla² en esa zona. Un poco más alejado de la 
costa, en sus proximidades existe otra ³barda² similar a la que los 
lugareños denominan Falso Fuerte. 
 
  
 
Del libro ³Mis exploraciones y descubrimientos en la Patagonia² de Ramón 
Lista 1877-1880: 
 
  
 
A medida que nos aproximábamos al puerto de San Antonio (desde el Noreste) 
ensanchábase la playa, y como tormentosa nube, aparecía cada vez más
 visibl
e 
³El Fuerte², colina de 416 pies de altura, que se alza en la parte N.O. del 
golfo. 
 
  
 
Sus dimensiones aproximadas son de unos 1.800 mts de frente sobre el mar, y 
una profundidad costa adentro de unos 800 mts promedio. Su contorno es 
irregular con dos salientes pronunciadas hacia el mar, y cuatro salientes 
más pequeñas hacia el lado de tierra. Visto desde arriba semeja un par de 
alas de un pájaro inmenso dirigiéndose hacia el mar en dirección 
Este-Noreste. 
 
  
 
En la parte delantera, que mira al mar, desde el medio del Fuerte, es decir 
donde se juntarían las dos alas de este gigantesco pájaro, existe una 
prolongación de unos 700 mts. de largo, que semeja un ³muelle² con 
³dársenas² en su lado Sur, y sorprendentemente liso en su lado Norte. Este 
³muelle² tiene una altura menor que el resto del Fuerte que se estima en 
unos 50 mts. Esta formación podría tener origen artificial. Podría ser una 
escollera hecha por los antiguos habitantes del Fuerte para construir un 
puerto protegido de los vientos del sur y del sudeste. Evidentemente luego 
de un milenio, la erosión y los sedimentos, marinos, terrestres y la acción 
de los vientos, lo han transformado en un fenómeno prácticamente ³natural². 
 
  
 
Los actuales propietarios del predio donde se encuentra El Fuerte son 
personas de etnia indígena (posiblemente araucanos) que al ser consultados 
respecto al Fuerte relatan que por tradición oral de sus antepasados sabían 
³que era una historia antiquísima, y que sobre esa meseta había un Fuerte 
como de españoles y que sobre su cara al mar tenía cañones². Otros 
habitantes de la zona cuentan que en relación al Fuerte ³esa zona había
 sid
o 
muy frecuentada por piratas ingleses². Otros dicen que al pie de El Fuerte 
se estableció más recientemente una ³indiada² y que hubieron muchas luchas
 
y 
muertes allí. Otros mencionan que en una caverna o cavidad de El Fuerte se 
suelen escuchar voces. 
 
  
 
³Li hauz livres du Graal² de autor anónimo, edición y traducción desde el 
francés antiguo a cargo de Victoria Cirlot. Rama XI: 
 
  
 
...Perlesvaus se aleja de la tierra de tal modo que ya solo ve el mar y la 
nave marcha a gran velocidad... 
 
  
 
...La nave ha corrido tanto noche y día, tal y como a Dios le plujo, que 
llegaron a un castillo en una ínsula de mar. Preguntó a su marinero si
 sabí
a 
qué castillo era aquel. 
 
  
 
 ­En verdad, no lo sé, señor, pues hemos corrido tanto que no conozco ni el 
mar ni las estrellas... 
 
  
 
En este párrafo se advierte la prolongada singladura oceánica realizada y
 e
l 
cambio total de hemisferio que han hecho. La costa de Gales está a 53° N.
 d
e 
latitud y el Golfo de San Matías está a 41° S de latitud. 
 
  
 
El castillo se divisa sobre una ínsula en el mar. El aspecto de El Fuerte
 a
l 
acercarse desde el mar es el de una isla. Además en ese tiempo puede ser
 qu
e 
fuera realmente una isla costera. 
 
  
 
...Se acercaron al castillo y oyeron sonar muy dulcemente cuatro trompetas 
arriba en las murallas y los que las tocaban iban vestidos de blanco. Se 
dirigen hacia aquella parte... 
 
  
 
Evidentemente el frente del ³castillo² era lo suficientemente extenso como 
para dirigirse, con el barco, hacia el punto señalado por los de las 
trompetas. El Fuerte tiene un frente sobre el mar de aproximadamente 1.800 
metros. 
 
  
 
...En cuanto la nave tomó puerto debajo del castillo y el mar se retiró de 
modo que la nave se quedó en tierra seca ... 
 
  
 
La nave no toma puerto frente sino debajo del castillo. La ciudadela 
fortificada que habría estado construida sobre esta meseta debía estar a
 po
r 
lo menos 150 metros sobre el nivel del mar, lo que justificaría el término 
³debajo². 
 
  
 
La diferencia de mareas toma por sorpresa al piloto de la nave, que si 
realizó tamaña navegación no debía ser precisamente inexperto. Se ha 
mencionado que la diferencia entre pleamar y bajamar delante del Fuerte 
suele ser de hasta 10 metros. Algo totalmente inusual en el resto del
 mundo
. 
 
