eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > redluzargentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 9631 al 9660 
AsuntoAutor
Taller Niv el 1 de Vivi Rod
TE GUSTARIA HACERT Graciela
Fw: Meditaciones h Carolina
=?utf-8?Q?Meditaci Juan Ang
Re: piensalibre/sé Ricardo
MeditAcció n del 8 Vivi Rod
En estas fiestas, Mendoza
Cita Diaria Juana Al
Cita Diaria Juana Al
UN SOL VESTIDO DE Ricardo
En el DIA de Mari Alicia C
Las Energías de Di Graciela
Recordator io Cons Trixie M
Cita Diaria Juana Al
Cita Diaria Juana Al
17 y 18 de DICI Goyo
Carta Vibracional Vivi Rod
LAS REGLAS DEL JUE Alan aaa
Agenda de Activida Juan Ang
El Universo Trabaj Graciela
Cita Diaria Juana Al
Pronóstico Energét Graciela
LA DOC EN EL DIA Dra Moni
Cita Diaria Juana Al
Otra Cita Diaria Juana Al
Festival de Verano Juana Al
Movimientos de Gur REDLUZ
Cita Diaria Juana Al
Cita Diaria Juana Al
Carta Vibracional Vivi Rod
 << 30 ant. | 30 sig. >>
 
RedLuz Argentina

Mostrando mensaje 9665     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[RedLuzArgentina] LAS REGLAS DEL JUEGO DEL SISTEMA FAMILIAR
Fecha:Sabado, 10 de Diciembre, 2011  15:42:32 (+0100)
Autor:Alan aaaaaaa <deieyes @.......com>
En respuesta a:Mensaje 9653 (escrito por Vivi Rodriguez)

LAS REGLAS DEL JUEGO DEL SISTEMA FAMILIAR

por Paúl Alan Arkin Alvarado García

En la década del 70, Alejandro Jodorowsky sentaba las bases de la psicogenealogía; es decir la influencia del árbol genealógico en nuestras vidas, o para decirlo de forma más clara, los diferentes tipos de sucesos familiares acaecidos en una generación familiar pueden influenciar en las dinámicas de las generaciones posteriores. Sería Bert Hellinger, quien a través de sus constelaciones familiares, lograse explicar a través de un método vivencial estas influencias transgeneracionales, estableciendo, a partir de la observación y la experiencia, una tríada de reglas de juego presentes en los sistemas familiares. La primera ley o regla es el derecho de pertenencia, el segundo el orden y la tercera la compensación adecuada. Veamos más detenidamente cada una de ellas.

La primera ley o derecho de pertenencia nos indica que cada miembro de la familia pertenece a la familia; esto determina que cada miembro del sistema, vivo o muerto, tiene el mismo derecho a pertenecer. Esta última acepción tambalea las creencias occidentales de la muerte, muchas veces vista como tabú. ¿Cuántas personas han tenido pérdidas de bebes  y se les olvido? El decir solo tengo dos hijos, cuando en sí, hubo tres, dos vivos y un no nacido, implica una exclusión, y un negar el derecho de pertenencia a un integrante de la familia, cuando esto sucede el sistema familiar no lo tolera, porque su máxima es velar por su integridad.  Como dice Peter Bourquin: Imagínate el cuerpo humano: ¿Qué pasaría si una instancia decidiera que hay un órgano o una parte del cuerpo que ya no vale y que por eso hay que dejarle sin sangre? Esto no pasará porque el cuerpo vela por su integridad y sabe que si un órgano dejara de funcionar, afectaría a las demás partes del cuerpo, causando la muerte de todo el organismo en el caso más grave.

De la misma forma, como en el ejemplo de Bourquin, existe una fuerza de conservación que rige en un sistema familiar, a la cual se le denomina conciencia familiar, una conciencia que, para preservar la integridad de la familia, hace lo siguiente: si un miembro queda excluido en una generación, será incluido por otro miembro de la siguiente generación. Éste es el origen de las repeticiones de destinos en familias. Un miembro posterior retoma un asunto pendiente. De forma inconsciente se identifica con la persona excluida y acaba reviviendo y repitiendo su destino, a manera de guión de vida de Berne, a los que Hellinger les llama: lealtades familiares.