  
 
...Salieron de la nave y luego entraron al castillo por la parte que daba
 a
l 
mar... 
 
  
 
Evidentemente bajaron del barco a la tierra seca donde reposaba el casco de 
la nave y luego entraron a la ciudadela por algún lugar destacado como 
entrada desde ese lado. Recordemos que frente al Fuerte y dirigido hacia el 
mar existe hoy una formación que semeja a un muelle o embarcadero o 
escollera. 
 
  
 
...y ve la fuente más bella y clara que nadie puede contemplar... 
 
  
 
Recordemos que cerca del Fuerte existe un pozo surgente o artesiano de agua 
dulce del que fluye agua clara todo el año no importe haya sequías o no en 
la región. Esto según el testimonio de los pobladores. Esto es así, y se lo 
ha constatado y se ha bebido esa agua contra la opinión de los exploradores 
y científicos del siglo pasado como Ramón Lista y muchos otros. Recordemos 
al respecto que la ciudad de San Antonio Oeste debió ser abastecida de agua 
dulce por ferrocarril hasta que hace pocos años se construyera el canal de 
Pomona, que trae agua potable desde el Río Negro. 
 
  
 
...Uno de los maestros toca tres veces una campana y en la sala aparecieron 
treinta y tres hombres formando una compañía. Iban vestidos con túnicas 
blancas y todas llevaban una cruz roja en medio del pecho... 
 
  
 
Es marcado el carácter militar de esta comunidad que recibe a Perlesvaus.
 L
a 
indumentaria no puede sino evocarnos a caballeros del tipo templario. La 
ausencia de mujeres en todo este episodio es única entre todas las
 historia
s 
que contiene este libro. 
 
  
 
...Allí dentro fueron servidos muy gloriosa y santamente. Perlesvaus se 
complace más en mirarles que en comer... 
 
  
 
Es notable la naturalidad e ingenuidad de este comentario, que denota que 
todo lo que le rodea en este lugar tan peculiar es totalmente 
desacostumbrado para un caballero europeo. Todo el ambiente es además 
notoriamente religioso. 
 
  
 
...En cuanto se descubrió la entrada al foso, salieron de allí los gritos 
más terribles y dolorosos jamás oídos... 
 
  
 
Recordemos que los pobladores vecinos del Fuerte nos mencionaron que existe 
en el mismo una cavidad donde se escuchan voces. 
 
  
 
...Si no juráis que regresaréis en cuanto veáis la nave con la vela cruzada 
por la cruz roja... 
 
  
 
Otro detalle de profundo significado templario, o proto-templario. 
 
  
 
...y encuentra su nave dispuesta y oyó sonar las trompetas a su partida 
igual que a su llegada. Entra en la nave y se izan las velas. Se aleja de
 l
a 
tierra... 
 
  
 
Evidentemente en el castillo contaban con los medios para dejar ³dispuesta² 
la nave, y seguramente era tiempo de pleamar. 
 
  
 
  
 
La Piedra Templaria 
 
  
 
Este hallazgo realizado durante una expedición en Abril de 1998 queda aún 
lleno de interrogantes para todos. 
 
  
 
En la región, a 100 Km. aproximadamente del Fuerte, se pudo encontrar un 
bloque de granito oscuro o piedra basáltica que en una de sus caras, 
totalmente diferente en su aspecto y textura a las otras cinco, tiene 
grabado en bajorrelieve una cruz de brazos iguales. La profundidad del 
grabado es de 6 cm, y el ancho de los brazos de la cruz de 8cm. Las 
dimensiones del paralelepípedo son en su cara más lisa de 60 por 64 cm, y
 d
e 
profundidad 45 cm. 
 
  
 
El paraje donde fue encontrada la Piedra no muestra ninguna otra piedra ni 
objeto del mismo material ni forma, ni nada que pueda emparentarse con este 
objeto. 
 
  
 
Estaba tumbada y semienterrada al descampado y solo se la movió para 
colocarla en un sitio más protegido. 
 
  
 
En la cara más lisa, donde se encuentra grabada la cruz existen también 
multitud de trazos grabados a los que no se pudo encontrarle ningún sentido 
aún. 
 
  
 
  
En síntesis 
  
 
En tiempos precolombinos, algunos siglos antes y después del primer milenio 
de la era cristiana, habrían existido una serie de enclaves en nuestra 
Patagonia habitados por una suerte de Orden Templaria o Proto-Templaria 
constituida por gente de etnia indoeuropea. Estas ciudadelas fortificadas 
habrían sido por lo menos tres. Un fuerte-puerto sobre el pacífico y otro 
sobre el atlántico, ambos a la misma latitud, aproximadamente entre los 41º 
y los 42º Sur. Y la tercera en los antefuertes de los Andes en la zona 
central de la patagonia argentina, también aproximadamente en la misma 
latitud. Esta última habría sido la Ciudad de los Césares (la Ciudad
 Dorada
) 
propiamente dicha. Aunque en los relatos de los indígenas las tres muchas 
veces se confunden. Los relatos que los indígenas pasaban a los primeros 
conquistadores españoles eran bastante veraces en lo que a la descripción 
espacial se refiere, pero en cuanto a su situación temporal sumamente 
imprecisos por haber sido todos extraídos de su tradición oral, en donde
 la
s 
generaciones se suman con mucha imprecisión. Esta falta de exactitud en 
cuanto al tiempo es principalmente involuntaria aunque también existió 
siempre una intención, no totalmente consciente de cumplir un pacto de 
ocultamiento respecto a esos enclaves. Pacto que muchos indígenas han 
reconocido abiertamente y que respondería a un deseo explícito por parte de 
esa Orden de no entablar contacto con los conquistadores españoles. 
 