La segunda ley o regla del juego familiar es el orden, y este orden se basa en el tiempo, cuán importante es este elemento, de una u otra forma tenemos una perspectiva histórica y lineal al describir nuestras existencias, hablamos de cuando tenía tres años o cuando mama y papa se casaron, haciendo referencia a momentos en el tiempo. En el sistema familiar el tiempo  define quién ha venido antes y quién después, lo que genera un orden que establece la prioridad de los que han venido primero; es decir que quienes han venido antes tienen más derechos de los que han venido después. Veamos esto en un ejemplo que a menudo ocurre en la pareja: Carlos y María se enamoran y deciden formar una familia, se casan y con el tiempo logran tener hijos. Ahora no solo son una pareja; sino ya son padres de sus hijos. Pero siguen siendo en primer lugar pareja, y solo después padres. ¿Acaso María conoció primero a sus hijos que a Carlos o viceversa? ¿Acaso primero Carlos y María fueron padres y después pareja? Por supuesto que no, (aunque en estos últimos años se ve de todo). Muchas veces me topo con este fenómeno, de padres que ven como única razón de vivir sus hijos, olvidándose de su vida de pareja. Cuando esto sucede la continuidad de la pareja está en riesgo, y a pesar que los hijos se sienten más importantes, en el fondo de toda esta situación se sienten más inseguros, porque de ellos está dependiendo la felicidad de sus padres y la estabilidad de la familia. Aquí la respuesta a muchos padres que dicen: ¿pero porque mi hijo es malagradecido conmigo si yo le he dado todo? Primero, entonces la pareja debería dar prioridad a su relación, cuidándola, fortaleciéndola y desarrollándola, solo así evitaría tambalear su unión y mostraría un modelo familiar que los hijos podrían emular para tomar la vida con seguridad y confianza.

Finalmente, la última regla del juego llamada la compensación adecuada. Citando a Peter Bourquin: “Cuando a algún miembro de la familia se le niega el mismo derecho de pertenencia, el alma familiar o la conciencia familiar trata de restablecer el orden mediante una compensación. Por regla general, la conciencia familiar conecta a una persona nacida posteriormente con la persona que fue excluida de manera que lo reemplace. La persona nacida posteriormente entonces sufre como aquel y se vuelve como aquel”. En sí, esto es la explicación de las pautas repetitivas en las familias, o por ejemplo cuando se habla: ¡ay, pobre Juancito tuvo el mismo destino que su bisabuelo, murió violentamente! En un aspecto generacional esta regla nos indica que la generación anterior da y la generación posterior toma, y lo que se recibe, a su vez, lo pasa a la siguiente generación. Algunas veces esto implica en los hijos una sensación de necesidad de compensación, se olvidan de sus propias vidas, y se enfocan solo en las vidas de sus padres, tratando de complacerlos o cambiar el destino de sus padre, sacrificando incluso su propia felicidad por la felicidad de sus padres. Y si, hemos recibido de nuestros padres, un regalo invaluable que es la vida, pero eso no lo podemos compensar por más que queramos hacia ellos, es algo inútil intentarlo. La vida es como el agua de un rio que corre, va hacia adelante, no intenta ir hacia atrás, el respetar este movimiento natural, implica que la forma que podemos compensar el regalo de nuestros padres es hacia adelante, con nuestros hijos o con la comunidad.  

En el ámbito de la pareja es importante aceptar que se trata de una relación entre iguales, por lo tanto ambos dan y ambos toman. Si se mantiene un cierto equilibrio en el intercambio, la relación crece. Pero si uno da mucho y el otro da poco o si uno da y se niega a tomar, el equilibrio se rompe y pone en peligro la continuidad de la pareja.

Cabe reflexionar, entonces, si estamos siguiendo estas reglas del juego. Estas a manera de leyes físicas como la gravedad,  nos inducen a tener ciertos comportamientos coherentes. No vamos a ser irrespetuosos con la gravedad y tirarnos por el balcón de un edificio de diez pisos y  pretender salir ilesos y sin sufrimiento para nosotros, nuestras familias, o la gente que nos rodea. Del mismo modo si respetemos la pertenencia, el orden y en qué medida podemos equilibrar el dar y tomar en nuestras relaciones de familia, pareja e interpersonales, podamos ser cada día un poco más felices y ayudar también a la felicidad de nuestras familias, y porque no, ayudar también con nuestros cambios a la felicidad de esa otra familia más grande, que es la humanidad.


Paúl Alan A. Alvarado García

Trujillo-Perú.

Celular: 954469140 

Email: paul_alanarkin@hotmail.com







¡Beruby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red de todos modos.
haz clic aqui

Inicio | Apúntate | Bazar | Grupos | Gente | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

eGrupos is a service of AR Networks
Copyright © 1999-2004 AR Networks, All Rights Reserved
Terms of Service