  
 
Este último detalle estaría emparentado con el siguiente hecho. Si bien 
estas ³ciudades de los Césares² habrían sido abastecidas de personal desde 
Europa y/o desde enclaves similares en el extremo oriente, el objetivo y
 lo
s 
fundamentos de esta Orden habrían sido profundamente cristianos pero no 
ligados a la jerarquía visible de la Iglesia Católica. 
 
  
 
Al llegar los tiempos históricos a un punto determinado decidieron
 traslada
r 
el Santo Grial a estas tierras, manteniéndolo oculto y protegido desde 
entonces. 
 
  
 
Es evidente que todas estas ³Ciudades Doradas² fueron abandonadas
 voluntari
a 
y organizadamente ante la llegada de la conquista española. De ahí los
 poco
s 
elementos materiales que hayan dejado. El motivo de esta mudanza y su 
destino posterior es objeto de muchas conjeturas que no es del caso señalar 
aquí, pero que constituyen uno de los mayores misterios de nuestro tiempo. 
 
  
 
No es de nuestro interés el hallar materialmente el Santo Grial, sino que
 e
l 
estudio y profundización de este conocimiento, y la misma acción de
 búsqued
a 
continua, son en sí mismos el objetivo de nuestra tarea. Como lo fue
 durant
e 
la Edad Media para tantos Caballeros y lo seguirá siendo hasta que el Grial 
decida manifestarse en la Gloria de la Parusía (el segundo advenimiento de 
Cristo al final de los tiempos). 
 
 
 
³El año 2002 será el principio de la era de amor. Todo ser se amará sin 
concupiscencia (apetito desordenado de los placeres deshonestos y deseos 
exagerados por los bienes materiales). El hombre habrá olvidado esto y la 
mujer conocerá su deber. Almas nuevas poblarán la tierra y todas serán 
superiores, trayendo la quinta dimensión. Se hablará mentalmente y se
 vivir
á 
en Cristo Dios². Benjamín Solari Parravicini menciona en muchos de sus 
textos la llegada de seres de otros planetas, ³serán portadores de paz y 
vendrán en nombre de Jesús². ³Llega el tercer milenio. Con él, el renacer
 d
e 
la verdad². 
 
 
 
Compartió a la red: 
 
 
 
En Gratitud, Unidad, Orden, Luz y Amor... 
 
¡Bendiciones Infinitas en todos los planos! 
 
 
 
 
Juan Angel Moliterni 
e-mail: claridad@arnet.com.ar 
Website: http://ar.geocities.com/claridad_ar/Index.htm 
  
 
 
 
 
 
 
Solicitud Importante: Copyright 2002 Ediciones Claridad. El siguiente 
material fue extraido de la Biblioteca del Centro Escuela CLARIDAD, la
 mism
a 
esta registrada en derecho de autor.  Estos mensajes pueden ser
 distribuido
s 
libremente, sin fines comerciales, con la condición de que no se modifiquen 
y que se incluya la siguiente información: Centro Escuela CLARIDAD, 
República Argentina, Web site:
 http://ar.geocities.com/claridad_ar/Index.ht=

m 
e-mail: claridad@arnet.com.ar   Si deseas recibir más información como
 esta
, 
puedes suscribirte a nuestro servicio gratuito enviando un correo en blanco 
a Unión Global de Luz: union_global_de_luz-alta@eListas.net o a la lista 
Tri_Unidad: tri_unidad-alta@eListas.net Ayúdanos a distribuir información
 d
e 
vanguardia . Reenvíala a todas las personas potencialmente interesadas. 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
------------------------------------------------------------------------ 
  Algunos de los cientos de artículos en venta/subasta en eGrupos.net 
------------------------------------------------------------------------ 
 * [Perú] CABALLO TALLADO/CARVED HORSE (50.00 USD) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/727 
 
 * [Perú] HELICOPTERO TALLADO /HELICOPTERO CARVED IN WOOD (35.00 USD) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/721 
 
 * [Costa Rica] Camaras Antiguas de colección, además fu... (250.00 USD) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/722 
 
 ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? Visita ya WWW.EGRUPOS.NET 
------------------------------------------------------------------------ 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
         ¿Sigues preocupado porque aún no hablas inglés? 
 Con Home English aprenderás de forma natural y en la mitad de tiempo. 
         ¡Infórmate sin compromiso y empieza hoy mismo! 
 
           HAZ CLIC AQUI -> http://elistas.net/ml/146/ 
 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
 
 

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service